#Ciudadanía

Yo acuso (y eso es todo lo que basta)

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Una cafetería en Providencia tiene una promoción para parejas. Llegan una madre y su hija y quieren aprovecharse de esa promoción, pero no les corresponde, no son parejas. Como quieren esa promoción, aluden al lesbianismo. Según las propias palabras de las denunciantes, una de ellas dijo “‘y qué pasaría si nosotras somos una pareja de lesbianas, ¿no aplica la promoción?’” Y según ella la respuesta de la cafetería fue “No”. Y ahora el dueño de la cafetería tiene que soportar insultos, agresiones y hasta el MOVILH ha decidido intervenir.


Esa es la sociedad que hemos creado. Esa, en la que todos tiran las piedras, porque todos se consideran justos y sin mancha, con el derecho de señalar a los demás. La sociedad de la detención por sospecha. Ni siquiera necesitamos una ley que la ratifique, porque ya la aplicamos.

Y la pregunta que no se está haciendo es: ¿eso pasó realmente? ¿Están diciendo la verdad las denunciantes? Porque se está acusando a los propietarios de una cafetería de discriminación, de que están haciendo promociones a heterosexuales, están dañando la imagen de una cafetería en base a lo que dos personas dicen. Pero no hay nada que avale que lo que están diciendo sea cierto, salvo la foto de un dibujo que ni siquiera tiene forma de persona. Lo que tenemos es la palabra de una madre y una hija, o sea, dos personas que ni son pareja ni son lesbianas. La promoción era para parejas románticas, promoción correcta en el mes de febrero, que se celebra San Valentín. ¿Por qué debían servirles una promoción si no cumplían con el requisito esencial, que era el ser pareja? ¿Por qué creerles que están en plan solidario con homosexuales, cuando lo que pretendían era pagar menos aprovechando una promoción a la que no tenían derecho porque no eran pareja?

Esta situación cada vez está siendo más y más recurrente. Una persona acusa, y automáticamente por hacerlo tiene toda la credibilidad. ¿Qué pruebas tiene de que las cosas ocurrieron como lo está contando? Ninguna, pero está acusando, así que debe ser verdad. Usa las redes sociales para decir lo que pasó, así que debe ser verdad. Y luego aparecen organizaciones como el MOVILH, a las que poco les importa si lo que se está diciendo es así o no: les basta la mera acusación para seguir alimentando su propio discurso inculpatorio, que es la razón de que existan como organización. ¿Conocen acaso a las personas que denuncian, como para respaldar sus palabras? ¿Pueden dar fe que son personas honestas y sinceras? ¿Pueden meter las manos al fuego por ellas? No, pero es precisamente lo que se está haciendo, sin importar el daño que ello pueda hacer si se prueba que es falso, porque no importa si lo es: lo que gana titulares es la acusación, no la verdad.

Lo peor es que cuando se prueba la mentira, nadie de los que señalaron con el dedo se disculpan. Van por otra acusación. Total, una de 10 es verdad, tarde o temprano darán en el clavo.

¿Qué tan grave es esto? Más de 2.500 personas estuvieron en la cárcel acusadas falsamente en el año 2015. Más de 2.500 personas han visto sus vidas destruidas, las vidas de sus familias, todo un desastre por gente que los acusó sin pruebas. Pero repito: esas personas estuvieron en la cárcel. Según la Defensoría Penal Pública, la cifra de personas a las que se acusó sin ninguna prueba es de 47.279 personas. La acusación bastó. Yo lo ví, yo oí, me dijo esto. Eso es todo lo que se necesitó para que casi 50.000 personas tuvieran que ir a tribunales, con un estigma de “delincuente” que no se lava cuando se declara judicialmente que era inocente, porque la acusación fue primero, y eso es lo que queda.

Esa es la sociedad que hemos creado. Esa, en la que todos tiran las piedras, porque todos se consideran justos y sin mancha, con el derecho de señalar a los demás. La sociedad de la detención por sospecha. Ni siquiera necesitamos una ley que la ratifique, porque ya la aplicamos.

TAGS: Denuncia ciudadana Detención por sospecha Discriminación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Servallas

05 de febrero

Hay algo que no me calza en esta argumentación, la primera idea va por el lado de la viveza, del actuar manipulador para conseguir un algo no cumpliendo requisitos, la segunda idea señala el actuar de grupos de presión y sus tácticas, pero la tercera  idea, la concluyente, dice relación con procesos judiciales, y allí, cada cosa en su mérito, desafortunadamente la justicia no es perfecta, es más, el marco de sucesos no es la realidad, es una realidad  reconstruída en base a la información disponible. Frente a  la idea que se ajusticie a inocentes, se opone la idea que se liberen culpables, todo ello basado en el mérito del proceso, la posibilidad de injusticia o error es evidente y propio de la justicia humana. Reflexionando  respecto a las conductas humanas en este tema,  el porcentaje de delincuentes que reconoce un acto delictual es bastante bajo, algunos, y sólo algunos lo reconocen bajo la apabullante evidencia de las pruebas, el resto se declara inocente, y aún en su mente se auto convence a si mismo de ello, de su inocencia. La pregunta es entonces ¿que tiene que ver esto con la detención por sospecha?

08 de febrero

Servallas: la gente que condenó a los dueños de esta cafeteria por lo que “dijeron” unas personas, el dia de mañana se pondran su uniforme de carabineros y te detendran a ti por andar vestido de una manera caminando por un barrio que no te corresponde por tu cara. O se podran su corbata y su traje de fiscal para condenarte a 3 años en prision en base a nada.

Los tribunales no funcionan con robots. Detras hay personas, personas que estan creciendo y viviendo en una sociedad en la que estamos acostumbrandonos a acusar sin pruebas, a condenar por oidas. Y un cursillo de “comportamiento” que pueda hacerse en la Escuela de Carabineros o en la Academia judicial no puede crear funcionarios con criterio si socialmente nos hemos esforzado en imponer lo opuesto. No somos coherentes. Que malo que el Estado vaya a detener por sospecha, voy a luchar contra esa medida represora, no voy a usar carné y que me detengan… Pero luego en una red social me basta con oir una acusacion y condeno. La presuncion de inocencia la alegamos a cada rato cuando se trata del Estado, cuando el Estado es el que actua contra nosotros, pero cuando no es asi condenamos a cualquiera, sin asco. Luego nos quejamos que la justicia no funciona… ¿y funciona socialmente? ¿Funciona en redes sociales, cuando se insulta y se agrede a personas, por lo que otras dicen? Condenados por sospecha. Eso es peor que ser detenido por sospecha.

Servallas

08 de febrero

Estimada Marcela, según Hegel le debemos la vida al estado, sin organización, sin leyes, sin organismos especializados por hacer cumplir las leyes y perseguir los delitos, estaríamos fritos, en un estado fallido. La sociedad y sus valores son las que construyen el estado, aunque hoy parece al revés, el estado se toma por grupos para imponer una visión bastante hegemónica de sociedad, aún así, el estado es vital para nosotros. Por otra parte, de tanto cuidar nuestros propios derechos, de fomentar la sospecha sobre otros,  caemos en sistemas garantistas que nos separan de la justicia, todos nos volvemos tan blindados ante el estado que este sólo puede ser un observador del abuso, de la impunidad, finalmente caemos en el nihilismo, en la autodefensa, en la lucha por  la supervivencia, algo que ocurre en muchos lugares de las ciudades chilenas  en que las personas buenas, las gentes de buena fibra  vive enrejada, temerosas  y armada. Policías, jueces y fiscales no pueden ser cualquier persona que se pone un traje, en mi juicio, deben ser gente integra, preparada, ética, parte de lo mejor de nosotros, así debe ser “todo” ese estado , a mi juicio democrático, que Hegel le da vital importancia.

12 de febrero

Que bueno saber que Marcela aún existe, el articulo es interantísimo. Hay varios temas en esto, por un lado Sergio tiene razón, todas las leyes podriamos cuestionarlas con algo y con eso pierden su utilidad, no olvidemos que “Las leyes mantienen su crédito no porque sean justas, sino porque son leyes”.(Michel de Montaigne).

Las chiquillas eran un poco tontas pero no de mala leche porque no premeditaron un enagaño, solo querian aprovechar la promo por la buena y de ingenuas usaron un tema polémico y odioso de moda. Fueron tontas al indignarse porque el dueño hizo lo único que podia hacer, él sabe que el escandalo habria sido mayor si despues de dar la promoción a ellas se la niega a cualquier persona aunque venga acompañada de un perro. MOVILH sólo busca mostrarse y si a alguien se le sale un peo cerca de una lesbiana va a armar un escándalo pataguino. Y la detención por sospecha es simplemente una forma eficiente de prevenir delitos que no tiene nada que ver con esto.

Saludos

Carlos Odebret

15 de febrero

Hola,
Segun adimark 2014, el 39% de los chilenos reclama, el 7% de ellos lo hacen por las redes sociales especialmente jóvenes; el 22% lo hace en forma directa en la marca o servicio.
Entonces las organizaciones tienen una alta probabilidad de anticiparse a un conflicto con sus grupos de interés.
Los invito a descargar Viewapp en google play, una aplicación para conectar a las personas con las organizaciones. Si conoces alguna empresa que quiera “escuchar” a sus grupos de interes cuentanos y podemos conectarlos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Así fue como vimos entrevistas y reportajes de niños, niñas y adolescentes cruzando el río Bravo o aventándose el desierto entre Sonora y Arizona. Mediatizando esta tragedia se acuerpaba la denuncia de ...
+VER MÁS
#Internacional

Niños, niñas y adolescentes migrantes: carne de cañón

Si todas las víctimas de incesto hablaran, el coro sería ensordecedor. Quienes se han atrevido a exponer públicamente su tragedia resultan ser una minoría insignificante en comparación con quienes la o ...
+VER MÁS
#Internacional

El incesto, un delito oculto

En conclusión, en razón a que los milagros son posibles, esperaríamos que Enea a partir de ahora se enmarque en las directrices empresariales establecidas recientemente por la CPC en el Castillo Las Maja ...
+VER MÁS
#Municipales

Las más grandes empresas se enmarcarán en la probidad

La Agenda 2030, si no involucra al poder económico, representado por las Grandes Empresas y Grandes Inversionistas, tiene poco que hacer convirtiéndola en una declaración de buenas intenciones, pero sin ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Agenda 2030: falta un actor importante

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros