#Ciudadanía

Por qué necesitamos un AVP

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Cuál es el punto de conflicto para los convivientes? Que están en desamparo legal. Tenemos una sentencia de casación de la Corte Suprema del año 2012 en donde una mujer, cuyo conviviente murió, fue compensada en base a la equidad, pero esa sentencia en sí viola la Ley de Matrimonio Civil, que establece que la compensación económica corresponde sólo en caso que el matrimonio termine por divorcio o nulidad. En suma: estamos a merced del humor del juez de turno.

Hace 472 años Pedro de Valdivia y sus soldados fundaron la ciudad de Santiago. En esa ocasión no estaba a su lado su esposa, sino su conviviente, Inés de Suarez. Inés estuvo con Pedro en momentos cruciales de su vida, y no había dudas del amor que ambos se tenían. El problema es que Pedro estaba casado, no había forma que se divorciara de su esposa. La Iglesia Católica, sin piedad, hizo una campaña feroz contra Pedro e Inés, hasta que al final, obligado por las circunstancias y la presión, Pedro obligó a Inés, por su propia seguridad, a casarse con otro conquistador, Rodrigo de Quiroga.

Casi 500 años después, estamos discutiendo un proyecto que regule legalmente la convivencia entre dos personas.

Hasta ahora, el debate no ha ido nada bien. Desde el segundo que la palabra “homosexual” entró en el ruedo, todo se ha torcido, porque hay un sector político que pretende condicionar su apoyo al proyecto AVP a una declaración de inconstitucionalidad del matrimonio homosexual, y por el otro están los… lo siento, no puedo llamar “argumentos” a lo que han dicho la mayor parte de las Iglesias porque lo poco rescatable y comprensible se confunde con expresiones como “fornicación” y citas bíblicas. En ambos casos, el centro de su rechazo es que “la familia es el núcleo de la sociedad”, o sea, que una pareja se une para tener bebés. Nuestra legislación sobre las relaciones de pareja se rigen bajo una máxima: roles sociales que nos corresponden. Lo que la legislación está haciendo es decir a las personas que su función, en esta sociedad, es unirse en pareja para tener hijos, y nada más. Eso es lo que están defendiendo los que hablan de “matrimonio”. Por eso a las parejas que conviven, dependiendo la opción sexual, les negamos u obligamos, de manera muy poco sutil, a firmar el contrato matrimonial. Porque tienen que tener bebés.

En muchos artículos se señala que en Chile no hay datos para saber por qué las parejas optan por convivir ni cuántas personas están en esta situación y, por ende, no habría bases para legislar al respecto, ya que no habría “necesidad social”. Para desgracia nuestra, el censo del año 2012 fue tan mal hecho que seguiremos sin tener datos fidedignos de cuántas parejas conviven. Para desgracia de los “pro-matrimonio”, el asunto no es de datos. Para que nos entendamos: cuando ser homosexual era la forma más rápida de morir en la hoguera, cuando todos los jóvenes eran casados a la fuerza por sus padres con quienes sus padres decidían, cuando para tener alguna aspiración social y económica era obligatorio casarse, habían parejas que convivían. Aun cuando se derogase el artículo 102 del Código Civil y todas las parejas pudieran casarse, habría muchas que elegirían convivir. Esa es la realidad. ¿Y por qué pasaría esto? Porque la gente no vive en pareja para cumplir con el rol que le han impuesto, sino para estar con alguien a quien ama. Y estarán juntos mientras dure ese amor, no mientras los obligue un papel o un supuesto “rol social”.

De hecho, si hay un motivo por el cual la gente no se casa, aun cuando pueda hacerlo, es porque el matrimonio, en sí, tiene poco que ver con el amor. La gente se casa porque la legislación actual presenta una serie de atractivos que hacen “rentable” o “conveniente” el casarse. Hay personas que se casan para tener residencia legal, porque quieren acceder a cierto status social, porque suma puntos en el subsidio. Si esos atractivos o ventajas son necesarios para un determinado proyecto o por alguna necesidad, la gente se casará.

¿Cuál es el punto de conflicto para los convivientes? Que están en desamparo legal. Para obligar a la gente a casarse, para que cumpla su rol social, se pretende que esas “ventajas” y “atractivos” legales, tales como derechos de herencia, patrimonio, salud, etcétera, sólo sean exclusivos para quienes firman el contrato conyugal. Se alega, para desestimar la necesidad de un AVP, que hay jurisprudencia y ciertos mecanismos legales para garantizar los derechos mínimos que tiene una pareja que convive, pero esa jurisprudencia y mecanismos legales están enturbiados por esta imposición de que las parejas “cumplan con su rol”, y porque estos mecanismos están dispersados en diferentes normas (Código Procesal Penal, Código civil, Código Penal, ley de Violencia intrafamiliar, ley de Tribunales de Familia, ley de revalorización de fondos de pensiones, ley de accidentes laborales). Además, si de algo no podemos alardear es de tener una jurisprudencia clara. Por ejemplo: en una  sentencia del 6 de abril de 1994, la Corte Suprema señaló “Existiendo una relación de convivencia permanente entre un hombre y una mujer, y adquirido un bien raíz en esa época, que les permitió vivir juntos y bajo el mismo techo, se produce entre ellos una comunidad de bienes“. En una sentencia del 23 de diciembre de 1996, la Corte de Apelaciones señaló que “el haber existido un concubinato de más de 20 años entre dos personas, es ineficaz para dar por sentado que los bienes que aparecen integrando el patrimonio de una, hayan pertenecido a una comunidad entre ambos”. Tenemos una sentencia de casación de la Corte Suprema del año 2012 en donde una mujer, cuyo conviviente murió, fue compensada en base a la equidad, pero esa sentencia en sí viola la Ley de Matrimonio Civil, que establece que la compensación económica corresponde sólo en caso que el matrimonio termine por divorcio o nulidad.

En suma: estamos a merced del humor del juez de turno.

Mucha atención se ha puesto, por parte de los detractores, en la separación de las parejas de hecho, como una forma de reforzar lo “desechable” de estas uniones. Pero ¿qué pasa cuando uno de los convivientes muere? En Chile, si hay legitimario, sólo se puede otorgar en un testamento una cuarta parte de los bienes que posee a su pareja. ¿Es justo que una mujer lesbiana, que durante 30 años fue negada por sus padres, que vive desde hace 30 años con otra mujer, cuando muera sepa que todo lo que ha construido con su pareja ira a parar en manos de quienes la rechazaron?

El AVP no es perfecto, porque nada que entre o salga de nuestro Congreso lo va a ser. Pero dejemos de ser hipócritas: tenemos un vacío legal que, desde los tiempos de Pedro de Valdivia perjudica a millones de chilenos. No podemos obligar a alguien a casarse a base de chantajes y beneficios, como pasa ahora, y excluyamos a quienes no queremos que se beneficien de estar en pareja. No podemos seguir pensando que lo más importante que tiene que hacer una pareja es tener hijos. El AVP no es perfecto, pero tiene que ser el primer pie de que cambiemos la idea de lo que es ser una pareja y el rol de una pareja en esta sociedad. Y de eso se beneficiará la sociedad.

——-

Fuente de fotografía

TAGS: AVP

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Camila

27 de febrero

Buenísima columna te felicito!!

01 de marzo

Gracias 🙂

27 de febrero

No me parece que la lucha de las necesidades sociales deba pasar por reclamarlas a viva voz por más argumentos que se coloquen, sino que todas las aspiraciones de la sociedad deben concentrarse en tener un marco regulatorio que logre una democracia verdadera para que existan los medios para crear las argumentaciones necesarias que den origen a la creación de los mecanismos de cambios que consideran determinadas mayorías o minorías que deben ser llevados a cabo…

Sin la herramienta adecuada para ejercer la democracia, todas las “cositas” que quiere la gente que sucedan o existan no tienen los mecanismos para que se les dé la oportunidad de hacerse realidad…

Así y todo, cada quien puede referirse todo lo que desee respecto a un tema determinado, en la extensión que prefiera, con la manifestación que le parezca más adecuada, si es preciso, pero, a la hora de medir resultados, me parece que debe considerar qué es lo que ha logrado después de todo el esfuerzo que haya realizado…

Supongo que, por lo tanto, no estará demás invitar a los lectores del artículo a reflexionar en torno a la necesidad de mejorar la democracia para que las herramientas adecuadas concebidas para ello les concedan a las personas una vía factible para alcanzar sus aspiraciones y metas que hasta ahora no han podido alcanzar por todas las barreras que coloca el sistema legislativo y político…

La pregunta es, por lo tanto, ¿qué hago yo, o qué puedo hacer para que en el país haya una democracia efectiva, o cómo debiera lograrse esta, para que determinadas mayorías o minorías, habidas las razones que lo justifiquen, puedan alcanzar determinadas condiciones que hasta hoy no hemos logrado pataleando en la calle o ventilando en la web las distintas situaciones que nos parecen inadecuadas o no cubiertas por nuestra legislación o por los servicios que brinda el Estado a su población?…

Si alguien no quiere participar de esta necesidad evidente, creo que es mejor que no dedique mucho tiempo al planteamiento de situaciones problemáticas, porque, además de perder probablemente el tiempo, sólo vivirá decepción tras decepción, cosa que influirá en su espíritu de lucha disminuyendo sus incentivos para procurar ser un aporte a la sociedad dentro de condiciones que no favorecen la consideración de sus opiniones, por más fundamentas que puedan llegar a estar, afectando el hecho a su tranquilidad personal y al equilibrio de sus emociones…

Así, incluso, con apenas poca presión y ante tantas decepciones, su conducta se convertirá en impropia o inadecuada llegando, por ejemplo, a llamar estúpido a cualquier persona cuyas razones no quiera esforzarse en comprender y, tal vez sin darse cuenta, se convertirá en culpable ante un concilio que no conoce y que no sabe que la juzgará por lo que ha dicho…

Al respecto del artículo, me parece que siempre sería adecuado, al describir una situación problemática o que muestre una necesidad social no cubierta, la forma en que la descrita situación pueda ser mejorada y, de preferencia, no asignándole al Congreso la tarea de legislar como una suerte de comodín que todo lo arregle, porque, como todos sabemos, no todas las cosas se arreglan en el Congreso y, de hecho, es allí de donde nacen las condiciones para no poderlas arreglar en determinados y emblemáticos casos…

kjgf

01 de marzo

Menciono al Congreso porque el AVP esta en el Congreso.

Y el problema es ese, que el Congreso tiene la voz y el voto en este asunto. Si fuera por los ciudadanos, hace mas de 100 años que tendriamos un acuerdo de vida en pareja. Pero el Congreso lo bloquea, porque los congresistas creen que son los garantes de la moralidad social. Y si no recordemos el show que fue lo del divorcio, lo que costo conseguir que los que somos hijos fuera del matrimonio tuvieramos iguales derechos a los otros… vamos, que todo lo que siquiera roce lo que se considera “el ideal moral social” es un via crucis cambiarlo.

Yo no escribi este articulo para asignarle al Congreso la tarea de comodin, sino porque veo, otra vez, que la discusion se ha ido por un terreno para empantanarla deliberadamente. Y eso me tiene muy molesta. Porque tengo ojos, y veo como parejas tienen que soportar situaciones inaceptables y algunas hasta sui generis porque en este pais solo tienen derechos los casados. Y creo que en esta campaña para impedir que haya un AVP se ha tenido exito, porque la discusion se ha centrado en polemicas y no en situaciones reales que afectan a millones de personas.

Creo que seguir viendo a los que conviven como irresponsables y cuasi criminales, creo que negarles a quienes quieran casarse el derecho a hacerlo porque son del mismo sexo, creo que defender una idea de familia de hace 3000 años (que es lo que se hace cuando se cita a la Biblia), es marginar a quienes quieren hacer las cosas bien, protegiendo a sus seres queridos, sin tener que recurrir a los vacios legales y a triquiñuelas. No me gusta entender a quienes marginan a quienes no se comportan como deberian comportarse, porque me suena hipocrita.

01 de marzo

Tal vez lo que les molesta a los señores congresistas es el término AVP… Quizá debiera llamársele Matrimonio Clase B, de Segunda División, o Categoría… Parece una broma, pero, en cierto sentido no lo es, porque en sí el matrimonio es un acuerdo de vida en pareja, sujeto a determinada legislación, entonces, como no sé mucho del tema, me pregunto ¿qué se supone que se acordaría en el AVP?… Es decir, ¿de qué forma se garantiza legalmente lo que esperan las personas partidarias del AVP?… Me lo pregunto porque se supone que debiera haber un marco legislativo para el caso y porque, en particular, debiera haber una diferencia entre los AVP que duran una semana o un mes de entre los que duran años o toda una vida… ¿Qué piesas al respecto?…

Respecto a la forma en que se tratan políticamente ciertos temas, lo usual es que se derive el debate a puntos de vista que lo entrampen y lo detengan indefinidamente…

Respecto del último párrafo, creo que vale la pena especificar o clarificar qué se espera que entiendan las personas que aceptan la Biblia como una forma de vida cuando se les dice que determinadas personas desean hacer una vida al margen de su Ley, pero, que entienden como bueno lo que harán, tal como lo mencionas, diciendo que “desean hacer las cosas bien”… Esto incluye la forma en que se desea proteger a los seres queridos y lo que significa, particularmente para ti o para quienes tengan argumentos al respecto, recurrir a los vacios legales y a triquiñuelas para hacerlo…

Si no te gusta entender a quienes dices que no te gusta entender, entonces, ¿a quiénes te gusta entender?… Supongo que a quienes no marginan a otros, pero, ¿no está presente la marginación en toda clase de hechos sociales, tales como la convivencia infantil; los por qué escoges a unas personas como tus amigos y a otras no; las razones por las que militas o simpatizas con algún partido y discutes con otras personas de otras ideologías políticas; o las veces en que te parece hipócrita la forma de proceder de algunas personas que no deseas entender?… ¿Marginas o no marginas en tales casos?…

04 de marzo

No puede llamarse “matrimonio de clase b o segunda division” porque precisamente no es un matrimonio.

El AVP no esta hecho para los que van a vivir una semana juntos, o solo para convivientes de fin de semana. Esta planteado para personas que van a vivir juntos mas de un año. De hecho, si despues de firmado el AVP uno de los contrayentes muere antes de cumplir el año, se aplicaria, pero no si se separan antes del año.

Lo que esperan las personas del AVP es que se garanticen unos minimos derechos. Ahora los convivientes no tienen nada. Por ejemplo, tu convives con alguien. Como no puedes casarte, por xxxxx motivos, o no quieres casarte por xxxx motivos, convives con esa persona. Y tienen un departamento. Esta a nombre de tu pareja, pero ambos pagan los dividendos. Pero tu pareja te engaña, y te echa del departamento. Ahora, legalmente tu no puedes hacer nada. El departamento esta a nombre de tu pareja, no tuyo. Bien, eso es lo que se pretende que el Acuerdo solucione, que establezca ciertos mecanismos al respecto, que ademas no son nuevos, estan en la legislacion, solo que estan en miles de otras leyes.

¿Ves la diferencia? Cuando se habla de AVP no se habla de matrimonio, sino de las minimas ventajas Y DESVENTAJAS que tiene el convivir en pareja. Es un piso, en que establecemos que si dos personas deciden vivir juntos tienen estas obligaciones y estos derechos. Eso excluye obviamente a los/as amantes, porque el AVP sigue planteandose en torno a la pareja monogámica, no tendria las mismas ventajas fiscales y legales que un matrimonio, y tampoco se pretende que asi sea.

¿Por que me cuesta entender a quienes empiezan con citas biblicas cuando se trata de AVP? Porque somos un Estado laico discutiendo sobre una ley o acuerdo laico.

Tu puedes ser cristiano, por mi no hay drama, pero en el segundo que pretendes que yo viva como tu creencia dice que yo debo vivir, lo siento pero no me da la gana entenderte, porque ¿sabes que? No soy cristiana, soy apostata. Y en Chile hay musulmanes, hindues, ateos, judios, etc. Tu tienes todo el derecho a vivir acorde a la Biblia, porque asi te lo dicta tu alma, pero no puedes obligarme a vivir acorde a ella. No tienes derecho a hacerlo. No puedes forzarme a vivir ni a pensar como lo hacian unos pastores seminomadas misogenos. Vamos, ni Jesus fue tan rigido.

La Biblia solo es valida como argumento para los que son creyentes cristianos, y ojo, tampoco para todos los creyentes cristianos, porque algunos no aceptan al Antiguo Testamento. No lo es para mí, porque no soy catolica, no lo es para muchos de los que vivimos en Chile porque no somos catolicos. Por ende, no es valida como argumento contra una ley civil y laica.

Entiendo y estoy de acuerdo que haya gente a la que no les guste los homosexuales, porque no te pueden obligar, ni siquiera por ley, a que te gusten los homosexuales, o te gusten la gente con barba, o te gusten los chinos. Yo no soporto a los chismosos, no les tengo paciencia porque no me gustan los chismes. Tu y yo y todos tenemos todo el derecho a discriminar socialmente a quien no nos agrada, y eso no va a cambiar porque es logico que lo hagamos. Si la gente que no te agrada no viven como tu, ni comparten tus ideas, y repruebas su forma de vida, no tienes por qué ser su amigo.

Pero asi como tienes todo el derecho, y tenemos todos ese mismo derecho, a que alguien no te caiga bien, no puedes agredir a alguien porque no te agrada, no puedes incitar a la agresion contra quien no te agrada, no puedes negarle acceso a ciertas ventajas economicas y legales porque no te agrada, no puedes difamar a alguien que no te agrada, no puedes menoscabar a alguien porque no te agrada, no puedes abusar de quien no te agrada… Y definitivamente no puedes, porque no puedes, hacer que una ley les impida a esa gente hacer algo que tu puedes hacer en base a que “la Biblia dice”. La ley de la Republica de Chile no se rige por la Biblia ni por el Coran ni por el Mahabharata: se rige por normas que Chile, como Estado, se comprometio a cumplir, que parten con que “Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.”

No puedes obligar por ley a que la gente se vista de azul porque a ti te gusta ese color. No puedes obligar por ley a que se discrimine a un sector de la sociedad para que se casen porque para ti son unos pecadores fornicadores y/o sodomitas. No puedes obligar por ley a que la gente piense igual que tu y vea el mundo igual que tu porque es imposible. No quiero entender a quienes hacen eso. No puedes proteger a tus seres queridos perjudicando a los demas que no actuan como quieres que actuen. Porque eso es arrogancia, es decirle a los demas “yo tengo la razon y los demas que se jodan”. Jope, ¿nadie les ha dicho a esas personas que lo que hacen es pecar de soberbia? La parte en que Dios hizo al hombre con libre albedrio siempre se les olvida a estos arrogantes.

Tenemos ahora una situacion en la que millones de personas que viven en pareja son muy perjudicadas. Como ciudadanos, tenemos que hacer que esa situacion se subsane, no porque seamos buenitos ni porque seamos unos promiscuos ni unos pecadores, sino porque es nuestra obligacion como ciudadanos. La ley tiene que reflejar lo que somos como sociedad, no el ideal de sociedad que nos gustaria ser porque la ley no se aplicara a ese ideal, sino a nosotros y si no somos ese ideal es porque tal vez no es “nuestro” ideal social. Si el AVP no gusta a un sector social, perfecto, que no lo usen y si lo quieren criticar, perfecto, porque es su derecho… pero no pueden impedir que se apruebe porque a ellos no les gusta, porque no esta acorde con lo que ellos quieren que sea la sociedad chilena.

06 de marzo

Entonces el AVP, que parecería bueno para quienes lo desean, excluyendo a personas que conviven 11, 10 o menos meses, no parece tan bueno o tan para todos, o tan, tan laico, que digamos… ¿Eso satisface los planteamientos de tu postura?… ¿No te deja pensando en que es insuficiente?… ¿De qué forma crees que lo toman las demás personas que quedarían excluídas?… Tal vez pensarían de la misma forma laica que has expresado que debe considerarnos a todos, por lo tanto…

La verdad es que me gustaría creer que “somos un Estado laico discutiendo sobre una ley o acuerdo laico”, pero, .. ni siquiera estoy seguro de que “seamos algo”, en el sentido de que lo seamos todos. Es decir, algunas personas discuten en el medio adecuado sobre qué materias se legisla y cómo, pero, no veo que se dé el espacio para que el resto de quienes no pueden discutirlo, lo hagan, y por ello el descontento de los no considerados que piden el AVP…

En realidad sí es todo un drama lo que expones respecto de a lo que quieres darte el tiempo de entender y lo que no deseas comprender… Esto porque tú dices que si pretendo que vivas según mi creencia o lo que dice la Biblia, nos lleva a la pregunta: ¿qué entiendes tú que dice la Biblia?, dado que no sé qué entiendes tú de ella… Me he topado con muchas personas que ma han hablado acerca de la Biblia con una perspectiva como la que tú defiendes, sin embargo, si les pidiera que me dijeran qué es lo que dice la Biblia, o cuál es la parte que no les gusta de ella y por qué, o incluso, si les pido que me hagan un resumen de la Biblia, nadie lo ha hecho de forma que al menos me parezca que la hayan leído siquiera…

Además de ello, sí es un drama, porque por mi parte tampoco entiendo qué es para ti ser apóstata… ¿Qué debo entender al respecto?… He conocido principalmente gente cristiana y otras que profesan la religión atea, pero, he conocido a pocas que profesen la religión apóstata, así es que si me clarificas lo que quieres que entienda al respecto, sería bastante útil para comprender mejor qué es lo que piensas…

Lo de los “pastores seminómadas misógenos” creo que por el momento es algo que me gustaría dejarlo en la libreta de apuntes para volver sobre ello después, si acaso existe la debida oportunidad o condición…

A diferencia de ti, no creo que la Biblia sea válida sólo para cristianos, por muchas razones, ya que en ella encuentras verdades que tocan la realidad de la humanidad entera y con argumentos y posturas que ningún razonamiento humano puede superar y como ejemplo de ello, muy sencillo, te puedo decir que tú misma dices que: No puedo hacer esto o lo otro, pero, ¿dice la Biblia que lo deba hacer?… ¿No me enseña la Biblia respecto de los mismos temas con una mayor altura de miras que lo que tú puedas tener o con intereses más altruístas que los tuyos?… (no puedes agredir a alguien, no puedes incitar a la agresión, no puedes negarle acceso a ciertas ventajas economicas y legales, no puedes difamar a alguien, no puedes menoscabar a alguien, no puedes abusar de otros…)

Me parece que, al ser la Biblia más general que toda clase de formas de enseñanza de vida, sí tiene que ver o es válida como argumento en contra y a su vez a favor de una ley civil y laica… Todo depende de la forma en que se use, sin embargo, para establecer los mejores criterios para servir a la sociedad… En esto, tanto como en toda clase de asuntos relativos a la Biblia, es fundamental siquiera haberla leído… Aprovecho la oportunidad de preguntarte si acaso la leísta al menos una vez y si acaso lo hiciste, ¿qué es lo que no comprendes?…

Como salvedad, creo que no está bien confundir a la razón o la verdad con el libre albedrío… Puedo aceptar que quien quiera haga lo que desee, porque está en su facultad de hacerlo, sin embargo, no es lo mismo sostener que el libre albedrío está justificado por la razón…

Esto nos pone en dos planos… Uno en el que el hombre es “condenado” si no hace lo que la mayoría ha aceptado como razonable, pero él, de todas formas, sí puede “agredir, difamar, mentir, robar, etc.”, pero, la Ley lo juzga por lo que hace, porque se supone que todo eso “no se puede hacer”, tal como tú lo has dicho… Sin embargo, no son las únicas leyes que existen en el universo por las que se rige una buena convivencia, misma que pretende defender a algunos y castigar o enseñar, reprender o corregir a otros… Para tal caso, la Biblia nos enseña leyes distintas a las de los hombres y son aplicables a la humanidad entera y no sólo al caso chileno… Ambos sabemos que hay leyes distintas en todos los países, pero, la Ley que expone la Biblia es universal, así, quien desee vivir bajo sus conceptos lo puede hacer y quien no quiera hacerlo, no lo hará, tal como ocurre con la Ley de un país, pero, en ambos caso sucede que estando la Ley en ejercicio, entendiéndose esto como alguien que la puede hacer cumplir “por la razón o la fuerza”, en ambos casos, quien la puede hacer cumplir, castigará a quienes no la cumplan, ya sea que crean o no los culpables en el poder para ejecutar la sentencia por parte de quién la ha dictado…

Respecto a la Ley relativa al AVP pienso de forma similar a ti… Que debe existir porque algunas personas la quieren, y si no existe, hay que procurar que sí lo haga… De igual forma, creo que debiera existir democracia política y democracia financiera y así otros tantos sucesos que no tenemos, pero, lo que existe no está dispuesto para satisfacer a la gente en general, sino que así como existen las leyes porque ha habido una necesidad de ellas, así también existen los poderes que las pueden crear y lo lamentable es que las leyes humanas nunca se terminan de crear y muchas veces se crean bajo determinados y particulares intereses, tanto de la mano de poderes que nos imponen cosas como de minorías que se han creado un espacio dentro de el que han sido escuchados, pero, a diferencia de ello, lo bueno que tiene la Biblia es que su Ley está totalmente creada y es aplicada por un Juez justo que además es misericordioso, cosa que no pretendo imponerte, pero que al menos está bien justificada y argumentada para todas las personas que comprenden la Biblia y para quienes no lo hacen, por mi parte al menos, les dejo siempre abierta una oportunidad de expresar qué es lo que no entienden…

07 de marzo

La Biblia es un libro escrito por personas. Y siendo un libro escrito por personas, no ” nos enseña leyes distintas a las de los hombres y son aplicables a la humanidad entera”, solo cuenta una serie de experiencias de personas que vivieron hace muchos años. Si te sientas a leerla no como un “texto sagrado” sino como un simple libro, verias que recoge muchas ideas de diversas religiones y filosofias. La “universalidad” de lo que cuenta la Biblia no es merito de quienes la escribieron y de quienes la deformaron (deberias leer un poquito de historia de la Iglesia sobre ese respecto) sino porque es un libro que une muchas corrientes de ideas en voga durante los siglos en que se escribio. De hecho, lo de “amar al projimo como a ti mismo” es el “conoce a ti mismo” del templo de Apolo en Delfos, lo que no es ilogico porque Jesus estuvo rodeado de griegos y la Iglesia catolica, en cuanto a sus dogmas y principios, se formo en Grecia, no en Roma.

La Biblia es un libro que se puede dividir en dos partes: una es la historia que cuenta hablando de los personajes, o sea, lo que hizo David, lo que hizo Moises, lo que hizo Jacob, como vivian, blablabla. Esa parte nos cuenta lo que pensaban esas personas en esas circunstancias. O sea, por qué Jacob se caso con la hermana mayor para estar con la que realmente queria y por que David envio a Urias al frente para quedarse con su esposa… Y la otra parte es la parte filosofica de la Biblia. Por ejemplo, los Diez Mandamientos, que no son para nada originales, las parabolas de Jesus, etc. Ambas partes se complementan, pero no puedes mezclarlas como si una fuera igual que la otra y vivir como dicta la Biblia. David era poligamo, como lo fue Jacob y casi todos los personajes de la Biblia. Abraham iba a asesinar a su hijo porque una voz se lo dijo en tiempos que no se habia determinado que eso se llama esquizofrenia. Esther instigo la muerte de un rival politico usando el sexo…

La Biblia nos enseña ciertas lecciones de vida que son aplicables hoy, pero no son todas. Quienes redactaron la Biblia, al ser personas, tenian sus propios intereses y muchas partes de la Biblia pretenden que tengas un comportamiento que no es aconsejable y que incluso, juzgando con los ojos de hoy, son violaciones de derechos humanos. Solo piensa en la historia de Job. Tiene todos los elementos que a los miembros del Sanedrin y luego a la Iglesia catolica le gusta de sus fieles: humildad, resignacion, conformismo… pero carece de “justicia” y contradice abiertamente lo que entendemos de Dios. ¿Que clase de Dios acepta pactar con su enemigo y acepta poner prueba la integridad de la fidelidad de uno de sus fieles? Eso no suena logico, pensando que si Dios es omnisciente no necesita poner a prueba Job. Pero la leccion de ese libro no es “Dios” sino la actitud que tenemos que tener los fieles, o sea, un poco de “Dios te lo da, Dios te lo quita”, tratando como pecado aquellos que no aceptan la voluntad divina, que se transmite por boca de quienes se dicen emisarios o designados por Dios para hacerlo… Piensa en la historia de Jonas. El tipo puede haber sido esquizofrenico, el Hijo de Sam David Berkowitz juraba que un demonio poseyo al perro de su vecino y que le ordeno matar. Pero te recuerdo, en la epoca en que se escribio ese capitulo no se sabia nada de la esquizofrenia, asi que Jonas estaba “desoyendo” la “voz de Dios” por lo que fue “castigado” con lo del gran pez…. Y aun cuando se creyera en milagros, el caso es que Jonas fue castigado por no querer ir a predicarles a la gente de Ninive, con la que el rey Jeroboán II tenia pleitos… para luego resultar que Dios “tuvo misericordia” de Ninive, cuando en realidad el problema fue que Jeroboán II no pudo invadirla.

Lo de que “lo bueno que tiene la Biblia es que su Ley está totalmente creada y es aplicada por un Juez justo que además es misericordioso” depende de que Dios estes hablando. Porque Yahvé/Jehová y el Dios Padre de Jesus no son el mismo, no al menos a la luz de sus actos. ¿O el genocida que mato a millones de filisteos, quineos, quineceos, cadmoneos, jeveos, fereceos, refaitas, amorreos, cananeos, guergueseos y jebuseos, o el que condeno varias veces a su pueblo a la esclavitud (porque los judios pasaron mas tiempo siendo esclavos de otros pueblos que libres), es el mismo Padre del que habla Jesus? ¿Por que era “justo” que muriesen los filisteos? ¿Porque no creian en El? ¿Porque tenian otros dioses? Vamos, ¿y la libertad de culto que?

Pero mi problema personal con lo de citar la Biblia en casos como el AVP o cualquier otra ley laica es que los que leen la Biblia como texto sagrado no ven algo que es evidente: lo “moral” no es “lo bueno” sino “lo que socialmente es aceptable”. Salomon era poligamo, y tenia un harem de amantes, mujeres que solían pertenecer a pueblos conquistados o con los que se tenía un compromiso diplomático, y no se ve en la Biblia que se le critique o que se haya ido al infierno por eso, sino que el problema fue que Salomon tuviera relaciones con herejes y se dejo influir por las herejes (las mujeres siempre villanas). Herodes Antipas en cambio no tenia harem y si lo hubiera tenido lo habriamos sabido porque ahi estaba Juan Bautista para denunciarlo, su problema fue repudiar a su esposa para casarse con Herodias. Entre Salomon poligamo y Herodes monogamo hay un cambio de “moral” en la socieda de la epoca. Juan Bautista no podia usar a Salomon o a David o a cualquier jerarca o rey judio como ejemplo de “moral” contra Herodes porque eran peores que Herodes a los ojos de la “moral” imperante en la epoca de Juan.

Toma en cuenta uno de los Mandamientos “No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo”… Casa = mujer = Siervo/a = buey = asno = PROPIEDAD. La mujer en la epoca de la Biblia no era una persona, no tenia derechos, de hecho la mujer en la Biblia es tres cosas: una mujerzuela como Jezabel o tiene que usar el sexo para manipular a los hombres como Esther o es un objeto de uso tanto para Dios o para su pareja como el caso de Betsabé. No es una persona, no tiene sentimientos, no tiene poder de decision… Asi que dime ¿por que tendria yo, mujer moderna, persona, regirme por la “conducta moral” que me dicta la Biblia, cuando para quienes la redactaron la mujer era una propiedad?

Yo no creo que la Ley de AVP debe existir porque algunas personas la quieren, sino porque tenemos un problema y esconderlo solo lo agrava. Y el problema que tenemos ahora es que hay muchas parejas que conviven. Los motivos son privados, el hecho es que asi ocurre y hay personas afectadas. Que el Acuerdo que se esta discutiendo no es perfecto y que es valido para ciertos casos y para otros no…. pues asi es toda ley, imperfecta, como todo lo que escribe y hace el ser humano. Que habra gente que no este de acuerdo es totalmente obvio, y eso sí que se entiende, pero que el argumento de peso que usan algunos contra el AVP sea la Biblia lo siento pero es una tonteria, porque esta claro que la han leido pero no la han entendido y no la conocen. Recitar pasajes a conveniencia no es conocer la Biblia, menos cuando no quieren creer que la Biblia es, por sobre todo, el libro mas manipulado y deformado de la historia.

08 de marzo

La Biblia y el AVP no se oponen… Sólo hay que ser diestro con la palabra del Dios para justificarlo… Es decir, para más explicación, hay que ser diestro con la espada de Dios… La Biblia dice, cada uno tenga su mujer en santidad… Si dos personas viven juntos porque, .. por las razones del AVP que quieras, la Biblia y el sentido de la justicia de Dios les dice, aménese y sean santos…

Esa santidad se puede perder no sólo en los casos de AVP, sino que también en toda clase de matrimonios que tengan otras creencias, por lo tanto, ya sea que esté alguien casado o viva con su pareja en otra condición, la Biblia a ambos, tanto como a todas las personas, los invita a vivir en santidad para que sean amados de Dios e hijos de Dios, porque, espiritualmente, la Biblia dice, y el sentido de la justicia de Dios explica que, quienes no viven en santidad no son hijos de Dios, sino que son hijos espirituales que, por no vivir en santidad, no son precisamente hijos de Dios y hacen, seguramente, humanamente hablando, varias clases de males en contra de la santidad, cometiendo engaños o mintiendo; o cometiendo diversa clase de delitos, o defraudando, o lástimando a su pareja, o a quien duerme confiado junto a él o ella, etcétera, toda clase de males que comete “quien no viven en la santidad”, quiero decir, en parte los juzga la Ley de los hombres -que también juzga las cosas del AVP- pero, también lo juzga el sentido común de los demás, tanto como el propio nuestro, tanto como además, cabe decir, lo hace también la Ley de Dios, porque esa persona no vive en santidad…

Dejando las cosas de niños en cuánto al debate de los usuales temas en los que se ve una discusión respecto de la Biblia, ella en sí misma tiene palabras que se refieren a la santidad y al galardón de la santidad, ya que es luz en la oscuridad en la que muchas veces se ha entenebrecido el camino por la falta de reflexión en el alto estándar del premio de la santidad que concede la palabra de Dios contenida en la Biblia, fielmente debo decir a mi creterio, sin faltarle galardón alguno de lo allí contenido para el que es santo…

Quien vive en la santidad comprende todos los juicios de Dios que le hado a los hombes para que ellos los juzguen, porque es santo… Consagrado a Dios con un pacto de la entrega total de la voluntad personal de sus pensamientos de “su propio estúpido albedrío”, para reemplazarlo con pensamientos que tienen la alegría de los frutos de la santidad; mismo a quien lo lleva de su mano la sabiduría y que la inteligencia lo aconseja, “no sus vanales razonamientos”, no la carnalidad de sus acciones; no las debilidades bajo las que sucumbe, porque su fortaleza radica en que se ha allegado bajo la sombra del Fuerte y Valiente que vive para siempre, el Dios justo que da a su siervo el más grande don de todos, que es entender el valor de la santidad y el por qué Dios debe ser reverenciado y adorado…

La Biblia es una puerta abierta a todas las personas que quieran beber su agua y saciar su sed para vivir en paz consigo mísmos, para todos aquellos que son pobres espiritualmente, para que con su oro puro y refinado, sean ricos; para todos aquellos que necesitan sabiduría en la toma de sus decisiones, para que ella los alumbre, para que los haga limpios, para mostrarles el camino al paraíso de Dios, en donde no se casarán ni se darán en casamiento, ni existirán demandas de AVP ni tampoco soluciones de AVP… Donde habrá santidad, donde habrá pureza, donde la fiera dormirá con el cabrito… Además, es una puera abierta a quienes son débiles, que viven atormentados con su propio “sigo mismo”, con su mezquindad y con su falta de inteligencia para valorar el regalo de Dios, o comprender el sentido de la vida eterna que les enseñará a valorar más aún su oportunidad, su constante oportunidad mientras viva, para entrar en la santidad, para vivir santamente, recibiendo el gozo que proviene del entendimiento de la palabra de Dios…

Tú dices que la escribieron hombres… Que la modificaron, pero, eso es sólo para enredarse, porque eres tú quien debe juzgar la integridad de las palabras de la Biblia,

y no son los pequeños temás que tú puedas tomar de ella –para construir una casa de debates o una trinchera de argumentos en su contra–, algo significativo que pueda ser, al menos, una objeción siquiera a la integridad del sentido de la justicia de Dios contenida en sus líneas,

ya que ese razonamiento o postura tuya, o de quién sea, juzga simultáneamente a cada razonamiento de la Biblia en lo respectivo a Dios y, al mismo tiempo, juzga a la suma de todos esos razonamientos que hablan del buen sentido de la justicia de Dios y que, en su conjunto,

muestran cuál es la verdad de lo que dice la Biblia acerca de Dios, o cuán grande es la amplitud de su paciencia, o cuán basto lo benigno de su amor—

razones, todas ellas, sumadas en su conjunto para concluir adecuadamente, por las que la falta de información respecto de lo que dice la Biblia o la comprensión de lo que dice, finalizan criticándola, sin haberla comprendido siquiera, constituyéndose esto en un alegato de la punta de la lanza de Goliath en contra de David; un alegato que levanta el vaso de barro para discutir con su creador, como si pudiera acaso pretender tener la razón en contra del Creador del Universo…

No creo que haya alguien tan osado que pretenda enseñarle física a Dios o matemáticas… El hombre vive estudiando cómo funcionan las cosas que Dios puso en su creación, ¿qué podría enseñarle?… Del mismo modo, ¿el hombre pretende ser listo ante Dios, creyendo que en su contra puede tener la razón?…

Algo usual que sucede con la Biblia, mientras te invito a tomar el audífono de tu pc para oír estas palabras: http://youtu.be/x9qta4ldBkA es que no es comprendida por su falta de conocimiento de ella, conocimiento de la forma en que es el conocimiento al referirse a , por ejemplo, lo que es la vida eterna, explicada en palabras de Jesús, cuando dice:

“Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.”

En términos de esa frase, si no conoces a Dios, al único Dios verdadero y no conoces a su Hijo Jesuscrito, ¿cómo es posible que hables en contra de Dios, si ni siquiera sabes quién es, o cómo es, o qué hace en quiénes?…

El AVP, como te comentaba, es un acuerdo que debe ser logrado razonablemente en el Congreso Nacional, para recibir a quienes claman por un lugar, para atender a quienes esperan a la justicia, por valoración de su persona, por la cobertura que debe brindarles el Estado, pero, no veo que esta decisión vaya en contra de la santidad que pide la Biblia, ya que si por amor se unen las personas que logran su AVP personal, prometiéndose lo que se hayan dicho, esperando lo bueno del fruto de su unión, cumpliendo sus compromisos, no defraudando, etcétera, siendo recibidos además por el Estado chileno como una pareja, quedan bajo el amparo de la Ley del AVP y al mismo tiempo de la Biblia, sin que sea un argumento contra ello el deslegitimizarlo con el mal uso de la Biblia, porque, son la spropias pàlabras de la Biblia que hace un pacto con aquella pareja que se promete el bien el uno al otro, cosagrandose a la santidad, si acaso lo hacen…

Si alguien no se consagra a la santidad, poco importa la condición con la que se relaciona con el Estado, o la forma en que la política no atiende a sus peticiones, por la razón que sea, por lo tanto, sea lo que sea que consiga la ciudadanía en el Congreso, todos esperamos que les aproveche de buena forma, si utilizamos nuestro buen sentido común, pero, quienes creen en Dios aspiran a más que ello, esperando de su parte también que les vaya bien en el Congreso Nacional, pero, además, que les vaya bien de forma personal y de una manera integral, en la que de preferencia aprendan el camino de Dios y valoren su santidad, de forma que anhelen acercarse a él, como fuente de vida y de la verdad sobre lo que es importante…

h h h

maria echeverria pavez

05 de octubre

me gustaria que existiera una ley para los convivientes . yo convivo hace mas de 25 años y tube 6 hijos , mi pareja tiene 70 años y yo 57 y no tengo ningun derecho . si una mujer se separa de su esposo por muchos años y este al estar conviviendo ni sepurtarlo tiene derecho ya que su esposa se hace cargo de todo incluso hasta lo material que se logro conviviendo .

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?