#Economía

Chile: de la economía de lápiz y papel a la economía de la gente

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

A pesar de que suene profundamente cliché, residir fuera de Chile te permite seguir los macro-procesos sociales de manera objetiva y apreciar las coyunturas culturales de manera mucho más notoria que envuelto en el proceso. Debido a una visita reciente que realicé a Chile, me percaté de un montón de fenómenos que suceden, de manera sutil, casi imperceptibles, pero que para mí fueron una gran sorpresa al verme confrontado con aquellos cambios que yo considero aparentes, pero que para la gente en Chile no lo eran tanto.

Durante mi corta estadía aproveché de visitar algunos familiares en el corazón de la zona rural de San Esteban. Conversando lo típico que se espera con un familiar que no se ve hace tiempo, la conversación dio un giro impresionante cuando mi tío (70 años) comenzó a relatarme sus historias negociando la tasa de crédito y el interés de mora con una ejecutiva de la tarjeta “Presto”, gracias a lo que habían dicho “Los Parisi” en la tele.  Luego viene y me señala que el asunto de la agricultura está medio malo y que ha considerado vender para meterse en un fondo con renta fija, aprovechando que ellos también dijeron que no se debía temer la tan anunciada crisis. Después de tamaña conversación entre panes amasados y té remojado, no pude evitar reflexionar un poco acerca de cómo un tío sin ninguna educación formal, y que ha pasado el 99% de su vida en la misma comuna, podía estar platicando acerca de tales tópicos, para posteriormente preguntarme si es que yo había traído algunos dólares de regalo; “el dólar está muy bajo tío, más mejores están los pesos pa’ invertir, usted. debería regalarme unos pesitos a mí” le dije.

Pese a lo pintoresco de la situación, el fenómeno que la genera no es despreciable, y existe gente que lo ha aprovechado muy bien en los últimos años, para bien o para mal. A manera de ejemplo, de acuerdo a Wikipedia,Chile ocupa el lugar 35° del mundo en los países que más usan internet, con aproximadamente un 63% de penetración en la población total. Este porcentaje de penetración no es un hecho fortuito y por consecuencia tampoco lo es la cantidad de publicidad (comercial y no comercial) con la que se invaden las redes sociales, los servicios de correo electrónico y los sitios para compartir material multimedia. Sería majadero realizar otro análisis adicional, al ya tan comentado fenómeno comunicacional de internet y su impacto social, de modo que me enfocaré en la conexión del acceso a la información con el término que al pre-candidato Franco Parisi le gusta tanto utilizar en su discurso: “El empoderamiento de la gente”.

De acuerdo a la teoría de libre mercado, las personas toman decisiones racionales que les permiten maximizar su utilidad. Donde este paradigma está sujeto (entre otros) a los supuestos de que existe información perfecta y que el individuo tiene la libertad de elegir la opción que desea. ¿Qué tiene que ver esto con la información, los Parisi y el empoderamiento social? El hecho de que mi tío me haya mencionado su experiencia no es un asunto menor, y de manera personal lo interpreto como un intento de validar la información que él tenía disponible, un intento por sintetizar que su libertad de decirle“no” a la ejecutiva, fue tomada con toda la pertinencia posible, y que en su defecto, fue la mejor decisión que él podría haber tomado. Un símil a la gente más “tecnológica” cuando comparte campañas y estados en “Feibun” y le agregan palabras como “infórmese”; creo que con estas acciones ellos simplemente están validando sus decisiones con la sociedad a través de la cantidad de “likes” que obtienen.

El caso de mi tío no es único, y el pre-candidato Parisi lo sabe perfectamente (creo), de otra forma no existe explicación para que ahora sea un usuario tan activo en “tuiter” (@Fr_parisi) o en “feibun” (franco.parisi.524) después de aconsejarle públicamente a su hermano que no se metiera en esas cosas (a pesar de que él no los escriba de personalmente).  En este contexto, no obstante  que el modelo que se nos ha vendido eternamente es que tenemos la libertad de elegir, que bajo nuestra decisión podemos determinar los políticos, el mercado e inclusive el rumbo que nuestra vida puede tomar  (a lo más estilo Milton Friedman). Existe algo que aborda la “economía conductual”, que es el problema de que las decisiones por lo general no son bajo condiciones de libertad, lo que viola el segundo supuesto de la libertad de elegir, y que además se esgrime como la razón de ser de la democracia: que elegimos libremente.

Este tipo de análisis económico-conductual ha demostrado que muchas de las decisiones de las personas no son individuales, y que tampoco están fundamentadas en la maximización de la utilidad personal; las decisiones están muchas veces sentenciadas por las repercusiones que estas tienen en el estatus y la aceptación social que conllevan. Dicho de otra forma, son las distintas presiones sociales las que empujan y pueden determinar muchas de las decisiones de los individuos en particular. El cómo se generan dichas presiones es un tema aparte. Y bueno, ¿qué tiene que ver esto con la información, los Parisi y elempoderamiento social?

El vínculo se encuentra en que debido a diversos motivos, la sociedad chilena está cambiando (de Perogrullo), y esto hace que nuestras decisiones, tanto a nivel personal como colectivo, también se adecuen a esta realidad, ya que como individuos necesitamos validarnos en ese nuevo contexto social. Esta sociedad bombardeada de información a través de los medios nos exige estar a la vanguardia con la tendencia general, es decir que estemos informados ya sea a través del internet o utilizando los medios convencionales para aquellos que guardan la tradición. Por lo que personajes como los Parisi, quienes facilitan el entendimiento y el uso de la información tienen amplios niveles de aceptación, independiente de sus capacidades (comparar por ejemplo con otros economistas que salen en la tele chilena, y a quienes la gente no les entiende un carajo y pasan sin pena ni gloria). Cuando las personas manejan esa información, validan (en parte) su “libertad” de elección, ese poder individual que siempre le han vendido, y que dentro de sus mentes se hace por primera vez real en el momento que pueden decirle a la ejecutiva telefónica: “no señorita, la tasa de interés está muy alta”. En ese momento, la gente siente el famoso empoderamiento, cuando puede elegir con información y con mayor libertad.

Evidentemente esta idea se pude expandir a muchos otros temas más allá del simple interés de la tarjeta, pero como me lo dijo mi tío, es más entretenido citarlo a él. No tengo argumentos para criticar la candidatura de Parisi, pero facilitar el manejo de la información a la gente tiene un valor que es trascendental para mí, y me alegro de que al menos un miembro de mi familia entendiera algo que yo nunca fui capaz de explicar gracias a su método, sea moralmente reprochable o no. Al final de mi visita, me sentí contento de como está Chile, porque no era sólo mi tío el que estaba más consciente de esta realidad, y que de una forma u otra los actores que eran por tradición la violación a los supuestos de la libertad de elección, estén llevando el sistema a un equilibrio más conceptual, irónicamente por un rebote teórico.

—–

Fuente de fotografía 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de agosto

Yo soy un duro crítico de la auto proclamación de Franco Parisi, porque creo frivoliza la opción Presidencial. Como digo en mi artículo, publicado acá y en otros medios, así como se pide experiencia a un profesional para ejercer un cargo, la política comprende aspectos muchos más amplios que la economía (siendo relevante esta y dejando la responsabilidad en un buen Ministro de Hacienda), porque hay otros aspectos ideológicos que guardan relación al tipo de sociedad quieres construir, bajo que valores y formas de relacionarnos en sociedad, y eso no pasa por saber de finanzas y cómo invertir tu dinero.
Las cosas que tú dices, son útiles, ayudan, siempre alguien se sentirá agradecido de recibir una ayuda, un conocimiento. Por eso es tan importante, la Educación, porque tu tío, claramente no la tuvo y cuando alguien le explicó algo útil, él lo agradeció. Está bien. Pero no es argumento de peso para posturlarse a Presidente. ¿Cuál es la posición y actitud de Franco Parisi, por ejemplo, frente a los Familiares de los Detenidos Desaparecidos? ¿El será el que logrará que los militares digan la verdad? ¿Él está comprometido con ese dolor, con esa herida que no cierra?.
Te pongo, nada más un aspecto sobre un tema, que Franco Parisi en su juventud universitaria, hizo vista gorda. Le resbaló el tema.
Yo soy matemático y Master en Ingeniería Industrial. También podría explicar con porotos, peras y manzanas, cosas útiles. ¿eso me faculta para sentir que tengo soluciones o soy el Próximo Presidente de la República?.Me parece muy liviano.
Yo estoy defendiendo la política basada en una constitucionalidad partidaria.
En relación a otros juicios tuyos, son materia de otra discusión. Interesante, pero es otra.
Sólo puedo decirte, que creo no comprendes en profundidad lo que es el sistema axiomático como forma de pensar y armar teorías. No importa cuán realistas sean los axiomas. Lo importante es que puedan explicar la conducta o el comportamiento de un fenómeno, sin importar si los axiomas son verdaderos. Por algo son “axiomas”. He ahí teoría del Consumidor Racional.
Esto te lo menciono, a raíz de la “Economía Conductual”.

Boris Hiche
Licenciado en Matemáticas Puras
Ms Ingeniería Industrial (c)
Ex profesor Introducción a la Economía, PUC

Jorge Orlandi

10 de agosto

Hola Boris. Menos bla bla y más acción. ¿Si también podías explicar con porotos, peras y manzanas … por qué no lo hiciste? Esto recién comienza, ya vendrán respuestas a tus inquietudes. Saludos.

10 de agosto

Boris,

Muchas gracias por tu comentario, el punto de este tipo de instancias es generar discusión, y me alegra que eso ocurra. Respecto lo que dices:

1.- Bajo el marco legal que rige actualmente a Chile, Franco Parisi tiene todo el derecho de postularse a presidente independientemente de las apreciaciones personales que uno pueda tener al respecto. Como dije anteriormente, mi postura respecto de su persona se limita simplemente a su rol de comunicar algunos aspectos de la economía a través de medios de comunicación. Su capacidad como un ente de dirección política y los medios que utiliza para validarse son motivo, como tú dices, de otra discusión interesantísima.

2.- No entiendo bien tu aseveración acerca de que no estoy familiarizado con los axiomas, ya que sí lo estoy. Nuevamente, mi discusión no va dirigida a criticar los 5 axiomas de la teoría del consumidor, ni mucho menos a criticar la validez de estos en el proceso de “comprobación” de teorías de la manera clásica. Mi argumento va más bien con contrastar los supuestos de aplicar ese modelo a la vida real, y cómo éstos no siempre ocurren en la realidad, que es el punto de la teoría y su aplicación. Al respecto te sugiero que leas los trabajos de Simon (Reason in Human Affairs – 1990) y Kahneman (Thinking, Fast and Slow – 2011) (Ambos autores premios Nobel) donde critican extensamente la aplicación de estos dos supuestos de la teoría clásica del consumidor a las decisiones en la vida real. (Entendiendo que axioma y supuesto son dos cosas totalmente distintas, tanto en definición como en la aplicación teórica.)

Saludos y gracias por comentar

alejandro

10 de agosto

Sí fuera un problema que un economista sea candidato, también podríamos decir que un médico o un arquitecto o un abogado tampoco están capacitados para gobernar porque sus títulos tampoco son suficientes para saberlo todo

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La jueza Mónica Jeldres advirtió que "no se debe relativizar la protección de la infancia", cuando el Estado asigna recursos, cobertura y legislación en la Protección de la niñez.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El defensor que no será defensor

No es difícil soñar e imaginar durante el siglo XXI, ver crecer la ciudad eléctrica, eólico-fotovoltaica más grande de América, una ciudad para vivir sin un horrible puerto de carga al frente, con la ...
+VER MÁS
#Sociedad

Soñando Valparaíso, la ciudad eléctrica

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Entendemos que el derecho a la libre determinación es un derecho imperativo, por lo que no sería entendible su negación, entendiendo que los pueblos indígenas en su conjunto han debatido y apuntado a in ...
+VER MÁS
#Política

Kizugünewtun: Derecho a la libre determinación

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Uno de los pilares y principios en que se basa la mediación en salud, es efectivamente a imponer mesuradamente en la sociedad Chilena un cambio de razonamiento y de búsqueda a sus problemas, y así desjud ...
+VER MÁS
#Justicia

Un cáncer llamado negligencia médica