#Ciudadanía

A propósito del #Bencinazo: El tonto miedo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cuando cunde la psicosis colectiva, como anoche con el rumor “escasez de combustible” aparece “El tonto miedo”. Automáticamente, me frustra saber que fácilmente  salta el instinto gregario sin reflexión, si alguien denuncia, dicta, informa o elabora un discurso inmediatamente se acepta como una verdad irrefutable.


Sin miedo a generalizar estoy seguro de que un porcentaje alto de los que salieron a tocar ollas la semana pasada, eran primeros en las filas anoche, los mismos que sienten que todo va mal, que hay que restaurar la detención por sospecha, que es muy buena  idea que los Jubilados hipotequen sus viviendas.

No solo se apodera de nosotros esa sensación a través de rumores, también pasa con la sensación de ayuda o rescate, vean lo que paso con campaña Koni  en 2012, varios compraron todo el concepto con solo mirar el video y sentían que con esto ayudaban a detener a este supuesto tirano Africano. ¿Se detuvo a Joseph Koni luego de esto?¿Pero cómo un rumor en base a conceptos a medias se convierte en una verdad?

Los que conocen los medios saben cuáles son las teclas que apretar para generar una reacción colectiva, neuromarketing le llaman. Por ejemplo, el radioteatro “La Guerra de los Mundos” dirigido por Orson Welles en 1938, que generó el caos en  Nueva York. Suprimiendo los comerciales y usando despachos en vivo que relataban cómo los marcianos invadían la ciudad esa noche (todo ficticio obviamente) fue suficiente para que los incautos sintieran los gases tóxicos de los alienígenas. ¿Resultado? colapsaron los llamados de emergencia, caos. Welles buscaba un efecto dramático para que su obra fuera potente, ciertamente lo consiguió.

Anoche pasó algo parecido, 20hrs. Un whatsapp, un Twitter, en menos de una hora parecía que se caía el mundo a pedazos, pasó mucho rato hasta que algún medio apareció para desmentirlo. Los que fueron presa del pánico, pensaban que hoy las bencineras estarían cercadas por barricadas y por la tarde habrían explosionado, hoy deben haber cambiado su sensación de miedo a una de rabia. Ambos sentimientos muy peligrosos cuando se gatillan de manera tan fácil, pero normales, cuando la sensación de que todo lo que se hace, en todo ámbito, está envuelto en intenciones dobles.

El discurso terrorista de todo está mal lo conocemos muy bien  los mayores de 35 años. Algunos lo llaman  “Doctrina del Shock”. En psicología social, en los 80 se corría el rumor de que la población vecina saquearía nuestras casas por que supuestamente teníamos más comida, ropa y artefactos que ellos. Se organizaban comités de vigilancia en distintos lugares durante la noche y el día. La otra población también presa del mismo rumor pero al revés, o sea,  nosotros íbamos a saquear sus casas, montaban los mismos dispositivos generando rencillas y desconfianzas mutuas. Divide y vencerás dice una máxima muy antigua, vivíamos en un “estado de emergencia”, cortes de luz, vigilancia, desapariciones y muerte. Nunca hubo una invasión de ninguna población, mientras tanto éramos constantemente registrados, intervenidos y controlados por la clase gobernante de la época , atendíamos al rumor y ante los hechos éramos ciegos.

Sin miedo a generalizar estoy seguro de que un porcentaje alto de los que salieron a tocar ollas la semana pasada, eran primeros en las filas anoche, los mismos que sienten que todo va mal, que hay que restaurar la detención por sospecha, que es muy buena  idea que los Jubilados hipotequen sus viviendas. Actuamos en base a la ganancia económica a todo evento, si no eres un activo no existes. Las reformas sociales son miradas con asco, como si el avance social solo fuera directamente proporcional al mérito por el trabajo traducido en ganancia económica. Todos somos parte de este lumpen, actuamos como un grupo de mafiosos tontos que seguimos al Capo hasta que sea descabezado. ¿Quién se beneficia de todo esto? Irónicamente las bencineras, la federación de camioneros nunca pretendió generar esta acción, todo lo contrario, ¿quién perdió? usted que estuvo en la cola, usted que siente una sensación de caos, usted que piensa que todos somos terroristas, ladrones o violadores. El aire se contaminó. Quien sí necesitaba bencina tuvo que aguantar, mientras tanto usted  y yo seguimos enojados, irreflexivos  y ensimismados.

Ahora ¡A trabajar!

TAGS: #RedesSociales Medios sociales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera