#Cultura

Fuerza Barrial y Patrimonio

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Una fachada neoclásica, ubicada en almirante Barroso con Moneda, el pasado jueves 3 de junio fue en parte demolida sin permisos que autorizaran dicha acción.

La propiedad en manos del Instituto Profesional Centro de Formación Técnica INACAP, estaba siendo intervenida cuando una vecina se percató de lo sucedido, alertando a los Vecinos por la Defensa del Barrio Yungay.

La edificación se encuentra dentro de la Zona Típica Barrios Yungay y Brasil, y está protegida por la Ley de Monumentos 17.288.

Gracias a la pronta acción de esta organización comunitaria, y la intervención del Municipio, la demolición fue detenida.

La interrogante es por qué una Institución Educacional, que en este caso fue multada, con años en el mercado, no cuenta con información relevante, al momento de desarrollar la arquitectura de sus centros.

La realidad es que los vecinos de este sector han recorrido un camino desde hace 5 años, convirtiendo a este sector de Santiago en una fuerza barrial importante. Fuerza que defiende su patrimonio tangible y pone en valor sus riquezas culturales.

Queda claro que los empresarios que deseen invertir en estos terrenos deben consultar asesorías para sus proyectos, en base a la regulación patrimonial.

La Zona Típica Barrio Yungay Brasil cuenta con casi 190 hectáreas y es la segunda más grande del país.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

07 de junio

Una pena que este sea una excepción de lo que sucede con las construcciones patrimoniales en todo Chile, en especial las que mantienen las empresas, las que por miedo a q los inmuebles pasen a estatuto patrimonial, demuelen sin asco y venden los terrenos. Y por el momento el único que repudia son los vecinos. Bien por la organización vecinal, mal, muy mal por el Estado.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los datos muestran un escandaloso porcentaje de exclusión normalizada. Se pone obstáculos a priori a los participantes que han aprobado el nivel secundario. Ni siquiera se les permite intentarlo.
+VER MÁS
#Educación

Selección Universitaria y datos 2018: exclusión académica estandarizada

En este presente conflicto, el temor pareciera ser una emoción recurrente, especialmente porque ante tal coyuntura hay definiciones económicas para cada espacio geográfico. Esta incertidumbre muestra có ...
+VER MÁS
#Sociedad

Entre el miedo y el orgullo: 110 años de rivalidad portuaria

Curiosamente, la variable clase media parece hacer una buena labor explicando la votación del candidato, pero en una forma justamente contraria a la propuesta por el relato modernizador.
+VER MÁS
#Política

Analizando el relato de la modernización desde los datos

"La iglesia católica no desaparecerá, pero en Chile y el mundo se avanza en una dirección en la que ella seguirá perdiendo influencia, perdiendo fieles y también perdiendo vocaciones sacerdotales. ...
+VER MÁS
#Religión

La coherencia vaticana

Popular

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

No nos olvidemos que la discriminación en Chile no es un fenómeno exclusivo de chilenos contra inmigrantes, sino que de chilenos contra chilenos, sin miramientos a su nivel ni condición social
+VER MÁS
#Política

Racismo y discriminación, la otra cara de nuestro Chile profundo

Esta forma de adoctrinamiento es contraria al “libre pensamiento”, resultando en personas con las cuales no es posible dialogar ni llegar a acuerdo con ningún tema valórico, ellos sienten que están d ...
+VER MÁS
#Política

Debemos defender el estado laico y la libertad de pensamiento

¿En esta coyuntura, hubo algún interés de los obispos en proteger la integridad del Papa Francisco y evitar que cayera en el error? Desde luego, no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Papa Francisco ¿víctima de una confabulación?