#Ciudadanía

Carta abierta a Marcel Claude

83 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Creo representar a más de alguien cuando te conmino hoy, Marcel, a que nos hagas saber con quién concretamente – i.e.personas individualizadas – piensas formar futuro gabinete, cómo planeas efectivamente llevar a cabo tus propuestas más allá de la denuncia, y en definitiva, tus estrategias para sortear el difícil boicot político y quizá económico que te van a hacer las tiendas políticas tradicionales representadas en el Congreso y el empresariado.

No he tenido la posibilidad de verte en persona, caminando libremente por las calles de Santiago y regiones. Con esto no pongo en duda que lo has hecho, me consta por testimonios e imágenes que has participado activamente en movimientos sociales, y te has nutrido inteligentemente de la efervescencia generacional del Chile actual para ocupar un espacio que silenciosamente va creciendo día a día.

Más que analizar tus propuestas concretas, me interesa como ciudadano chileno que se debate entre votar o no, diseccionar tu imagen y el espíritu con que se empapan tus palabras. Primeramente, debo concederte la tremenda fortuna política que te reporta la propagación viral de tu mensaje en internet. A diferencia por ejemplo del MEO de hace 4 años – quien sigue haciéndonos creer que estar casado con alguien de TV, ser hijo de un mártir de la dictadura militar y tener un guardarropas tarantinesco que marque estilo es suficiente para candidatearse – has jugado hasta el momento tus cartas de forma magistral sin caer en la “farandulización” de tu imagen.

Tu fortuna – hasta donde sabemos y queremos darte el beneficio de la duda – no se manifiesta precisamente en metálico. Tampoco proviene de cuoteos políticos y genuflexiones ante “agendas” con tufillo ideológico trasnochado. Tu fortuna proviene, paradójicamente, de tu actual pobreza a la hora de encumbrarte en encuestas que no te quieren reconocer. Eres un paria, un outsider, un aparecido en política, y en caso alguno procuro menospreciarte con estas palabras; muy por el contrario, la respeto enormemente. En una época donde dioses y héroes yacen lastimosamente en panteones cubiertos de polvo a nivel mundial, es precisamente el anti-héroe aparecido, el Django vengador, el que se alza sino como defensor de las masas acríticas, al menos como la voz de una generación.

Y vaya que has sabido de forma magistrar apelar a la conciencia generacional: es cosa de ver los muchos cientos – sino miles – de jóvenes que podrían ser tus hijos escuchándote embelesados hablar por megáfono en Valparaíso hace menos de un mes, donde el que no participó puede darle like a tus diatribas y compartirla enredes sociales. Tu revelación, en definitiva, es la de un Anonymous que por un momento se saca la máscara, y da un nombre y un RUT, así tranquilo, sin tener que gritarlo a viva voz mientras es secuestrado por agentes represores y encerrado en la maleta de un auto sin patente para nunca más ser visto y oído.

Juegas con fuego, Marcel, y algo en tus palabras parece disfrutar esa situación. Conoces perfectamente la historia política de este país para saber que, por ejemplo, casos de magnicidio comprobado contra líderes políticos de opinión son raros en democracia– salvo el caso de Jaime Guzmán, en circunstancias particulares donde precisamente la democracia era protegida a más no poder. Sabes que no terminarás con el infausto destino de Jorge Eliecer Gaitán a mediados del s.XX en Colombia, o el de Luis Donaldo Colosio en el México de principios de los 90. Ello no quita, con todo, que tengas las agallas suficientes para arriesgar algún “chanchullo” que te quieran armar para desprestigiarte los mismos que denuncias. La pregunta del millón es si estás preparado para hacerles frente, ora como candidato, ora como eventual Presidente de la República.

En una reciente entrevista a un medio local   a propósito de la amenaza que haces de vuelta contra empresarios extranjeros opinando absurdamente del ser chileno– has puesto como ejemplos a seguir a Martin Luther King, Gandhi, Teresa de Calcuta y … Allende. Los tres primeros ejemplos que das – algo trillados– corresponden a grandes defensores de la lucha pacífica por la unidad y la libertad de sus respectivos pueblos. Los dos primeros terminaron mártires, asesinados por fanáticos que no supieron ver su mensaje más allá del color y/o el credo. 

El cuarto personaje que nombras Marcel no es precisamente un referente de unidad nacional en nuestra historia reciente: Salvador Allende, guste o no, es una figura conflictiva y que por siempre levantará ronchas en este país tan bipolar y extremista en sus apreciaciones de la realidad. Incluso si cambiaras a Allende por Balmaceda como imagen -y así convocas a repensar un poco más nuestro destino nacional sin“casarte” con ideologías que flaco favor te hacen a la hora de presentarte en sociedad – terminarás dando el ejemplo de otro que terminó mal.

Queremos sinceramente creer que tu aporte es sincero, optimista y de largo aliento para esta nación que se está repensando desde sus bases sicosociales. Queremos también dar fe que tu crítica al sistema es momentánea, y que comenzarás a construir luego de tanta destrucción verbal. 

Creo representar a más de alguien cuando te conmino hoy, Marcel, a que nos hagas saber con quién concretamente – i.e. personas individualizadas – piensas formar futuro gabinete, cómo planeas efectivamente llevar a cabo tus propuestas más allá de la denuncia, y en definitiva, tus estrategias para sortear el difícil boicot político y quizá económico que te van a hacer las tiendas políticas tradicionales representadas en el Congreso y el empresariado.

Porque tú más que nadie sabes que no te la vas a llevar “pelada” por parte de esos sectores dominantes, te pedimos mayor definición antes de llegar a los debates, sobre como enfrentarás a esos gigantes molinos armado sólo con una lanza impetuosa y los desordenados vítores de miles que se congregarán para verte.


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

21 de mayo

Los “gigantes molinos” representan el 39% del universo electoral.

22 de mayo

Janella, por “gigantes molinos” me refiero no al voto independiente que pueda crecer día a día de cara a primarias y debates presidenciales, sino justamente a los conglomerados de poder en política y empresa que engañan con su imagen a los votantes, y que por un lado seducen a los que se atreven a ser enfrentados, para mandarlos muy lejos de un golpe cuando se les toca muy de cerca.

21 de mayo

Don Alberto; el pais esta cansado de ser manejado –por imposicion- por una elite que no ha sido capaz de defender los intereses nacionales, permanentes, por encima de los suyos propios o los de entidades extranjeras. 40 años con el modelo economico -que todavia nos mantiene en el subdesarrollo- nos hace pensar que esta elite no quiere para Chile un futuro en serio, sino seguir asegurándole cómodos ingresos a una casta. También los hombres de negocios se quedaron pegados en la ideología fácil del libre mercado desregulado que les impide aceptar la evidencia: Chile es y seguirá siendo un país chico, lleno de pobres, al que apenas le alcanza para ser desvalijado. Necesitamos gente nueva, esos que no usan la etica de la banda de los ladrones para gobernar.

22 de mayo

Janella, todo lo que dices es correcto, en cuanto al fondo de la cuestión que tan acertada y firmemente el sr. Marcel Claude a denunciado públicamente en medios de comunicación, y que sostienen su sorprendente y aún “en veremos” campaña presidencial.

Nadie hoy podría decir que no es sano que este tipo de candidaturas independientes, fuertemente comprometidas con un discurso de revisión de todo el modelo económico – y por extensión, político desde sus bases de representación constitucional – salgan al ruedo. Es más, el sr. Claude parece sincero al hacernos saber en todo momento que su candidatura no es testimonial, ni que busca acomodarse en la repartija mezquina de algún puestecillo en el Congreso o en el mundo diplomático.

Marcel Claude parece sincero y querríamos creerle en todo momento, la intención de esta carta abierta no es la denuncia, ni la amenaza – como algunos lectores no familiarizados con el género de “carta abierta” que deja preguntas y lecturas entre líneas de mensajes presuponen – sino una franca, derecha interpelación al Sr. Claude de mostrar sus cartas, pues de nuevo, queremos creer que no es un “bluff” y que ya viene siendo hora, por mucho que queden aún 6 meses de campaña, que exista mayor transparencia respecto a quienes conforman su equipo, y como pretende en la práctica llevar sus tan ambiciosos – pero necesarios – cambios para este país.

Saludos!

vktfg

22 de mayo

Que texto. Casi pudiera leerse como una amenaza.
¿a que le teme la concertación? ¿tanto miedo da que se desarme el tinglado binominal que han puesto tanto esfuerzo culposo en defender?.

Maximiliano Pacheco

22 de mayo

Coincido, es una amenaza … preocupante de un Licenciado en Historia y Magister (c) en Ciencia Politica, mencion RR.II., PUC

22 de mayo

Señores “VKTG” y “MAXIMILIANO PACHECO”:

Puedo concederles que esta carta abierta, escrita en la pasión del efervescente momento en que se encuentra nuestro país hoy, tiene un tono algo agresivo y encarador. De la misma forma como el Sr. Claude adopta este tono confrontacional a la hora de denunciar los vicios del actual sistema económico y político que nos rige, de igual forma utilizo esta fuerza para encararlo a mayor definición más allá de sus muy acertadas y originales críticas.

Dicho esto, y aceptando que un texto que pueda dejar ciertas ambigüedades y lecturas entre líneas, acompañado de un tono discursivo “de frente” pero siempre sincero – he dado mi nombre y no me he escondido en seudónimos para ejercer mi derecho a la libre expresión – no recuerdo en momento alguno llamar ABIERTAMENTE A LA VIOLENCIA en contra de la integridad física del sr. Claude.

Muy por el contrario, mi intención es que se terminen este país las amenazas contra el que piensa diferente y, dando su nombre, alza la voz con firmeza para decir lo que siente. Pese a toda la agresión contenida y el recuerdo amargo de la violencia que se desata cada cierto tiempo en el ethos chileno que en nada debe enorgullecer a ciudadano alguno, deben existir los espacios para recordar que, por ejemplo, en Chile la violencia política contra personajes públicos es puntual y no extendida como en otros países de nuestra región.

La cuestión de fondo en esta carta es conminar a una mayor claridad tras tanta denuncia y polémica por parte del sr. Claude, quien ya se encumbra con referentes del pasado y llama abiertamente a expulsar personajes poderosos en este país que, merecido o no, no dejarán tan fácil que Marcel se salga con la suya.

Sólo se busca aquí adelantarse a posibles boicots que puedan hacerle a la candidatura de Marcel, y despertar la posibilidad de discutir críticamente a nivel masivo los pormenores de su discurso.

Dicho esto y para terminar, creo que todo tipo de descalificación personal hacia Marcel Claude – invito a que se me exponga claramente en qué momento de la carta se le OFENDE ABIERTAMENTE – mi persona o cualquier otro comentarista en este espacio está de más.

Saludos

22 de mayo

No pretendo contestar en nombre de Marcel, lo hago en mi nombre, del apoyo que le otorgo a su candidatura y mas que nada a lo que ha logrado encarnar.
En lo personal @MarcelClaude, es decir: para mi, no necesita ser mas que imagen un holograma y desde luego se que es mucho mas que eso.
Y explico la razón de mis humildes pretensiones :
No existe la izquierda.
Si la pregunta es que es lo que respalda a la izquierda- una verdadera izquierda: la expresión política y orgánica de los trabajadores-
La respuesta es nada, pues no existe.
La izquierda hoy es un conjunto muy fluido e informe en marchas tuits y posts.
Si me preguntas cuales son los ministros, los diputados y parlamentarios de nuestro futuro gobierno, mi respuesta es la misma: no existen, pero están naciendo, precisamente en ese fluido de marchas y tuits y posts, como lo es también esta cara abierta. y te digo que debemos cuidarlos, pues no tenemos nada mas.
Es muy poco optimista esto que describo? como consuelo puedo decirte que los planos que trazan los enemigos esos, esos si que son pesimistas.
Les aseguro que desde mis mas viejas militancias en los 80as, nunca había estado tan contento sobre menos datos concretos !

22 de mayo

Estimado Eugenio:

Que gusto me da ver que comiences asumiendo que contestarás a tu nombre personal y no escondido en seudónimos dando tu opinión sincera, me enorgullece ver que en este país estamos comenzando a hablar las cosas de frente, y aprendiendo a hacer polémica constructiva sin caer en la descalificación y la amenaza mal entendida.

Por qué en esta carta me concentro en la imagen más que en las propuestas de Marcel? Simplemente porque hoy es la imagen lo que vende, guste o no. Pueden haber propuestas de lo más originales e interesantes – hay otros candidatos independientes buscando lo mismo que nuestro aludido – pero queda en el inconsciente del votante, de cara a la urna, la imagen, el recuerdo de quien durante todos estos meses nos convenció de no anular el voto e ir a cumplir con el deber cívico democrático.

Hablar de izquierdas y derechas en este país ya cansa a mucha gente, sobre todo a aquellos que no nacieron ni en la época de la UP ni de la dictadura. Hoy, una masa considerable de gente haciendo cosas por mejorar este país y refundarlo desde las bases ni siquiera nació para el plebiscito, y te puedo asegurar que lo que menos quieren es seguir escuchando la falacia de que vivimos aún en Guerra Fría, un escenario tan ridículo como sesgado que solo ha beneficiado a la clase política en su conjunto, a nadie más.

Marcel aparece en un momento crítico de nuestra sociedad, donde los mismos medios masivos de comunicación siguen mostrando que, si no se adscribe una candidatura a un lado u otro de este espúreo combate ideológico falaz, se es un promotor del anarquismo destructor. Qué mentira más grande!

Y algo parece asomar que, detrás de la abierta Ley del Hielo que le están haciendo a Marcel, se esconde un cierto temor al movimiento que se está armando alrededor suyo. Entusiasma y anima mucho ver esto que está pasando; pero asimismo plantea un sinnúmero de interrogantes que vale la pena discutir.

No diría que es poco optimista lo que escribes; es más, creo que es un optimismo sólido, pero a la vez disperso, y lo comparto. Hay en el aire una gran expectativa de cambios, pero sin derroteros de cómo se aplicarán en la práctica estos cambios tan profundos y “radicales”, podemos ahogarnos en la pura denuncia y una gran decepción de no saber como llevarlos adelante.

Lo que dices al final sobre “unca había estado tan contento sobre menos datos concretos” corrobora justamente esta ardiente incertidumbre que, esperamos, comience a mostrar concreción antes de los debates. No podemos seguir esperando a través de promesas y denuncias.

Saludos!

Ramón Luis Sepúlveda Marabolí

22 de mayo

Si bien no comparto las apreciaciones realizadas en esta carta. Coincido que en un régimen presidencialista republicano se requiere necesariamente tener representación bicameral. Sin dicha representación, cualquier ley de cuorum calificado muere sin el consenso necesario.
Esa es mi gran duda… Como Marcel lo pretende conseguir. Me gustan sus ideas.. Me gusta su posición… pero en lo concreto, como mi voto asegura que ocurrirán los cambios “estructurales” que son necesarios… pero no menos resistidos por quienes hoy tienen el poder de decidir

22 de mayo

Ramón, gracias por tu excelente respuesta, reconozco se me fue en la pasión del momento a la hora de escribir esta carta algo tan fundamental como lo que apuntas:

CÓMO CONSEGUIRÁ MARCEL EL QUORUM PARA LLEVAR A CABO SUS CAMBIOS, INCLUIDO EL LLAMADO A ASAMBLEA CONSTITUYENTE?

Esto tiene que quedar absolutamente claro por parte de él y su gente antes de ir a las urnas.

Saludos

Danilo

27 de mayo

En respuesta al autor de este artículo:

Conceptos tales como LEYES DE QUORUM CALIFICADO, APOYO PARA HACER LAS REFORMAS, CONSENSO BICAMERAL, tienen un estrato común: Constitución Política de la República de 1980. Todos los proyectos de Claude, todos los cambios necesarios, evidentemente pueden ser frenados en el contexto de la actual Constitución, entonces, justamente por eso, lo primero que un eventual gobierno suyo -de todos- hará -como él mismo lo dice– será el llamado a un PLEBISCITO NO VINCULANTE para determinar si se realiza o no una asamblea constituyente, pues como deberías saber, el plebiscito constitucional está limitado y circunscrito a un proyecto de reforma constitucional insistido por el parlamento y consultado por el presidente a la ciudadanía (cuestión que se hizo evidentemente para evitar una eventual asamblea constituyente) lo cual no tiene repercusión en este tema. En conclusión, te explico que no se necesita el uso de los conceptos del inicio del comentario para llevar los cambios, no se necesita un consenso del parlamento para llamar a este tipo de plebiscito, ya que será la gente, el pueblo, el que con su decisión a través de un plebiscito no vinculante tome las riendas del asunto, por fuera de la Constitución, para cambiarla, para crear una nueva, incluso sin el apoyo del parlamento. Como última reflexión no subestimes la capacidad de entendimiento de los adherentes a este candidato, los cuales tienen claro que dentro del marco constitucional los cambios que propone Claude serán frenados, pero son los mismos los que tienen la confianza de que la fuerza de un pueblo organizado está por sobre toda institución y por sobre toda ley y constitución.
Saludos.

Hernán Díaz

22 de mayo

Porqué la crítica gratuita a ME-O, que tiene que ver sus trajes y tener una señora televisiva? resentido y absurdo tu comentario, te quedas en la forma ( y bien infantil ) más que en el fondo. Por otra parte mi voto está entre Claude y el ya citado ME-O.

22 de mayo

Sr. Hernán Díaz:

El señor ME-O prometió no ser un “Cura de Catapilco” en las pasadas elecciones presidenciales, y sedujo a muchos que votaron por él, para abandonarlos arteramente dando sus votos a Frei, luego de despellejar a la Concertación.

No se ha visto aún al señor ME-O atreviéndose a ensuciar su tan estilosa estampa con agua de los “guanacos” acompañando a los movimientos sociales en la calle.

Lo de “resentido”, en fin, no resiste mayor réplica. Tratar de “resentido”, “roto”, “comeguaguas” o cuanto otro epíteto a quien da una opinión es cosa del pasado. No confundir por lo demás “resentido” con “sentido”.

Saludos

Rodolfo Lauterbach

22 de mayo

Gracias @AlbertoJOnetto por tu notable contribución al pensar de nuestro querido Chile. Somos afortunados de presenciar una pseudo-democracia que es mucho más democrática que aquellas de los países más poderosos que se jactan en su historia de haber desarrollado los principios de un gobierno del pueblo y para el pueblo.
En todo caso dividirnos entre derecha e izquierda es bien retrógrado ya que existen al menos dos dimensiones en política con las cuales medir una posición en el tablero. Por un lado existe la libertad económica (desde el capitalismo al marxismo) pero ademas existe la libertad en el actuar individual (desde el derecho a manifestarse hasta el derecho a abortar). Ambas visiones no se pueden echar en un mismo saco porque por ejemplo uno pudiere preferir una extensa libertad económica y a la vez una gran libertad personal. Esta última opción no existe en nuestra política ya que tiene parte de la derecha y parte de la izquierda.
Ya que son al menos 2 dimensiones, necesitamos al menos 4 coaliciones para representarlas. Nuevamente el sistema binominal esta obsoleto y dejo de prestar utilidad.
Suerte a los candidatos en sus campañas!! Pero eso si tengan mucho cuidado que hay mucha gente investigando para encontrarles un lado obscuro que salir a publicar en los medios. El periodismo hoy es el principal pilar de la democracia asique es necesario protegerlo con la inteligencia de todos nosotros.

22 de mayo

Estimado Rodolfo:

Gracias por tu respuesta, comparto plenamente lo retrógrado que es seguir PENSANDO CHILE de forma tan bidimensional, no pudieron ver que, en un país donde no existe ESTE u OESTE, sí existe un mar infinito de posibilidades a un lado, y alturas titánicas hacia el otro.

Pensar este país tridimensionalmente pasa por reconocer y afrontar ALTURAS Y PROFUNDIDADES.

Me recordó mucho tu respuesta ese gran anti-poema de Nicanor Parra contenido en las prédicas del Cristo de Elqui, que pueden perfectamente adscribirse a la candidatura de Marcel Claude:

“GELATINOSO
ingenuo
marxistoide
tres epítetos mal intencionados
que me cuelga la prensa reaccionaria
a pesar de saber perfectamente
cómo
cuándo
y adónde me aprieta el zapato
basta con observar mi vestimenta
para ver que no soy blanco ni rojo
sino tirado para el ultravioleta
que es el color de Nuestro Señor Jesucristo”

Saludos!

Yordanka Apostolovski

22 de mayo

Más allá de las concordancias que tengo con M. Claude , creo que no ataca un gran problema como el binominal. Según mi parecer es mucho más válido el voto directo y no un sistema con porcentajes en las cámaras dependiendo el nivel de representatividad (lo que Claude desea instaurar)
Saludos

22 de mayo

Completamente de acuerdo Yordanka, es necesario equilibrar denuncia con un mapa de ruta de medidas concretas, sólidas y realistas, sobre todo cuando Marcel ya se “echó al bolsillo” a gente con mucho, pero mucho poder a menos de 6 meses de las elecciones.

Saludos!

CabradelCerro

05 de agosto

Yordanka,
Por favor informese antes de opinar. Se nota que no ha puesto atención a las propuesta de la candidatura presidencial de Todos a la Moneda. Cuando se habla de Asamblea Constituyente DE REPRESENTACIÓN DIRECTA se habla de cambiar la Carta Fundamental completa, es decir eliminar la Constitución de la dictadura y establecer una Constitución realmente democrática y con participación y representación de la diversidad cultural en Chile, por consecuencia lógica el sistema electoral se cambiaría por completo, pues no es posible haciendo reformas a un sistema binominal perteneciente a la actual constitución, se logre una verdadera democracia (claro que no faltan algunos que creen que la democracia actual, herencia de una dictadura, puede ser mejorada mediante reformas como a mi parecer se equivoca el PC por ejemplo con sus gritos “Ninguna democracia se puede negociar, sin terminar primero con el Binominal”, eso es una estrategia electoral mediocre)

Yordanka Apostolovski

19 de octubre

CabradelCerro
Mi opinión va bajo la base de las declaraciones de M. Claude dadas en una entrevista en CNN Chile.
Te dejo el link http://www.youtube.com/watch?v=vApa5pFgZss
(Minuto 15 aproximadamente)
Saludos

22 de mayo

Alberto,
Quizás este no es el espacio, ni mucho menos el lugar en la contingencia, para plantear mi observación como la pretendo plantear. Me sitúo desde el ciudadano que perdió la esperanza en la política y de forma más violenta aun, en los políticos. Soy “joven”, tengo posición y opinión, conozco los ires y venires históricos que nos han dejado donde y como estamos, mas desde la inocencia generada por mi desinterés en la realidad política actual pura no puedo estar más de acuerdo contigo.

Quiero creer en un personaje (y si, digo personaje porque es una construcción que debe y tiene que cumplir un cierto rol) que no solo diga cosas bonitas, sino que las haga y que se comprometa a ellas. Quiero creer en un personaje que pueda asumir responsabilidades reales, asumiendo los alcances reales de su poder respecto al cargo. Quiero creer en un personaje que de una vez por todas ejerza la política como ejercicio libre y autónomo, no amarrado a coaliciones con intereses internos, sino a una coalición global con intereses externos, para todos, desde todos y con todos.

¿De dónde viene el ciudadano candidato? No me interesa. Me interesa a dónde quiere ir, cómo quiere llegar y con quienes quiere hacerlo. ¿Conocer sus referentes? Si, puede ser interesante, pero más me interesa saber a quién no quiere parecerse o, directamente, contra quien está. La lucha por la unidad y la libertad, curiosamente son argumentos políticos tan vagos y genéricos que pueden atribuírseles a cualquier “personaje”, sea de izquierda, derecha, de arriba o de abajo. “La unidad y la libertad” es de unos y no de otros, es libertad impuesta, es unidad a medias. Quiero ver a un personaje que logre generar interés en el discurso. Quiero un personaje que se deje de hablar del “gobierno anterior”, como si esto fuera un concurso de Miss Política, donde la que viene a contestar una pregunta mal planteada responde con lo último que dijo la Miss que acababa de pasar por la pasarela.

Más allá del análisis estadístico y de los valores éticos y morales que puedan darse en la decisión de participación, exclusión o alejamiento de lo político, debo decir que hoy no existe ese personaje. Hoy nadie me convence. No significa que hoy no crea, que hoy no sepa o que hoy no me guste. Significa, simplemente que hoy ningún contendiente ha sabido hablar, ha sabido respetar ni mucho menos considerar el valor de quienes, en algún momento, creímos en la teleserie (porque es lejana, porque no está presente, y porque rompe el tiempo y el espacio para contar una historia archiconocida sin tiempo y que se puede imponer en cualquier televisor) que pensamos podría llevarnos a pensar(nos) en un país propio.

Chile no es nuestro, no lo construimos, solo lo usamos. Chile es una construcción utilitarista, particularmente para la política, con ese impulso verborreico de la unidad, de ser todos parte de. Magallanes no fue y no se siente parte de, el pueblo Mapuche tampoco lo siente así, los empresarios menos aun. Hablemos de forma clara, eso es lo que pedimos quienes somos de ese % que las instituciones gustan de poner nombres curiosos.

Alberto, si entiendo bien esta es tu petición, este es tu llamado, esta es tu puesta en el tapete y es honesta. Es lo que creo debiese pedirse como base para quien ostente un puesto público de tal magnitud, es lo que debiese darse de base para quien busque involucrarse en la novela. Es lo que todos, como principio básico de participación deberíamos exigir y escuchar, con respeto, con altura de miras y con capacidad de distinguir claramente entre un diálogo y una discusión. Lamentablemente a quienes se los pedimos parece aún no logran entender. No quiero hablar de Claude, ni de cualquier otro presidenciable, quiero hablar de nosotros como receptores, reproductores y vividores de lo que queremos llamar “vida política nacional”.

22 de mayo

Estimado Gonzalo:

Primero debo reconocer que tu extensa, bien articulada e interesante respuesta tiene mucho más de “carta abierta” que la mía. Te has tomado el tiempo de exponer pausada y abiertamente más que tu sentir, un “zeitgeist” que comparto en el fondo.

En un momento histórico global de gran escepticismo, agonía de los dogmas y descrédito generalizado de las instituciones, todavía quedamos muchos que queremos CREER EN ALGUIEN de forma simple, transparente y optimista. Y lo primero que nos entra a la vista es la imagen de ese alguien, de ese otro que quiere representarnos. Es por ello que nos hemos concentrado en esta carta en la imagen, más que en discurso.

Dices que nadie te convence, y tienes sobradas razones para argumentar tal posición. No te sientes representado ni por personas ni por proyectos, pero estás por otro lado todo el tiempo PENSANDO CHILE. “Pensar Chile” es un ejercicio maravilloso y más necesario que nunca, y por ningún motivo podemos permitir que se lo adjudiquen personajes con “agendas” siniestras; PENSAR CHILE es un deber patriótico – mucho más que salir con un fusil a cazar enemigos – y un compromiso con uno mismo como chileno.

Dices también que “Chile no es nuestro, que no lo construimos, sólo lo usamos”. Ahí discrepo radicalmente contigo. Chile es nuestro y tenemos una obligación con él. Chile es nuestro no por haber nacido acá; Chile más que la angosta y larga franja de tierra, es una isla en medio de nuestro cerebro y alma.

Esta “carta abierta” – ejercicio de polémica que busca interpelar a una figura pública a través de sentar preguntas que diluciden críticamente una candidatura como la de Marcel – no busca otra cosa que ampliar el diálogo y la participación en este PENSAR CHILE, y creo que de todas las cosas que promete y denuncia este candidato, es la que más me entusiasma y me llama a, por ejemplo, aportar con este grano de arena.

Saludos!

22 de mayo

Buen comentario.
Me atrevo a vaticinar que el mundo avanza hacia la anarquía, y en ese contexto el propio futuro presidente Claude ha de marchar con los descamisados a la búsqueda de la justicia social y de la sociedad “más inclusiva”, tal como lo hizo ayer 21 de mayo a la hora en que conocíamos al Chile “maravilloso” de que nos ha hablado Longueira.
Chile, sus 4000 y tantos km de largo por su ancho es maravilloso. Lamentablemente no hemos tenido la capacidad de armar comunidad para que lo sea para la mayoría de los chilenos.
Esa tarea parece eterna.

22 de mayo

Alejandro, el mundo no avanza hacia la anarquía por las personas, la anarquía ya está instalada en la feroz competencia y codicia de empresas y Estados. El concierto internacional dejó ya de basarse en ideales, y la Realpolitik ya está más instaurada que nunca: la ONU hoy es un chiste que nadie respeta (prueba de ello es que su Secretario General, siendo coreano, no es capaz de poner un punto final a lo que sucede con su nación).

La “Justicia Social” como concepto ideal es maravilloso, pero en la práctica causa tirria en los pocos que no quieren un mayor reparto equitativo de la torta, y frustración y desamparo en la gran mayoría que no puede influir como individuo endeudado con el sistema. Estamos viviendo una época que, sin embargo, de a poco muestra señales de que la soberanía popular puede darse, sin caer en dogmatismos ideológicos ni religiosos: la Primavera Árabe y los movimientos de “Occupy” e “Indignados” en EE.UU. y España (respectivamente) son un excelente ejemplo de ello.

Y en Chile están pasando cosas, los mismos chilenos en el extranjero lo saben y están atentos a ello. Es por ello que se necesita su opinión, su visión, ese es el verdadero deber patriótico de todo chileno bien nacido viviendo en el exterior; incluso mucho más que su simple voto.

Saludos

22 de mayo

Alberto:

Ciertamente este ejercicio comunicacional implica, casi ontológicamente, el “pensar Chile”. Quizás fui básico en mi exposición; no me refiero a dejar de pensar Chile desde el desánimo o el desinterés, me refiero más bien a dejar de “hablar de Chile” y comenzar, como muy bien dices a “pensar Chile”. Chile como concepto no es nuestro. Chile como “cultura” no es nuestro. Insisto, Chile no es nuestro, pero si podemos usarlo y usarlo tan bien que podemos incluso, a través de la más pura práctica ciudadana, moldearlo para que sea un poco más de aquellos que nunca lo sintieron propio y un poco menos de aquellos que solo lo usan en nombre. La interpelación que expones tiene más voces de las que imaginas; la del político, la del estudiante, la del indeciso, la mía, la del desilusionado. Y creo esa es la virtud que buscamos en el “personaje” (que si bien es persona también es institución, también es sentido y también es ilusión), la capacidad de expresar, de contemplar y de actuar desde la multiplicidad de voces que componen el coro que llamamos nación.

“Pensar Chile” implica necesariamente “hacer Chile” y esto, estimado interpelador, es lo que haces con tu carta abierta. Carta tanto más abierta y tanto más sincera que muchas de las miles de cartas prediseñadas de los ciudadanos presidenciables. Tú, ahora, acá y con todos los que participamos estamos “haciendo Chile”. La responsabilidad entonces de quién firme el documento que dará legitimidad a esta necesidad poiética es la que se tiene que develar para con nosotros, los que pese a todo queremos motivarnos, queremos volver a creer y queremos que ese “personaje” vuelva en gloria y majestad, casi como héroe, esta vez no a rescatar el amor ni a salvar al pueblo, sino simplemente a ser uno más de nosotros personificado en una posición de liderazgo, responsabilidad y proactividad con nosotros, para nosotros y para todos.

22 de mayo

“Pensar Chile” implica necesariamente “hacer Chile” – toda la razón, pero primero pensamos y luego actuamos; si nos comportamos al revés, caemos en la impulsividad manchada de sangre en el peor de los casos, o en la mediocridad cortoplacista en el mejor de ellos.

Saludos

MAXIMILIANO PACHECO

22 de mayo

Debes mejorar tu redaccion,

Darío Montero

22 de mayo

Me parece que tu carta abierta, Beto, está escrita desde un miedo que todos compartimos en mayor o menor medida frente a los grupos poderosos en Chile y su histórico comportamiento autoritario y disuasivo (golpismo, asesinato, tortura, cesarismo presidencial, decretos-leyes, partido binominal, manipulación de los medios de prensa, etc.). El problema es que este miedo, si bien objetivamente asentado en nuestra memoria histórica, lleva muchas veces a adoptar (por reacción) posturas de pseudo-realismo político y a planteamientos corroidos por la duda como, por ejemplo: “si estás preparado para hacerles frente, ora como candidato, ora como eventual Presidente de la República.” Pero en tu carta tu vas incluso más alla, cuando calificas el camino recorrido hasta el día de hoy de Marcel Claude como “destrucción verbal” y mera “denuncia”, como un discurso meramente negativo, como una crítica sin propuestas. Cómo es posible que este candidato no haya anunciado todavía con quién va a gobernar! …y otros datos semejantes. En corto: a Marcel le criticas dos cosas: falta de realismo politico y generalidad/vacuidad en su discurso. Esto me parece increible. Marcel es para mí el candidato –lejos- con más ideas/propuestas concretas (ideas con mayúscula, no dogmas respaldados por estadísticas manipuladas) que hay. Basta escucharlo hablar sobre el sistema de pensiones que piensa crear, salud, educación, recursos naturales, sus ideas sobre cómo cambiar el sistema tributario, etc y luego compararlo con el discurso de sus competidores, para convencerse de esto. Y luego: su realismo. Hay un candidato más realista que Marcel? Casi todo lo que dice está respaldado por un 80% de aprobación ciudadana, pues su candidature es una proyección política de los movimeintos sociales. Su estrategia realista comienza con el llamado a un plebiscito para la creación de una asamblea constituyente con miras una nueva constitución política. (Quién se va a oponer a este llamado con un 80% de aprobación ciudadana?). Obviamente ahi se juega mucho, quizas todo; pero él sabe que es la única manera ‘realista’ de hacerlo.(Si ya tiene listo el gabinete no me quita el sueno en este momento).
El problema que asusta o debería asustar es, entonces, unicamente el del boicot politico (en el congreso) y económico (del empresariado). Es decir: el boicot (lobbistico-economico-militar) de lo no-político sobre “lo politico”; el nudo central de la historia de nuestro país. Pero –tu sabes- ellos siempre van a estar ahi. Yo no veo que exista, dentro de la lógica democrática, otra manera que la de Marcel y su realismo democrático, por ponerle un nombre. Su piedra de apoyo es la soberanía popular y el poder constituyente. Y si bien la historia nos infunde pesimismo, no querría yo resignarme a pensar que esta es y sera siempre una batalla entre poderosos-sensatos y débiles-tontos, entre “gigantes molinos” y la lanza impetuosa de un flacuchento Don Quijote.

22 de mayo

Estimado Darío:

Gracias por tu particular y comprometida visión respecto a esta carta, que lo que más busca es la divergencia constructiva, en vez de un mero panegírico o por el contrario un chaqueteo malsano.

Si lees no sólo la carta en sí, sino las respuestas dadas a varios de los que postean acá, verás que me explayo más en reconocer que Marcel no es sólo “destrucción verbal” ni “mera denuncia”.

Reconozco y alabo su desplante, conocimiento y olfato acabado de la realidad nacional actual y su valentía. Qué difícil es hallar hoy a un político valiente capaz de plantarse de frente sin MIEDO a ser atacado. Con lo poco que tienen para ofrecer los políticos contemporáneos en el mundo entero, la hombría de suyo es una virtud rara, pero reconozcámoslo, no puede ser la única virtud para llegar a ser Presidente y refundar una nación.

Me dices que le critico a Marcel “falta de realismo político”. Me hago cargo 100% de esa afirmación implícita: mientras no presente desde ya planes de implementación detrás de una teoría, no es en esencia realista. Es un hecho innegable esa situación. No podemos exigirle hechos por cuanto no ha sido elegido, pero sí debemos pedir que nos transparente a su gente – es obvio que el tipo NO ESTÁ SOLO – el origen de su presupuesto de campaña, y la forma como lidiará con los poderosísimos enemigos que se está granjeando… o acaso crees que de salir Presidente Marcel, Paulmann se va a ir tranquilito de vuelta a Alemania y rematar la torre Cencosud? Seamos REALISTAS.

“Vacuidad en su discurso”? No recuerdo haber dicho que su discurso era banal. Sí me parece poco aterrizado; no que esté en las nubes, pero flota bastante sobre el suelo, y desde 3 o 4 metros sobre la superficie está tirando “bombas” a poderosos enemigos del suelo que lo van a querer bajar seguro. Vuelvo entonces al tema del realismo con el asunto.

Para finalizar, es bueno que especulemos respecto al eventual “boicot político” que se le hará. Eso VA A SUCEDER. No porque lo desee a título personal, es que si se sigue encumbrando como outsider de las encuestas y gana terreno con su discurso “de que se vayan todos”, esos “todos” no se van a ir tan fácil. Hay $$$ de por medio, y en este mundo dejado de la mano de Dios es el dinero omnipresente señor y amo.

Saludos!

22 de mayo

“Queremos sinceramente creer que tu aporte es sincero”. Excelente frase. Eso representa lo que hace rato he venido sintiendo. Lo que dice Marcel suena maravilloso, pero necesito creerle, y no sé por qué, me cuesta. Supongo debo esforzarme más y practicar la fe.

22 de mayo

Gracias Mónica, somos varios los que sentimos lo mismo. Siempre fue la intención fundamental de esta carta presentar lo que tan simplemente tu planteas.

Saludos!

22 de mayo

Apreciado Alberto:
Te escribo porque no me gusta que se juegue con la buena fe de las personas. El tipo es inteligente y está aprovechando su modo populista de ver las cosas, de forma de entusiasmar a la “gallá”
Toda su vida a aprovechado su inteligencia para allegar recursos para su uso personal al mas puro estilo de un tal Aucamán ese el que es supuesto líder de las comunidades mapuches.

Lo mejor que puede hacer es conocer la verdad y esta pasa por el Green Peace y Terram desde fue echado sin aviso previo por unos asuntos digamos de contabilidades que no calzaron en su auditoria. para muestra un botón.

En tiempo como este donde no aparece un líder serio, asomarán cientos de tipo como este inteligentes que nos van a dorar la píldora como cualquier populista de baja estofa.

No se deje engañar con su discurso porque no sale de la voluntad de hacer reformas solo como Piñera desea ser Presidente para aprovecharse eso es todo.
Vea las cosas por la razón y no por la emoción Es usted, un hombre estudioso según los títulos que tiene, debería investigar mas.

Atentos saludos.

22 de mayo

Estimado Armando:

Gracias por su respuesta franca y abierta a la discusión. Efectivamente Marcel Claude – hablo a título personal – es un populista y comparto en su apreciación. En esencia, un “populista” es aquel que hace un rayado de cancha entre “el pueblo” y “las élites”, sentado sobre un liderazgo carismático y abogando por reformismo de base al apelar a un movimiento de masas.

Dicho esto, en Chile efectivamente causa escozor el término “pueblo”. Inmediatamente lo asociamos a marxismo, a lucha de clases con olor a violencia, a retroceso. Asimismo, nuestra cultura política toma al “populismo” como un sinónimo cerrado de “demagogia”. Cuánto de demagogia tiene una propuesta populista queda a consideración de cada caso.

Lo que yo al menos entiendo de “demagogia” – un término eminentemente negativo – implica apelar de forma siniestra a emociones, prejuicios e ignorancia de las masas poco o mal educadas para conseguir poder político.Personalmente no veo una actitud demagoga en Marcel Claude: muy por el contrario, él todo el tiempo está buscando apelar a la inteligencia de los chilenos, no a su estupidez chauvinista (que vaya que sobra en nuestro trato con peruanos y pueblos autóctonos!).

Cuánto de engaño o de veracidad está detrás de sus propuestas, no me cabe a mí en ningún caso juzgarlo. Es solo Marcel y su equipo de trabajo – insisto, ya viene siendo hora que sepamos con quién está trabajando para llevar a cabo sus reformas – quienes saben cuánto de lo que se promete llegará efectivamente a cumplirse o no. Me preocupa sí hasta qué punto la tiene(n) clara referente a implementaciones, eventuales consensos con grupos políticos de divergencia (el tipo TENDRÁ QUE NEGOCIAR) y en fin, planes “B” en caso de que no salga a pedir de boca todo lo que ofrece.

Reconozco que sé muy poco de la vida anterior del sr. Claude, pero me propuse quedarme con su imagen, y no explayarme demasiado en su background o propuestas específicas. Que viene a “dorar la píldora”, personalmente no lo creo, se ve serio, comprometido y digámoslo con todas sus letras, el tipo tiene pelotas. No cualquiera se planta a decir las cosas que dice sin temer a represalias (mal entendidas por varios en esta carta como un llamado a la amenaza).

Para finalizar, acepto el que ud. llame a la razón por sobre la emoción. Debe haber un equilibrio entre ambas cosas antes de ir a votar. Porque la emoción Marcel ya supo despertarla de forma bastante inteligente, esperamos que la razón sea igualmente satisfecha en la práctica más que en el bonito discurso. Y que por favor, no lleguemos a la fuerza. Flaco favor nos hace como país hoy seguir pensando de forma tan maniquea como nuestro lema nacional.

Saludos!

23 de mayo

Apreciado Alberto:
Puchas te agradezco tu comentario y sobretodo esto de discutir sanamente, sin dejarse llevar por lo que odias “la violencia”.
Pero una cosa es razonar y otra querer tener la razón ¿estamos?

“Lo que yo al menos entiendo de “demagogia” – un término eminentemente negativo – implica apelar de forma siniestra a emociones, prejuicios e ignorancia de las masas poco o mal educadas para conseguir poder político.Personalmente no veo una actitud demagoga en Marcel Claude:”

Tu párrafo me da la razón.
1.- Es justamente eso lo que hace Claude y es inteligente para disimular sus propósitos.
2.- Esto se reflejan en su modo de actuar en el medio empresarial y comercial, sin corrección y ética.
3.- Donde encuentro que estamos cerca es que efectivamente con estos enjuagues políticos que nos tienen hasta la coronilla, NO APARECEN LOS VERDADEROS LIDERES, esos personajes sanos de espíritu y sin grandes ambiciones personales ( ejem: caso del presidente de Uruguay) y por eso cualquier pelafustan que aparece y hable bonito, lo siguen como la panacea a nuestros problemas.
4.- Creo que para la elección después de la que viene puede aparecer la persona que deseamos y estas son muchas.

Saludos amigo.

23 de mayo

Estimado Armando:

Una vez más, gracias por mantener esta discusión viva. Brevemente en referencia a los puntos que expones, donde justificas la supuesta demagogia de Marcel Claude:

1) “Es justamente eso lo que hace Claude y es inteligente para disimular sus propósitos.” –> Haciendo una metáfora con el poker, Marcel Claude aún no muestra sus cartas, pero se intuye que tiene un juego fuerte. De estar solo “bluffeando”, va a ser tal la decepción y descrédito que se llevará el proyecto que presenta, que inexorablemente cavará para siempre su tumba política. Yo “le pago por ver”, pero no me iría “all in” con su voto si las elecciones fueran mañana.

2) Si entiendo bien este punto, sería bueno que se transparentasen sus orígenes y gastos de campaña, incluido los sponsors económicos que la estén sustentando. No existe candidatura alguna de largo aliento en país alguno, sobre todo de la envergadura de una presidencial, que se sustente sólo con “donaciones benéficas”.

3) Marcel está demostrando ser un líder de masas, guste o no su postura, y en eso se diferencia radicalmente del resto de los independientes – hay algunos por ahí que francamente dan pena, parecen verdaderos “mendigos políticos. Y el tipo está en la calle todo el tiempo, levantando vocaciones ciudadanas, y no sólo “poniendo la manito” para que alguien se apiade de su derrotero político. Démosle al menos esa virtud a Claude.

4) Creo que no habrá que esperar para el 2018 para tener un líder de verdad: si es Marcel Claude u otro, eso queda en el talento político de cada uno por sortear los avatares de la actualidad y llevarse el “pozo final” que es el sillón presidencial.

Saludos!

Gonzalo Tapia Quezada

23 de mayo

Alberto,
Si Allende divide es porque la historia la hicieron los vencedores, tal como sucede hoy día. La gente, el pueblo, tu y yo, no escribimos la historia en este país. Somos los olvidados, los que sólo nos recuerdan cuando hay que darles el voto (y con ello la vida), pero no importamos en las grandes políticas ni en las magníficas decisiones gubernamentales. Comparto tus dudas, que pueden convertirse en temores, pero prefiero esas dudas, esos temores, prefiero ese cambio, ese discurso de una nueva constitución, de un nuevo país, a seguir condenado a la miseria en la que hoy vivimos. Quiero creer que cambiaremos este sistema aterrador y que daremos paso a una sociedad digna para todos. Y espero que ese gabinete que te urge conocer, no sea con los mismos que hoy nos denostan, que hoy dicen que no sacamos nada con marchar o con los que gobiernan para las trasnacionales. Son sueños o anhelos, lo sé, pero si dejamos de soñar o de luchar por ideales, nadie lo hará por nosotros. Un saludo.

23 de mayo

Estimado Gonzalo:

Gracias por tu respuesta. Da para mucho discutir los pros y los contras del gobierno de Allende, y creo que este no es el momento para hacerlo, te invito a que nos concentremos siempre en Claude. Me referiré de todas formas de forma breve a Allende.

Sólo recordar que más que el gobierno de Allende, fue el gobierno de la UP, y dejando consideraciones ideológicas de quién es el real responsable de la caída de ese experimento socialista en Chile – que ojo, no fue el primero, pues se tiende a olvidar la experiencia de la República Socialista del ’32 que, aunque corta, tuvo interesantes críticas al sistema mercantilista azotado por la crisis mundial del ’29 – muchos grupos dentro de la UP son responsables de su disgregación.

Preocupa que Marcel ponga como ejemplo a Allende por cuanto compromete su candidatura a tener que cumplir un rol de mediador entre tantos sentires diversos – Allende en este sentido no dio “el ancho” para calmar al MIR y al PS de Altamirano – en vez de abocarse de lleno a aunar voluntades más allá del espectro que lo siga.

Lo que más necesita este país es unidad, no una recreación de la UP. Simplemente UNIDAD. Nos han lavado el cerebro Concertación y Alianza por casi 25 años que seguimos viviendo en la Guerra Fría, que esto es fascismo vs. comunismo, y vaya que cada extremo rasga vestiduras a la hora de defender sus sesgadas visiones de “Libertad”.

Allende, guste o no, es una figura conflictiva y no el mejor referente de unidad en este país. Balmaceda en OOPP y desarrollo, y Pedro Aguirre Cerda en educación, me parecen mejores referentes en que todos podemos depositar más voluntades: es cosa de leer un poco sus discursos para ver que nos está hablando cosas mucho más contingentes que el mismo Allende, sin un sesgo ideológico a estas alturas del s. XXI algo trasnochado.

Hablo siempre a título personal, haciéndome cargo de mi visión, y dispuesto a debatir de forma respetuosa, para beneficio de seguir pensando en el Chile que TODOS queremos.

Saludos

joaquín iglesias

23 de mayo

Quien perdió la capacidad de soñar no esta realmente vivo, solo habita en el tiempo sin palpitar, sin trascender. Es de agradecer que existan soñadores, como ayer lo fue Allende y como hoy lo es Claude, que fabrican sueños posibles de patrias nuevas, contenedoras y justas.

Decir que allende no dio el ancho me parece al menos temerario.
Sent from my BlackBerry® wireless device

23 de mayo

Sr. Iglesias:

Todo lo que usted dice en su primer párrafo es inspirador y optimista, y estoy de acuerdo con que Marcel convoca de esa forma a construir un nuevo país a través de sus palabras.

Respecto a su segundo párrafo, favor atenerse al contexto donde hago tal afirmación, que queda bastante claro y acotado. Ser temerario, por último, no tiene nada de malo, si se argumenta con razón justificada, basándose en hechos. Su candidato es temerario y ud. lo celebra por ello, por qué no deja que otros chilenos tengamos igualmente tal libertad de dar nuestra visión de la realidad?

Saludos

@Gonhaloo

23 de mayo

Debo decir qu me parece una carta abierta espectacular, que invita a aterrizar las demandas, ideas y consignas de Marcel Claude.

Personalmente ubico a Claude desde hace unos años cuando lei su Manifiesto EcoSocialista
y es el candidato con el que me siento mas cercano.

El problema que veo es el siguiente:

Que hacemos, cada uno de nosotros en el diario vivir para subvertir este orden social, en lo practico, en lo concreto, en lo real y cotidiano, durante un año que estudie Sociologia en la UdeC conoci a muchos con discursos impecables y retoricas dantescas, pero pobres en la praxis.
Yo me pregunto, esperaremos a que Claude se levante como candidato y venga todo el posible boicot mencionado en la carta
O generaremos una sociedad distinta desde la base, la base del dia a dia de un buen vivir, de una sana convivencia y cooperacion, eso no pasa por el presidente de turno, dado que necesita una base consciente en la que sustentarse.
El mejor gobierno es el que no necesita gobernar, o algo asi es el dicho, perdonen mi falta de prolijidad, pero mi punto es que pasa por un esfuerzo individual y de conciencia de como nos comportamos con el projimo y cuanto estamos dispuestos a sacrificar por el bienestar del projimo.

Saludos

24 de mayo

Estimado:

Gracias por tu respuesta; efectivamente diste en el clavo, la palabra es ATERRIZAR. No criticar por criticar, sino esperar concreción y menos dispersión.

Las preguntas que formulas respecto a nuestro espacio de acción como individuos para cambiar el sistema, sobre todo si ya salimos de la universidad y tenemos que abocarnos de lleno al mundo laboral y familiar, pasa necesariamente por participar del proceso electoral. Te confieso que hasta hace poco pensaba no ir a votar, o votar nulo – por pura “pica” al sistema – pero ya que ha salido esta candidatura, vale la pena hacer el esfuerzo, por último para ver qué tanto se puede confiar en el voto, como experimento de una “revolución en libertad y democracia”.

Eso de que “el mejor gobierno es el que no necesita gobernar” me suena extraño eso sí, me recordó a Ramón Barros Luco, aquel perezoso presidente de la República Parlamentaria, quien afirmaba que “no hay sino dos clases de problemas en política: los que se resuelven solos y los que no tienen solución”. Discrepo entonces, aquí es necesario un gobierno activo, comprometido con la soberanía popular e innovador; pero que no por convocar a tantos pensamientos disímiles tenga que caer en una especie de moderador de foro en vez de su rol como ejecutivo.

Saludos

claudia

23 de mayo

Interesantes inquietudes,dignas de quienes estamos responsablemente interesados en política, pero la propuesta política de Marcel Claude ya ha abordado en varios foros y entrevistas estos puntos. Es cuestión de ponerle atención a esos tantos videos que dan vueltas por la red. Recomiendo por ejemplo el Foro en que participó en la facultad de medicina de la U de Chile.
Lo que sucede con la argumentación de Claude es que nos saca de la forma paternalista a la que nos han acostumbrado en política, en la que todo nos lo ofrecen predefinido, no estamos acostumbrados a imaginarnos como seres que hacen política por si mismos y seguimos esperando a que alguien la haga por nosotros, tal vez por eso a algunos les parecen insuficientes las propuestas de Claude.

24 de mayo

Estimada Claudia:

Gracias por tu respuesta. Como viste al principio de esta carta, hablo desde la posición de quién aún no ha tenido la oportunidad de oír a Marcel en vivo, en los muchos foros en que ha participado Sólo viendo su twitter, Marcel es realmente movido y está constantemente participando en debates y eventos de diversa índole, lo que habla bastante bien de él.
He visto algunos videos de Marcel y desde ahí viene la imagen que tengo de él. No me cabe duda que la asistencia a esos foros ha sido bastante numerosa y que seguirá creciendo, pero admitamos que mucha gente a lo largo de Chile, de cara a las elecciones, y por cuestión de tiempo y de ser algo reacias a participar en convocatorias masivas – me incluyo – no verán a Marcel hablándoles en persona hasta llegar a las urnas.

Qué nos queda entonces? La convocatoria online, el “boca a boca” e interiorizarse más de sus propuestas. Muchos estamos esperando que Marcel llegue incólume a los debates, ciertamente él será la estrella en ellos, y será interesantísimo verlo debatir sin tapujos con Bachelet y Allamand (sin mencionar que se comerá con zapatos al resto de los independientes, estoy esperando que por primera vez alguien ponga en su lugar a ME-O).

Todo lo que dices después es cierto, pero te señalo que si nos parece a muchos insuficientes las propuestas de Claude, es predominantemente por su impracticabilidad en muchos casos, y dispersión en otras. Esperamos por el bien de su candidatura que poco a poco agarre un foco más global y que aterrice su campaña presentando al resto de su equipo.

Saludos

@Gonhaloo

24 de mayo

Estimado frente a su respuesta a mi comentario sobre lo gobiernos que no necesitan gobernar:

Probablemente no me explique bien, pero mi punto es que basicamente si la ciudadania esta altamente empoderada, madura y conscinte la figura de un estado poderoso o un gobierno activo, no de hace realmente necesario dado que las soluciones a los problemas provienen de una comunidad organizada y responsable, doy en particular el caso de Belgica que estuvo varios meses sin gobierno, sin poder ejecutivo por problemas en su sistema electoral, no se ponian de acuerdo, sin embargo, todo siguio funcionando, porque son una nacion madura, no estoy idealizando porque se que los consorcios belgaa no trabajan en su pais sino que destruyen otroa para enriquecerse, pero si habla de una comunidad madura y organizada, eso es lo que queria decir y no para el corto plazo sino al menos para un par de generaciones.

Por otro lado quiero aclara que estos espacios virtuales de convivencia nos acercan cada vez mas y nos dan una sensacion de comunicacion social sin muchas limitaciones, me dan esperanza, porque al menos estos temas se discuten y se habla de al asunto

Saludos

24 de mayo

Estimado:

Partamos de la base que esa “ciudadanía altamente empoderada, madura y consciente” no existe en país alguno, no al menos a nivel de mayorías. Existen en Platón, en Marx y en varios otros teóricos políticos, pero en el tapete es una utopía. Por ello un “gobierno que no necesite gobernar” no hace sentido; si lo hiciera, no tendría su razón de existir, y mejor que se dé una anarquía corporativista libertaria donde todos somos felices comiendo perdices, como en el paraíso.

Saludo y me sumo a tu visión de que estos espacios virtuales nos acercan más como chilenos, y nos permiten debatir temas duros con altura de miras, respeto y construcción. Qué ganas de que lleguemos al momento en este país en que podamos hacer lo mismo CARA A CARA, sin tener que escudarnos detrás de una pantalla! Esa utopía estimado, me quita mucho más el sueño que la del “gobierno que no necesita gobernar”.

Saludos

24 de mayo

Estimado Alberto y comentaristas:

Amigos, se entiende que la idea del artículo es “cuestionar a Claude para llegar a creerle”.

Bajo esa premisa, cuestionemos entonces lo que dice:

En primer lugar él quiere ir a la papeleta: Fatal error. Se lo comen la concertación y la alianza; no pasa a segunda vuelta y se queda rezagado, por no participar en una primaria de todos los candidatos presidenciales -igualmente “pequeños”- que no pertenecen a la concertación o a la alianza. Si esas primarias se ejecutaran, conversando todos estos señores candidatos presidenciales “alternativos y díscolos y/o pro sociedad de derechos” para acordar un Programa de Gobierno simplificado y someterse a una primaria digital, en una página dónde expongan ese Programa de Gobir… al escrutinio de la ciudadanía, necesario, por cierto…

En segundo lugar, Claude propone el término de las AFPs y aplicar la transformada de la sociedad de derechos.

Respecto de esto, terminar las AFPs le quita al PUEBLO, ese que “suena grande y juerte” -sin temor a su crítica, por el valor de lo que conlleva- una gran posibilidad para alcanzar dos cosas, sin necesidad de ninguna “garantía de derecho” que pague royalties políticos.

La primera de estas cosas es BAJAR LAS TASAS DE INTERESES y la segunda es LA CAPITALIZACIÓN DEL PUEBLO CHILENO. Ambas cosas no las deseo explicar en este momento, porque ya lo he hecho en este sitio, pero, sí quiero decir que ambas cosas son un CONTROL que puede accionar la ciudadanía por sí misma, sea cuál fuere la “política reinante, en el gobierno que sea”, asegurándole potencialmente a la ciudadanía un pasaje a UN PROCESO DE CAMBIO EFECTIVO respecto de sus mecanismos de CREACIÓN DE RIQUEZA EN PODER DEL PUEBLO.

Por lo tanto, para mí, el sr. Claude, vistos estos dos puntos apenas, “ya no califica como el chico listo que pareciera que cree que es”… Tal vez el colectivo de los “candidatos alternativos” pueda COMPLEMENTAR SUS PROPUESTAS, tornándolas más estudiadas, debatidas y reflexionadas, de forma de, por ejemplo, tomar la vía contraria a las dos propuestas iniciales analizadas de Claude, es decir, ir a la papeleta y eliminar las AFPs.

Aparte de ello, hay una tercera cuestión que revisar respecto de lo que dice Claude, para “ver si le creen o no”.

Esto es lo relativo a la nacionalización o renac.. del cobre. Tamaña barbaridad y excelente iniciativa, al mismo tiempo. El único detalle es que ES POPULISTA hablar de nacionalizar el cobre y COMETER LA IRRESPONSABILIDAD DE NO DECIR CÓMO SE HACE ESTO.

Por mi parte, siendo también candidato presidencial, pero, sin mostrarme, porque no creo en el sistema de elección del Presidente como una solución, porque apenas me bastaría y nos bastaría tener una CÁMARA CIUDADANA DIGITAL a los ciudadanos, como instrumento constitucional con el que ejercer la dmeocracia, para solucionar nuestros problemas vía ORGANIZACIÓN.

Esta misma organización es posible crearla aún sin que la valide el sistema político de la República, con binominal incluído y misma Constitución, SIMULANDO LA CÁMARA CIUDADANA, ya que de esa forma se crea un SISTEMA DE ORGANIZACIÓN CIUDADANA que podría crear, entre otras cosas, un PROGRAMA DE GOBIERNO DE TODOS y la propuesta de nombres y curriculums para cada uno de los cargos de Gobierno en el ejercicio del desempeño de la República.

De esa forma se puede lograr un ACCESO CIUDADANO a toda la clase de poder que se aplica en el Estado, CON UN PLAN DE ACCIÓN del gusto de la ciudadanía…

Volviendo al punto, decía que “como candidato presidencial que soy”, ondeando con el MAYOR ORGULLO Y ENTUSIASMO el ser apenas un peón, o el peón, identificándome acorde a la

incompetencia del sistema de participación ciudadano que ejercen las redes ciudadanas,

dándose infulas de ser la gran cosa, sin ser nada, ya que su organización y todos sus principales líderes son inútiles e incompetentes a la hora de CREAR REAL ORGANIZACIÓN CIUDADANA utilizando el MODELO ORGANIZACIONAL DE LA CÁMARA CIUDADANA,

tal como lo es por ejemplo el sitio del quinto poder o su administración,

sin el ánimo de denostarle, ni de denostar a nadie, sino que apenas llamarlos al camino.

Así “ergulloso y todo” si he propuesto una forma de nacionalizar el cobre. Se puede leer en mis sitios y se puede resumir brevemente, lo que presenta

UNA ESTRATEGIA

no la idea de que yo me crea algo,

sino que una metodología que analizar y a la que CONSTRUIRLE LOS DIAGRAMAS DE PROCESOS correspondientes.

En resumen, hasta aquí podría decir que si un candidato no le presenta a usted la simulación de las operaciones involucradas en la locura que dice, añadidas determinadas matrices del estudio técnico de la modificación de sistemas,

es decir, si no le muestra el caminito que seguiremos, no le crea, porque está fanfarroneando…

Avanzando en el tema, y sin ninguna clase de temor a la extensión de mi comentario, digo que la propuesta de Claude acerca de nacionalizar el cobre, me parece que es un asunto políticamente demasiado delicado para sólo decirlo y

posiblemente no tomar en cuenta la apertura del debate a la ciudadanía (cosa que entiendo que el siempre propone) con el que se podrían encontrar mejores soluciones o, más bien las vías de soluciones al problema.

Extendiéndome en torno a este punto, quiero comentar que, en el pasado, bien lo sabrá Alberto y la mayoría, la manipulación de los derechos sobre las utilidades o usufructo del cobre, pasó por momento críticos. primero, senacionaliza y políticamente queda la gran embarrada. LE QUITARON EL CHICHE A LA ECONOMÍA MUNDIAL y el stablishment internacional no iba a permitir que un “país tercermundista, picantito y comunacho” controlara el mayor factor limitante del crecimiento mundial, LA SUPER MEGA PRODUCCIÓN DE COBRE, porque este está hasta en los muros de las casas, o debajo de la tierra, del mar, e incluso en el aire, por lo tan importante que es. Así, “pasamos” de producir una pocas toneladas a muchas más toneladas de las que producía el país, pero, hoy, en manos de transnacionales que manipularon la estabilidad del Gobierno de Allende y los derechos soberanos sobre el cobre adquiridos por el mismo, que debió entregar la concertación para llegar a gobernar.

En esta parte se entiende que la historia es oscura. El resultado: Chile pasó de tener el 95% del cobre, a sólo un 33%, más menos.

Eso implica la pérdida de cuantiosísimos recursos que servirían para resolver nuestra situación,

y el hecho político de que EL MANEJO DEL COBRE ES UN ASUNTO DELICADO.

Muy, muy delicado, por lo tanto, se requere metodología bien hiladita para NO COMETER CHAMBONADAS en su proceso de búsqueda de su renacionalizción.

Realmente no pude interiorizarme de si acaso el sr. Claude tiene una propuesta específica para hacerlo, pero, no lo encontré con facilidad y EL DETALLE me parece de la mayor importancia.

Además de todo este comentario, una cuarta cosa:

La nueva Constitución que desea crear Claude es un hecho que se debe hacer con la mayor prolijidad posible, porque, si garantizas derechos, debes tener con qué respaldar sus costos. Así, garantizar derechos requiere números y propuestas delineadas que especifiquen de dónde salen esos números y cómo se consigue lo uno y lo otro.

Eso por un lado y, por el otro, la creación de una nueva Constitución debiera ser debatida en la Cámara Ciduadana que propongo, para concederle un mecanismo realmente democrático y participativo, porque si no lo tiene, podemos caer en el entendido error de terminar con las AFPs, pero, quedarnos sin herramientas para controlar las tasas de interés y la capitalización de la ciudadanía, concediéndole un poder económico que hasta ahora no tiene, y es previsible que no lo tendrá, sin jugadas osadas y espectaculares, literalmente, de quienes se ingenian la política, estando en el poder, o pretendiendo acceder a el.

También, por la misma falta de participación en un instrumento como la Cámara Ciudadana (si no ese instrumento, ¿cuál, Claude propone alguno?), podría ejecutarse alguna política sensible sin la apropiada aprobación ciduadana, tal como tomar el poder del cobre “con insultos y a balazos”, para magnificar la situación error.

Por todo lo dicho entonces, concluyo que Claude pretende armar su historia con la apertura a la ciudadanía, pero, NO ES SENCILLO ENTRAR A SU SITIO A DEBATIR CON ÉL, NI A PROPONER ALGO ALTERNATIVO por lo que los visitantes del sitio puedan votar, manteniendo una sección de temas top ten y otra de emergentes… No posee una sección de críticas a su lista de propuestas y no las veo muy bien entregadas desde el punto de diseño de la información.

Detalles, detalles, todo suma para hacer a un Claude que irá a la papeleta representando al humanista, posiblemente sentenciando su oportunidad por exceso de entusiasmo y no ir a una primaria entre candidatos alternativos.

Esa primaria crearía tres poderes de voto, motivo por el que es demasiado importante para dejarla de lado. Sería la nueva concertación, pero, sería además una ciudadana, representada en el sentir y las ideas de todos los candidatos alternativos, combinadas…

Los poderes de voto, after primarias indicadas, serían el de la alinaza, la concertación y el posiblemente llamado el candidato único alternativo y además del pueblo que no ve en las otras dos coaliciones la representación que necesita la ciudadanía.

Por lo tanto y por último, personalmente cuestiono en cada candidato presidencial la falta de la propuesta de la creación de un mecanismo departicipación ciudadana efectivo, que garantice el ejercicio de la democracia, tal como la propuesta de la Cámara Ciduadana Digital que presento yo. (Wuichi pirichi, jaja…)

Para ejemplificar lo que digo, refiriéndome a ser concretos, específicos y a la vez asertivos en las medidas que propone un candidato, M. E.-O., por ejemplo, forjó los tres pilares fundamentales de su propuesta contenidas en sus tres primeros items, basados en una copia de lo que yo proponía, después de recibir mis propuestas para un Programa de Gobierno, que alguien solicitó por él en Atina Chile.

Sin embargo, él no no hizo mención a la Cámara Ciduadana con la que modificaría la dmeocracia, no hizo mención a la AFP de los trabajadores con la que modificaría el modelo de desarrollo económico, ni tampoco hizo mención a los pilotos propuestos específicamente para resolver los problemas relativos al subdesarrollo COMUNAL, y/o qué decir de su falta de especificaciones relativas a todo lo relacionado con el crecimiento urbano de nuevas mil hectáreas por año de más Región Metropolitana.

Es decir, existe una inconsistencia muchas veces entre lo que se dice, respecto de lo que falta por decir, que es aquello que le pone el cascabel al pato y baja una teoría olímpica de modificación del Estado y de introducción de cambios, desde sus alturas teóricas y holísticas, a un plano en el que la ciencia técnica puede hacerse cargo del tratamiento racional de lo que involucra cada cosa que propone un candidato…

Para mí y porque no quiero parecer un disidente que todo lo encuentra mal, me parece que se requiere algo de OGANIZACIÓN y eso debe proveerla algún candidato alternativo, tanto para reunir a los demás alternativos como a la ciudadanía a crear el modelo que se desea representar, porque, ya sea Claude o sea otro, se necesita llegar a la elección presidencial con una mayor congregación de poder de voto que tenga “intención de rayado” que no quiere avalar a la concertación o a la alianza.

Así pues, estimados, he pretendido mostrar mis desacuerdos o extrañezas respecto de lo que creo que se le debe criticar o escrutar a Claude para llegar a creerle y, más que eso, para que sus propuesas sean más detalladas y a la vez reflejen un ejerció de participación ciudadana que provea organización, para avanzar respecto a los puntos que se proponen por parte del candidato en cuestión y a otros que es necesario discutir.

Programa de Gobierno anterior

24 de mayo

Estimado:

Uf, que respuesta. Te soy franco, no la digerí completamente, pero agarraré una que otra idea para discutirla.

El tema del cobre: urgente, certero y al hueso. Marcel debería concentrarse en ahondar más en este punto, y tener que recortar su dispersa agenda en el otro. Ese tema es mucho más preocupante y necesario que el mismo llamado a Asamblea Constituyente, que ya varios están ofreciendo como la novedad de temporada “para los regalones”.

1 más, y te cito: “Los poderes de voto, after primarias indicadas, serían el de la alianza, la concertación y el posiblemente llamado el candidato único alternativo y además del pueblo que no ve en las otras dos coaliciones la representación que necesita la ciudadanía.” Exactamente al punto que hemos pretendido llegar a lo largo de esta Carta Abierta y sus correspondientes réplicas, MARCEL DEBERÁ NEGOCIAR CON AMBAS CÁMARAS. Es hora que nos indique hasta que punto hará el rayado de cancha con senadores y diputados nuevos y reelegidos, y ahí se verá recién su genialidad a la hora de convocar voluntades para llevar a cabo sus proyectos, no antes.

Saludos

Cristián Moreno Pakarati

24 de mayo

¿Cuál será el propósito de Marcel Claude en esta elección? Nadie puede creer ciertamente que pretende salir electo Presidente de Chile. ¿Convertirse en un “líder de opinión”? Su figura se ha propagado en forma viral a través de redes sociales… ese objetivo está cumplido ya. Y como él mismo sabe que no será elegido Presidente, no creo que sea realmente importante para él definir un equipo de trabajo sino que más bien “concentrarse en el mensaje”.

Como su objetivo de campaña ya está cumplido ahora es un esclavo de ella… no puede mostrar la hilacha, no puede venderse a algún conglomerado político pre-existente, no puede cesar ni un instante en la transmisión de su discurso o arriesga reducir sus potenciales 15 minutos de fama a unos 5 minutos de fama. ¿Cómo trascender ese punto? ME-O casi supera a Frei en la elección anterior y ahora no parece tener un arrastre ni cercano al 20% de la elección presidencial anterior…

¿Por quién vota la gente? Puede que las cosas hayan cambiado un poco con el voto voluntario… pero recuerdo a Jorge Arrate muy sólido en los debates de la elección pasada. Por lejos el más articulado y coherente… ¿cuánto porcentaje sacó? 4%. Aquí en Rapa Nui, pasó algo muy similar en la elección municipal pasada… Mata U’i Roa Manuel Atán era el candidato de quien todos hablaban, con una campaña muy autóctona, el más radical en los debates y el más certero en cada frase. Sin embargo sacó un 4% también. ¡En la urna, la gente es conservadora!

En fin, ya veremos.

24 de mayo

Estimado Cristián:

Comienzo por responderte con un presupuesto, que es algo tautológico y obvio: el propósito de Marcel Claude es ser Presidente de Chile. Hasta ahí todo bien: todos soñamos en algún momento de embriaguez o euforia en convertirnos en líderes de un país y dirigirlo con nuestras propias ideas. “Si yo fuera Presidente, acabaría con las cárceles y mandaría a todos los presos a cortar madera en las Islas Guarello y los fiordos del Canal Magdalena, y con ese dinero recaudado repararía a las víctimas”, o “Si yo fuera Presidente, acabaría con la concentración poblacional de chilenos y extranjeros en Santiago, refundado al olvidado Ministerio de Tierras y Colonización del s. XIX creando villas de soberanía en el sur profundo”, y así. Todo muy bonito y creativo en el papel y en el discurso, pero como dice el viejo refrán nacional, “otra cosa es con guitarra”.

Me pasa exactamente eso con la candidatura de Marcel. No le alabo sus ganas de ser Presidente: Piñera tenía muchas ganas de ser Presidente, invirtió en ello y lo logró, no es mérito alguno. Le destaco sí su gallardía, su constante aparición en movimientos sociales (consecuencia) y al final de todo eso, sus propuestas.

Y es que sus propuestas deben aterrizarse para crear esas transformaciones profundas de largo aliento que él ofrece y que muchos en este país ansiamos. Y ahí se me cae Marcel porque lo encuentro algo paradójico, improvisado: Por un lado, se compromete con profundas reformas para dar con un nuevo Chile, pero por otro lado veo algo de atarantaramiento, ingenuidad y dispersión en su potente discurso. O queremos en el corto plazo llegar a debates, en el mediano ser Presidente, y en el largo, muy largo (que no alcanzará con 4 años de presidencia) hacer al menos la mitad de las reformas que ofrecemos.

A nuestro interpelado le hace falta exponer una CARTA GANTT PÚBLICA que incluya estos hitos, presupuesto y grupos de trabajo. Si Marcel no me comunica con quién exactamente va a trabajar, o si por el contrario negociará con grupos políticos ya establecidos, se me cae su proyecto.

Haces referencia al caso de Rapa Nui, territorio insular chileno que tuve la suerte y el honor de conocer, vivir y trabajar hace un par de años. Marcel tiene ahí una excelente plataforma de ampliación de sus propuestas eco-socialistas, de diálogo con ese “otro Chile”, porque bien sabemos que capitales oscuros están hace rato posándose sobre la isla en temas energéticos y turísticos, con la complicidad de algunos pascuences que se han dejado seducir por los aku-aku del billete fácil y el colaboracionismo con el capital depredador.

Marcel, si llegas a leer esto, te aconsejo visitar Rapa Nui. Rapa Nui no es sólo el exótico y mágico lugar que concentra mucho de los misterios arquitectónicos y biológicos del mundo entero, sino un laboratorio electoral duro, distinto y fascinante que vale la pena explorar, y tu candidatura viajante, entusiasta y radical creo sería prestada atención allá.

Maururu korohua Cristián, Iorana!

24 de mayo

Me gustó bastante (no sin cierto malestar) tu comentario final: en la urna, la gente es conservadora. Quizás la sombra de la desesperanza heredada del proyecto elaborado por la dictadura tiene una longitud mayor a la estimada inicialmente.

En esto, creo que la función de los candidatos “independientes” se prestan a despertar esa “luz” perdida y anhelada.

Me sumo también a las palabras de Alberto, en tanto lo que adolece actualmente el proyecto verbalizado por Marcel es el consecutivo contingente en personas que lo acompañarán, cosa que ME-O aprendió de las pasadas elecciones.

A mi también me entusiasma la idea de llevar #todosalamoneda, pero no obstante en términos realistas, creo que la administración (ojo, no dirección) de la voluntad de “todos” difícilmente puede llevarse a cabo sin un conglomerado de personas.

Creo que son esas otras personas las que faltan para convertir la figura de Marcel Claude en un proyecto político, más que un carisma personal.

@Gonhaloo

24 de mayo

Quisiera decir unas palabras sobre las utopias

Hace 200 años era utopico que la gente se comunicara con el otro lado del mundo en segundos, era utopico que la mujer pudiera votar y participar en el mundo laboral, era utopico proteger a los niños del trabajo infantil(y lo sigue siendo en algunas partes del mundo), era utopico pensar que se podia adquirir casi cualquier informacion desde la comodidad de nuestro hogar.
Si bien muchos de estos asuntos son tecnicos mas que sociales, el hecho de desechar planteamientos por lo utopico en modo peyorativo me parece un poco cerrado de mente, las utopias se construyen en el dia a dia.
Creo que el buscar una sociedad mas solidaria y madura pasa mas por el dia a dia que por el candidato.
Marcel Claude va a poder ser presidente de Chile cuando:

1.- Lo pongan ahi.para desestabilizar el pais, generar crisis y remodelar el sistema de dominacion
O
2.- Cuando la ciudadania tenga los suficientes medios, voluntad y coraje para resistir el boicot

Saludos

@Gonhaloo

25 de mayo

Para complementar y abrir otros hilos de discusipn les dejo esta pieza de arte de mi Padre http://www.defroisi-art.com/2013/05/la-ficcion-de-la-republica.html?m=1#!/2013/05/la-ficcion-de-la-republica.html

Saludos

26 de mayo

Estimado:

Muy buena intervención que haces respecto a las utopías. Según la RAE:

“UTOPÍA. Plan, proyecto, doctrina o sistema optimista que aparece como irrealizable en el momento de su formulación.”

Ello en política, finalmente, hace relación a un diagnóstico sin cura efectiva aún. Y muchos políticos contemporáneos creen que la cura llega cuando sean elegidos, cuando tengan el poder para realizar esos cambios que tanto prometen.

No olvidemos además, que las “utopías” tienen su contraparte oscura, que son las “distopías”; estas son aquellas sociedades ficticias indeseables en sí mismas.

Creo que más allá de la alienación ideológica que sigue existiendo en el electorado chileno, eminentemente conservador una vez encerrado en la cabina de votación – como apuntaba Cristián Moreno Pakarati más arriba – hay un consenso general en la sociedad de que se desea una sociedad más solidaria, justa y madura. Y pensar una sociedad así no tiene por qué pasar por una utopía, debe ser enfrentada desde una realidad, traspasar el diagnóstico y convertirse en HECHO.

Los dos escenarios que mencionas a continuación, uno hace relación a una distopía catastrófica, donde nadie gana – ni el mismo candidato elegido; y la segunda, una cierta ilusión que, sin embargo, ha tomado fuerza en la calle. Y por la “soberanía de calle” no solamente entendemos manifestaciones contra proyectos políticos puntuales, sino con una disconformidad de nuestro estilo de vida en extenso. Personalmente me hace más ruido el que varios cientos de santiaguinos se tomen una avenida espontáneamente porque no pasa la micro que los lleva al trabajo, que una concentración “apolítica” cargada de sesgo ideológico y una “agenda” electoral escondida.

Tu punto 2, por lo demás, en gran medida se refuerza cuando el chileno deje de pensar que todas las nubes le llueven encima a él solamente, y se de cuenta que lo que está pasando es mundial.

Saludos

26 de mayo

Estimado Alberto,
No te conozco y no diré esas palabras de buena crianza “no tengo el gusto de conocerte” (puede ser algo riesgoso), pero reconozco en tu carta una honestidad y algo que me gusta, cierta irreverencia sana y necesaria, pues nada detesto más que la militancia acrítica y poco reflexiva. No creas que no se de la trágica historia de América Latina y sus mártires que han caído debido a sus convicciones políticas y su inquebrantable voluntad de disponer sus vidas por la emancipación. Hay algo en nuestra tierra mestiza que en algunos nos conmueve recorrer los caminos de esos mártires con la esperanza de que -como lo dijo García Márquez en su discurso del nobel- alguna vez esta raza latina tenga una segunda oportunidad sobre la tierra. No creas que no tenemos claro que hay un riesgo importante de correr la misma suerte, pero, es difícil sustraerse a la fascinación de tomar los caminos difíciles y, a veces, no tenemos muchas alternativas, no nos dejan. Como el verso de Celaya “porque vivimos a golpes, porque apenas sí nos dejan decir que somos quien somos, nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno, estamos tocando el fondo, vivimos tocando el fondo”.
No te puedo decir con quienes gobernaremos, no es una pregunta que nos inquiete, esto nos ha sobrepasado, la vida nos lleva por delante, el entusiasmo a veces me abruma, me agota, me da miedo también pues el desafío y su magnitud crecen con la esperanza, el entusiasmo y el interés de tantos y tantas. Hemos despertado una utopía y el mayor desafío es saber -y el deber de- hacerle frente, de asumir en propiedad la obligatoriedad de honorar esas esperanzas. Me quita el sueño muchas veces la convicción, la voluntad, el deseo profundo de ser leal a esas añoranzas. A veces la soledad es la única mujer que se acuesta en mi cama y me invade la preocupación, pero, cuando la vida de un pueblo fue secuestrada en un túnel, no nos quedan más caminos que marchar por la salida única que te dejan.
Avanzamos también y se van sumando voluntades, genialidades, mujeres y hombres que podrán hacer frente al desafío de ser gobierno. Chile está lleno de gentes voluntariosas y entusiastas que sabremos convocar y que sabrán hacer frente a esas tareas. Cada día se suman más personas que califican ampliamente para asumir las responsabilidades de ser gobierno.
Lo importante ahora es construir la esperanza, rescatar la voluntad de cambio, re-dignificar la política. Hacer entrar en la historia a los siempre postergados hombres y mujeres sin poder.
No se si te contesto las inquietudes planteadas, pero he querido ser transparente y honesto en mi respuesta, por ahora es lo que te puedo decir.
Un abrazo y gracias por tu carta, es un signo del interés y los sueños que vamos despertando.
Marcel

27 de mayo

Estimado Marcel:

Primero, saludar y alabar públicamente tu transparencia, cercanía y apertura al diálogo del que adolecen varios – sino todos – los que compiten hoy contigo por un escaño en la historia presidencial de este país. Me enorgullece saber que te has dignado a entrar a este foro de discusión, y te has sumado como uno más a conversar sobre el Chile que todos queremos.

La honestidad es en estos días virtud extraña y mal utilizada; para muchos incluso la honestidad es una debilidad – en el mundo de los negocios, un anatema casi. Comparto plenamente contigo que la “militancia acrítica y poco reflexiva”, esa “mentalidad de rebaño” que nos advertía Nietzsche hace siglo y medio, no ha llevado sino a las mayores catástrofes en Chile, América Latina y el mundo entero por extensión.

Tocas el tema del “martirio” y mencionas casos que se han dado en nuestro continente, tan largamente cantados por García Márquez, Galeano y otros en modernas epopeyas que denuncian el abuso, la falta de autoestima de pueblos enteros y la miseria no sólo física, también sicológica y de espíritu que nos aflige hoy.

Nombras el tema del “martirio”, y efectivamente, eso leí tras tu elección de figuras que te inspiran a la hora de construir un mundo más justo y equitativo. No queremos más mártires, Marcel, no queremos más figuras por las cuales llorar y lamentar sobre “lo que pudo haber hecho si el destino no se los hubiera llevado”. Y para el cargo al cual te presentas, queremos un ESTADISTA. Nombraste a M.L. King, a Teresa de Calcuta, quienes nunca ocuparon un cargo ejecutivo en sus países. Nombraste a Allende, quien será por siempre una figura conflictiva en nuestra historia.

Queremos Unidad, Marcel. Queremos confiar en que no seguiremos mirando hacia atrás, ni que se nos obligue a mirar siempre para adelante, como una especie de maldición de Jano, la cual izquierdas y derechas en este país nos tienen acostumbrado.

Queremos construir en base al PRESENTE, unidos como nación.
Cuando nos invitas a gobernar contigo, “todos juntos a la Moneda”, se advierte claramente esa intención. Pero comienza a despegarse del suelo, comienza a “beatificarse” la propuesta, a tomar ribetes sobrehumanos, y nunca faltarán los que en este país quieran “pinchar ese globo” y desinflarlo, para que caiga a tierra y sea pisoteado.

Te concederemos por ahora – y por cuestiones estratégicas – que no nos manifiestes abiertamente quienes te apoyarán en futuro gabinete, quienes estarán contigo dando la cara. Pero que conste que querremos saberlo luego, NECESITAMOS SABER. No te queremos asceta, ni mártir, ni secuestrado por los avatares del destino, como a Balmaceda por ejemplo. No queremos tampoco levantarte panteones, ni rendirte culto en vida, como sucede al otro lado de la cordillera, y que tan presos de su elección como pueblo los tiene.

Te queremos HACIENDO y te estaremos acompañando los que no tenemos nada que perder, los que queremos “hacer política” sin ser políticos en sí. Pero no sólo de sueños vive el ciudadano. Por cuanto convocas a “salir del coma histórico” desde el escepticismo, construyamos HOY en base a éste, y comencemos a aterrizar en el Chile actual: las “tierras prometidas” sólo existen dentro de cada uno.

Saludos

alejandro araneda

26 de mayo

Alberto, me parece atingente tu reflexión, sin embargo es preciso señalar que la historia nos señala que las masas cuando entienden y toman conciencia de sus derechos no hay como pararla…..y creo que a partir de las movilizaciones estudiantiles de los ultimos años , han puesto el dedo en la yaga con respecto al lucro,poniendo en la agenda la necesidad de reinstalar lo publico como concepto del pais que queremos…….lo que ha hecho en la practica provocar un viraje a la izquierda en forma oportunista de la concertacion.
Marcel , lo que ha hecho es interpretar este malestar , cuando dice que quiere ir de la sociedad del lucro,nicho de negocio y cohecho a la sociedad de derecho, esta interpretando no solo a los estudiantes sino a esa gran masa de chilenos que saben que se lo cagan todos los dias ……..y lo esta logrando, por que no me cabe ninguna duda que sera la sorpresa mayuscula en esta elecciones con el pavor de la derecha…..
Es razonable tu preocupacion,,,,,,con respecto a la gobernabilidad con un programa tan radical…….sin embargo y Marcel lo plantea es que esto funciona si y solo si se hace con los movimientos sociales, por tanto el desafio es que el programa se construya con estos , pero mas importante es defenderlo con las masas …
sdos
alejandro

Sebastian Gumucio

27 de mayo

No comprendo que un estudiante de Historia, no revise la biografía de quien es el eje de su discurso.
Pues bien sobre Marcel, es el típico demagogo que presenta mensajes mesiánicos con un gran nivel de vehemencia para que la conversación que plantea no sea discutida. Muchos de sus discursos se sustentan sobre falacias, son fáciles para el ignorante, por cierto muy atractivos.

El texto parece propaganda, tanto así que atacas solo a quien le molesta, eso es muy burdo.

27 de mayo

Estimado Sr. Gumucio:

Parto de la base bien explícita al comienzo de la Carta Abierta que se analizará la imagen de Marcel Claude, más allá del discurso y propuestas. Ud. me acusa de ser un neófito en los temas que se proponen, impugnando incluso mi falta de prolijidad profesional. Le respondo como ciudadano que se ha atrevido a dar su nombre y su opinión en un foro abierto, que en caso alguno he querido hacer periodismo investigativo, una tesis doctoral ni – menos aún – un panegírico de un candidato, como ud. acusa.

Ud. llena de epítetos de grueso calibre a Marcel Claude, pero no fundamenta. Se equivoca cuando dice que la conversación que se plantea no busca ser discutida: una prueba palpable de ello es esta Carta que ud. lee, y que Claude se ha dignado en responder.

Cualquier tipo de “ataque” que ud. dice ver en este foro, no ha venido precisamente de quien le escribe. Busco por todos lados y no lo encuentro.

Saludos

27 de mayo

Estimado Alejandro:

Gracias por tu respuesta. Efectivamente, han habido momentos en la Historia en que las “masas” han entendido un mensaje y se lanzan a las calles a reclamar sus derechos puntuales. Muchas veces, se precisa que este impuslo venga de una persona o un grupo pensante – esa llamada “vanguardia” a la que hace alusión cierto espectro ideológico. Pero en otras, se ha dado de forma espontánea.

Hoy vivimos una época donde el mismo concepto de “masa” choca con la del individuo empoderado por hacer valer su integridad y sus derechos como tal. La gran disyuntiva contemporánea – a diferencia de otras realidades que se han dado, y siempre tomando en consideración que los problemas humanos son los mismos: educación, salud, vivienda, etc – es cómo el individuo que se resiste a ser engullido por la masa, puede hacer proliferar su sentir en varios que se sienten al mismo tiempo iguales y distintos.

La preocupación crítica, que se basa en el escepticismo y cierto desapego de la luz que encandila tras cada candidato medianamente convincente, es ciertamente válida. La funcionalidad del discurso de M. Claude o cualquier otro candidato que presente reformas estructurales – y no meros “upgrades” – al actual modelo económico-político que nos rige sólo se ve en la práctica, no en la teoría.

Saludos

gabriel zavando

27 de mayo

Magister en ciencias politicas y dices que en el mundo impera la anarquia?. Uf, me sorprende tamaña ignorancia. El mundo retorna lentamente a la anarquia de las comunidades pre-patriarcales, ruta pacifica de desarrollo que nunca debimos haber abandonado.

patricio huaiquimil matamala

27 de mayo

DESTRUCCION VERBAL? ES LA DESCRIPCION DE LA REALIDAD AMIGO,UNA REALIDAD QUE EL SENTIDO COMUN EXTRAVIADO DESDE HACE AÑOS Y DECADAS MARCEL A LUCHADO POR RESCATAR Y HACER QUE LA CIUDADANIA VUELVA A TOMAR LAS RIENDAS DE LO QUE ES SU RESPONSABILIDAD POR LO DEMAS NADA MAS NI NADA MENOS.

27 de mayo

Estimado Patricio:

Para construir es preciso primero destruir. La construcción de un nuevo país se está dando día a día, en la medida que se destruyen odiosidades, rencores y amenazas al voleo. Pero para construir con firmeza hay que destruir de igual forma.

Saludos

Richard Onell Ibarra

27 de mayo

Estimado Alberto, como decía un lector en otro comentario no puedo responder por Marcel, porque claramente no soy Marcel, pero si te puedo responder como una persona que trabaja activamente en la campaña de él, no ocupando una responsabilidad importante ni de su círculo más cercano, sino más bien como alguien que buscar hacer llegar y muchas veces intentar traducir los “radicales” mensajes de Marcel…

Bueno, en concreto si me preguntas con quiénes gobernará?
yo supongo que hay mucha gente capaz que está dispuesta a trabajar con él para crear un Chile más justo y Solidario…
por ejemplo tenemos a un Tomás Hirsch, un hombre preparado y capáz para un ministerio, Christian Reitzer, gente que ha trabajo incesantemente en regiones como lo es Carlos Ojeda en el Norte o un Mario Aguilar del colegio de Profesores, Eduardo Esperguel y mucha, muchísima gente más que de seguro para usted serán anónima, pero sin embargo son gente muy calificada (cada una en su área), eso es solo por colocar algunos nombres… ¿Pero sabe qué es lo que realmente me llama la atención de su carta? es que es la misma pregunta que le hicieron a Correa en Ecuador, a Lula en Brasil, a Chavez (en su primera candidatura), y a otro más que han salido del sentir de un Pueblo. Por otro lado, esa gente, que al momento de ser candidatos era anónima, eligieron gente también anónima, porque no querían gente manoseada por corruptelas políticas… y la verdad es que bastantes también hicieron una labor formidable… sin ir más lejos Nicolás Maduro era un dirigente social transportista, Luego Ministro de RR.EE y luego vicepresidente, hoy es Presidente de la República Bolivariana de Venezuela… quizás hoy es la oportunidad de que esa gente anónima logre consolidarse como presidente, ministro, etcétera…

Ahora pasando a ver el tema eleccionario (cámaras, municipios y CORE)… Creo que usted subestima el despertar y la lucidez de miles de Chilenos, ya que la gente que vote efectivamente por Marcel tiene claro que el voto Presidencial debe coincidir con el de las cámaras, sin ir más lejos el Proceso de Bolivia es algo parecido, el Presidente Morales también tiene una mayoría en las cámaras y esto no es por obra de magia, sino porque es un Presidente que ha logrado alinear a un país para sacar una Constitución nueva y la permanencia por 2 periodos (va para el tercero) para garantizar el proceso de cambio (como se le llama en Bolivia).

Estimado Alberto, espero haber podido responder algunas de tus válidas inquietudes, sin otro Particular,
me despido,
Atentamente,
Richard Onell Ibarra

27 de mayo

Estimado Richard:

Gracias por tu respuesta. Nombras a Hirsch y a Reitze, curioso, ayer mismo me estaba acordando de sus nombres cuando pensaba quiénes del PH han salido como candidatos presidenciales en todos estos años. Me acordé también de Manfred Max Neff… qué fue de él?

A propósito de eso, y sin desmerecer la quizá silenciosa labor que han hecho los señores nombrados arriba, creo que el saber con quién Marcel va a trabajar y gobernar es importante, antes de las elecciones, por cuanto da una señal fuerte de que no está solo frente a las masas, de que su candidatura no es fruto de la pasión sino del trabajo en equipo, y en fin, de que quienes evalúan su campaña no son los votantes directamente, sino gente preparada para gobernar con él.

A juzgar por la estrepitosa caída en el nivel del debate que veo en los dos comentarios más abajo, y habiéndose cumplido en gran medida lo que buscaba con esta carta, me retiro formalmente de este debate, agradeciendo a Marcel, Richard y el resto de los participantes tan interesante instancia que se ha dado.

Saludos a todos

gabriel zavando

27 de mayo

Lamento la profunda distorsion del concepto anarquia que deja fuera la inmensa riqueza del concepto. Kropotkin se daria vueltas en su tumba si leyera el link con el que pretendes “dar respuesta” a lo que planteo. Pero ya que tienes esa torcida idea de lo que es la anarquia voy a lo que planteas en tu carta abierta. En momentos en que lo peor de todos los demas candidatos es el grupito de apitutados con los que pretenden gobernarnos, uno de los puntos mas claros expresados por Marcel es que sus propuestas, nuestras propuestas (asamblea constituyente, renacionalizacion del cobre, etc.) No son tareas que pueda llevar adelante un gobierno, son tareas de un pueblo movilizado. Marcel es apenas la punta de lanza y preguntar con quien va a gobernar es no entender plenamente la propuesta de este movimiento, es creerse el cuento de que la democracia es la legitimacion de una especie de monarca moderno mediante el voto para “ver que pasa” si ahora le firmamos un cheque en blanco a este otro grupo. Lo que plantea este movimiento es que tenemos que asumir nuestro rol politico y no solo ir a votar como quien elige al directorio de una empresa, pensarlo asi es lo que ha generado los problemas que hoy enfrentamos. Marcel lo dijo claro en plaza sotomayor “no vote por nosotros si va a ver el cambio de mando por la tele”. Te preocupa con quien va a gobernar marcel claude? Entonces sumate, forma parte, no vayas a votar como quien terceriza un servicio, como quien cede una responsabilidad para tener a alguien a quien culpar cuando las cosas no resulten. Si no estas dipuesto a participar este no es tu candidato. Te parece poco realista?. Enterate de que la realidad es lo que construimos colectivamente y que el poder de las elites surje de la apatia del que piensa que la participacion politica consiste en ceder la soberania a un grupito de amigos.

Francisco Gallardo

27 de mayo

No entiendo mucho, cual es la idea de los nombres? si se dice JUAN PEREZ seria una respuesta valida? o es necesario un apellido bonito o venir de una organizacion o de un partido politico para ganar validez?
si se cree en el proyecto se debe ser parte del proyecto y en su momento se evaluara con quien trabajar, o esperamos que nuevamente se despliegue la maquina politica y cuoteo de negocios para la distribucion de cargos?
en ministerios de educacion un LABIN? en ministerio de transportes un señor LAKES? en salud una sra BAXELE’ ??
si se necesita un cambio tiene que ser de todo, lo que se puede decir es con QUIEN NO se trabajara, y eso es facil, con los que hoy son “los otros” los que no protegen a la gente sino a sus intereses, los de la concertalianza con todos los que etan en ella, incluidos los hijos bastardos de esta que quieren un poco de teta (suena fea esa palabra).
En fin, a veces creo que la discusion se basa en la persona y no en lo de fondo, atacar a MC es tan facil, pero no es un salvador, no es un cristo, es solo una persona con la capacidad y coraje para decir lo que muchos piensan y en el desembocan la voluntad de muchos, no como un moises sino como un catalizador de una revolucion diferente.
Si tuviera un diccionario escribiria mas bonito con palabras rebuscadas para estar a la altura del resto, pero eso me da lo mismo, soy quimico no poeta y lo que importa es el fondo.
Saludos

Facundo Henríquez Lagos

27 de mayo

Miedo, tu carta trasunta miedo y del miedo más atávico, de ese que en noches oscuras nos impregnó en la piel la dictadura. Dicho miedo marcó a fuego a varias generaciones. Desde ese sentimiento se entiende tu carta y no como otros ven en ella una amenaza solapada.
Por otra parte sabemos que tenemos todo en contra. No tenemos recursos, no tenemos medios publicitarios, no tenemos “AMIGOS”. Sabemos que los dueños de Chile en cualquier momento sueltan los perros, pero te digo el candidato y loa que lo acompañamos tenemos las pelotas suficientes para que no nos metan en la noche que acabamos de salir y no pienses que por medios violentos, hay otros más inteligentes y más efectivos.
Respecto con quienes va a gobernar, parece que no entendiste nada de lo que expuso Marcel. Lo primero es crear poder constituyente para cambiar la carta magna, si ese cambio pueder ser presidente Jesús, Buda, Jehová o Gengis Kahn y nada va a cambiar. Con un pueblo empoderado no importa mucho los que estén arriba

27 de mayo

Alberto, me gustó tu carta abierta, creo que es legítimo plantear estas preocupaciones, considerando que por más de 20 años nos han querido convencer que la única forma de gobernar Chile o los únicos capacitados para dar estabilidad, son el duopolio político de la alianza y la concertación. Estos tienen un discurso de que poco menos asolará el caos en nuestro país si se le entrega poder a la ciudadanía. para esto utilizan los medios de comunicación que están en sus propias manos.
Frente a esta situación te comento que habemos muchos, tanto jóvenes y viejos que ya estamos aburridos de este sistema impuesto violentamente y sin considerar a la ciudadanía. En lo personal tengo 36 años y estoy harto de este sistema que ampara el abuso, de que me traten solo como consumidor, de la no opinión, del no comprometerse con lo que uno cree. Yo quiero un estado que me trate y me respete como ciudadano, no como un número estadístico. Por eso apoyo a Marcel Claude, por que creo que debemos comenzar a levantar ahora ya! una alterantiva real para provocar los cambios que la mayoría del país pide a gritos. No se si Claude ganará esta elección, pero estoy seguro que la cosa no termina aquí. Y creo que Claude apunta hacia lo que como sociedad hemos flaqueado, no tenemos cultura cívica, nos la han reemplazado por la farándula y el consumo. Creo que tu carta apunta un poco a ese punto, Será capaz Claude de convocar a la mayoría, de conminarlos ha hacerse responsables y asumir un rol activo en las transformaciones profunda que requiere este país?, defenderemos el proceso?. No me refiero a la añeja defensa en términos de la época de la guerra fría con el discurso revolucionario y las armas, Me refiero a que si como ciudadanos exigiremos nuestro derechos. Si seremos capaces de movilizarnos obligando a la clase política a actuar en favor de la ciudadanía y no de intereses corporativos de los dueños de este país.

Hace poco tuve la oportunidad de intercambiar unas palabra con el candidato Claude. y le pregunté por la representación parlamentaria, las leyes de cuorum calificado, etc. Hablamos de la asamblea constituyente, de lo que esto implica. Hacer un plebiscito no vinculante, lo cual está permitido en la constitución del 80, y si la mayoría se pronuncia a favor de crear una nueva constitución, a la clase política no le quedará otra que aceptar la voluntad mayoritaria, por que el poder constituyente reside en los ciudadanos. Si revisamos la historia de otros paises latinoamericanos como Ecuador, Bolivia, Venezuela y Colombia, es perfectamente viable una asamblea constituyente para redactar una nueva constitución, el caso colombiano es claro, por si se asoman los típicos prejuicios con los otros paises por ser de tendencia “izquierdista” como tanto le gusta decir a la prensa chilena. Al establecerse el poder constituyente, el congreso debe renunciar. en todos los casos ha sido así, y se establecen las bases de una nueva institucionalidad, realmente democrática. creo que como sociedad no tenemos nada que perder con intentar restablecer nuestros derechos como ciudadanos. Y por último no veo problema en que cite a M.L King, Gandhi, Teresa de Calcuta y Allende. Por que más allá de los prejuicios, por que entiendo que se refiere a los anhelos de justicia social y equidad que Allende trató de impulsar en Chile. Aquí nadie está pensando en hacer la versión 2.0 de la UP, creo que esa es una caricatura barata de los defensores de este modelo, de una ignorancia tremenda y una falta de respeto sobre todo a los más jóvenes por que tenemos todos el derecho pleno a querer cambiar el curso de la historia y de re-fundar este país para hacerlo más justo sin querer avasallar a nadie…
saludos cordiales

alejandro benguria

27 de mayo

Estimado, no comprendo la posición que toma al realizar su escrito, pues pasa desde una preocupación irónica por el candidato la que a su vez se transforma en una suerte de advertencia digna de la película “el padrino”. Cuando argumentas tus aprehensiones queda claro la comprensión histórica que tienes sobre la propuesta de Marcel, la que incluso tiene ribetes propios de un conflicto epistemológicos, lo digo dado las cualidades estructurales que han generado las cúpulas de poder para eternizar un estilo de distribución que constantemente queda de manifiesto bajo la posición discursiva marxista. Es justamente lo que llama mi atención de la candidatura de Marcel, la que pasa desde el discurso hegemónico que valida el determinismo estructural (el que se nutre constantemente bajo la lógica de la democracia representativa), a una idea de comunidad, sociedad y sujeto determinado por el diálogo, utilizando la hermenéutica como una herramienta generativa que profundiza desde las bases una comprensión de país sentida por la colectividad. Me da la sensación que tu preocupación surge desde el entendimiento que le das al poder, la cual desde propuestas como la asamblea constituyente tiende a redefinirse en lo colectivo, dejando de lado la metáfora moderna de la acumulación. En éste sentido, incluso el candidato que es objeto de evaluación, tiende a supeditar su apreciación a lo consensuado por la asamblea, marco que tiende a ser cuestionado por calificativos como “poca gobernabilidad y viabilidad”, juicios que surgen desde una posición que usted debe de clarificar. Desde ésta perspectiva, creo que es pertinente la siguiente pregunta: ¿Cuál es su posición en éste escenario? ¿seguir abogando por una democracia representativa o valorar la alternativa de democracia soberana encarnada en la propuesta del candidato en cuestión?

Alvaro Caballero

27 de mayo

Sr. Onetto es usted facista, su carta contituye una de las amenazas mas cobardes que he leido en mi vida, asi de claro. Sabe lo que el señor Claude representa? Un desafio a todo lo que usted representa.Tiene miedo ?pues mejor, quiere decir que es el camino correcto. Saludos, un ciudadano.

27 de mayo

Es curioso que alguien hable de olvidar el pasado, que se acaben las izquierdas y las derechas y considera el discurso de Marcel como una utopía. Eso sí que es utópico.
¿De qué modo se puede olvidar el pasado cuando este vive en nuestro presente? ¿De qué modo se puede dejar de hablar de lucha de clases cuando la opresión al pobre, al jornalero, al mapuche en Chile ha existido desde el dominio español?
Existen dos opciones, una es dejar que siga todo tal y cual ha seguido pasando hasta ahora, en donde las leyes y los derechos son sólo para algunas familias ilustres, donde muchos pagan impuestos y unos pocos no todo lo que deben pagar, donde muchos no tienen derecho a decir lo que piensan y otros pocos hacen todo lo que se les da la gana, aún cuando eso signifique sobreexplotar a otros o arrasar con nuestros medios naturales.
La otra es bregar por un cambio radical, por terminar definitivamente con las diferencias y porque realmente exista en este país un estado de derecho para todos por igual, en el cual podemos elegir y no ser sometidos a los designios del mercado.
Entre quedarse sentado mirando como se depreda un país, yo al menos prefiero la segunda opción, a algunos les acomoda la primera, es más les gusta y frente a eso no hay nada que hacer. Pero quedarse esperando a que ya nadie hable de izquierda o derecha es como esperar que exista la noche y el día, el calor o el frío.

Libertario

31 de mayo

Como otros han dicho ya, la candidatura de Marcel no se trata de crear un gobierno con nombres propios, se trata de que gobiernen todos. Ya lo dice el slogan: TODOS a la moneda y el título de los 8 ejes programáticos: crear una sociedad LIBERTARIA. Para quien pidió organización en las propuestas, creo que los 8 ejes programáticos son bastante esclarecedores:

http://todosalamoneda.cl/wp-content/uploads/2013/05/8ejes.pdf

servallas

22 de junio

Que cantidad de opiniones, este candidato se las trae, hasta de fascista tratan al autor de este artículo. A mi, este candidato me produce terribles sospechas, es como la serpiente que te ofrece la manzana…habrán muchos que se la comerán, pero a mi me parece que por dentro esta podrida.

Nurit Vargas G.

14 de julio

A mi, modestamente, me parece que el único podrido eres tu. Saludos

Toni Rinaldi

14 de julio

El “cuarto personaje” es quien es el ejemplo de pol;itica que Chile necesita y espera.
Allende es mucho mas grandes que argumentos mezquinos de Onetto.|
Busque argumentos políticos.

Camilo Julio

14 de julio

He caminado con Marcel hace varios años y con mucho orgullo puedo decir, que este hombre es un líder natural, salido y formado en las luchas sociales.
Su sola presencia da confianza, sus palabras claras, precisas y sin engaño motivan a la multitud.
Marcel se ha ganado su rol de líder, pues los lideres no nacen,se hacen. Y el es producto, de las diferentes luchas sociales que ha participado.
Es por eso que podemos decir que Marcel es representativo de toda una sociedad aburrida de la derecha fascista, aburrida de la Concertación, socialdemócrata de derecha y sus políticas económicas neoliberales. Marcel no representa a nadie en particular, nos representa a todos sin distingo político.
Marcel nos representa a todos, por su Programa de Unidad Nacional, porque es el sentir de un pueblo cabreado de tanta injusticia social.
Los hombres pequeños de mentes estrechas, creen tener el derecho de exigir definiciones. Esto demuestra que les preocupa este líder sencillo, honesto surgido desde abajo y no les quepa duda alguna, Marcel está preparado para hacer cambios profundos en la sociedad chilena.
Los referentes para definiciones, históricamente las dan los pueblos espontáneamente, apoyando a su líder y a sus dirigentes. Aquellos que se han ganado el rol de dirigentes, en las luchas sociales junto a su líder.

alejandro silva pinto

15 de julio

encuentro bueno tus planteamentos ! tambien he hecho algunas preguntas via internet al comando “todosalamoneda” como por ejemplo ; la democratizacion de las fuerzas armadas , empezando por las escuelas de oficiales que va de par con la educacion gratuita para todos ! es decir ofiales por meritos y no por ser hijos de ricos ; disminucion de los sueldos a todos los politicos incluyendo el de presidente (ganan el doble que sus similares en Europa) ; no a los cumulos de mandatos y de salarios ! ; ley mas estricta a personas con mandatos ( uniformados ,politicos , directores…) con penas efectivas de carcel !!! , pero lamentablemente no he recibido ninguna respuesta , lo que no impide mi apoyo a Marcel

daniel alvarez leiva

15 de julio

Un nuevo Quijotes en pleno siglo veintiuno, poco le creo a este personaje, quien en dictadura ya estaba en el Banco Central, quien no tendría un congreso a favor, como convencería a los añejos Políticos de los cambios estructurales que requiere la nación, como llevaría el tema de la Asamblea Constituyente, sin una mayoría en el congreso. Hacer discursos en base a las realidades de nuestro país, es fácil, dar con las soluciones que no afecten a los dueños del capital y a los trabajadores, es otra.

Mauricio Barriga

12 de agosto

Estimado Alberto,

Mis respetos y agradecimiento por esta carta abierta y la dedicación por responder casi todos los comentarios surgidos de la misma.
Si bien no comparto algunas perspectivas de la misma, primero, es muy respetuosa, a pesar de lo encaradora y apasionada. Mucho menos denostante que otros textos y palabras que le han dedicado a Marcel Claude.
Sólo diré, que tengo muchas de las dudas y preocupaciones que describes hacia el final de tu misiva, pero es eso mismo – y porque he escuchado y visto atentamente todos los videos que he encontrado de Marcel Claude – que me da la idea de que estoy teñido de un escepticismo cultivado por 2 décadas al menos y que sabiendo los riesgos, sigo sintiendo que ya es tiempo de una convicción y un coraje mayor de los que hemos sido testigos… y en muchos casos, cómplices.

De nuevo, gracias por esta carta.

Camilo Urbina.

29 de octubre

Estimado Alberto Onetto:

Una de las cosas que me hace apoyar la candidatura de Marcel Claude es que tuve la oportunidad de conocerlo personalmente en una clase que dió como profesor invitado en el curso de Ecología de la carrera de Agronomía de la UC en la que tuve la suerte de estudiar. En esa clase nos contó la experiencia que tuvo como encargado de generar una metodología para valorizar el impacto de la explotación del bosque nativo en las cuentas nacionales, o sea, como impacta en el PIB. Esto fue por allá por 1993. En esa época un gran “negocio” de nuestro país era hacer astillas el bosque nativo y exportarlo para que los japoneses hicieran papel. Las conclusiones del estudio que lideró Marcel eran que todos los años el PIB de Chile decrecía al mantener la explotación del bosque nativo de esa manera. Al comunicar estas conclusiones a la directiva del Banco Central, no fue biene recibido, y por esta circunstancia, renunció. Eso fue lo que nos contó. Quedé impresionado por la coherencia entre conciencia y acción. Nunca se me ha olvidado esa clase, y precisamente por ese aspecto particular de la convicción personal de Marcel.

Muchos años después vi en la prensa el gran problema que tuvo Marcel como director de la rama chilena de la Fundación Oceana, que terminó con Marcel en la carcel acusado de injurias y calumnias por los senadores Zaldivar, tan solo por que Marcel denunció su conflicto de interés para votar en la ley de pesca de ese entonces (la que resultó en la fusión de muchas empresas pesqueras y la formación de CORPESCA). Tal como dices, Marcel se trasnformó en un paria, pero no por ser indeseable, sino porque los indeseables son los que manejan el poder. Marcel no ha dejado nunca de actuar en coherencia con su conciencia. Cuando publicó su libro “el retorno de Fausto” en que expone la tremenda incoherencia entre el discurso de la concertación (y en particular Ricardo Lagos) y sus acciones que besan los pies del neoliberalismo, Marcel cayó aún más en desgracia con respecto a los indeseables, y ya no pudo encontrar trabajo fijo y la pasó muy mal. Tuve la oportunidad de hablar un par de veces en esos años con Marcel por fono, y me contó sus vicisitudes, y como en gran parte logró superar todo porque muchos como yo que lo hemos conocido, lo apoyaron y lo ayudaron a superar el ostracismo de facto que sufrió, pero que nunca le ha motivado a agachar el moño y venderse. Eso es lo que me motiva a apoyarlo, su coherencia y la disposición de pasar por lo más duro en pro de la razón. Tenemos que deshacernos de los indeseables en el poder, y esa pelea la tenemos que dar todos juntos. Si Ud. no logra ver que esa es la fuerza de la candidatura de Marcel, ¿no será porque Ud. está muy cómodo con las cosas tal y como están?.

Muchos Saludos.

Esteban Moya

07 de noviembre

Estimado, necesito que comentes esta respuesta escrita por un Usuario (Danilo) el cual se quedo sin tus comentarios a diferencia del resto de las respuestas.

Saludos

Conceptos tales como LEYES DE QUORUM CALIFICADO, APOYO PARA HACER LAS REFORMAS, CONSENSO BICAMERAL, tienen un estrato común: Constitución Política de la República de 1980. Todos los proyectos de Claude, todos los cambios necesarios, evidentemente pueden ser frenados en el contexto de la actual Constitución, entonces, justamente por eso, lo primero que un eventual gobierno suyo -de todos- hará -como él mismo lo dice– será el llamado a un PLEBISCITO NO VINCULANTE para determinar si se realiza o no una asamblea constituyente, pues como deberías saber, el plebiscito constitucional está limitado y circunscrito a un proyecto de reforma constitucional insistido por el parlamento y consultado por el presidente a la ciudadanía (cuestión que se hizo evidentemente para evitar una eventual asamblea constituyente) lo cual no tiene repercusión en este tema. En conclusión, te explico que no se necesita el uso de los conceptos del inicio del comentario para llevar los cambios, no se necesita un consenso del parlamento para llamar a este tipo de plebiscito, ya que será la gente, el pueblo, el que con su decisión a través de un plebiscito no vinculante tome las riendas del asunto, por fuera de la Constitución, para cambiarla, para crear una nueva, incluso sin el apoyo del parlamento. Como última reflexión no subestimes la capacidad de entendimiento de los adherentes a este candidato, los cuales tienen claro que dentro del marco constitucional los cambios que propone Claude serán frenados, pero son los mismos los que tienen la confianza de que la fuerza de un pueblo organizado está por sobre toda institución y por sobre toda ley y constitución.
Saludos.

Emiliano

28 de agosto

Estimado, un poco tarde veo tu carta, sólo unas reflexiones al respecto:

– La Verdad nunca ha sido factor de unidad..
– “Incluso si usted está en una minoría de uno, la verdad todavía es la verdad.” Gandhi
– La astucia puede tener vestidos, pero a la Verdad le gusta ir desnuda.
– “El que venga a ti con una propuesta de acuerdo o de reunión, ese es el traidor.”
– El arte de la persuasión no está al servicio de la Verdad sino de los intereses del que habla.
– “La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes.” José Martí
– Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero. Toráh

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La Lista de la Desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

No hay espacios para avanzar cuando mi meta es que pierda el otro, solo se avanza cuando nuestra meta es solo que gane Chile.
+VER MÁS
#Política

Mi discurso presidencial

Soluciones existen, sin embargo, hoy el real problema radica en la falta de voluntad política de las entidades públicas, pues el Estado o los municipios son a menudo tan malos pagadores para las pymes com ...
+VER MÁS
#Política

La necesidad de agilizar proyecto que apura pago a pymes

¿Cómo podemos creer que Piñera logrará un alto crecimiento en un eventual nuevo gobierno? Considerando que él no fue el causante de ese alto crecimiento, por lo que no se puede asegurar de que Piñera ...
+VER MÁS
#Economía

El crecimiento económico de Piñera: ¿Logro del gobierno o mera suerte?

Popular

Sebastián Piñera intentó implementar una política presidencialista, plebiscitaria, técnica, suprapartidaria y eficientista, basada en el objetivo de articular a la derecha, al tiempo que maximizaba foc ...
+VER MÁS
#Política

Las falacias de la excelencia gubernamental de Piñera

Hoy la esclavitud no está legitimada, pero se calcula que existen unos 38 millones de esclavos en el mundo, por ejemplo en India es una realidad que se oculta y allí hay unos 16 millones esclavos.
+VER MÁS
#Economía

Lo que oculta la globalización ¿Comprarías cosas hechas por esclavos?

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha