#Ciudadanía

Derechos Humanos en las aulas ¡ahora!

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El alza de 56 por ciento que registró el número de denuncias por maltrato al interior de los colegios, de acuerdo con las cifras entregadas por el Mineduc, nos lleva una vez más a reflexionar sobre fórmulas eficaces para frenar el aumento de esta problemática.

Hace años que llevamos planteando la necesidad de incluir en el sistema educativo chileno la enseñanza de Derechos Humanos, para así erradicar las situaciones violentas entre estudiantes ocurridas al interior de los liceos.

Hoy en día en los establecimientos educacionales no existe una clase dedicada a inculcar en los jóvenes, niños y niñas la responsabilidad que implica ser sujeto de derechos. Profundizar sobre democracia, opinión, debate, discriminación y otras materias es una verdadera brújula para un adolescente que comienza el camino de la vida. Sin esa brújula el joven se desorienta y es entonces cuando las diferencias las solucionan a golpes o se burlan de un compañero o compañera cuyo color de piel es diferente a la suya.

Es necesario incluir la prevención de la violencia como un ramo o asignatura especial, además de ser un eje transversal en la formación intraescolar y con impacto familiar. Se deben desarrollar programas de prevención de drogas y de educación sexual y afectiva con carácter participativo, incluyendo a los padres, madres y entorno afectivo de los adolescentes.

Parece insuficiente el proyecto de ley que está impulsando el Ministro Lavín que pretende imponer a los colegios la obligación de informar a los padres en caso de su hijo sea víctima de maltrato. Además de tener un reglamento interno sobre convivencia escolar e imponer multas de carácter monetario que pueden alcanzar $1.500.000 para aquellos establecimientos que teniendo conocimiento de situaciones de bullying no apliquen acciones. El proyecto no aborda cómo enfrentar el problema y qué es lo que el colegio debe hacer, ya que por evitar una multa, el establecimiento podría terminar expulsando al agresor y al agredido y señalar que ha tomado medidas, cuando esa situación no modifica el problema social que hoy debemos enfrentar de convivencia entre los jóvenes, niños y niñas.

El maltrato escolar es un tema complejo y debe abordarse desde la diversidad de variables que influyen en él y no solamente desde una mirada punitiva y economicista en las sanciones.

Debemos avanzar en educación en derechos humanos en el sistema escolar, en formación y profesionalización del equipo pedagógico para enfrentar estas situaciones y compartir este desafío con las familias y la sociedad toda. La convivencia y el respeto a la dignidad de las personas es algo que debemos potenciar también fuera del aula.

Con ello, estaremos realmente haciéndonos cargo de la violencia escolar que, de no enfrentarla, puede convertirse en un patrón que llegue a normalizarse por parte de los niños y niñas y de los jóvenes. Ello, como consecuencia de no tener la debida formación en respeto de derechos propios y de los pares, así como de los deberes como miembros de una comunidad.

Hay mucho que avanzar en educación para la democracia de nuestros jóvenes. En ese sentido, una asignatura en derechos humanos desde una concepción amplia sería un tremendo aporte. 

———————————————————-

Foto: Niños – juanita.laguna / Licencia CC
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

09 de septiembre

Opino, que estos temas tienen origenes muy antiguos en nuestro modelo de sociedad, en la decada de ’90, donde se hablo e inculcó un mundo de derechos, pero se dijo nada de los deberes, esto paso en todos los niveles, por el trauma social que significo la dictadura. Esto trajo que, por ejemplo en nuestras escuelas, se tendió cada vez más a menoscabar la figura de autoridad que tenía el profesorado, como una de las muchas causas de lo que hoy sucede en nuestras escuelas, la infiltración de la droga y la delincuencia, en todos los estamentos de la sociedad, los análisis se deben hacer considerando más variables, todos debemos cooperar en entender lo que nos sucedió como sociedad, y como tomar rumbos distintos, hacia una sociedad más integradora y menos dicriminadora. Aún estamos a tiempo. Gracias

09 de septiembre

Me parece insólito que el mineduc, que es desde donde deben emanar todas las políticas públicas que orienten la educación en Chile proponga una solución tan pobre, tan reduccionista de un grave problema social que vive nuestro sistema educacional, no solo entre estudiantes sino que también alcanza a los docentes. Este tipo de soluciones solo reflejan el pensamiento y las creencias de un tecnócrata, alguien que de pedagogía nada sabe y solo se suscribe a fiscalizar que se cumplan las reglas. El tener a una persona ignorante pedagogicamente decidiendo cuestiones sociales es causante de muchas problemáticas organizacionales que se traducen en todo un sistema que se dedica a controlar, a fiscalizar de tal manera que no existe la creación, se busca un único método para establecerlo como solución a toda problemática existente, es así como el problema tiene que adaptarse a sistema para ser resuelto y eso es ridículo, necesitamos personas con un pensamiento acorde a la dificultad del ministerio de educación y que se dedique a revisar constantemente el trabajo realizado para empezar a producir soluciones que tengan un real impacto en toda la comunidad educativa y por ende a la comunidad completa. Bueno, ahora para dar solución a tantos conflictos como este hay que cambiar toda la estructura social en la que vivimos, es como decir que para la seguridad social “pondremos 3000 carabineros más en la calle y resulta que todas las cárceles de Chile estan repletas, pongamos multas a los establecimientos, mejor los cerramos de una vez, porque el bulling es un fenómeno que se da cada día y a cada momento. Saludos a toda la comunidad.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Ética, Consecuencia, Compromiso y Dignidad, ideas que no se pueden perder en la vida que seguramente en este escenario reivindicarían nuestros colegas, pues, los dolores que nos queda son los compañeros ...
+VER MÁS
#Sociedad

Trabajo Social: Pasados Inquietos

Ahora Piñera contará con el 100%% de los votos de Kast y hará laboriosos esfuerzos, utilizando el vocablo humanistas cristianos, para que los escasos votantes de Goic se plieguen a su candidatura.
+VER MÁS
#Política

Guillier versus Piñera : ¿quién será presidente?

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno