#Deporte

El boxeo chileno en las Olimpiadas de 1928

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

En este año de Olimpiadas sería bueno traer al recuerdo la participación de los primeros púgiles chilenos en las Olimpiadas.  En 1924 a fue París una escueta delegación compuesta en su mayoría por atletas que podían costearse su viaje, como el boxeador aficionado de la época Zorobabel Rodríguez, representante de la federación deportiva universitaria, un púgil “aristócrata” que constaba con los medios intelectuales y económicos para ir a las Olimpiadas.


La delegación de boxeo que viajó a Ámsterdam a los Juegos Olímpicos en 1928, no obtuvo buenos resultados. Los boxeadores Ojeda, Turra y Sánchez fueron eliminados en primera ronda y Jorge Díaz llego a octavos de final, según el corresponsal de Los Sports, por ser un púgil fruto del boxeo “científico”

Rodríguez intentó llegar a las Olimpiadas de 1928, sin embargo cayó en las preliminares que se realizaron con todo un despliegue mediático en el Hippodrome Circus ubicado en Independencia. Las preliminares despertaron mucho interés en los aficionados, pero también un profundo rechazo a la supuesta participación de una delegación chilena en la cita olímpica. Los dirigentes, fueron contrarios al envío de una delegación, por dos motivos: la poca o nula experiencia en certámenes extranjeros y por lo rudimentario de la técnica “científica” del boxeo chileno, ya que en un certamen como las Olimpiadas, la evaluación de los jueces era por concepto de estilos y a juicio de los periodistas deportivos y dirigentes este estilo era completamente carente en los rings chilenos.

En una nota de Los Sports de 1928 se puede apreciar la vehemente crÍtica de la prensa y personalidades del boxeo en la época: “Arturo Riveros y Oscar Giaverini, hicieron el match mas malo de la noche. No revelaron ni siquiera la agresividad de la mayoría de nuestros muchachos, pues sus tres rounds fueron monótonos y faltos de importancia en todo sentido”.

El lapidario comentario se ve rematado por el del dirigente Óscar Rodríguez, miembro de la comisión central de box, “Honradamente y dado el resultado de las eliminatorias, en que les valores que han actuado son muy escasos, a pesar del entusiasmos de que han dado pruebas, no debe concurrir una delegación chilena, y el dinero que se gastaría en el viaje, se podría en aprovechar científicamente el box, trayendo profesores que lo difundan instalando un gimnasio modelo, fundando de una vez por todas la escuela científica del boxeo chileno.

El dirigente apuntaba a la profesionalización de la enseñanza, ya que, en la mayoría de los casos, a pesar de la abundancia de clubes amateur a comienzos de siglo, los profesores con experiencia no eran muy comunes, con la excepción de Juan Budinish, Heriberto Rojas y Amadeo Pellegrini los estudiosos de este deporte no abundaban. Pero no todo era negativo para la delegación chilena de box, la súper estrella pugilística de la época, Luis Vicentini también se pronunció sobre este evento deportivo, “Que el envío de una delegación chilena a la Olimpiada de Ámsterdam, servirá como un lazo fraternal de internaciones y si los muchachos, no clasificaran ganadores, cuando menos dejarían la impresión de que han luchado como buenos”.

Tanto de la prensa especializada, como la de los dirigentes eran muy críticos sobre los posibles resultados del equipo nacional. El boxeo amateur que era duramente cuestionado e incluso Luis Vicentini declaraba a Los Sports que se había ofrecido a ser entrenador de la delegación, pero su petición no tuvo buena acogida.

¿Qué pasó con la delegación? Finalmente, la delegación viajó a Ámsterdam, en donde sin muy buenos resultados, los boxeadores Ojeda, Turra y Sánchez fueron eliminados en primera ronda y Jorge Díaz llego a octavos de final, según el corresponsal de Los Sports, por ser un púgil fruto del boxeo “científico”.

¿Qué queda de toda esta aventura olímpica de los chilenos en Ámsterdam?, existen varias conclusiones en las que se puede pensar con posteridad al evento olímpico. Para empezar, la opinión generalizada de medios y dirigentes en la época, era abiertamente crítica a tal punto que creían innecesario enviar una delegación a los juegos, acto que hoy sería impensable. Pero el hecho más extraño es que, tanto en los en los medios de comunicación como en los círculos ligados a la federación de boxeo, se criticaba abiertamente la falta de estilo y técnica en un medio en el que la práctica profesional era bastante amplia incluso con varios púgiles en el extranjero como Loaiza, Vicentini, Romero, Beiza y Parra. Además existían más de 40 de clubes amateur, esto es excluyendo a las ligas universitarias como Universidad de Chile, Católica y la Escuela de Artes y Oficios. ¿Cómo se explica entonces el pobre desempeño amateur de Chile?

La explicación parece estar en el mercado. Por una parte el boxeo comercial era una empresa en el Chile de comienzos del siglo XX; una forma de difundir la masculinidad y las correctas prácticas como la abstinencia de bebidas alcohólicas y prostitución. Así mismo los obreros asistían en gran número a las veladas, lo que muchas veces era criticado como una falta de conciencia obrera, sin embargo esto no debe hacernos creer que los clubes obreros no existieran. Por otra parte, el decaimiento del boxeo a niveles competitivos internacionales parece estar determinado por las pautas de mercado que buscaban en los “combates” más que una expresión técnica del boxeo, crear la ilusión de una épica que enfrentara a los máximos exponentes y terminara con la caída heroica de alguno de ellos, se “vendía” una imagen comercial que buscaba adeptos.

Para el caso del Chile de 1928, los combates rentables eran los que ofrecían un encuentro a la “americana”, con un gran despliegue de fuerza y violencia, y que terminaran en KO espectacular o una batalla a 15 asaltos. Este era el “evento” comercial que buscaba el boxeo. Por otro lado, el boxeo “científico” se basa en un gran despliegue de técnicas defensivas y desplazamientos, estilo que en muchas ocasiones no era atractivo comercialmente, por lo tanto, era desechado para ser desplegado en la veta comercial. Esta es la razón de mercado que parece estar en el origen de los pobres resultados del boxeo olímpico. Sin embargo, Chile sí triunfó en Ámsterdam en donde el suplementero Manuel Plaza obtuvo medalla de plata en la Maratón.

TAGS: #Boxeo inicios del box en Chile Olimpiadas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La Agenda 2030, si no involucra al poder económico, representado por las Grandes Empresas y Grandes Inversionistas, tiene poco que hacer convirtiéndola en una declaración de buenas intenciones, pero sin ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Agenda 2030: falta un actor importante

Se requiere un Consejo Nacional de Inteligencia que esté por encima de las figuras enclenques y populistas de políticos que no se atreven a hacer cambios porque no son capaces de pronosticar los resultado ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Educación, vacaciones y lluvia

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen

El fenómeno de la migración ha ido en aumento en la última década y es consecuencia propia de la realidad de Sudamérica, de sus procesos políticos, su desarrollo económico y de la globalización. Ant ...
+VER MÁS
#Sociedad

Inmigración en Chile: la Norma vigente y su enfoque de seguridad nacional

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable