#Deporte

La U y su hinchada vacía

48 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen


Pero para la hinchada del bulla, lo importante no es el fútbol, lo importante es estar presente. Pero esa presencia es ausente, es vacía. Porque el discurso sobre el que se sostiene esa presencia, es vacío. No es el fútbol lo que une a esa hinchada, lo que la une es el “hueveo” de saltar sobre el tablón.

Todos, en la angosta faja terrestre, tenemos un amigo hincha o fan de la Universidad de Chile. Todos, sin excepción, tenemos aquel privilegio o aquella tortura de tener un cercano, chuncho.

La dualidad entre el honor y la tortura se da, dependiendo de qué se espera al hablar de fútbol. Cuando se trata de enumerar situaciones emocionales sucedidas en estadios, tablones, goles llorados, cantados al son de bombos y al ritmo guía de un rockero pasado a sudor y marihuana, pueden llegar a explayarse por horas. Cuando se les toca el tema de El Salvador en el ’94, es peor (o mejor, depende de Usted, amigo lector). Creo sinceramente que a estas alturas en ese estadio llegaron cien mil personas, la verdad parece que todos estuvieron ahí. Alguna vez uno me mostró el pasto del patio de su casa, contándome que ese pasto nació de un pedazo de la cancha de El Salvador, aquel mítico día (esto lo dijo usando la camiseta de aquel año, mirando el pasto con ojos llorosos).

Existe una estética para ser hincha de la U. Existe también –por sobre cualquier otra cosa- un discurso elaborado, dramatizado. Una retórica emocional sobre el triunfo. Pero, más fuerte aún, existe un relato épico sobre cada una de sus derrotas. Siempre te dirán que sus jugadores salieron sangrando de la cancha, que lo dieron todo, que no se guardaron nada. Pero antes que todo, antes de la anécdota del partido, de la ficha técnica o cualquier dato estadístico, dirán “yo estuve ahí”. Entonces, el relato épico de la derrota no avanzará sobre las cualidades o errores del partido, sino que se entrampará en el relato individual del aguante sobre el tablón o frente al televisor. Relatarán con detalles las incomodidades del viaje, las horas de anticipación con que llegaron. Algunos cantarán los himnos de la barra, otros no solo cantarán y saltarán, también, en un alarde de dramatismo, golpearan una mesa, un sofá, una pared al ritmo del himno entonado y saltado. Siempre primero su experiencia de hincha, luego la experiencia de pertenencia a un lugar llamado “bulla”, luego la comparación con el eterno (rival) y el peyorativo de zorras para referirse no al equipo rival, sino a su hinchada, en otra clara alusión que lo que importa para los hinchas de la U es su campeonato de hinchadas o barras y no lo referencial a la cancha, entendiendo como cancha al pasto, los arcos, los árbitros, los jugadores, o sea todo lo que conocemos por fútbol.

No es menor este sentimiento. ¿Es valorable? Claro que sí. Es valorable para el folclor que la actividad futbolística necesita para subsistir. Como esos malos programas de televisión que ponen en pantalla personajes freack. O dentro del mismo fútbol, aquel hincha colombiano que –disfrazado de pájaro- se colgaba de las tribunas, aleteando e hinchando por selección colombia. Está bien ese sentido de pertenencia, ese vínculo entre pares de una misma pasión, pero es ridículo oírlo de tipos de 40 años, preguntándose quién les devolverá la vida, porque las autoridades no los dejan entrar a los estadios, porque el “bulla” es su vida…¡plop!

El ejercicio del hincha es triste, esto lo dice Hornby en ese libro-manual llamado “fiebre en las gradas”. Es un ejercicio sufrido, en el mejor de los casos. Es estar con el alma en un hilo viendo cada centímetro que recorre la pelota sobre el pasto, esperando que culmine con el gol de tu equipo. Pero para la hinchada del bulla, lo importante no es el fútbol, lo importante es estar presente. Pero esa presencia es ausente, es vacía. Porque el discurso sobre el que se sostiene esa presencia, es vacío. No es el fútbol lo que une a esa hinchada, lo que la une es el “hueveo” de saltar sobre el tablón. Y sobre la pretensión que desde allí se construye algún tipo de poder, de convocatoria, de matonaje, de capacidad de “aguante”, de lo que sea. La montonera de hinchas que se saben de memoria todos los cantos, pero que no pueden memorizar una alineación de su equipo, que no contemplan el juego, y que pretenden llevar el espectáculo hacia la gradería, porque según ellos ahí se constituye la fiesta, es ahí donde debe apuntar el cenital del escenario, ese debería ser la eterna toma de la transmisión.

Lo importante en el fútbol siempre pasará en la cancha. Desde lo básico que es ganar o perder, hasta cualquier analogía para la que el fútbol alcance. Todo lo demás, pierde valor. Se hace necesario recordar que los equipos ganan o pierden según el carácter que muestren en el campo de juego, que ese campo es lo “sagrado” y que los tipos que nos sentamos o nos paramos detrás del cerco somos parte de un paisaje, que provocará que el centro del cuadro realce dentro de la composición absoluta, pero que cumplimos un rol secundario, dentro del show. Somos espectadores, distintos de todos los demás espectadores, pero no somos más que eso.

Valdría la pena recordar eso, a cada rato, para no olvidarlo.

TAGS: Universidad de Chile

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

16 de marzo

Que asco tu comentario, absolutamente lleno de desconocimiento sobre el espíritu masivo del fútbol y sentido de pertenencia.

En primer lugar lo que describes se puede asociar a cualquier fanaticada de Chile y porque no, del mundo.

Ciertamente el espectáculo de la barra hay que vivirlo, es cierto, ver el fútbol es también muy grato, pero son cosas distintas y complementarias.

Al ver tu título pensé que te referirías al conflicto dentro de los de abajo, entre quienes prenden bengalas y hacen estragos y quienes sólo desean cantar sobre el tablón, pero no, lo tuyo es denostar!

Si, soy de la U y aunque se diferenciar lo que es importante de lo que no lo es, siento que el vínculo a los colores es importante.

Si cantar el himno patrio es una tradición cada vez más olvidada, si la bandera es una decoración y no un símbolo de unión y si más encima hoy se cuestiona la inteligencia de alguien sólo por creer en Dios, ahora apareces tu burlándote de los Bullangueros y/o de la barra del León!

Escribe a favor de tu pasiones deportivas, destaca aquello que te gustaría ver más, pero deja de insultar a un equipo que no te gusta!

Ya harto debemos soportar con cada chaqueteo que sufrimos en toda competición en que participamos.

Te has dado cuenta que en los últimos años Colocolinos y Cruzados se han dedicado a aportillar cada triunfo y festinar cada derrota de la U en el extranjero. Cero lealtad con el fútbol Chileno, porque aunque les duela, LA U ES EL ÚNICO EQUIPO RELEVANTE EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS!

En fin!

UN ASCO TU COLUMNA, ERES OTRO SOLABARRIETA MÁS!

16 de marzo

1° El titulo era la “hinchada retorica”, ojalá algún día http://www.elquintopoder.cl aclare porque cambia siempre los títulos, y el ejercicio de la columna es la inconsistencia de un discurso sobre el territorio de la pertenencia y la asociación de este. No creo que sea denostativo y sí se lee así, entonces lo escribí mal.
2° Lejos estoy de analizar desde los resultados la importancia de los equipos o del fútbol en general. El cuadro que quería presentar hilaba sobre la discursividad de los hinchas, nada más.
3°Esta bien que usted sea la u, me parece bien, no se porqué hace el hincapie.
4°Insistir en que no existe odio, ni menos bullyng en arrimarse a una teoría sobre que sostiene el relato de la hinchada azul, una de las numerosas del país.
5° no sé que más decir, aparte de agradecer su lectura, no tanto así su comentario

Juan

16 de marzo

Marcelo Bielsa en una de sus ultimas conferencias hace referencia precisamente a lo contrario de su tesis. Dice textual “Los entrenadores, medios y dirigentes dan lo mismo en esta profesión. Lo único insustituible son los hinchas, ese es el verdadero insustituible del fútbol”.
Su posición antagónica a un hombre de fútbol como Bielsa solo revela la ausencia de algo elemental a la hora de hablar de fútbol! la cancha! cuanta cancha te hace falta!!!!
Con todo respeto dedíquese a otra cosa.

Saludos!

16 de marzo

1° Me parece increible que Bielsa deje afuera a los jugadores, pero bueno algo sabe el cabezón.
2° En ningun momento la columna dice que los hinchas sean prescindibles, lo que se deja en claro es que esto no se trata de quien canta más alto..
3° gracias por la lectura

Roberto

16 de marzo

Eres tan falso y mentiroso, ni hablar de faltó de respeto.Apostaría a mi santa madre que eres colocolino así que vete con tu falso discurso de que eres hincha de peñarol dónde tu quieras,recalcó lo mentiroso que eres pero lejos aún más cobarde porque si traicionas tus colores no mereces siquiera seguir un debate contigo.Aunque pensándolo bien no me extraña que detrás de tu cuentito exista un mentiroso.

Alguien sin algo mejor que hacer

16 de marzo

Don Roberto: si bien el artículo para mí presenta puntos interesantes, creo que está mal enfocado y por tanto el análisis es erróneo. Pero eso es otro tema.
Lo que sí es tema es tu incapacidad de argumentar razonablemente. El autor del artículo puede ser un mentiroso o traidor o lo que quieras, pero es tremendamente estúpido señalar que el artículo es malo por haberlo escrito un (supuesto por ti) colocolino. Al razonar de esa forma, lo único que demuestras es, lamentablemente, que el artículo algo de razón podría tener. Porque ni siquiera argumentas sobre la base de la relación entre el futbol que se hace en la cancha y el sentimiento de pertenencia a un grupo cultural determinado como lo es una hinchada (la que creo podría ser la tesis principal), sino que sólo dices, cito: “recalcó lo mentiroso que eres pero lejos aún más cobarde porque si traicionas tus colores no mereces siquiera seguir un debate contigo”. Para ti, lo importante no es que una persona razone elocuentemente (aun cuando pudiera estar equivocada su idea), sino que lo que importa principalmente es una suerte de fascismo futbolero, aun cuando razone como lo haría un hipopótamo. Creo que ese chauvinismo le hace mal al debate de fútbol, sea sobre hinchadas, sobre partidos o sobre lo que sea.

16 de marzo

amigo roberto supongo que viene rabeando desde el muro de Thielemann, es interesante su teoria de la mentira, redactela, proponga lo contrario y no proyecte sobre otros…nadie hasta ahora me recita una formación de memoria, eso avala lo de bailar al ritmo del papel picado y el bombo…gracias

Matías

17 de marzo

Amigo escritor, me pareció que ejemplificar con la U fue acertado, pero en los demás equipos se repite en mayor o menor grado. Al final del día, el Colo y la U son el mismo equipo porque cumplen la misma función alienante. Es cosa de ver los desafortunados comentarios de algunos alienados.

Pablo

17 de marzo

Sabes lo peor de todo es que detrás de la basura de columna que escribiste, donde nada dices, donde partes casi que alabando y después sales con el cuentito snob de que el hincha es un descerebrado que solo canta por el tablón, lo peor de todo es que como tu no sientes el mismo amor por la camiseta que sentimos
Nosotros, los que amamos la U, para los que la U es un integrante más de la familia, le faltaste el respeto a un amor, a un cariño. Estoy cerca de los 40 y veo a mi equipo siempre, en la tele y en la cancha, donde sea, incluso en la radio cuando no hay como, amo a mi equipo y sabes que no me siento menos inteligente. Te burlas, porque eso haces, de un logro que para nosotros tiene caracter épico, son 25 años, entiendes eso?? Muchos de nosotros nos demoramos ese tiempo en ver a nuestro equipo campeonar, 18 años en mi caso, y en verdad que importa si los cabros cuentan que fueron pero en verdad no lo hicieron, al final todos estuvimos ahí pegados en la camiseta del Pato Mardones, pegados al botín cuando impacto la
Pelota y todos absolutamente todos lloramos la redondita inflo el arco del Estadio del Salvador. Si vas a escribir una columna tan vacia, tan tendenciosa, ponle un título más directo. Y sabes que encuentro que tus aclaraciones son cobardes, tipico del que tira la piedra y esconde la mano!!!!

17 de marzo

estimado, sin el animo de polemizar yo partiría cualquier critica hacia el escrito de la siguiente forma: vargas, fuentes, abarca (delgado)fabian guevara, castañeda (en las primeras fechas galindo) mardones, musrri, valencia, aredes, salas, ibañez.. quien haya nombrado a goldberg, sepa que antes de èl estaba luchito guarda, el polaco venia del prestamo a wanderers y sumo pocos minutos en esa campaña…el segundo arquero era cossio, partieron goleando a osorno si no me equivoco y en la segunda o tercera fecha liquidaron a colo-colo 3-1 (2 de salas y no se confundan el 4-1 del mismo año fue por copa chile) en ese equipo ya estaba relojito romero, david reyes, victor hugo y marcelo jara que hasta un año atrás era la joyita, también estaba el cabezon mora… como no responde asumo que estaba más preocupados de otras cosas, a lo mejor los lienzos no dejan ver la cancha…si esto (lo recito de memoria) no es mostrar respeto por los otros equipos, no se lo que sea, y en ese histórico campeonato vencieron al equipo más caro en la historia del futbol chileno la UC de pellegrini el pipo y beto…muchachos según yo y varios el resto es challa, bombo, anarquía, el krammer, tablones en el recortán del nacional.
sigo, ese mismo equipo es la base de russo en el 96 y la semifinal robada en el monumental, salvo que en el 95 habían errado en la contratación del reemplazante de aredes trayendo oscar roman acosta (un fiasco) que llevo a la contratación a mediados del 95 de leo rodriguez (en los momentos que en chile jugaban gorosito y espina…con los tres un lujo de campeonato), es en el 96 cuando asoma el polaco en maxima plenitud y un salas consagrado, fuerte y maduro llevan a la u hasta la semifinal de la libertadores, con victor hugo castañeda sacrificado en la banda y traverso afirmando el fondo… me equivoco? no lo creo, la gesta de la u contra el mejor river en 50 o 60 años un equipo completo en todas las lineas, nombrenme uno malo de ese river (franscecoli, gallardo, ortega, crespo, almeyda, berizzo, ayala) imposible, aun así y contra todo pronóstico la u forzó a un error arbitral para asegurar el paso de los millonarios…sigo?
tal vez la reseña anterior no importe, total yo no siento, porque no lo vivo y soy flyte porque digo tener más estadio que varios de los que postearon..en fin gracias por todo muchachos nos vemos en montevideo, donde sí se siente el fútbol.

Pablo

17 de marzo

Ufff cuanto sabe!!! Tu hablas de amor a los colores ese es tu punto, muchos nos sabemos formaciones completas de nuestra amada U de Chile, pero sabe que?, no soy tan arrogante para partir un comentario tirandole al resto lo que se, tu hablas en tu columna de lo ridiculo que somos diciendo que nos quitan una parte de la vida cuando no nos
Dejan ver a la U. Te insto a referirte con respeto a ese sentimiento, si no lo conoces no hables mal de él y no vengas con la cantinela intelectualoide de recitarme poesias de formaciones e historias.

Pablo

17 de marzo

Se me
Olvido mencionarte lo fanfarrón que eres!!!!! Teniendo harto mas estadio y con todo lo que sabe solo me confirma que lo que escribio o lo hizo sentado en el
Baño o con una caña enorme!!!!! Quedese en montevideo!

17 de marzo

estimado pablo, muchas gracias me puso en mi lugar, ahora entiendo todo..no importa lo que pase en la cancha, estuve equivocado toda mi vida, Padre mío que pena que me llevaras desde los 2 años al carlos dittborn para ver a tu chamaco, cuando arica ni siquiera era tu equipo, estabas tan equivocado, mira lo importante es la challa. Eramos un par de fanfarrones cuando hablábamos sobre posiciones y tácticas y equipos de todos los tiempos y los armabamos sin camiseta, que pena que terrible, la verdadera verdad me golpeó la cara, aunque claro yo escondo la mano.

Pablo

17 de marzo

Dele su arrogancia es del
Porte del maracana!!!!!!

17 de marzo

Pablo, pretende usted que me retracte? por favor ponga en claro sus ideas. Quiere polemizar? ok, pero desde dónde pretende polemizar?. Podría aclararmelo?. Usted va en mi contra y no de la columna. muchas gracias

Pablo

18 de marzo

Siga escribiendo desde la
Comodidad de su sabiduria, y si es verdad es ud. Un desagradable!!!

20 de marzo

Pablo, absolutamente de acuerdo contigo!

17 de marzo

Durante el mismo día (15 Marzo 2015) aquí en el Quinto Poder se publicaron 3 columnas: una con el tema del fútbol, otra con el uso de la marihuana medicinal y otra sobre economía. La futbolera tiene 13 comentarios, mientras que las otras dos en suma tienen 4 comentarios…
Saquen sus propias conclusiones.

17 de marzo

hay 2 opciones para comentar esta columna: la 1ra, la visceral, emocional, la que sale a la luz desde la guata; la 2da, la objetiva, la que se traga la saliva antes de contestar, la que vuelve a leer y releer cada párrafo para poder rescatar algo, reiterando esa necesidad de objetividad. Me confieso ser de quienes siempre optan más bien por la 2da, porque no soy de los pegan el combo a la primera sin antes escuchar el contexto en el caen algunas palabras. Y también me confieso como hincha de la U y del futbol. En base a esos alcances, he leído 3 veces esta columna y cada uno de los comentarios (muy emocionales, por lo demás)… y aún así me pregunto bajo que experiencia traumática (tortuosa, al parecer) intentas describir la esencia de un hincha azul… claro, podria hablar del bullanguero, del hincha del león, del buho, de la U roja en el pecho, de la camiseta, pero caería en lo emocional y perpetuaría tu tortura, jajaja…
es la 1ra vez q leo una columna tuya y veo por los antecedentes q de futbol conoces bastante, porque te adjudicas dicho conocimiento, y por otro lado porque tus columnas se centran en la misma temática; y claro, para saber de futbol hay que dictar una alineación completa, como si la memoria fuera sinónimo de inteligencia… podría contarte del chico hoffens, de sandrino, de mondaca, de puyol, de golberg, del loco carvallo, del mimisimo salah, de mimiña, o de lo q mi padre me contó del gran leonel, pero eso no me hace ni mas sabio ni mas culto, ni menos mas inteligente para querer describir y encasillas lo q significa ser hincha de la U sin conocer su historia, sus antecedentes, su antropología futbolistica, sus orígenes, su ADN… es como si yo, por ser geógrafo, le diera lecciones de climatología a quienes viven en las montañas durante años y que muchas veces saben más sin tener conocimiento alguno… o como descalificara la capacidad de la señora tina para llevar su negocio, solo por el hecho de que ella no sabe sumar y aún así, ha generado uno de los mas reconocidos restaurantes de comida chilena.
no sé si leíste el libro “yo soy de la U”; si lo hiciste, léelo y quizás así puedas asimilar el ADN y describirlo un poco más objetivo (dejando de lado la tortura); si lo leíste y aún así, no decifras ese ADN, entonces releelo, internalizalo, vé al estadio y haz un trabajo exocéntrico antes del endocéntrico.
efectivamente aciertas en lo del dramatismo, porque quizás ese hincha azul es el que en su historia vivió 25 años sin gritar campeón, porque bajo a segunda, a los potreros, al barro y ahí es donde renació. supongo que puedes hacer el trabajo objetivo (y no sarcástico como imagino que lees ahora) para entender lo que eso significa. El segundo equipo más popular de este país estuvo 25 años sin obtener un puto triunfo, aguantó las burlas y aún así tuvo hinchas a su lado. El segundo equipo más popular de este país bajo a segunda, jugó en el barro (para darte el gusto del dramatismo), aguantó el bullyng y aún así su hinchada lo apoyo. Esa es la verdadera historia, ahí esta su ADN.
Si, efectivamente somos dramáticos y nos gusta el sufrimiento, porque así nos forjamos, en la desigualdad de competir y nunca ganar; en q el compañero de al lado se vanagloriada de sus triunfos y tú nada, como quién te saca en cara su auto, su casa, su vida exitosa y tú aún sin resolver los problemas de adolescente.
Tengo 41 años, amo el futbol (a pesar de q nunca fui bueno para la pelota), soy hincha de la U, mantengo esa herencia q me dejó mi padre, pero no soy de los q salta en el tablón, no soy de los grita y canta todo el partido, no soy de los q no reconocen cuando el otro equipo es mejor (como en la última fecha), porque también amo el futbol y entiendo el planteamiento de un pellegrini, de un mou, de un sampaoli, de un tapia… y aún así seguiré siendo parte, orgullosamente, de ese dramatismo, porque simplemente ASI SOMOS, te guste, te torture o no.
Podría agregar la referencia a Bielsa (que sorry, pero sabe mucho mas de futbol q tu y yo juntos), podría reiterar lo que ya te señalaron acerca de que tu tortuosa descripción podría ser igual a la de un altanero hincha sin neuronas de la cato, o de un soberbio hincha incoloro que te diga q es el más grande por sus copas, su estadio, su blablabla (y no les digo zorras, porque no me afecta q me digan madre y si así fuese sería solo dar cabida a un descontrol infantil), pero eso ya te lo señalaron. Tampoco te diré q eres un incoloro vestido de escritor (o columnista, en este caso) porque aún así, es valido que lo fueses y explicara tu visceralidad en la descripción del hinchatipo de la U. Pero no puedo dejar pasar un tremendo consejo: antes de intentar caracterizar al hincha, investigue, orientese, descubra, no valorice, no sea como esos españoles que han invadido a chile y todo lo encuentran feo, tercermundista, exotico y que por eso no somos desarrollados; no, internese, conozca, lea, informese, viva, porque a lo mejor ahi entiende un poco mas del hincha (no del lumpen y la falta de neuronas), lo justifique y hasta lo valorice… quizás ahi entienda un poco más de futbol… perdón, verdad que sabe más que nosotros que somos simples hinchas…

17 de marzo

No desvaloro la pasión, lejos estoy de hacer tamaña tontería y si se entendió así entonces está mal escrito. Mucho menos de menospreciar, lo que siempre me ha llamado la atención es la devoción religiosa, no solo de los hinchas, sino de toda devoción ciega.

Charly

17 de marzo

Entonces seamos todos hinchas de Colo-Colo y nadie sea de Palestino, de O’higgins, Cobreloa, Católica, Deportes Concepción o Puerto Montt… Porque según lo que entiendo, ll que quieres señalar es que en el fútbol sólo depende de lo que pasa dentro de la cancha, y el que más ha ganado copas acá en Chile es ese equipo, no?
Tengo varias “teorías”: Lo más probable es que todas tus amistades, desde pequeño, eran de la U, y te webiaban un kilo cuando ganaban en tal cual partido, cosa que no podías sostener tú debido a la inferioridad numérica.
Se me imagina también que no eres hincha, que te gusta tan poco ir al estadio como tanto te gustan los Backstreet Boys o Justin Bieber, o esa chorrera de música sin sentido y sin corazón. Y creo que las veces que fuíste te measte entero pensando en que te iba a cogotear.
Lo más probable es que ni siqueira sepas jugar al fútbol, que de chico te intentaran poner al arco, pero ni para eso servías.
Así podría seguir enumerando teorías sobre lo que ha sido tu vida, pero no sigo porque me aburrí.
El fútbol, al igual que las tetas (y me perdonan mis compañeras por el comentario sexista), son PASIÓN DE MULTITUDES, y eso ningún comentario sin sentido ni ningún plan político de control lo acabará.
“Pastelero a tus pasteles”… Si a ti te gustan las muñecas, allá tú. Yo soy hincha, veo y sé de fútbol, critíco cuando se juega mal, alabo cuando se juega bien, cualquiera sea el equipo. Salto y canto en el tablón, puteo, lloro, río y amo este deporte, y sobretodo, a la Universidad de Chile. ¡Esa es la diferencia!

Esto lo dijo el gran Eduardo Sacheri y me gustaría dejarlo acá para que te des cuenta de qué se trata esto: “Hay quienes sostienen que el fútbol no tiene nada que ver con la vida del hombre, con sus cosas más esenciales. Desconozco cuánto sabe esa gente de la vida. Pero de algo estoy seguro: no saben nada de fútbol”

17 de marzo

A ver, en algún comentario o en la misma columna sugiero suprimir la pasión?.Esto es más simple, para mi tu pasión no puede sostenerse solo en el discurso del aguante, lo que digo es que is lo que te importa es el fútbol entonces manéjate en el fútbol, no hagas alarde de tu capacidad para alentar, porque según lo que “opino” la parte del hincha es complementaria, no principal. Somos parte secundaria del espectáculo, pero estamos dentro del paisaje pero no somos el bendito reloj desvanecido de dalí. se entiende?. Lo que trataba de edificar la columna es la centralidad del relato afanoso del hincha laico, pensar que todo sucede en la tribuna.
Creame sin desnudar la pasión futbolera (la camiseta) tengo el recuerdo de llorar frente a la pantalla del televisor un frio invierno del 87, cuando bengoechea nos encajaba el gol en el monumental de river y perdíamos la final de copa america…
La pasión que yo no niego, ni rechazo, es mucho más llevadera si la enfocamos en la cancha, pienso yo.

Naty

18 de marzo

Claramente esta mal escrito, si tuviste que explicar la intencion de lo que quieres comunicar tu articulo esta mal. Un periodista sabe que debe escribir para toda una sociedad, y debe tener en cuenta que las palabras tienen dos definiciones, la que tiene en el diccionario, y la que cada persona le da de acuerdo a su experiencia, por lo tanto hay que tener cuidado con las palabras y como organiza las frases. No cualquiera puede ser periodista, porque antes de publicar se debe revisar, a menos que la intencion sea ofender a un determinado grupo social

18 de marzo

1º no soy periodista, no creo serlo y por el momento no quiero serlo tampoco. El lenguaje es vivo, y como tal susceptible a la interpretación. La interpretación tampoco es mecánica, depende de un montón de cosas, enumerables o no aquí, no lo sé. Me parece que las explicaciones tienen que ver con un tema de interpretación, nada más. Nunca ataco a la institución, ni menos a los hinchas o a su pasión. La idea principal, nuevamente, es discurso-relato-pertenencia. Eso y nada más

18 de marzo

otra cosa naty, hunter thompson..

19 de marzo

Hunter Thompson…. citaste a Hunter Thomson??

chan chan… loco, estas perdido en tu norte, hace rato que no te veo decir algo constructivo… y mas encima ahora te vas contra la U… mal, muy mal.

Calculo que eres Pecho Frío (peor descalificación futbolera)

afortunadamente, creo que no volveré a leer tus columnas, tocar al Bulla fue punto final.

Rodrigo

19 de marzo

Hay que ser muy caradura para hablar de una hinchada que no es la tuya, atribuyendole caracteristicas que solo pretenden ridiculizarla. Voy al estadio a ver a la U desde los ochenta y hay epica en la U porque nadie nos regalo nada, nunca. Porque hubo equipos como la callampa e igual ibamos al estadio a ver a la U, a alentar, porque tuvimos que echar a patadas a las zorras del lado sur, para siempre, porque nos gusta el futbol y sobre todo nos gusta la U. Quien eres tu, pendejo, para venir a hablar del hincha de la U, sacoeweas, te puedo recitar una y mil formaciones de la U. Aweonao, lo unico vacio es tu cerebro.

Javier

19 de marzo

Tu columna es una real mierda, te las trataste de dar de intelectual y no te salió, las criticas que le haces a cierta parte minoritaria del hincha azul, es la que se ve en mayoría de los hinchas de CC, sumándole adrmas que en la barra de CC en vez de haber rockeros, hay cogoteros,micro traficantes, adictos, etc.
O sino dime tu si se puede entrar a la barra de CC en un partido? Tu has entrado? Es imposible, en cambio a la barra de la U si se puede entrar, al sector de galería sur no hay ningún problema para entrar.
Así que para la otra asuma que no es ningún intelectual y escriba columnas acordes a usted.
Abrazos!

Cata

19 de marzo

Lo peor de todo es que te pagan por escribir semejante basura de columna. Estimado, dedíquese a escribir de lo que realmente sabe, por que de pasión no tiene idea.

Saludos

Ozymandias

19 de marzo

Una columna lamentable.
Primero parte de una premisa errónea y burda: “La Hinchada” es de una sola forma, un prototipo.
Voy al estadio desde que tengo recuerdos (hace más de 35 años) y siempre vi Heterogeneidad, ningún hincha es igual a otro, cada uno lo sufre-goza a su manera, cada uno ama a su equipo como mejor lo siente.
En el caso específico de la U, además, se da un fenómeno diferente al resto (posiblemente donde radica el origen del odio del resto de hinchas), donde el hincha se forja desde la adversidad de los 70s-80s, donde a pesar de las pésimas campañas, a pesar del robo descarado del club por la dictadura (extensible a toda la U. de chile) la base de hinchada no hizo más que crecer y alimentar una épica, la mística azul, el destino de que “Volveremos a ser grandes, grandes como fue el ballet”
Es cierto que hay un grupo de que se comportan como indica el columnista, que le dan una importancia desmedida a la Hinchada por sobre el club. Ahora, inferir a partir de ese tipo de hincha que los seguidores de un club tan transversal como es la U son todos iguales es liviano, torpe y demuestra la ignorancia del columnista en este tema.

19 de marzo

Rodrigo,

Una columna coherente y bien escrita, pero que es insostenible defender (como pretendes) desde una perspectiva intelectual (si es que se le puede llamar así) o analítica, pues la usas para contrabandear tus prejuicios, sesgos y posibles preferencias por otro club. Es una columna bien deshonesta, para utilizar el término correcto, pues primero, le das a un grupo las características que observas en un par de casos (lo que ya es un argumento falaz) y segundo, no haces referencia a las mismas conductas para generalizar otros casos (o, por ejemplo, no has pensado que el día que Colo Colo ganó la Libertadores habían 300,000 personas en el estadio? porque al que le pregunto me cuenta que estuvo ahí…muchas veces, también con los ojitos llorosos).

Por otro lado, evidencias en tu columna tu incapacidad de diferenciar el ser hincha apasionado del fútbol con el ser hincha apasionado de un equipo, que son cosas distintas a pesar de que uno pueda cumplir ambos requisitos: el apasionado del fútbol ve mucho fútbol, se informa y se maravilla con lo que pueden hacer los jugadores en la cancha, conoce las estrategias de los DT, sabe de historia de los equipos, etc. mientras que la pasión por un equipo y la forma de vivirla es una construcción bastante más subjetiva, la mayor de las veces heredada, producto de socialización o eventos que nada tienen que ver con lo que “pasa en la cancha”. Es, como efectivamente querías ponerle a tu columna, retórica, y esa particularidad es incluso propia de las hinchadas no “vacías” (según tu “análisis”) de equipos más ganadores (o de verdad crees que por ejemplo, a Colo Colo “lo conocen en todo el mundo”? o que en Argentina lo creen a la par de Boca y se le respeta como tal? son frases que en la retórica del hincha albo suelen encontrarse).

La retórica da sentido de pertenencia y a veces hasta de supervivencia (no lo sabrán mis abuelos hinchas de Magallanes) y forma parte además del paradigma con el que se filtra lo que se ve, para omitir aquello que no cuadra con tu sentimiento hacia el club. Si la forma de vivir el fútbol o la decisión de seguir a un equipo estuviera vinculada estrictamente a lo que ocurre en la cancha, a “lo importante” según tus palabras, todos debiéramos ser hinchas del Real Madrid.

Uno puede ser más hincha de fútbol o hincha de equipo, es decisión personal, pero el tipo de hinchas de cada cual se pueden ver en todas las hinchadas. Si no te gusta la retórica en un lado, te puedes ir a otro, pero el hecho de que no te guste (o seas incapaz de entenderla) no la hace vacía, ni ridícula, ni criticable. Analizable? sí, pero para eso necesitas un nivel de honestidad intelectual del que evidentemente careces.

Dicho todo eso, solo queda abierta entonces la pregunta: ¿Por qué centraste tu análisis en la hinchada de la U? Eso ya escapa a lo que se puede extraer de tu limitada columna; puede que seas un furibundo hincha del archi-rival queriendo disfrazarte de un ‘Chomsky’, para lo cual te faltaría mucho (y se nota); tal vez si analizabas el fenómeno ‘en general’ (lo que hubiese sido intelectualmente honesto) nadie se detiene a leer tu opinión y/o probablemente ni siquiera te la publican pues, como se dice coloquialmente, no habría “calentado a nadie”; quizás es la primera vez que escribes sobre estos temas y estás pagando el noviciado (menos ambición y soberbia la próxima vez entonces). Cualquiera sea la razón, va más allá de los límites de lo que es posible inferir de la lectura.

Saludos,

Andy Zepeda Valdés

19 de marzo

En la U tenemos un dicho para casos como el que supone esta columna: “es un sentimiento, no intente entenderlo”. Menos lo intente si usted es hincha de colo colo, un equipo tan exitoso en lo deportivo y en el que seguramente la grandeza tiene que ver con lo conseguido dentro de la cancha, porque menos lo va a entender.

Para nosotros lo que sucede en la galería, en los buses, en los terminales, en las canchas de la población, en los bares, en las navidades azules, es TAN importante como lo que sucede en la cancha, porque para nosotros la U es harto más que un equipo de fútbol, es una cuestión social que se vive a diario, y en distintas dimensiones.

Advierto que la columna establece una dicotomía entre afuera/dentro de la cancha, aunque no sé si esa era su intención. Y da a entender que para el autor son cosas excluyentes: o te importa lo uno o te importa lo otro. Pues bien, tengo 30 años, llevo 22 siendo hincha de la U, he hablando con miles y miles de hinchas, lo vivo semana a semana y déjeme decirle que eso no es así. AMBAS cosas son importantes para el hincha de la U, y en igual medida. El partido del domingo y su resultado son importantes, los pocos logros deportivos que tenemos son motivo de orgullo. Vamos a la cancha con la esperanza de ganar y por eso alentamos. La diferencia es que simplemente le asignamos un valor a la pasión desmedida que sentimos por la U y la alabamos. Para nosotros el amor por la U es independiente de los resultados, porque amamos a la U por lo que es, por lo que representa, no por lo que tiene o lo que consigue.

¿Construimos discurso sobre eso? Sí. ¿Y qué problema puede haber en eso si se sustenta en hechos reales?

Insisto: el fútbol es algo social, lo que pasa con la gente es tan importante como lo que pasa en la cancha, y por una razón muy simple: sin la gente, los clubes serían solo equipos de fútbol. Sin la gente el fútbol sería solo un deporte, un juego, y no una pasión.

Sebastián Marín

19 de marzo

Livianito análisis y bastante alejado de la realidad. Lamentable. Espero que no seas periodista, porque yo lo soy y he trabajado en medios importantes, lo que me enseñó a no hablar burradas. Desde ese punto de vista (periodístico), deberías saber que la generalización es un tema muy difícil de redactar y está claro que tú no la logras en tu escrito.
¿Cuántas veces has ido a ver a la U al estadio? ¿Considerarías válida la opinión de una persona que escribe sobre un tema que desconoce y cuyas únicas referencias son sus amigos? ¿Te das cuenta de la cantidad de variables que eso significa como para tener una opinión objetiva, acabada y que busque llegar a un punto de vista válido?
Más parece un extracto de una mente cansada de algún amigo pichulero que lo tiene hasta las cachas. Lo peor es que no realizas ningún aporte y bastante poco sentido tienen los puntos de vistas, muy singulares, reitero, en que basas para tu hipótesis “La U y su hinchada vacía”.
En mi familia somos tres generaciones de gente que le gusta la U. Desde el año 1990 (6 años) que voy al estadio con mi viejo. Es probablemente el único momento en que compartí más sólo con él. Voy siempre que juega de local y para mí es otra cosas totalmente distinta. Ver a los hijos de mis hermanos juntos sentados, compartiendo con mi viejo, conversar con mis hermanos. Un panorama familiar en torno al deporte. Qué más saludable.
Con el peso que me da haber ido a muchos partidos, no ser de “Los de Abajo” (estoy en contra de la gente que lucra con el fútbol) y dejando el espacio a la duda de ser una “madre odiosa”, te digo que tus palabras son ajustadas al 5% de la realidad de hinchas de la U.
Te invito a que vayas al estadio. Te sientes tranquilo, después de una entrada tranquila (te lo garantizo) y te dediques a mirar las personas que hay en el estadio. Te aseguro que encontrarás familias, pololos, abuelos con nietos, gente que va a pasar un buen rato de distracción. A ver un espectáculo, que es el gran final de esto y, contrario a lo que tu planteas, que sólo están pendientes de lo que están en la cancha.
Te invito a que lo hagas y así puedas dar un punto de vista más sólido, que te lo deseo por la tribuna que te dan. Que no sólo vayas una vez, sino que vayas varias. Qué hagas el ejercicio del periodismo de observar en el lugar y no tener una verborrea vomitada de comentarios en base a redes sociales, CDF y las “madres odiosas” de tus amigos.
Te invito a que de verdad lo veas. No, porque me interese que seas de la U. Al contrario, el fútbol lo entretenido es tener la diversidad.
Por último, espero que no seas periodista…

Saludos.

Germán

19 de marzo

Hipócrita. En tu cuenta twitter intentas hablar como hincha apasionado y además eres de colocolo. Tu columna debió traer la advertencia de que tienes conflicto de intereses, a lo menos (ya que te las das de intelectual, sabrás de lo que hablo).
Me ahorro mis comentario de hincha.

Germán

19 de marzo

Hipócrita. En tu cuenta twitter intentas hablar como hincha apasionado y además eres de colocolo. ¿En qué quedamos? Tu columna debió traer la advertencia de que tienes conflicto de intereses, a lo menos (ya que te las das de intelectual, sabrás de lo que hablo).
Me ahorro mis comentario de hincha.

20 de marzo

El sesgo, personal y personalizado, de sus apreciaciones hacia el texto, no provoca más que reafirmar lo postulado a-g-r-a-n-d-e-s-r-a-s-g-o-s en el texto a razón de la imagen acabada o no, de la hinchada extrema del club universidad de chile. Podría enumerar un montón de partidos en que fui a ver a universidad de chile, como mero espectador, recuerdo uno en especial, con Barcelona de ecuador en el 96. No ahondaré más para no volver sobre el tema de la fanfarronería, la arrogancia o la sobre argumentación futbolística. Tampoco creo que sea tema mi filiación o identidad futbolera, básicamente porque no viene al caso. Como ciudadano, como seguidor de futbol, como jugador amateur, como lo que sea, tengo el derecho pleno de escribir sobre lo que mis conocimientos me permitan.
Aclarar que no fue intención ofender a nadie, ni mucho menos, desvalorar la pasión o la fidelidad que cada uno en su juicio y en su derecho y por la razón que sea, siente por determinada institución deportiva, en este caso el Club Universidad de Chile.
Toda apreciación y comentario lo valoro en su dimensión, agradeciendo la lectura previa. Aunque discrepo del tono de algunos, pues sugiero que toda violencia y virulencia debiese estar alejada del fútbol, no como lema cliché y superfluo de estadio seguro, sino más bien por una asunto de prioridades.
Es fútbol es asociativo, no solo entre fanáticos de un mismo equipo, sino en sus practicantes y seguidores y agarrarse con el tipo de la otra vereda es un perdida de tiempo.
pd 1: no me pagan por escribir aquí, este espacio es público y salvo ediciones con las que uno puede no estar de acuerdo, es totalmente libre de escribir sobre lo que se desee.
pd 2: toda publicación busca tribuna, sino para qué?
pd 3: no soy periodista, en mi perfil se aclara; autodidacta.
pd 4: no creo que sea mentiroso, el texto lo deja bien en claro
pd 5: citar a hunter thompson no lo considero un despropósito como ejemplo del ejercicio de libre estilo en el texto informativo
pd 6: no soy uruguayo y no vivo en montevideo
pd 7: no tengo amigos de la u “pichuleros” que me joden desde pequeño
pd 8: no me creo intelectual
pd 9: no me creo solabarrieta
pd 10: no considero al fútbol un elemento alejado de la realidad, ni mecánico, ni que sea mirado o admirado como practica meramente estadistica, táctica o estrátegica, sino como un bien social.
pd 11: hoy fue la hinchada de la u, mañana puede ser la de colo-colo y pasado mañana la de la uc.

gracias

Rodrigo

20 de marzo

Eres un farsante, con ínfulas de intelectual, que ni siquiera tiene la decencia de reconocer que habla a partir de su pertenencia a Colo Coló. Si hubieses estudiado algo de periodismo por alguna tendrías algo de ética. Además tienes el descaro de compararte con Hunter Thompson. Gordito, dedícate a otra cosa que el fútbol no es para ti, y la escritura observante menos.

Germán

20 de marzo

Eso según tú, yo no veo reafirmación alguna de tus palabras. Cerradito como candadito…Criticas alusiones personales (con tú hipocresía escondida, que algo personal criticable), pero en tu columna las haces. Qué pena que creas que hay edades para hacer ciertas cosas y otras que no (críticas a cuarentones, y ni sabes cómo algunos se jugaron en otros temas que seguro tú mirabas desde lejos). Resulta que eres conservador además de todo. Al parecer, a los 40 habría que usar dockers y camisas con cuello según tú. La barra de la U no sólo fue eso, sino un actor permanente de la política nacional en los principios de los 90. Los cuarentones, además, ya no lideran la barra porque no pueden ingresar, y eso fue justo en el período de piñera y con apoyo de los pacos para que no ingresaran al sector sur. Profundice, estimado, no todo se aprende leyendo libros, menos si los publicó la Progreso (además, escrito hay de todo) o en internet (que es peor). Eso te hará un ñoño más.
Por último: no corrresponden los post data (fecha), sino los post-scriptum (escrito). Dale con dárselas de intelectual (el libro de tu foto parece que es una novela rosa)…

Guillermo gabler

20 de marzo

Gran reflexión
Lectura obligatoria

Camilo Miranda

20 de marzo

Al parecer el columnista no comprende que más allá del lugar ocupe la U en el torneo lo que los hinchas quieren es a la institución. La hinchada no exige copas, la hinchada exige compromiso con la camiseta, nada más ni nada menos. Es el mismo apoyo incondicional que gran parte de los chilenos le entregan a su selección. Sabemos que no podemos ser campeones mundiales, pero eso no obsta a que hinchemos por ella.

Rosario

20 de marzo

Pésima descripción del hincha de la U. Lo que escribes es la típica crítica antigua y fácil de un hincha de la UC. Si a la hinchada de la U no le interesara el fútbol o no se pudiese aprender una alineación (que apreciación más ridícula), no sufriría la pena que siente al ver al equipo como está hoy día. Si tu fueras de la U, irías al estadio con las miles de personas que salen destrozados porque el equipo juega mal. Es hermoso que siga el estadio lleno (aunque existan prohibiciones de compra de entradas y esas cosas), pero es muy triste ver como las miles de personas dejan de cantar al salir porque la pena viene de adentro. Decir “Pero esa presencia es ausente, es vacía. Porque el discurso sobre el que se sostiene esa presencia, es vacío. No es el fútbol lo que une a esa hinchada, lo que la une es el “hueveo” de saltar sobre el tablón.” es una falta de respeto que, si no eres de la U, no tienes derecho a hacerla pública, porque no tienes idea qué es ser de la U… y nunca lo sabrás (menos mal).

20 de marzo

Rodrigo, leí ávida tu columna y pucha… solo decir que me queda claro te encantaría ir a un estadio con todos callados mirando el partido como un programa de TV, pero el fútbol es mucho más que eso, es un espectáculo completo donde eso de que la hinchada es el jugador N° 12 no es un chiste (pregúntale a los jugadores que se siente jugar en una cancha sin público). El fútbol es pasión, y como tal, lloras de pena y de alegría, vibras con el espectáculo de la cancha y con el de la barra también. Tengo 46, y aprendí con el amor a la U lo que significa la pasión por un equipo. Me se todas las canciones y lloro cuando la U pierde, y soy una profesional exitosa aunque los fines de semana me vista jeans y camiseta azul y programe mis agenda según el horario de los partidos. Esto es casi como la fé, algunos lo sienten y otros no, claramente tu no tienes el privilegio de conocer este sentimiento pues hablarte de ello es como tratar de convencer de la existencia de Dios a un ateo. En todo caso te recomiendo ver la película “El secreto de sus ojos” allí se muestra claramente: Puedes cambiar de pareja, de ciudad, de trabajo, pero nunca, nunca! de equipo de fútbol.
¡Grande la U! #SoyAzul

23 de marzo

Marta en esa misma película, la pasión se reflejaba en platon, a quién le decían así porque vivía de la academia (racing) en la secuencia previa al texto que citas, el personaje cita de memoria, varias alineaciones de rancing, describiendo estadisticamente y estilisticamente a varios jugadores citados. Huelga decir, que uno puede llorar y reir y quedarse pasmado por tu club, pero que la hinchada jamás está por sobre lo que sucede en la cancha, eso a mi entender y que siempre será motivo de pasión lo que tu equipo haga o deje de hacer en la cancha por sobre lo que suceda en la graderias.
además, Juan Carlos Oleniak (citado por platon) jugó en universidad de chile en los 60 y si no me equivoco salió campeón con la U en el 65, saludos

Cristóbal

06 de septiembre

Vargas, Castañeda, Fuentes, Delgado, Musrri, Marrones, Aredes, Valencia, Salas, Ibáñez. No.estaba en El salvador, era imposible, pues tenía 9 años y me acuerdo como si fuera ayer, de la transmiSión de Megavision y de cómo.sufrí.con.el.gol de un “cruzado” como Ovalle.

Hay varias cosas absurdas en su columna, primero la generalización de.un fenómeno social como lo es la.hinchada.de la.U.

Jamás.criticarla a un.hincha de Colo Colo por decir semejante falacia, como lo es la generalización apresurada, pues es típico de la discusión de hincha irracional, mas cometer ese tipo de aberración argumentativa en alguien que quiere desligarse del hincha común y pretende ser tomado en serio, no tiene sentido.

Lo único que me queda por pensar es que privilegió la polémica barata con tal de conseguir comentarios y lecturas y poco le importó que su prestigio como escritor, se haya reducido a lo más banal posible.

El hincha, como el.ser humano está lleno de matices, y seguramente encontrará varias características similares en hinchas de la.U, Colo Colo, Peñarol e incluso.Santiago Morning. Pero como podrá entender, mientras más masivo es.un.equipo, más se extenderán ciertas características.

Me parece muy bien que represente la táctica fría y el poco interés por la galera. Pero bien sabrá que no sólo Bielsa entiende al hincha como el más importante, sino que grandes maestros como Galeano se revolcarian en la tumba después de leerlo.

savid

20 de octubre

Hola estimado Rodrigo,

¿te apasiona el futbol?, ¿algún equipo al que admires?, si pudieras compartir algún argumento respecto a tu elección, se agradece.

saludos.

andres

21 de febrero

Tu comentario o aporte amigo es vacío La direferncia no es el webeo en la barra sino los pocos triunfos, pocos pero sufridos y que calan dentro de la retina, mientras que en la vereda de en frente y en san Carlos se aparece el hincha solo en clásicos finales en nuñoa se aparece siempre por las mil gracias a aquella pequeña victoria como la de él salvador esa es la diferencia claro UD. no entienentiende de las alergias y risas y júbilo regalado entre un chuncho y sus amigos por 11 tipos vestidos de azul

Guido Pinto

29 de abril

Otro hincha de colo colo q no logra entender a los hinchas de otros clubes, quieren a su equipo aunque pierda.

bf

26 de junio

te equivoocas en una cosa. la hinchada de la U es asi historicamente. por que nacio asi desde la decada del 40 cuando jugo por primera vwz con colo colo con triunfo 3*2 de los albos…. mientras en las tribunas la barra de la U era mas hinchada que la del cuadro profesional que era el mas popular….lo dicen los diarios de las epocas….ya en ese instante hay un informe donde la llamaban bullanguera….siendo que recien se formaba.Posiblemente para alguien que nunca sintio a la U sobretodo en la decada del ochenta le sea muy dificil comprenderlo. Porque para el comun de los hinchas del futbol lo importante es el logro del exito. Pero para un hincha azul la diferencia esta en que la gente se siente como en una familia donde el exito es irradiar el cario por una familia que nace en la gente desconocida pero que ya es conocida porque sabe lo que siente y donde muchas…..muchas veces ese sentimiento fue dolor y humillacion…. por eso que es distinto… porque para el resto ese dolor no les ha sido conocido. El hincha de la U es como el chavo del 8…. Que en su pobreza aprendio que el compartir su poco alimento que tenia con alguien pobre como el era el exito por saber sentir lo quera el cario fraterno de algiien que sabe que el sufrimiento es detestable pero que forma un sentimiento de un gran ‘Yo estoy contigo’. finalmente esa vision se proyecta en la sociedad que deseas vivir…. en lograr los exitos formales o tener una familia incondicional que te acompaara

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?