#Economía

Cartel del papel higiénico: la moral del compadrazgo

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El nuevo caso de colusión denunciado recientemente por la Fiscalía Nacional Económica es como los casos de indisciplina de los futbolistas de la selección nacional: a nadie le sorprende, pero a todos nos indigna. Y es que tras los pollos y las farmacias, el nuevo espacio de colusión, el papel higiénico, parece configurar una trilogía de productos que son transversalmente indispensables, gracias a los que una pequeña élite, merced a sus abusos, se aprovecha del resto de la población.


Mientras el escenario social y económico del país siga por esta senda, la colusión será una consecuencia natural, siendo lo inusual la verdadera competencia, pues ésta puede romper el vínclulo que se formó hace tantos años en el Verbo Divino, el Saint George o el Grange.

Sin embargo, pese a la indignación pública, y la enésima amenaza de penas de cárcel para la colusión, estos casos van a seguir ocurriendo por una razón muy sencilla: en la configuración social y económica del país, la colusión es lo natural, el modo habitual de proceder, y no lo extraordinario; y ello porque la colusión es la consecuencia natural de la moral del compadrazgo, que es la que, en buenas cuentas, rige los destinos de la casta empresarial.

Probablemente todo esto comience en el colegio. Los directores y gerentes de las grandes empresas de Chile, en su abrumadora mayoría, estudiaron en un puñado de colegios del barrio alto de Santiago. Allí se conocieron personalmente, o al menos entraron a formar parte de un mismo grupo social. Sin mucho tapujo, preguntan por el colegio cuando se encuentran con algún desconocido, en un intento de etiquetarlo en el lugar correcto de la escala social (famoso es el episodio en que Gabriel Ruiz-Tagle, uno de los protagonistas de esta historia, le preguntó a Harold Mayne-Nicholls por su colegio en una reunión de la ANFP). Estos pro-hombres de la República son vecinos de veraneo en Santo Domingo, Cachagua o en algún lago del sur, lugares donde se encuentran, saludan amistosamente e invitan a un pisco sour de media tarde. Coinciden también en los matrimonios de sus hijos o sobrinos, en el Club de Golf, o en foros empresariales. Existe entre ellos una sincera camaradería y relaciones horizontales.

Es en este contexto donde nace la moral del compadrazgo. Los cargos claves de sus empresas se repartirán entre hijos y parientes de amigos, los proveedores se buscarán entre empresas de gente conocida y los proyectos o empresas nuevas que financien deberán ser promovidas por esta misma gente. La colusión entonces, no es otra cosa que la prolongación del compadrazgo de la élite. Con un llamado se puede asegurar un cargo gerencial a un sobrino, un encuentro en un matrimonio puede servir para cerrar un negocio de varios millones, y un mail de dos líneas puede asegurar el financiamiento de una campaña política. Nada costará coludirse entonces.

Las cabezas de las dos grandes papeleras se encontraron (quizás fortuitamente) en el Club de Golf Brisas de Santo Domingo. La conversación pudo haber sido breve: “Viejito, no me bajis tanto el precio del papel higiénico, no veís que salimos todos perdiendo” -pudo haber dicho uno- “Ya pos, dejemos el margen de ganancia en 30%, pero quédate con tu parte del mercado y yo me quedo con la mía” -pudo haber dicho el otro. Cinco minutos de discusión pudieron haber zanjado un abuso de diez años.

Así, en conclusión, mientras el escenario social y económico del país siga por esta senda, la colusión será una consecuencia natural, siendo lo inusual la verdadera competencia, pues ésta puede romper el vínclulo que se formó hace tantos años en el Verbo Divino, el Saint George o el Grange.

TAGS: Colusión Colusión Papel Higiénico

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

29 de octubre

Súper interesante tu columna, medio discriminadora y estereotipadora, pero eso a mí no me molesta (mientras más jugado mejor)

Quizás lo único que agregaría, es una tercera voz en ese partido de golf

“Buena idea, pero ojo, hay una empresa de Lolitos que hacen confort bueno y barato, hagamos una promoción por 6 meses y los sacamos del negocio, pero todos juntos, la idea es que nos vendan luego su producto y saquemos una nueva línea, les tinca chiquillos, fue idea de la EVE”

01 de noviembre

Hay algo de estereotipo, por cierto. Pero lamentablemente, existen varios estudios que han demostrado que los cargos en la élite económica son en buena beneficios de cuna (ver http://www.capital.cl/poder/2014/01/24/080113-la-elite-nace-o-se-hace de Revista Capital, que no es un medio de izquierda que digamos). Podíamos decir entonces que la colusión se da no solo a nivel de empresas, sino también a nivel de cargos directivos de dichas empresas. Para llegar a estos cargos existen barreras de entrada que son sociales. Y a la larga, si no hay competencia entre los directivos, menos lo habrá entre las empresas.
Los grandes capitalistas de este país parecen no haberse dado cuenta que con todo esto están matando la gallina de los huevos de oro: el propio capitalismo que los enriqueció.

03 de noviembre

Si te parece, revisa mi última columna, hay algo de programación social implícito en ella

03 de noviembre

Nose que tanto escándalo. Michos productos elaborados (a diferencia de los servicios) viven con economías de escala, o sea deben lograr un volumen enorme de producción para conseguir un costo unitario mínimo, por lo tanto la producción tiende siempre a centralizarse, la industria se convierte casi en una sola empresa. Nadie se escandaliza cuando se venden muchos productos como los derivados del petróleo que prácticamente tienen acuerdo tácito en precio transversalmente.

Se presta para abuso ? Si. Nos consolamos con que obviamente seria mucho mas abusivo si fuesen monopolios estatales que ni necesitan ponerse de acuerdo en precios para abusar de los consumidores, el precio seria mucho mas alto y además seguramente habrían pérdidas que deberíamos financiar todos.

Voy a esto: Yo creo que no se trata tanto de evitar colusiones porque me parecen inevitables por la lo de la producción, creo que deben ser tomadas como algo natural, asi se pueden transparentar mejor y se logrará evitar abusos.

Saludos

Saludos

03 de noviembre

Se agradece el que alguien vaya contra la marea twittera de lo políticamente correcto. Pero en este caso creo que te equivocas. Una cosa son las economías de escala, pero otra muy distinta son los acuerdos colusivos que se crean para aumentar ficticiamente el precio de los productos y defraudar a los consumidores. En todos los países capitalistas esto es una preocupación y se han establecido delitos asociados, porque el capitalismo sólo funciona cuando hay competencia, de otra manera se come sus propios incentivos.

Lamentablemente existen muchos acuerdos de este tipo y no nos escandalizamos lo suficiente. El mercado no funciona cuando se lo toman los oligopolios, que junto con los especuladores son sus grandes enemigos. Yo creo en el mercado, pero en uno desconcentrado, innovador, donde se pague lo justo. La casta empresarial chilena es todo lo contrario (ver este muy interesante artículo http://ciperchile.cl/2015/10/20/academico-de-harvard-desmenuza-la-cultura-empresarial-chilena-que-frena-el-crecimiento/).

Lo de dar a elegir entre monopolios privados o monopolios estatales no pasa de ser un falso dilema.

03 de noviembre

José Luis, amigo mío

Comprendo donde vas, pero hay dos conceptos que quedan fuera de tu reflexión
El mutuo beneficio y el bloqueo al emprendimiento.
No me gustan los estatismos y lo sabes, creo que el lucro en una empresa debe existir para su crecimiento, pero….. Si sé que algo cuesta 2 en ser producido y con 4 hay ganancias y en 5 me da maniobravilidad…. No me junto con la competencia para hacerlo valer 10 sólo porque puedo.

Claramente me dirás que eso es justamente el principio del comercio, y tienes razón, Marco Polo fue uno de los primeros en tratar de cambiar eso, el problema es que los amantes de la colisión hoy matarían a Marco Polo!

Por eso es escandaloso, porque estos grandes empresarios no piensan en nada más que acaparar y eso es avalar la esclavitud.

Como digo siempre… Regulemos para evitar que el hombre se fagocite a sí mismo

04 de noviembre

Diego te agradezco y estas en lo cierto, mi moral no es distinta. Aclaro que no conozco nada de la industria ni muchos detalles del caso, soy un común y corriente que ve la noticia, pero lo mas seguro es que tengan los mismos proveedores, probablemente se toman mas de un café juntos cuando se encuentran en Asia comprando lo mismo, pueden coludirse allá comprando juntos y aprovechar economías de escala para disminuir costos (no es malo para el consumidor final)…. En fin, yo tambien soy pro-mercado pero esto es como es y quizá hay que asumirlo.

Patrick. Obviamente hay que regular mejor. Lo que digo es que quizá regular mejor no sea impedir que se coludan porque encuentro que seria un desgaste absurdo vigilar eso. Que la colusion se transforme en acuerdos transparentes, informados, que permitan ser vigilados para evitar tropelías.. ¿porque no hay una superintendencia que vigile y regule estas cuestiones de cerca? … Quizá para allá vamos.

Saludos amigos

04 de noviembre

El tema del compadrazgo o el nepotismo es algo que existe en las sociedades, sea cual sea. En Corea del Norte el tío del dictador es el jefe del ejercito (o era, hasta que lo mandan a matar..), y en China los máximos dirigentes tienen a toda la familia blindada; mas aún, para hacer negocios con los chinos, te preguntan por tu “guanxi”, que es cuan apitutado estas.. Por lo tanto, no se puede hablar de esto como un mal endémico chileno.
Dicho esto, los paises que se liberan un poco de esta tónica tienen dos componentes fuertes que permiten romper esto: el enfoque al éxito, que hace que no se pongan personas poco idóneas en cargos, pues eso baja la probabilidad de éxito; y, mas propio de países pragmáticos, donde las familias y amigos tienen relaciones mas protocolares y menos intensas; de esa forma se pueden separar claramente ámbitos.
En esto, sería interesante saber si estaríamos de acuerdo en que nadie ayude a otro a buscar trabajo (pasar su CV a un contacto ya es un compadrazgo), prestar lucas a alguien que está aproblemado (se puede ver injusto que el que tenía un amigo mas pudiente tiene mas probabilidades de salir de su situación que el que no tiene amigos palogrueso), etc,etc. Es decir, ser consonantes, en nuestra vida privada, con la moral pública puritana que se busca establecer como estándar.

04 de noviembre

Y, en particular al caso del confort, pollos, farmacias, etc…
El problema es que Chile es un mercado oligopólico, en que los actores dominantes están en la cima siempre…y nunca sienten que alguien les respire en la oreja. Porqué?..porque no hay un mercado muy grande tienden a responder…lo cual no es tan cierto; el problema es el centralismo chileno. Todo está en Santiago, todo sucede en los mismos lugares, toda la elite se educa en los mismos colegios, etc,etc.
La solución real: DESCENTRALIZAR. Si Chile tuviera 3-4 ciudades desarrollandose fuertemente, se crean polos de desarrollo, se crean empresas locales fuertes, las costumbres son distintas (evitando la colusión de conocidos) , etc. Chile tiene el problema centralista tan fuerte que hasta en el fútbol se nota: Colo Colo, de Santiago, tiene casi el 45% de todo el país..y la U un 25%…los clubes de provincia no son respaldados por sus propios lugareños. Todo es demasiado Santiagocentrico, y dentro de Santiago también el poder es geográficamente centralizado en Las Condes-Vitacura-LaDehesa. Solución: descentralizar de VERDAD.

05 de noviembre

Definitivamente esto viene de antes, de mucho antes. El hablar de colusiones actuales implica dos cosas necesariamente: confianza con algunos (en este caso entre los “empresarios”) y oportunidad de explotar al consumidor. Esto ocurre con mayor fuerza en productos donde la demanda es “inelástica”, es decir, poco sensible a cambios del precio: se vio en farmacias y pollos.

Ahora, la columna atribuye a que esa confianza entre empresarios se generó en el colegio o en los clubes por circunstancias ajenas a los negocios. Yo no creo que sea tan así, siento que se buscan y hacen pactos cuando ya están en el negocio… El tema de coincidir en el colegio y el empresariado es harina de otro costal, pues también deberían haber empresarios deshonestos de colegios de no-barrio-alto y empresarios menos deshonestos de colegios del barrio alto. Deberían.

La pregunta de siempre es: ¿y ahora qué? Esto de la colusión del papel fue hace años y creo que algunos consumidores nos acostumbramos y lo consideramos natural, no obstante cabe destacar qué ocurrirá en las penas y multas (¿es suficiente pedir perdón y bajar la candidatura a la alcaldía de Providencia?). No me extrañaría que mandaran a todo el directorio de la papelera a clases de ética o a pagar multas ‘a la Ponce Lerou’ de un porcentaje de las ganancias generadas. Bueno, eso es por parte del servicio público, pero por parte de los clientes simplemente evaluar la opción de “castigar” y si es que se puede nomás, puesto que tenemos mala memoria para estas cosas y necesitaremos igual seguir consumiendo cosas de los coludidos así como seguimos comprando remedios de las grandes cadenas.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

“La persona mayor tiene derecho a un sistema integral de cuidados que provea la protección y promoción de la salud, cobertura de servicios sociales, seguridad alimentaria y nutricional, agua, vestuario ...
+VER MÁS
#Sociedad

Adulto Mayor a focalizar sus necesidades, por una vejez digna

Así las cosas, el DOM de Santiago tendrá que aplicar el artículo 53º de la Ley Nº 19.880 para invalidar el mencionado permiso y en tal sentido le enviaremos esta columna por WhatsApp a Felipe Alessandr ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipalidad de Santiago beneficia con ardides a cierta empresa

Este proyecto ha sido muy fructífero en temas de salud pública y porque se ha creado un vínculo de confianza, donde las personas en situación de calle nos avisan cada vez que tienen algún problema con ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

Biblioteca y centro comunitario Bellavista: Huella animal

Mientras los españoles se reían de ella, dijo: "La afrenta que se recibe por la patria en vez de humillar engrandece"
+VER MÁS
#Cultura

María Olivares y Venancio Coñuepan: Libertadores populares olvidados

Popular

Lean el Informe Valech: en este país, personas fueron violadas por perros, les metieron ratas y arañas en sus genitales, les extirparon a las mujeres hijos de sus vientres metiéndoles los brazos a travé ...
+VER MÁS
#Justicia

Reserva de identidad de la Comisión Valech

Un gran aspecto que los cursos deben superar es que estos no solo se basen en la opinión de expertos. La opinión o los consensos forman la base de la pirámide de la calidad de la evidencia, en otras pala ...
+VER MÁS
#Salud

Reflexiones en torno a los cursos ofrecidos a los cirujanos dentistas

Fue tal el impacto de lo que se hizo en la comunidad que, en el 2013, se realizó un acto en el que se instaló una placa en memoria de Littré Quiroga y Víctor Jara; el homenaje contó con la presencia de ...
+VER MÁS
#Cultura

Población y memoria

Y en cierto sentido eso podría hinchar el pecho de Bachelet de satisfacción por el deber cumplido; sin embargo, el grave error es no haber explicado en qué consistían medidas como la despenalización de ...
+VER MÁS
#Política

Rabia evangélica: otro triunfo de la derecha