#Desarrollo Regional

Regionalización y descentralización: El desafío de Michelle Bachelet

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La forma de gobernar las regiones debe cambiar. Queremos avanzar en un nuevo proceso político de transición de gran trascendencia y determinación, que ha generado una expectativa nunca antes vista en nuestra sociedad, esperanzada frontalmente con el cambio y que debe cumplir ante las exigencias impuestas en un proceso natural y esperable en una sociedad en vías de maduración y con claridad en sus objetivos.

El gran desafío que tenemos como sociedad en el nuevo proceso político que está comenzando será revertir la desigualdad existente en todo orden de cosas. Lo reconoció así en su primer discurso al llegar a la Moneda, el martes recién pasado, la Presidenta Michelle Bachelet al asumir el control del país. Para lograr ese tan ansiado objetivo es indudable que el único camino posible pasa, entre otras cosas, por desarrollar una estrategia para lograr una regionalización efectiva y descentralizar la toma de decisiones de las regiones. Reconociendo que las regiones son estructuras independientes, con vida propia y capaces de manejarse con autonomía, aportando así al desarrollo nacional.

Cuando se vive en regiones se siente en carne propia el yugo del centralismo y la inequidad en la forma de tomar las decisiones, zozobra que desde siempre han tenido que soportar en regiones ante la intransigencia con que han sido administrada, pues finalmente es en  la Moneda donde se toman las decisiones de su futuro, sin pasar necesariamente por un análisis de las necesidades propias.

En la actualidad la exigencia de una ciudadanía regional que ha entendido su rol y sobre todo su valor como comunidad, como parte importante del Chile de todos, ha producido profundos cambios en la conciencia colectiva, en cómo debemos desarrollar estrategias y modelos de desarrollo. En la actualidad los gobiernos regionales carecen de autodeterminación propia: los intendentes no tienen poder de decisión y ninguna capacidad de proponer o de actuar de acuerdo con la realidad territorial que representan. Esta forma de gobernar ha generado un enorme descontento y una tremenda desigualdad social y lo que es peor, con regiones de primera, segunda y hasta de tercera categoría, formato que hoy no podemos aceptar y menos perpetuar si queremos de verdad ser más.

Precisamente esta fue la gran falencia del gobierno de Sebastián Piñera que  no supo comprender la importancia de descentralizar y regionalizar adecuadamente. Regionalizar era el proceso natural de continuación de lo esperable ante la  renovación prometida en los innumerables discursos de campaña, en una ciudadanía que soportó una administración concertacionista que centralizó todo el poder por más de 20 años. Haber coartado de esa forma la continuación de lo esperable y no haber trabajado por una regionalización efectiva como se prometió, dividió al país y creó un descontento que surgió espontáneamente al no realizar la tarea como correspondía y que incluso los dividió.

La forma de gobernar las regiones debe cambiar. Queremos avanzar en un nuevo proceso político de transición de gran trascendencia y determinación, que ha generado una expectativa nunca antes vista en nuestra sociedad, esperanzada frontalmente con el cambio  y que debe cumplir ante las exigencias impuestas en un proceso natural y esperable en una sociedad en vías de maduración y con claridad en sus objetivos. Las regiones no pueden volver a salir a las calles para lograr que los gobiernos cumplan con sus obligaciones. Es más, no nos pueden conducir gobiernos que son elegidos con mayoría, pero que finalmente gobiernan con minorías, se hace intolerable y fuera de propósito a esta altura de los acontecimientos.

Cuando analizamos los petitorios de los movimientos sociales todos tienen un denominador común, surgieron en regiones extremas y por sentirse menospreciados, no buscaban lo imposible, solo las condiciones mínimas para un buen vivir. El gran avance actual es que los petitorios se transformaron en reivindicaciones de estado y en estrategias de desarrollo y no solo como un petitorio de un grupo de inadaptados o de grupos de presión como se les denominaba en el pasado. Se hace urgente crear estrategias de desarrollo independientes para cada región, que vayan de acuerdo con sus potencialidades y con su propia identidad cultural, social y económica, siendo creativos y participativos, trabajando por un ordenamiento territorial, transparente y representativo, proyectando planes de desarrollo regionales sustentables, ordenando la inversión y los objetivos territoriales. Los modelos deben ser eficientes y ordenados, proyectando armonía y sustentabilidad social y ambiental.r

El problema inherente a toda política de descentralización es tener la capacidad de crear los debidos procesos de participación adaptados a la realidad de las comunidades. La descompensación entre la realidad del centralismo y la realidad regional, sobreactuado por intereses económicos y monopólicos del empresariado tanto extranjero como nacional, acostumbrado a usufructuar del poder de decisión sobre las riquezas naturales de las regiones, debe cambiar sustancialmente.  La impronta empresarial desde un punto de vista regional debe cumplir con planificaciones predeterminadas, con reglamentos claros y precisos, de acuerdo con un plan de desarrollo regional propio y no externo.

En los últimos tres años, a lo menos, hemos tenido la capacidad de reconocer en las regiones que el capital humano es el valor más determinante con que puede contar una región para proyectarse y desarrollarse adecuadamente. Bajo ese supuesto de gran trascendencia social, debemos tener la capacidad de lograr las diferentes instancias que permitan crear un conjunto de conocimientos y habilidades propias en cada región, con un modelo que vaya de acuerdo a las características de capacitación especifica para realizar labores productivas con distintos grados de complejidad y de especialización, respetando la identidad de cada región.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Fernando

15 de marzo

En la práctica, todo depende del gobierno central que mayoritariamente se preocupa de la zona central por su población. Llevan años prometiendo regionalización, la verdad, mientras no lo vea, no les creo nada.

15 de marzo

Sin duda Fernando que es así históricamente, pero esta vez creo que las condiciones son diferentes y el gran cambio no esta en los gobernantes que son los mismos de siempre y si en la ciudadanía y muy especialmente en regiones, que entendieron su rol y sobre todo su valor.

jose-luis-silva

16 de marzo

Discúlpeme señor pero su discurso es muy antiguo y no dice nada. Lo importante son las acciones. Por ejemplo: si quiere descentralización debería partir por fortalecer la municipalizaron de los colegios públicos en lugar de eliminarla. El primer objetivo de la municipalización fue justamente ese: Pasar a las municipalidades esos colegios para que respondan más fielmente a las características y diversidades educativas de cada comuna, a la posibilidad de un mejoramiento cualitativo de la educación y a que exista una mayor cercanía y participación e la comunidad (padres y apoderados) con los establecimientos educacionales, por medio e las gestiones de su propio Alcalde. Con esto el Ministerio de Educación sólo ejercerá funciones normativas (fijación de fines, objetivos, planes y programas, etc.), mientras que los municipios tendrán a su cargo toda la operación administrativa, a través el municipio en sí o de Corporaciones Municipales.

Su lumbrera de presidenta habla de descentralización y parte haciendo todo lo contrario.

Bueno, como se aburrieron de humillar y se mofarse con tanta “piñericosas” nos da ahora la libertad y el derecho para observar la descomunal “mente brillante” de la señora gordi.

Saludos

16 de marzo

Don Jose, aunque no lo crea no soy Bacheletista para nada si no todo lo contrario. Lo que trato de decir que regionalizar y descentralizar es hoy un imperativo si de verdad queremos mejorar la desigualdad en Chile y que es imperativo que las palabras no se las lleve el viento como suele ocurrir. Lo prometio Piñera y no paso nada. Ademas vivo en Aysén, donde sentimos el duro yugo del centralismo.
En lo que se refiere a la des-municipalización de la educación, de acuerdo con la realidad de Aysén, considero que a nivel rural por lo menos debe des-municipalizarse. No puede ser que alcaldes con poca preparación y sin entender nada, velen por la educación, no cuadra y no puede ser posible que le retiren financiamiento a las escuelas para mejorar aseo y ornato.Saludos Andrés Gillmore

jose-luis-silva

16 de marzo

Entonces los alcaldes necesitan apoyo y mejor regulación de los fondos, eso seria fortalecer la descentralización, en cambio en lugar de eso se prefiere retroceder y centralizar. Ahora vuelve a ser un gobierno central el que tome desiciones de su zona segun criterios politicos sentados en escritorios a miles de quilometros. ¿Lo encuentra una solución?.

Ojalá me equivoque pero vamos derechito a otro corrupto e ineficiente “estado docente”.

Saludos

16 de marzo

Don Jose, espero que no ocurra eso, en Aysén lo que queremos es erradicar la política que solo nos divide porque tiene intereses poco claros ante el loby descarado de las transnacionales y trabajar por la sustentabilidad de la región como un todo. Eso de tener que hacer consultorias a las consultoras ya no resulta, porque existe mucha coima. Un alcalde se arregla con una consultora y le propone,mira, te la concedo en 90 millones pero en verdad son 75 el saldo es mio y por ahi van.
saludos y es interesante el debate Andrés….

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Debemos entender que el individualismo está subyugado a lo colectivo y si queremos algo, debemos ver cómo encajaría dentro del ideario de las propuestas de otras personas, a veces tan alejadas de lo que ...
+VER MÁS
#Política

Sobre qué prioridades y una reflexión sobre Venezuela

La derecha “cavernaria” y la derecha “liberal” se unifican en la estrategia de control, ambas apuntan a mantener un statu quo mediante la articulación de un discurso conservador que se muestra como ...
+VER MÁS
#Política

La falacia de la libertad

El ex presidente Mujica, tal cual lo refirió en sus ruedas de prensa en Chile, repartió lo que había entre aquellos que entendió más lo necesitaban y muchas veces lo dispuso excediendo sus atribuciones ...
+VER MÁS
#Política

Hay que complejizar más la figura de Pepe Mujica

Guiller hizo lo correcto al no comprometerse con un eventual abrazo de oso por el FA, no pueden ofrecer coherencia como bloque, por cuanto su identidad está en formación, no han matado a ningún padre
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: al centro de una izquierda vacía

Popular

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka