#Ciudadanía

Encuesta CEP: ojo con el iceberg, marineros

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Ayer, mientras leía los datos de la encuesta CEP de noviembre-diciembre 2011, entrevistaba a una de las usuarias de la Agencia de Intermediación laboral en la que trabajo desde octubre en Puente Alto. Mujer de 40 años, con enseñanza media completa que buscaba un trabajo que superara el sueldo que tenía ahora: 182.000 líquidos y por el cual trabaja de lunes a sábado. Lo único bueno de su trabajo es que tiene turnos fijos, pero evidentemente lo que gana no le alcanza para vivir.

Los trabajos a los que optan los quintiles más bajos tienen un techo muy claro y gracias a la caridad de nuestros legisladores un piso relativamente definido. Y digo relativamente porque el sueldo mínimo puede ser líquido o bruto, según la empresa. (Osea, es legal ganar 150.000 líquidos)

Y los datos entregados por la CEP de ayer dijeron:

– Un 65% de las personas de ingresos económicos bajos desaprueba la forma en que el gobierno de Piñera está manejando la economía.

– Un 66% de las personas con ingresos bajos desaprueban la forma en cómo Sebastián Piñera está conduciendo el gobierno.

La desaprobación presidencial no sólo se concentra en los sectores bajos, sino también en los sectores medios, los cuales, según la encuesta, equivalen al 94% de la muestra. Sólo en los sectores altos (6%) la apreciación resulta positiva.

¿Incidirá en esta encuesta, me pregunto, la insatisfacción mayoritaria de los chilenos con la realidad económica que viven a diario? ¿Con los sueldos y las opciones reales de acceder a una mejor calidad de vida? ¿Tendrá algo que ver con que seamos el país más desigual de la OCDE? ¿O que seis de cada diez chilenos tengan menos ingresos que los angoleños?

A pesar de que esta encuesta tiene a muchos con fuertes dolores de cabeza o pegándose cabezazos en el muro de los lamentos, encierra un diamante maravilloso. Un diamante del cual tuvimos muestras concretas este año.

Preocupación y estancamiento

Uno de los datos novedosos de esta encuesta es el nivel de preocupación que existe en el país: un 48% está muy preocupado, un 43% enojado y un 38% indignado (y ojo que estas sensaciones son las que lideran a otras como: orgulloso, asustado y esperanzado). Si estos datos uno los cruza con los bajísimos niveles de aprobación institucional que obtuvieron en esta muestra el gobierno, los partidos, el congreso, las FF.AA., la iglesia, el poder judicial, los medios de comunicación, estamos frente a un altísimo porcentaje de la población que se siente ignorada, no representada y  presa por un grupo minoritario de personas que son los beneficiaros directos de este sistema y que además son quienes mantienen las reglas del juego y no las quieren cambiar.

El 55% de la muestra cree que este país está estancado, dato que se asemeja a los obtenidos por Frei en medio de la crisis asiática. Y para más leña, ante la pregunta de si la situación mejorará, empeorará o se mantendrá igual, un 58% dice que la situación no cambiará. A pesar de que la opinión apoye el movimiento estudiantil, apoye las marchas, apoye que se cambie el sistema binominal, la realidad majaderamente pareciera ser definida y para peor perpetuada por una minoría.

Representación política

Este sistema descansa fundamentalmente en los partidos políticos. Ya sabemos que Jaime Guzmán, al definir las directrices constitucionales en medio de una dictadura, creyó pertinente darle a Chile una seguridad institucional forzada en dos alianzas. Y a la luz de esta encuesta, un 7% aprueba los partidos políticos, mientras que un 60% no se siente identificado ni representado por ningún partido político.

Pero… ¿cuál es la buena noticia?

Una de las preguntas incluidas en este muestreo aborda el sentimiento de la persona frente a lo que está ocurriendo en el país. A pesar del triste y crítico escenario político e institucional que atraviesa Chile, un 59% no tiene miedo de estar frente a una crisis institucional como la que se produjo en el pasado, y aquí clarifico que yo entiendo como "pasado” el Golpe Militar del año 1973.

Un 34% tiene miedo. Pero el 59% no. Y sé por qué ese dato me hace feliz: porque por muchos años post 1990 el miedo a perder la democracia fue lo que sustentó a mi juicio todos los gobiernos de la concertación. Y lo único bueno del gobierno de derecha vendría siendo la pérdida del miedo a manifestarse y a volver a creer socialmente que es posible cambiar la realidad que vivimos.

La masividad que presenciamos con hidroaysén, con el gas de Magallanes, con los pingüinos de Punta de Choros y fundamentalmente por el derecho a una educación pública y gratuita de calidad es una prueba de ello.

Sé muy bien que no está en mis manos mejorar los sueldos de las personas que buscan un empleo; lo más que podré hacer es darle a esa mujer de 40 años el mejor dato que tenga con una empresa que le ofrezca 230.000 líquidos por su jornada laboral. Lo que está en mis manos es creer que esta realidad sí que la podemos cambiar.

* La foto fue sacada del portal www.metiendoruido.com

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

31 de diciembre

Gran reflexión ésta. Me gusta leer este tipo de análisis

31 de diciembre

Gracias Marcel. Qué bueno que te pareció interesante. Saludos y feliz 2012!

¿De verdad es necesario sacudirse el pinochetismo? | SITIOCERO

24 de septiembre

[…] Ya no es iceberg, marineros. Es lo más parecido a la muralla de los siete reinos que nos toca derribar. […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

¿Y por qué creo que es necesario todo esto?, porque deseo que en mi país se respete mi libertad, y la de todos, de buscar mi propia felicidad en un ambiente optimo, donde se respeten las opiniones y no s ...
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Mis ideas para un Chile mejor

Me parece insolito pensar que la razón de esta visita, largamente esperada, era rearmar el espíritu de los congregados, mediante buscar aumentar la credibilidad en la Iglesia. Pues claramente estuvo lejo ...
+VER MÁS
#Religión

Papa Francisco en Chile. Una venida que de nada sirve

¿Qué peso y legitimidad tiene tomar definiciones de una ley que no se ha podido implementar porque carece de reglamento?
+VER MÁS
#Política

¿Trabajo, derecho para todos? Los reglamentos de la Ley 21.015

¿Cuántos obreros que ganan el mínimo se habrán reunido para ponerse pulseritas y ver tocar a Moral Distraída
+VER MÁS
#Política

Izquierdapalooza

Popular

Es posible que alguien que no tenga un conocimiento adecuado de la PSU realice rankings de las escuelas basados en sus puntajes y realice inferencias respecto de su calidad
+VER MÁS
#Educación

La responsabilidad de #DataChile

Cuando escuchas o vez los noticiarios, o cuando pretendes dimensionar lo que pasa luego de la lectura noticiosa de un diario, las imágenes que dibujas en tu cabeza no hacen justicia con la real dimensión ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chaitén, botas húmedas

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica