#Desarrollo Regional

¿Por qué elegir a los Intendentes (Presidentes) Regionales?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La elección de los Intendentes (Presidentes) Regionales incentivará la deseable emergencia de nuevos liderazgos, ampliará los cuadros dirigenciales de nivel local y regional y contribuirá a la reoxigenación de la política y, de este modo, a la dinamización y relegitimación del sistema democrático chileno

La actual figura institucional del “Intendente Regional” está limitada por diversas carencias que impiden realizar un buen gobierno regional, capaz de responder a la amplia diversidad de oportunidades de desarrollo, problemas y desafíos de las regiones, así como a las crecientes demandas de participación de las respectivas comunidades regionales. En lo que sigue, se identifican algunas de las razones por las cuales es indispensable y posible sustituir a la figura de los Intendentes Regionales “designados” por la de Intendentes elegidos (o futura figura de Presidentes Regionales).

1)  Carecen de Legitimidad Ciudadana de Origen: la ciudadanía de una región no se siente identificada con la persona de su primera autoridad regional, no tiene la posibilidad de debatir, pronunciarse y exigir el cumplimiento de su programa de gobierno, ni siente al Intendente “designado” como su representante ante el gobierno central, sino como el representante de éste en la región.

2)  No tienen Estabilidad: en los últimos períodos de gobierno, según la región en cuestión, los Intendentes Regionales han durado entre 1,2 – 2,1 años en sus cargos; severa limitante para liderar estrategias de desarrollo de largo plazo de su respectiva región. Además, cada cambio de Intendente generalmente va acompañado de cambios de los equipos de su confianza, lo que resiente la continuidad de las prioridades que se han venido impulsando.

3)  Están expuestos a conflictos de lealtades: en los hechos, la figura del Intendente “designado” está expuesta a un permanente conflicto de lealtades, con el partido (o sensibilidad de partido) que los propone; el Senador o Diputado que los apadrina; el Presidente que los designa y revoca; y, finalmente, el desarrollo, bienestar y futuro de su comunidad regional (la que debiera ser su primera y única lealtad). Esta compleja tensión de lealtades, debilita su autoridad y liderazgo, limitando su capacidad para ejercer un buen gobierno regional.

4)  No tienen Capacidad de Negociación de igual a igual con las autoridades del gobierno central: Presidente de la República, Ministerios, SUBDERE, Directores de Servicios, consecuencia de su dependencia jerárquica, falta de estabilidad y carencia de autoridad política.

5)  Carecen de autoridad sobre los Servicios Públicos presentes en su territorio, dada la dependencia de éstos de los Ministerios sectoriales, hecho que impide una eficiente articulación y convergencia territorial en función de las prioridades del desarrollo regional.

6)  Se producirá una tensión insostenible entre CORES electos e Intendentes designados: después de casi 15 años de promesas electorales incumplidas, con excesiva tardanza[1] finalmente se ha instituido la elección directa de los Consejeros Regionales por la ciudadanía de cada región, hecho que constituye un primer e importante paso hacia una efectiva descentralización. Sin embargo, junto a la conveniente superación del sistema de elección indirecta por los concejales municipales, a partir del año 2014 generará una tensión finalmente insostenible entre Intendentes “designados” y Consejeros Regionales electos y legitimados por la ciudadanía.

7)  No rompe el Estado Nacional: la adopción del modelo de “Estado Regional” (ni centralizado, ni federal) junto a la elección democrática de los Intendentes (Presidentes) Regionales significa mantener y fortalecer las responsabilidades propias del nivel nacional (grandes estrategias nacionales, seguridad interior, policías, relaciones exteriores, justicia, hacienda pública). En ese marco, y a similitud de otros países unitarios y descentralizados (Colombia, Francia, Italia), el Presidente de la República designará representantes de su confianza a nivel subnacional[2] para ejercer en éstos las responsabilidades propias del nivel nacional.

8)  Sin elección de Intendentes no avanza la descentralización: las tres dimensiones de descentralización (política, administrativa, fiscal) son interdependientes, se necesitan recíprocamente, por lo que deben avanzar en forma coetánea y coordinada. Sin embargo, tanto la experiencia internacional comparada como lo observado en Chile durante las últimas décadas, comprueba que sin descentralización política, es decir sin traspaso efectivo de poder político real a las regiones, sin elección democrática de las autoridades del ejecutivo del gobierno regional, en los hechos, no se desencadena, se demora y diluye el avance efectivo y sostenido de las otras dimensiones del proceso de descentralización, y de éste en su conjunto. Es por ello que la elección de los Intendentes (futuros Presidentes Regionales) se entiende como la “madre de todas las batallas de descentralización”.

9)  Fortalece la democracia y la gobernanza regional: la elección de los Intendentes (Presidentes) Regionales incentivará la deseable emergencia de nuevos liderazgos, ampliará los cuadros dirigenciales de nivel local y regional y contribuirá a la reoxigenación de la política y, de este modo, a la dinamización y relegitimación del sistema democrático chileno. Además, dado que desde la elección presidencial del año 1999 (Lagos-Lavín) hasta la actualidad se han venido comprometiendo muy promisorios programas de descentralización y desarrollo local y regional, los que en su mayoría no se han cumplido, impulsar esta reforma de descentralización tan emblemática, contribuirá a recuperar a lo menos una parte de la tan deteriorada confianza de la ciudadanía de regiones en los dirigentes políticos nacionales.

10)  Importante convergencia académica y de la sociedad civil: durante los últimos años y meses se ha venido produciendo una cada vez más amplia convergencia de diferentes centros y grupos de pensamiento estratégico, organizaciones de la sociedad civil y de movimientos ciudadanos en torno a la necesidad imperiosa de instaurar en Chile la elección democrática de los Intendentes (Presidentes) Regionales, como es el caso, entre otros, de: Consejo Nacional para la Regionalización y Descentralización de Chile, CONAREDE (con sus Capítulos Regionales[3] y su naciente Fundación “Chile Descentralizado… Desarrollado”; Corporación para la Regionalización del Bío-Bío, CORBIO-BIO; Instituto de Desarrollo Local y Regional, IDER, Universidad de La Frontera; Centro de Investigación Sociedad y Políticas Públicas, CISPO, Universidad de Los Lagos; Centro de Sistemas Públicos, Ingeniería Industrial, Universidad de Chile; Grupo Res Pública-Chile; Nueva Agenda Regional, de RIMISP; Proyecto País del Colegio de Ingenieros; Red de Territorios Ciudadanos; Coalición Regionalista[4].

11)  Se ha generado una creciente demanda y apoyo ciudadano en diversas movilizaciones regionales (Magallanes, Aysén, Calama, Corral, Quellón, Tocopilla) a su vez ratificadas en diferentes encuestas regionales: Bio-Barómetro (Mayo 2013) 82%; Barómetro Regional (2013) 86,2% Los Lagos; 86,2% Los Ríos; 90.4% Bío-Bío), de acuerdo con la elección de los Intendentes, creciente demanda ciudadana que también significa una progresiva rentabilidad electoral.

12)  Se está gestando una importante transversalidad política: así como en la ciudadanía y la academia, también se ha producido una cada vez mayor convergencia de actores políticos en torno a la necesidad de instituir en Chile la elección democrática de los Intendentes (Presidentes) Regionales. En efecto, se compromete en el acuerdo DC-RN, se ha comprometido públicamente en los programas de los precandidatos Andrés Allamand (RN), José Antonio Gómez (PRSD), Claudio Orrego (DC), y Andrés Velasco (independiente), y está explícitamente indicado en el programa de la casi totalidad de las candidaturas que competirán en la elección presidencial de noviembre: Michelle Bachelet (Nueva Mayoría), Marco Enríquez-Ominami (PRO), Ricardo Israel (PRI), Franco Parisi (independiente); Marcel Claude (PH). En consecuencia, hacen bien todas las candidaturas en sumarse a este acuerdo transversal, o quedarán aisladas si no asumen el compromiso de esta reforma tan trascendente para un  avance efectivo del proceso de descentralización en Chile.

13)  La elección no será antes de Octubre 2016: el comprometer e impulsar con decisión la elección democrática de los Intendentes (Presidentes) Regionales, no significa que el próximo gobierno no pueda designar Intendentes Regionales de su confianza en las 15 regiones del país. De hecho, la complejidad y sensibilidad política propias de esta reforma, requerirá de tiempos de maduración (diseño por Comisión de Estado, negociación política, tramitación en ambas ramas del Congreso, Tribunal Constitucional, SERVEL) requeridos para poner en práctica dicha elección en Octubre de 2016, en forma coetánea a la próxima elección municipal.

14)  Chile es el único país que no elige sus autoridades regionales: Chile no sólo es el país más centralizado de América Latina (en relación al tamaño de su población y economía) sino que además el único que no elige a sus autoridades regionales. Chile ha logrado ingresar a la OCDE, pero es el único país de esa organización en el que no se eligen sus autoridades regionales.

En síntesis, la elección democrática de los Intendentes (Presidentes) Regionales, además de ser la reforma de descentralización más emblemática y necesaria para lograr un efectivo avance del proceso de descentralización y del futuro desarrollo de las comunas y regiones, constituye un Desafío País llamado a comprometer, transversalmente y sin excepción, a todas las candidaturas presidenciales de la próxima elección de Noviembre.

por:

Heinrich von Baer v.L.
Felipe Torralbo S.
Programa de Institucionalidad y Políticas Públicas Regionales,
Instituto de Desarrollo Local y Regional, IDER-Universidad de La Frontera

www.chiledescentralizado.cl

[1]Debiera haber sido en Octubre 2012, coetánea a la elección municipal, iniciándose con ello la deseable lógica de dos ciclos electorales en el país: uno político nacional (presidencial, parlamentario) y uno territorial (Alcaldes, Concejales; Consejeros Regionales, Presidentes Regionales).

[2]Proponemos radicar éstas autoridades designadas en las actuales Gobernaciones Provinciales, más apropiadas para ejercer las representación presidencial y la del Estado Nacional en los respectivos territorios.

[3]Constituidos en regiones de: Tarapacá, Coquimbo, Valparaíso, Santiago, El Maule, Bío-Bío, La Araucanía, Aysén,  Magallanes, y en proceso de constitución en las restantes regiones del país.

[4]  Los Federales; Movimiento de Acción Regional, MAR; Red Regionalista de O´Higgins; Partido Liberal Regionalista; Fuerza del Norte; Movimiento Ciudadano de Aysén; Centro de Estudios Pedro León Gallo de Atacama; Movimiento Ciudadano Calama; Movimiento Regionalista de Atacama.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

21 de octubre

Heinrich,

De los actuales candidatos y propuestas, ¿Cuál te parece el más idóneo en este tema?

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

A pesar del nuevo escenario, la correlación de fuerzas entre la derecha y la centroizquierda quedó casi igual a la que existían bajo la lógica binominal.
+VER MÁS
#Política

El desafío del nuevo Congreso

Queremos que los educadores disfruten de su profesión, que se sientan realizados y orgullosos de tener uno de los trabajos más relevantes, que benefician a quienes nosotros consideramos justamente las per ...
+VER MÁS
#Educación

Educación de párvulos, la profesión más importante del mundo

La ley de pesca es mucho más que pesca, es una deuda pendiente con Chile. Es la luz de alerta para entender que nuestra democracia es frágil y las políticas públicas pueden conllevar privilegios inexpli ...
+VER MÁS
#Política

Ley de pesca, mucho más que pesca

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno