#Ciudadanía

Frente Amplio: trabajar para transformar

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Asamblea sindicato La Montina, Talagante

Uno de los temas que ha debido desarrollar el Frente Amplio, para pensar un país y una alternativa al modelo económico actual es el trabajo.

Desde nuestra perspectiva tercermundista, el desarrollo de las fuerzas productivas, -es de decir, los recursos naturales más los medios de producción que nos permiten transformar estos recursos mediante el trabajo en artículos de consumo- se vuelve fundamental a la hora de generar transformaciones que beneficien a las mayorías.

Para que la participación de los trabajadores sea real, además de la incorporación de dirigentes sindicales del sector privado en las filas del Frente Amplio, será necesario que las fuerzas políticas que componen el FA generen definiciones ideológicas y definan las tareas democráticas.


Si desde los primeros pasos somos capaces de organizar un sistema político realmente democrático, basado en la activa participación y control popular sobre todo el proceso, estaremos en condiciones de construir y realizar un modelo acertado, eficiente y democrático para Chile.

Debido a la gran desigualdad en los niveles de desarrollo que se observan, incluso dentro del mismo sector productivo, se evidencia la necesidad en los países atrasados de un prólogo en la revolución democrática, la cual configura, de acuerdo a las condiciones nacionales e internacionales de cada proceso, un camino de transición al socialismo que, en algunos casos, puede ser muy largo. Aunque el avance de las fuerzas progresistas y de izquierda sea favorable para el FA, es indispensable realizar estas tareas, que van desde el impulso y articulación de reformas, hasta la profundización de la democracia dentro del mismo FA. En este sentido, mucho hemos aprendido de los procesos latinoamericanos sobre la importancia que tiene la transformación de las revoluciones políticas en revoluciones sociales.

Si desde el comienzo se acierta en lo fundamental de la configuración de las estructuras económicas, políticas y jurídicas; si somos capaces de evitar los errores del verticalismo y nos mantenemos fieles a la idea de que el impulso fundamental debe venir desde abajo, y al principio de que la vanguardia o minoría activa al conducir no debe sustituir a las masas; al pueblo, sin que la vanguardia se transforme en un aparato de Estado que impone desde arriba su voluntad; si desde los primeros pasos somos capaces de organizar un sistema político realmente democrático, basado en la activa participación y control popular sobre todo el proceso, estaremos en condiciones de construir y realizar un modelo acertado, eficiente y democrático para Chile.

El trabajo crea la riqueza.

Hoy en día, las fuerzas productivas alcanzan un nivel de desarrollo tal que la producción adquiere un carácter social, colectivo; cada producto es el resultado de diversos colectivos de trabajadores, agrupados en empresas y, a menudo, en empresas de distintas ramas de la producción situadas, incluso, en distintos países. Sin embargo, la propiedad de los medios de producción y la apropiación de los productos sigue siendo privada. Socializar los medios de producción en estos casos, es una tarea madura. Los países del Tercer Mundo, por estar insertos dentro del sistema capitalista mundial, tienen un desarrollo capitalista muy desigual, es decir, poseen áreas que son perfectamente susceptibles de ser colectivizadas, otras que, por el contrario, por el retraso en el desarrollo de las fuerzas productivas, o por el carácter mismo de su actividad, difícilmente pueden ser gestionadas eficientemente en forma colectiva y finalmente otras que, a pesar de poseer grados considerados de desarrollo, no conviene socializar para hacer viable y eficiente el consenso, en función de la estrategia para el período.

Para esto deberemos lograr que los sindicatos vayan superando los diferentes niveles de sindicalismo: desde el que se remite estrictamente a las condiciones salariales, que se mira el ombligo en la negociación colectiva de empresa, el cual es predominante en Chile. Por otra parte, un segundo nivel de sindicalismo, que además de aspirar a las mejoras salariales, se preocupa por las condiciones laborales: sobre el trato y las condiciones materiales que ayuden al clima laboral. También, existe el sindicalismo que, además de preocuparse de estos temas básicos, accede a información sobre la empresa y es considerado como un referente consultivo mucho más empoderado. Y en mucho menor número existe un nivel superior de sindicalismo, donde los dirigentes del directorio participan en la gestión de la empresa, como ocurre en Alemania o en Codelco, donde la directiva sindical, es parte del Directorio de la cuprífera estatal, generándose una co-gestión, que puede lograr grandes aprendizajes de cómo funciona una empresa, estando a un paso de la autogestión de la producción por parte de los trabajadores.

Cuando los trabajadores son considerados e involucrados en la producción de la empresa, no solo como un simple operario, sino, como parte fundamental de ésta, cuya ganancia será más equitativa, generaremos un salto en los niveles de conciencia del poder que posee la clase trabajadora para forjar su destino.

Samuel Silva

Izquierda Libertaria – Vocero Unión del Agro

TAGS: #FrenteAmplio Trabajo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Gabriela Zañartu Canihuante

06 de diciembre

Totalmente de acuerdo..

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad