#Ciudadanía

Entre copas y medallas

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La Copa América ha concluido con un extraordinario resultado para Chile. Unidos a la alegría del triunfo obtenido pienso necesario dar un vistazo ante lo acontecido; una mirada amplia, donde las pasiones se apaciguan, la razón ilumina y el sentido común reacciona.


En Chile algo anda mal, y mientras ello no mejore, seguiremos siendo testigos de situaciones complicadas que, en vez de ayudarnos a seguir un camino de desarrollo, nos restringirán en nuestra condición de pueblo tercermundista, opaco y disminuido.

Después de este triunfo Chile no es un mejor país. Todo lo contrario, parece que hemos retrocedido. Antes de la Copa avanzábamos -con tropiezos, zancadillas y situaciones muy confusas- en transformaciones importantes. A pesar de Penta, Caval y SQM, entendíamos que caminábamos en búsqueda de algo mejor. Aún estaba presente, en la conciencia colectiva, la esperanza de alcanzar transformaciones relevantes para el futuro del país.

Pero, algo sucedió. Aquello que se presentaba como “posible” pasó a ser “posible en la medida de que las condicionantes económicas lo permitan”. Entendiendo, así, que cuando las condiciones económicas sean mejores, los cambios serán realidad… cuento chino: en la historia de Chile esto nunca ha sido así.

Después de este triunfo Chile no es un mejor vecino. La victoria no nos acercó a nuestros vecinos. Todo lo contrario: la prensa nos ha mostrado -sin vergüenza y pudor- sus enojos; como si nuestra condición de “permanente perdedores” nos hacía más amigables. ¡Que cosa más injusta! Hoy hemos triunfado y, en vez de felicitarnos, nos castigan con comentarios soeces. La anhelada unidad Latinoamericana, una vez más, se disipa en lo vano y superficial.

Después de este triunfo Chile no es un país más justo. Sí, nuestra patria sigue siendo la misma. Es verdad que tenemos renovados y bellos estadios; hemos recibidos más de setenta millones de dólares en turismo y Chile es un “poquito” más conocido en el mundo. Pero, en lo esencial, parece que nada o poco ha cambiado.

Seguimos siendo los mismos: los profesores continúan incómodos ante los proyectos que buscan darles un espacio de mayor reconocimiento social y profesional; los estudiantes siguen protestando porque siente que no los escuchan; los pobres no ven, por ninguna parte, que las riquezas se les comparten; la sociedad entera percibe que no es escuchada… ¡Que cosa más injusta! Hoy, como nunca, la ciudadanía hace notar su voz con firmeza y, en ocasiones, con una fuerza innecesaria en tiempos de democracia. Sería interesante -aunque de ficción- que aquellos que hoy reclaman vivieran unos minutos en la dictadura militar que nos golpeó con fuerza… quizá, los que hoy gritan, ni siquiera serían capaces de respirar. Pareciera ser, en definitiva, que el paréntesis futbolero fue solo eso: un intervalo entre la realidad, la fantasía y -finalmente- el retorno a lo de siempre.

Después de este triunfo los futboleros siguen viviendo súper bien. ¡Que lata!-diríamos los más viejos- ver las postales veraniegas (estando nosotros en pleno invierno) enviadas por los peloteros que ganaron la Copa.

Sí, me refiero a jugadores como: Alexis, Gary, Pinilla, Bravo… entre otros. Ciertamente merecen descansar luego del trabajo, es lo que todo obrero merece. Pero, ¿es necesario que nos muestren su descanso fabuloso, entre arenas blancas, piscinas y palmeras?, ¿de qué se trata? Preguntémonos: ¿Dónde está la diferencia entre su trabajo y el que hace el niño que busca el sustento en su hogar cargando las bolsas de la feria?, ¿dónde radica su aporte comparativo ante el profesor que forma a nuevas generaciones que decidirán el futuro de Chile?, ¿qué les hace distintos para destrozar un vehículo de 180 millones y buscar ser objeto de alabanza y perdón colectivo?

En Chile algo anda mal, y mientras ello no mejore, seguiremos siendo testigos de situaciones complicadas que, en vez de ayudarnos a seguir un camino de desarrollo, nos restringirán en nuestra condición de pueblo tercermundista, opaco y disminuido.

La Copa América ha concluido, busquemos, ahora, algunas medallas.

TAGS: #CrisisPolítica Copa América Crisis Social

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Wladimir

17 de julio

Es cierto que algo anda mal y las autoridades parecen tener oídos sordos. La soberbia es un mal de la clase política que lo único que está logrando es aumentar la desilusión y la desidia por lo político.

17 de julio

En parte de acuerdo, pero la soberbia es un mal humano y no depende del tipo de actividad que realicemos. Además, pienso que no es justo generalizar: en Chile hay buenos y honestos servidores públicos.

Jose raul pino

18 de julio

Ciertamente este País ha avanzado en muchas cosas pero también ha adquirido los vicios propios del consumismo y el individualismo; tan propios del Capitalismo

Jorge Hector

18 de julio

Gracias Señor!!! Aun hay personas que piensan….

Felipe Aguayo

19 de julio

Bueno articulo, pienso que falta un poco mas de agudeza argumentativa pues esta queda difuminada en la multiplicidad de antecedentes que salen al caso. Traigo otro dato a colación. A pocos días finalizado el evento futbolístico se declaraba el gasto social en este periodo del año reducido a cero, es decir, pregunta… ¿que tipo de planificación se utiliza para que este ámbito en el país?, tan bien catalogado ademas por esta administración, y que quede reducido a su mínima expresión, ¿solo para complacer a la gran mayoría de chilenos y chilenas quedando como jaguares de jardín? y con esto también tirar la cadena a situaciones sociales lamentables que con el pasar del tiempo y este invierno, las vemos en cada noticiero: personas en riesgo social, sufriendo por las inclemencias del tiempo y de la delincuencia y como marrasquino de la torta por la clase dirigencial de este país…

19 de julio

Gracias por su comentario. No se si falta argumentación si se trata sólo de una columna de opinión, pero bien. Pienso que no es una cuestión, exclusivamente, “de la administración”, es algo que tienen que ver con la confusión de los desafíos que un país como Chile debe enfrentar. El deporte, el futbol en particular, es una actividad que aporta. El punto está en ponerlo en su justo lugar.

jorge

20 de julio

Muy buen comentario, debemos seguir buscando medallas, medallas de justicia medallas de pensar en el otro medallas que trasciendan y que sobre todo nos haga un mejor pais

24 de julio

CLARO QUE EN NUESTRO PAÍS ALGO ANDA MUY MAL. NO SE PUEDE PENSAR QUE LA OBTENCIÓN DE UN CAMPEONATO NOS VA A HACER MEJOR. JUGADORES QUE GANAN TREMENDAS FORTUNAS Y QUE MANEJAN COMO LO HACEN Y DESPUÉS SE VAN AL CARIBE MOSTRANDO UNA DELICIA QUE NO ES UNA REALIDAD MIENTRAS LAS GRAN MAYORÍA DE LOS JUGADORES GANAN POCO PARA VER ESCENAS COMO LAS BARRAS BRAVAS SE ADUEÑAN DE LOS ESTADIOS A PUNTA DE GOLPES HASTA A LA FUERZA PUBLICA . EL CUENTO ES QUE NO MOSTRAMOS UN CRECIMIENTO ESPIRITUAL DE ALTO NIVEL QUE SE APOYE EN UNA GRAN CULTURA. BASTA MIRAR COMO ESTA NUESTRO PUEBLO EN ESOS RUBROS SIN CONTAR EL ASPECTO ECONÓMICO QUE ES UN DESASTRE. ANDAMOS A PATADAS CON NUESTROS PROFESORES MIENTRAS NUESTROS LEGISLADORES GANAN DIETAS CUANTIOSAS Y PARTE DE NUESTROS NACIONALES SE MUEVEN CON BOLETAS TRUCHAS Y ALLÍ LA DANZA DE MILLONES SI QUE BRILLA. EN VERDAD, ALGO ANDA MUY MAL EN CHILE…

24 de julio

Las observaciones mencionadas en el artículo son bastante reales, la división que se ha observado entre los ciudadanos de nuestros países latinoamericanos creo que es mas violenta que antes, mas encubierta pero esta latente, un nacionalismo innecesario por motivo de una competencia donde impera la frivolidad de los protagonistas. La mayoría ídolos de barro que muestran actitudes soberbias, excesos, lujos y oportunidades que no gozan los ciudadanos comunes. Sin embargo a pesar de todo veo a Chile varios pasos adelante en temas de educación, conciencia cívica, institucionalidad, orden, su clase política mas enfocada al desarrollo de su pueblo, poca corrupción, son dignos de elogio. Todo lo contrario ocurre en mi Perú.

25 de julio

Gracias por su valoración ante lo escrito. Es relevante el juicio que Ud. hace sobre el ejercicio político en Chile. Ciertamente no se puede desconocer los conflictos que se han suscitado, pero es muy cierto que en Chile se hace un esfuerzo por corregir todo aquello que marcha mal.
Sería interesante conocer la opinión de otros de sus compatriotas que están hoy en Chile y que, por lo tanto, tienen una opinión sobre lo que aquí sucede.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?