#Cultura

¿Interesa realmente que los chilenos lean más?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Plan Nacional de Lectura

Cuando hablamos de los bajos niveles de lectura en Chile, parece que la mayoría estamos de acuerdo en que es un problema que el país debe enfrentar. Es difícil imaginar que alguien argumente a favor de la ignorancia, no quedaría bien, no sería presentable. Las discusiones y conversaciones pueden darse en torno a si la lectura debe ser de libros de papel, libros digitales o cualquier otro soporte, aquí también aparentemente hay una mayoría de líderes de opinión que apoya la lectura, porque es fuente de información y de conocimiento, aunque hay quien manifiesta su amor y preferencia por el libro tradicional y quienes se abren a la convivencia de los diferentes soportes, una vez más quedamos bien.


A estas alturas, parece que la lectura sí es un tema de interés de muchos, y el aumento de los niveles de lectura de la población, un objetivo democrático, sobre la base de que leer permite al ciudadano participar informadamente y ser a su vez crítico.

Luego viene la discusión sobre qué leer y en ese punto hay quienes dictan cátedra sobre la literatura mayor o menor despreciando determinados géneros, mientras que otros rompen una lanza en favor de la narrativa gráfica, la llamada literatura menor e incluso la literatura marginal, que ya constituye un movimiento. A estas alturas, parece que la lectura sí es un tema de interés de muchos, y el aumento de los niveles de lectura de la población, un objetivo democrático, sobre la base de que leer permite al ciudadano participar informadamente y ser a su vez crítico.

Ante esta aparente unidad de intereses entre personas con criterio formado, muchos de los cuales crean opinión, resulta indignante la negativa sistemática de los grandes medios de comunicación del país a dar espacio a la información sobre más de 40 programas públicos, que funcionan actualmente en el marco del Plan Nacional de la Lectura y cientos de iniciativas ciudadanas que van en la misma dirección impulsadas por fundaciones, ONGs, municipios o centros culturales de barrio. No es ocultando lo que sucede como podemos avanzar, porque estamos hablando de mejorar los niveles de lectura, de acercar la lectura a los niños, pero también a los adolescentes y adultos mayores, a los que estudian y a los que trabajan, a los que viven en la ciudad o en una  isla en Chiloé, a los que les gusta la literatura clásica y a los que aún no saben qué les gusta, a los que leen cómics o a los miles de seguidores de Harry Potter.

Si en lugar de ese cálculo mezquino que hacen los grandes periódicos, basado en la contingencia política, existiera una mirada de interés público en el sentido del bien común, la mención informativa o crítica de qué hacemos o qué nos falta hacer para elevar los niveles de lectura de la población y, por ende, de la educación en Chile, el efecto multiplicador sería extraordinario. Pero entonces surge la pregunta: ¿Queremos realmente que se lea más en Chile?, no quiero imaginar que hay quienes son conscientes de que ciudadanos menos lectores son más fáciles de manipular y menos críticos y participativos y que a los dueños de esos grandes medios esa realidad les acomoda más, ¿o sí ?…

TAGS: Fomento Lector Lectura libros Plan Nacional de Lectura

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Juan Pedro

30 de septiembre

No me queda claro, pero entiendo que la articulista ostenta un cargo importante en el aparato público, financiada con nuestros impuestos. Y se asoma acá para quejarse por qué la prensa no la comprende, ni le da publicidad a sus “fantásticas” iniciativas.

Un poco de autocrítica y darse cuenta que usted ha fallado miserablemente, en vez de culpar al empedrado.

Patrick Fisk

02 de octubre

Aunque “algo” coincido con la ácida crítica de Juan Pedro, no voy a entrar a descalificar un comentario que podría generar algo bueno, ojalá me contestaras este post

La falta de lectura en Chile para mí tiene 2 verdades y una excusa (no quitando otras expoliaciones complementarias)

En primer lugar nadie enseña el valor de la lectura en términos prácticos.
Leer es entretenerse con la Imaginación, despierta la creatividad y enriquece el alma… Patrañas que a los niños solo les saca una risa, de repente decir que leer sirve para que no te pasen gato por liebre en un contrato de adulto, para aprehender y aprender más palabras que luego te servirán en “maniobras de seducción y conquista” es más asertivo. Debemos despertar el interés y no espantarlo, por ahí una verdad

Lo que se lee, recuerdo muy bien cuando discutía con mi Profe de lenguaje y le decía Fuguet y Quiroga son lejos más entretenidos que Vargas Llosa, y gracias a eso…. Nunca más me encajaron textos universales, Ray Loriga, Herman Hesse y Allan Poe reemplazaron a toda esa mugre latera de los warkens al peo (al menos en ese periodo)
Adecuemos los contenidos al perfil de estudiante, para que la brecha generacional deje de ser otra barrera insoslayable

Y la mentira, impuesto al libro… Compramos tanta mierda inútil que esa es la mentira más grande que se dice hoy!

Pa que andar con cosas, dejamos leer porque nos entretiene el cable!

servallas

05 de octubre

Estimada Sra. Regina, yo no le cargaría los dados a los medios, al fin y al cabo un diario, un períodico busca siempre la contingencia, necesita vender para subsistir, pero sería bueno quizás investigar, saber el porqué los libros en Chile son tan caros, no creo que el impuesto lo justifique todo, me parece que hay una modorra, una flojera para buscar , gestionar, acordar, formas y formatos más económicos para hacer libros, pero me parece que es más importante la modorra, la flojera para leer, y en eso el sistema educativo puede intentar hacer algo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco