#Ciudadanía

Estado subsidiario, paradojas y otros derivados.

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Tengo tantas preguntas para contradecir al mentado "Estado Subsidiario", que sencillamente no sé cuando terminaría de hacerlas con certeza; Lo único que sé, es que pago impuestos para sencillamente recibir de vuelta chauchas o derechamente no recibir ni las molestias.

Aún recuerdo a una candidata al Senado de la República diciendo: “El cree en un estado solidario, pero yo creo en uno subsidiario”

Por supuesto, asumo la figura de un estado subsidiario  como la de un padre o madre ausente, que lo único que hace es depositar el dinero de la pensión de alimentos los 5 de cada mes  y olvida por completo que engendró o parió un crío. No  lo visita, ni le pregunta al padre o tutor que tiene los cuidados personales, como está.

Me pregunto como ignara que soy:

¿Para que pago impuesto al valor agregado? ¿Para que pago impuesto por documentos entregados por el estado? ¿Para que pago impuesto para formar una empresa? ¿Para que pago impuesto por trabajar? ¿Para que pago el 7% de salud? ¿Para que pago el 10% a la AFP? ¿Por que hasta comer un dulce de 10 pesos quien lo vende debe pagar impuesto por comprar la bolsa de dulces?

No veo el dinero de los impuestos y obligaciones de paga reflejados en beneficios sociales, muy por el contrario, los veo en sueldos millonarios para unos pocos en desmedro de la mayoría, veo con tristeza como una bomba lacrimógena equivale a 3,5 pensiones de invalidez de $80.000 (la cual por cierto es una miseria) por poner un ejemplo textual , lo veo en ayudas de miserias en la cual reina la corrupción , veo como tranzan al mejor postor el dinero de las jubilaciones por las cuales trabajamos toda la vida y al final de ella sólo comemos miseria y dolor, lo veo reflejado en la educación de nuestros niños y niñas, en la cual sencillamente con el argumento falaz de la “Libertad de enseñanza” van a escuelas donde no pueden elegir siquiera tener un futuro asegurado y se convierten en depósitos de “Niños problema”.

Aún me pregunto: ¿Para que pago impuestos si la educación, la salud y la seguridad social son bienes de consumo para esta nación? ¿Por que pago impuestos si me devuelven migajas? ¿De que me sirve pagar impuestos si estos son mal utilizados y mal rendidos por que la ley así lo permite?

¿Desde cuando se convirtió en algo tan rentable para las empresas, en nombre de la mentada “Responsabilidad Social Empresarial”, dar limosnas bajo el seudónimo de “Leyes de donaciones” y, al mismo tiempo, rebajar impuestos y ganar mucho más dinero por ello a la clase empresarial de la nación?

Tengo tantas preguntas para contradecir al mentado “Estado Subsidiario”, que sencillamente no sé cuando terminaría de hacerlas con certeza; Lo único que sé, es que pago impuestos para sencillamente recibir de vuelta chauchas o derechamente no recibir ni las molestias.

Es muy desolador que nuestra clase política que reside en el Legislativo y Ejecutivo reciban tantos millones de sueldo si nos esquilman hasta nuestra dignidad, si se venden como cortesanas al mejor postor en nombre de la ambición y desmedro de nuestra nación.

No sé para que nuestro país firma tratados internacionales para el buen trato de la mujer, la infancia o las personas en situación de discapacidad, si ni el aborto, la ley que penaliza los malos tratos en los hogares de protección al menor, ni la ley de cuotas laborales obligatorias para ciudadanos en situación de discapacidad, existen para ayudar y proteger a estos grupos de la sociedad.

No me explico como un país como Chile se hace llamar políticamente estable, si tenemos podridas muchas leyes como la carta magna y el código civil. Ni siquiera me explico como pagamos impuestos a un estado tan volteado y corrupto en sus leyes y esencia que no nos da si no que más problemas en vez de soluciones para vivir dignamente.

Aun me pregunto ¿Habrá solución para esto?, ¿Cuál es la opción correcta?, ¿Quién esta dispuesto a dar pasos decisivos como lo hizo Balmaceda? No sé con certeza si estas elecciones sirvan de algo, lo que si sé es que no servirán para la desesperación de elegir entre pasado y futuro con las mismas personas de siempre, si no que poder escoger de verdad y por convicción cual camino tomar.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
jose-luis-silva

20 de octubre

Ud paga impuestos para financiar parte del gasto del gobierno en sus programas de educación, vivienda, salud, obras de infrestructura como extensión del metro o caminos, programas de reducion de pobreza etc.. etc.. por supuesto que tambien toda la estructura de las reparticiones públicas incluyendo los sueldos.

Es muy bueno que UD. sea de las pocas personas en preocuparse mas de lo que el estado hace con el dinero que pertenece a todos en lugar de preocuparse de lo que unos pocos privados hacen con sus millones.

Pero no entiendo su planteamiento: ¿ no está de acuerdo con los avences sociales en beneficio de la mujer y todo eso ?

Y olvida que lo que llama “clase empresarial”, ademas de pagar impuestos son los que generan empleo, no solo los contratados directamente, sino que al producir bienes y servicios generan una cadena de empleos que también pagarán impuestos directamente por lo que ganan e indirectamente por lo que consuman. Ahogar en impuestos a los que generan empleo seria morder la mano que dá de comer. Hay miles de años de historia que respaldan todo esto y me gustaria leer su aporte al referirse a los “pasos decisivos que faltan”

¿ cuales serian los pasos decisivos ?

“Es momento de dejar de preguntarse que hace mi país por mi y empezar a preguntarse que puedo hacer yo por mi pais”

Saludos

20 de octubre

El problema es que pago impuestos a un estado que cree que la seguridad social y los DD.HH. son bienes de consumo…¿Es legítimo pagarlos en esas circuntancias?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

A pesar del nuevo escenario, la correlación de fuerzas entre la derecha y la centroizquierda quedó casi igual a la que existían bajo la lógica binominal.
+VER MÁS
#Política

El desafío del nuevo Congreso

Queremos que los educadores disfruten de su profesión, que se sientan realizados y orgullosos de tener uno de los trabajos más relevantes, que benefician a quienes nosotros consideramos justamente las per ...
+VER MÁS
#Educación

Educación de párvulos, la profesión más importante del mundo

La ley de pesca es mucho más que pesca, es una deuda pendiente con Chile. Es la luz de alerta para entender que nuestra democracia es frágil y las políticas públicas pueden conllevar privilegios inexpli ...
+VER MÁS
#Política

Ley de pesca, mucho más que pesca

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno