#Ciudadanía

¡No en mi jardín!

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La democracia se fortalece cuando todos tenemos participación en ella, y no sólo nos referimos a la participación electoral ya bastante mermada, sino a la acción en lo público. Hemos crecido en una sociedad donde lo privado es lo primordial y cambiar el esquema lleva su tiempo.

¿Hasta dónde estamos dispuestos a comprometernos por aquello que expresamos desear? Es recurrente escuchar, incluso de nosotros mismos, las quejas frente al sistema, las empresas, los servicios de diverso tipo, pero a la hora de poner algo de nuestro esfuerzo para que las cosas mejoren, comenzamos a corrernos, comenzamos a decir: bueno, lo que pasa es que ahora no puedo, no tengo, etc. Somos de los que decimos: NO EN MI JARDÍN.

Un ejemplo muy concreto es el de la telefonía móvil. A ninguno de nosotros nos gusta cuando se nos va la señal, cuando eso que nos prometieron en la banda ancha no se cumple, pero ¿cuántos queremos tener una antena de celular en la esquina de nuestras casas?

La complejidad del asunto al que me refiero, plantea problemas para las decisiones públicas, a la inversión de las empresas privadas y los ciudadanos de a pie que nos sentimos vulnerados en nuestros derechos.

Cambiemos el sistema, pero que lo hagan otros. ¿Solución? Pienso que para avanzar en destrabar estas cuestiones, se requiere al menos dos cosas:

1. Educación ciudadana: Si no somos capaces de educarnos en la responsabilidad pública y comunitaria, en entender que los problemas son de todos y nos afectan a través de diversas vías a todos, nos daremos contra la pared.

2. Participación ciudadana real: Hay quienes creen que la participación consiste en invitar a un grupo de gente, por lo general afín a mis intereses, para pedirles una lluvia de ideas y luego sintetizar en un papelógrafo las conclusiones, ¡listo!, ya tenemos participación. Claramente no ha resultado así. Debemos ser capaces de crear espacios ciudadanos, comunitarios, de participación real. ¿Cómo es que sabremos si la participación es real o no? Lo sabremos cuando las decisiones que tomamos se convierten en acciones y afectan al conjunto de personas involucradas.

Las tareas propuestas no son fáciles de llevar a cabo, tampoco son inmediatas y menos aún son baratas. Entonces se requiere esfuerzo, trabajo, voluntad y dinero. La democracia se fortalece cuando todos tenemos participación en ella, y no sólo nos referimos a la participación electoral ya bastante mermada, sino a la acción en lo público. Hemos crecido en una sociedad donde lo privado es lo primordial y cambiar el esquema lleva su tiempo, pero hay opción, se pueden hacer las cosas diferentes, cuando se tiene la voluntad de hacerlo.

Los discursos promueven visiones, pero no se harán parte de nuestras vidas si no comprendemos lo importante que es involucrarnos en ellas. De no avanzar vendrá la desilusión y la frustración, porque cuando queremos promocionar un cambio, hay muchos dispuestos apoyarte vía redes sociales, incluso en la calle, pero cuando los cambios deben producirse en tu propio círculo, y afectan a tus propios intereses, allí es cuando saltan los resortes de la cultura individual, de lo privado, del egoísmo y decimos: ¡Sí claro, adelante, pero NO EN MI JARDÍN!

——–

Foto: Marco Gomes / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?