#Ciudadanía

A 40 años del Golpe de Estado: El derecho a no-querer-ver

16 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Palabras y actos. Trizados. Repartidos como vidrios rotos. Imágenes que concentran sentidos. Los cinco sentidos del cuerpo maximizados. Cuarenta años desde aquel bombazo al cuerpo de este país. Y cuarenta años para recoger esos sonidos, esas imágenes, esos sentimientos, esos pensamientos, esas reflexiones, ese acto de verse en la individualidad y en la distancia, como parte de lo colectivo.

“Nos llamamos Teresa, las dos nos llamamos Teresa  y sin parecernos estrictamente somos una, nos acostamos y lloramos sin saber que lloramos y al amanecer del agua de las dos sale una” Versión de la descalza, Gonzalo Rojas.

Existe un gesto natural y humano para no seguir sufriendo y es girarse hacia dentro y dejar de ver, dejar de oir, dejar de sentir. Despegarse. El cuerpo sigue en contacto con el mundo, mientras en el adentro, el uno más íntimo opta por dejar de ver. De esta forma, si al cuerpo lo dañan, es el cuerpo solo -sin la conciencia del yo- el que recibe ese daño. Eso me lo explicó una sicóloga una vez y se produce como efecto de protección, sobre todo en quienes han sufrido dolores tan grandes –como la tortura o la violación- que son incapaces de enfrentar ese dolor de una manera distinta. Y si uno dice que ese 11 de septiembre de 1973 en Chile fue una avalancha de  vidrios rotos en muchas vidas, incluso en quienes aún no nacían y lo harían años después, tanto en Chile como en el exilio, no estaremos exagerando.

Ahora, es cierto que en la definición genérica de los vidrios rotos, hay algunos más terribles que otros. Pero no es la idea diferenciarnos en las heridas, sino más bien en la uniformidad de ese querer-no-ver. De alguna manera todos compartimos un silencio, un espacio que nos cuesta revisitar y que, en muchos casos, sabemos que es parte de nuestra vida pero para seguir adelante lo despojamos de la mayor cantidad de sentidos posibles.

¿Fue malo no-querer-ver?, sin duda que no. Parte del derecho humano que tenemos es decidir sobre lo que queremos o no saber. Incluso defender el tiempo que se necesita para crecer y ser capaz de revivir el horror y la indefensión.

Ernesto Lejderman, al sentarse en el set de televisión al lado del ex Comandante Cheyre, fue el detonante de un empezar a ver con la más brillante desnudez la forma en cómo Chile salió de la dictadura más atroz, amarrada de pies y manos con Pinochet como líder del ejército y no aceptando el Informe Rettig, riéndose de los cuerpos encontrados y desafiando a la democracia sentándose como senador vitalicio en el Congreso.

Y Ernesto se sentó junto a quien lo fue a dejar a las monjitas luego de que su madre muriera baleada frente a sus ojos. Y recuerdo a Ernesto decir que el tema de los Derechos Humanos no estaba zanjado en Chile, que no había justicia, que había mucho silencio y que además los militares tienen muchísimo poder. Y fue un tilt, yo al menos sentí ese tilt: tenemos a un ex comandante en jefe del ejército como Presidente del servicio electoral y además, un militar que fue a dejar en persona a este adulto que sufrió muchísimo para poder ver su propia historia, como él mismo lo expresó con una valentía maravillosa y que aprovecho de agradecer.

Eso fue muy chocante. No había sido tan chocante leer a Carlos Peña subrayar este caso desde la trinchera de El Mercurio, y que provocó este cara a cara entre Cheyre y Lejderman, pero sí lo fue el cara a cara televisivo que desnudó una realidad brutal: los chilenos teníamos a un ex Comandante en Jefe del Ejército como garante de las elecciones, militares que rompieron el orden democrático en 1973, que impusieron una Constitución y que hoy, el mismo Cheyre se negaba a reconocer una miserable marca AC en el voto, yendo incluso en contra de la misma ley electoral.Demencial.

Y luego llegan los días previos al once de septiembre y llegan las imágenes prohibidas provocando una consternación similar a un tsunami, no solo en mi caso, sino en muchas personas. Yo sabía que la dictadura había quemado a Carmen Gloria Quintana, incluso había entrevistado al médico que le trató las quemaduras, pero nunca la había escuchado a ella contar lo que le había pasado. Y oyéndola la trizadura de esa copa sonaba, crujiendo, como si el sonido de la trizadura, la imagen de la trizadura y la emoción se unieran en un cuerpo vivo contándonos que ella había sobrevivido.

Ya no podíamos-no-ver esas imágenes prohibidas, esos ecos del silencio. Y si pudimos controlar las palabras que expresamos o leímos en las redes sociales, no pudimos abstraernos a esa gran fogata en la que se convirtió la televisión. Una fogata en la que se estaba quemando con una luz magnífica el miedo a ver, porque si estábamos solos en twitter o facebook, alguien te mandaba un abrazo, un ánimo, un yo estoy igual que tu, vamos que se puede, esto se enfrenta como colectivo y no desde el silencio del yo asustado.

Mi madre, mi padre y mi hija se atrevieron a ver. Yo misma, a pesar de la emoción, también. Y hoy siento que con ese primer paso, el de ver, el de enfrentar, hemos podido sopesar muchas injusticias, las que seguramente serán corregidas por que a nivel social no serán tolerables, pero ante todo la mayor y más grande de las injusticias desde mi punto de vista: haber seguido ciegos creyendo que íbamos bien por un camino equivocado.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

13 de septiembre

No querer ver es una cosa que le paso a mucha gente y que fue su opcion, una legitima, porque habia que seguir viviendo y mucha gente se preocupo de eso en momentos en que seguir viviendo era harto dificil.

No querer ver y llamar mentirosos a los que si vieron y denunciaban es un problema grave que tiene todavia cierta gente.

No querer ver, llamar mentirosos a los que sí vieron, y tratarlos así durante 40 años ya no es un derecho, es ser caradura.

No querer ver, llamar mentirosos a los que sí vieron, y de pronto por afan electoral pedir perdon o decir “si hubiera sabido” cuando las cosas pasaban delante de los ojos y durante mas de 25 años llamo mentirosos a quienes las denunciaban, es ser canalla y caradura.

jose-luis-silva

14 de septiembre

Lo unico que veo y que usted no quiere ver son errores en el articulo:

Error: Pinochet fué colaborador del informe Rettig, si no es por su ayuda el informe no se puede realizar y seguiriamos viviendo en un pais donde unos decian que eran millones de DD y otros dirian que no habia ocurido nada. Ayudar con el informe Retig es batante inusual, sino inédito, en lo que que llaman una “ductadura”.

Error: Fué Pinochet quien suscribió a Chile a tratados de DDHH, Allende y los anteriores rehusaron hacerlo.

Error: El orden democrático fué roto por el presidente Allende segun una resolución del parlamento de la republica tres semanas antes del pronunciamiento.

Error: La marca AC no esta incluida entre las alternativas de los votantes, reconocerla estaria fuera de la ley.

Es su derecho a no querer ver.

Pero no hay peor ciego que el que no quiere ver.

13 de septiembre

Estimada Marcela.

Tienes razón. Es un ejercicio complejo esto de no querer ver y claramente hay que lograr que el grupo que fue capaz de obligar a otro grupo a doblegarse con el uso del terrorismo de Estado, no siga creyendo que tiene el derecho a no seguir viendo aún a 40 años del Golpe Militar.

Lo que me gusta y lo que rescato, es la pérdida del miedo colectivo, por que volver a hablar y volver a expresarse es lo más bello que podemos hacer, por que nos ayuda a todos.

Y esa pérdida del miedo colectivo generará muchas cosas que sólo hace un año atrás eran inconcebibles de imaginar, como por ejemplo, el hecho de exigir que no exista una cárcel especial para un asesino como Manuel Contreras e incluso analizar la opción de quitarles su rango militar.

Y esa es la buena noticia. Avanzar en aquello que socialmente y mayoritariamente es imposible de obviar como el derecho a la verdad, la justicia y la reparación mediática de todos los años en que se negó y minimizó todo el horror vivido.

Saludos,

14 de septiembre

Andrea:

no fue el miedo lo que se perdio este año. Se acabo la paciencia.

Si el miedo colectivo hubiera sido tan fuerte, libros como Los Zarpazos del Puma no habrian sido best sellers cuando circulaban de mano en mano, porque fue un libro prohibido. No se habria manifestado esos años, sin importar la represion a la que se sometia a quienes lo hacian, no habria habido gente que levanto la voz sabiendo que podian matarlas y asi les paso, murieron, pero ahi habia otros para levantar la voz. Habia miedo, sí, porque la dictadura fue brutal, pero muchos chilenos que tenian miedo creyeron que habia algo peor que eso, y era callar.

Lo que paso durante estos 23 años es que la gente quiso creer que las cosas serian diferentes, tuvo paciencia, quiso llegar a acuerdos, dialogar, pensar que realmente las cosas mejorarian, pero no fue asi.

Si este año no fuera de eleccion presidencial, tal vez el 11 habria pasado como otros años, o sea, detras del megaevento que fue el 11S, como ocurrio en el 2003, cuando hubo una evidente campaña de minimizar lo ocurrido en 1973 con lo del 2001. Pero este año es de eleccion presidencial y una muy especial: hemos pasado por una dictadura, por dos gobiernos DC, dos socialistas, uno de derecha, y estamos peor cada vez. Lo que muchos pensamos, sin importar nuestra inclinacion, es que no importa por quien se vote, Alianza, Concertacion, todos parecen cortados por la misma tijera. Y eso agoto la paciencia.

Y muchos hemos retrocedido a donde comenzo esto. ¿Cuando perdimos nuestras pensiones, cuando perdimos nuestra soberania sobre nuestros recursos, cuando perdimos el derecho a la educacion, a un trabajo decente, a sueldos decentes? el 11 de septiembre de 1973.

Personalmente donde este el Mamo Contreras y la demas chusma encarcelada no es algo que me quite el sueño, porque siendo realista, ya es increible que esten condenadas judicialmente. Lo que no soporto es seguir viiviendo en la dictadura. ¿De que me sirve que Contreras este en algun penal comun si los gendarmes reciben sueldos miserables y se estan suicidando porque se les explota laboralmente, como ocurre con casi todos los trabajadores de este pais? ¿Voy a tener una pension decente cuando me jubile si Arellano es llevado a Guantanamo, o me seguiran robando de lo que aporto para enriquecer a un grupito de seudoempresarios ladrones y estafadores? ¿Que garantias tienen mis amigos que sus hijos, si estudian, tendran un mejor futuro, si la verdadera perspectiva es de endeudarse a perpetuidad? ¿No fue suficiente todo lo que nos han robado del cobre para ahora robarnos los peces, el litio, el agua, el aire, etc? Que el Mamo Contreras este en Punta Peuco es menos peor que la condena estupida para los coludidos de la farmacia, que estan dañando la salud de todos los chilenos.

Me gustaria no tener que llegar a los 41 años del golpe viviendo en el Chile que se construyo entonces.

saludos 🙂

Rodrigo Alonso

14 de septiembre

Nací y crecí en dictadura, cumplo 40 el próximo mes, fui privilegiado porque nadie de mi familia fue sometida a tortura, sabia que existía un militar que era presidente, o eso decían, pero nunca vi nada, sin embargo, trabajaba en nuestra casa una señora que si fue torturada al igual que su marido, estuvieron en el estadio nacional y contaban los horrores vividos, yo tendría entre 12 y 14 cuando comencé a conocer e imaginarme esos horrores, las torturas, corriente y otros sencillamente innombrables. Como nunca vi ni sufrí en carne propia esos atropellos pensé que no tendría por que haberme hecho daño o marcado de alguna manera y sin embargo si me marcó, si me duele, si tengo temor de las armas, de los militares, de los carabineros y de gente de cierto bando político, ver y recordar hoy lo que sucedió hace tanto, aunque parece fue ayer, me hace llorar, me aprieta el pecho, no siento odio ( no me torturaron ni mataron a nadie de mi familia), siento pena, angustia, de ver personas que defienden lo indefendible, ¿tienen derecho a hacerlo?, la definición que aparece al principio del artículo del porque uno deja de ver o de querer ver aplica al que sufre, pero quien no quiere ver hoy ( en ese tiempo) era quien hacía sufrir, nunca he podido creer ni aceptar que no sabían, puede ser que efectivamente no hayan querido ver, pero no porque les causara dolor, sino una gran y profunda indiferencia con el adversario. Entonces ¿se tiene ese derecho? creo que no. Mi generación fue amoldada a nunca decir nada aunque todo estuviera mal, quien decía algo en contra se llevaba con suerte una patada en el traste, otros menos afortunados desaparecían, pero eso le sucedía sólo a los contrarios al oficialismo, los otros no sufrían esos vejámenes, no tenían miedo, estaban amparados por quienes mandaban, esos sencillamente callaban por conveniencia.

14 de septiembre

Eso que dices “Mi generación fue amoldada a nunca decir nada aunque todo estuviera mal” es en definitiva una tortura. Yo al menos la creo y la veo así. Por que de alguna manera la tortura física a algunas personas generaba el terror en la población a no sufrir lo mismo, por eso se llama terrorismo de estado, y por eso los 17 años de dictadura pudieron hacer y deshacer con el Estado, con la Constitución, con los cambios económicos, con las privatizaciones, con las AFPs con la educación, con la salud y un largo etcétera.

Ayer cuando salí de la radio Usach, al programa que invitan a las columnistas de esta comunidad, el señor que cuida la radio se acercó y me contó su historia, me dijo que él trabajaba en la Corfo para el Golpe y que había sido maltratado y rebajado como trabajador. Le pregunté si él era exonerado, me dijo que no, que él nunca ha hecho ningún trámite, quedé de enviarle la información al conductor de la radio para que él pueda no sólo percibir una reparación por lo que él tuvo que vivir, sino que también como una manera de recontruir la historia de la gente que perdió su empleo o fue humillada por los militares. Eso también es tortura. Y creo que todos compartimos ese silencio.

Y si tenían derecho a hacerlo, por supuesto que no. Ningún derecho.

14 de septiembre

Estimado José Luis, le recomiendo ver “Ecos del Desierto”, un excelente miniserie que exhibió chilevisión, si no me equivoco en el último capítulo se puede ver al mismo Pinochet negando la validez del Informe Rettig, el cual usted dice que contó con su apoyo.

jose-luis-silva

14 de septiembre

Olvidese, no voy a mamarme toda la lesera para saber si en algun momento aparece Pinochet negando el informe.

Sin la ayuda del cmdte en jefe en ese momento no se podria haber realizado el informe. Pinochet se propuso en el 5to bando del 11 de sept. que Chile sea respetuoso de los deechos civiles y suscribió a Chile a tratados de DDHH, eso permitió que vinieran observadores de DDHH a tomar apunte de todo lo que ocurria durante el gobierno militar, de hacho fué lo que permitió que lo apresaran en Londres, o no se le podria haber acusado de nada. Además nunca demostraron que tuvo algo que ver. Gracias a que Chile se suscribió a esos tratados se pudo hacer todo y tener material para que cualquier pendejo escriba libros o haga un videito para ganar plata.

Podran seguir recortando y exagerando para que el relato les quede a la medida, inevitablemente se vá haciendo cada vez mas incongruente pero al final los porfiados hechos hablarán por si mismos.

14 de septiembre

Tiene usted razón. Los porfiados hechos son los que están hablando justo en este momento.

Saludos

14 de septiembre

Don José Luis
¿Fue malo no-querer-ver?, ¡No de ninguna manera es malo!
Según la teoría expuesta en la saga del “retorno de los brujo”. Todo depende de las piezas, a modo de rompecabezas, que tengamos en nuestro cerebro,

Hay personas que responden a los estímulos externos según la decodificación que efectúan dicha piezas (¿serán las neuronas?)

Hay quienes tiene más piezas que otros, los afectados, que adolecen de piezas, felizmente van quedando pocos, entienden y responden con lo que tienen, no hay que molestarse, es la natura, consecuentemente las respuestas suelen ser siempre basadas en la misma cantidad de piezas, ¡No es culpa de ellos!. A veces le entran infinidad de estímulos pero, que diablos no codifican y el cristiano que está al frente desesperado manotea como condenado.

Paciencia, para estas respetables personas no basta el simple lenguaje, tampoco las imágenes, las manzanitas, el lenguaje gesticular, no se si hará efecto la hipnosis.
En todo caso, no es culpa suya don José
Pero le aconsejo que se haga ver.
Con todo respeto, un abrazo

jose-luis-silva

16 de septiembre

En realidad podria dar exactamente el mismo parlamento a alguno de ustedes, con la diferencia que usted sostiene el argumento sobre prejuicios en cambio yo le entrego datos concretos para sostener mi argumento,

Saludos

16 de septiembre

Estimado José Luis:

Pinochet no solo pudo haber firmado tratados, invitado observadores y periodistas e incluso haberles permitido grabar sin ser requisados sus materiales, pero no puede usted negar que permitió y avaló la violencia contra personas que tenían una forma de pensar distinta.

Cuando usted dice que Pinochet fue colaborador del informe Rettig, la verdad es que sería bueno que no solo tirara una frase sino que documentara con hechos y palabras eso que usted dice.

Cuando usted dice que “el orden democrático fué roto por el presidente Allende segun una resolución del parlamento de la republica tres semanas antes del pronunciamiento”, hay que responderle que, aunque les duela, Allende fue electo y días u horas antes del Golpe Militar estaba dispuesto a un plebiscito, el cual si perdía le aseguro que hubiera aceptado.

Cuando usted dice que “la marca AC no esta incluida entre las alternativas de los votantes, reconocerla estaria fuera de la ley”, le explico que no es una alternativa al voto, es solo una marca que en ningún caso anula la decisión del votante al marcar por un candidato y escribir su decisión de que se realice una Asamblea Constituyente.

Y esto se hace así puesto que fue la misma constitución de Pinochet la que no incluye el democrático uso del plebiscito.

Con respecto a la imagen de Pinochet rehusando y negando el informe Rettig, la que ya le dije donde encontrar la frase en que niega de parte del ejército toda “validez tanto histórica como jurídica”

Le copio acá un extracto del discurso de Pionochet respecto a la entrega del Informe Rettig:

“Horas después de la reunión del Consejo de Seguridad Nacional, Pinochet anunció la postura del Ejército en el Aula Magna de la Escuela Militar frente a más de mil uniformados. Se trató de la respuesta más larga entre todas las emitidas, a través de la cual se exponía una total discrepancia respecto del informe. Además se le negaba toda “validez histórica como jurídica” (La Nación, 28 de marzo de 1991).

En su declaración final, Pinochet enfatizaba:

1. El Ejército, junto a las demás instituciones de las Fuerzas Armadas y Carabineros, fue llamado a intervenir en la más grave crisis institucional sufrida por el país en el presente siglo […]. El Ejército de Chile ciertamente no ve razón alguna para pedir perdón por haber tomado parte en esa patriótica labor. ”

(extraído de “Reacciones ante los informes Nunca Más en Argentina y Chile de Fernando Camacho, pdf): http://www.diva-portal.org/smash/get/diva2:520463/FULLTEXT02)

jose-luis-silva

19 de septiembre

Agradesco el dialogo.

Efectivamente Pinochet tuvo que dirigir al pais en un pariódo donde habian grupos armados que se declaraban combatientes al régimen y actuaban como tales. Siempre hay y habrá violencia contra inocentes cuando hay combatientes que se mezclan entre los civiles porque obligan a los militares a pesquizar inocentes para saber quien es su enemigo, esa es la razón de la violencia, no otra, Obviamente en este caso fué algo horrorosamente desmedido y que todos debemos condenar, pero nada que ver la razon que habla de atrapar a los que “piensan distinto”, en eso esta muy equivocada.

Por supuesto que colaboró, vea el informe De la Comisión de Verdad y reconciliación.

http://www.derechoschile.com/espanol/rettig.htm

Obviamente no le debe haber gustado, en algun momento se habrá dado cuanta que serviria para inculparlo, pero no le quepa duda que sin la ayuda de Pinochet, o al menos su consentimiento a que el ejercito colaborara, no se hubiese podido hacer y no se le hubiese podido acusar de nada.

Saludos

19 de septiembre

Bueno, no creo estar equivocada al expresar que la mayoría de quienes fueron asesinados, ejecutados (y sus cuerpos escondidos para que no existiera el crimen en sí) o los torturados mayoritariamente fueron ajusticiados por lo que pensaban más que por haber muerto en enfrentamientos armados.

Estos días hemos recordado el asesinato del cantante Víctor Jara, quien no militaba en ningún movimiento revolucionario que proclamara la vía armada, sino en el partido comunista que fue parte de una vía democrática de acceso al poder.

Me disculpa pero esas 44 balas en su cuerpo y las torturas a las que fue sometido antes de ser ejecutado, no me hablan de un enfrentamiento entre militares o gente que propugnara la rebelión armada, sino chilenos que creyeron estar en el derecho a decir lo que pensaban sin tener el miedo de que su propio ejército lo eliminara por lo que pensaba.

Y eso solo por traer a colación un caso.

Y a quienes debemos agradecer la información del Informe Rettig fundamentalmente al Comité Pro Paz y luego a la Vicaría de la Solidaridad. Le adjo acá un pequeño video de 3 minutos

Por otro lado, acá le comparto el video en el que Aylwyn junto con pedirle perdón a las víctimas de la dictadura le solicita al ejército de chile que ayude y coopere en conocer la verdad, teniendo la respuesta de Pinochet: negando la validez del informe Rettig.

Ojalá le sirva esta información.

Saludos,

Saludos,

jose-luis-silva

19 de septiembre

Nadie dijo que murieron en enfrentamientos. La mayoria son victimas inocentes de la violencia de la época por la razón que ya le di.

Las desisiones de las personas se jusgan segun las alternativas que tiene cuando toma la desisión.¿ se ha procupado de sabeer que alternativa tenia la persona que está jusgando?

Piense como saber que planea su enemigo declarado si se mezcla entre civiles para esconderse. Yo ni quiero saber que haria para averiguarlo, por eso o jusgo a nadie ¿ y usted ?

Sigue confundida: El ejercito SI colaboró con el informe Rettig o no se hubiese podido hacer, otra cosa distinta es no estar de acuerdo con las conclusiones. De hecho yo tampoco lo estoy porque no expresa una verdad completa, no hace ninguna referencia a lo que puse en los párrafos anteriores, que tambien son parte de la problemática de fondo.

Nadie queria seguir viviendo en un pais donde unos decian que no habia pasado nada y otros decian que corrian millones de cadáveres por los rios, era necesario un informe, los militares apoyaron al pie de la letra que se hiciera y despues muchos nos desilucionamos que se limitara a conclusiones parciales evadiendo la verdad completa.

Otro problema del informe fué que no contamplaba información sobre el paradero de las víctimas, y despues, en lugar de facilitar a que los militares entregaran esa información faltante, se rompió con la leyde amnistia y se les jusgó con la información que ya habia.

Obviamente si promete amnistia a los militares a cambio de información y una vez que tiene la información les dice “ya, ahora digame donde está el regadero de cadáveres que ya confesó para terminar de jusgarlo como asesino..”.. la verdad señora, probablemente yo tambie le habria hecho una tapa, que quiere que le diga.

Si les importara realmente algo los cuerpos no habrian actuado asi. Esa es la verdad de la que nadie habla.

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Sin duda estamos frente a un Santiago distinto, en donde la población vibra con el deporte, practicándolo desde el núcleo de organización más básico, sin aspiraciones grandilocuentes, que finalmente e ...
+VER MÁS
#Deporte

El torneo de los barrios

Desde hace un tiempo el debate en torno a las esferas de lo público y lo privado se ha ido instalando en la agenda mediática, especialmente en cuanto a la vulneración de la privacidad y derechos de image ...
+VER MÁS
#Sociedad

Derechos de imagen y protección de identidad ¿Qué hacer cuando tu privacidad es vulnerada?

Es tentador, entonces, pedirle a ese grupo de seres ciegos y sordos a la abrumadora realidad de la corrupción y la pobreza, que expliquen por qué cada día mueren niños y adultos por causa de la violenci ...
+VER MÁS
#Internacional

Les deben una explicación

Tenemos la capacidad para las revoluciones que sean necesarias. ¿Tenemos las ganas? ¿Tenemos la responsabilidad? ¿Tenemos el compromiso? ¿Hasta dónde llega nuestro amor por Guatemala realmente?
+VER MÁS
#Internacional

¿Está preparada Guatemala para una segunda revolución?

Popular

Lean el Informe Valech: en este país, personas fueron violadas por perros, les metieron ratas y arañas en sus genitales, les extirparon a las mujeres hijos de sus vientres metiéndoles los brazos a travé ...
+VER MÁS
#Justicia

Reserva de identidad de la Comisión Valech

Pero esto es la típica actitud del nuevo progresismo: individualizar las problemáticas y no ver más allá. Tal vez le resulta más fácil no detenerse en que la dictadura es más que un panelista que dic ...
+VER MÁS
#Política

El problema no es Melnick

Un gran aspecto que los cursos deben superar es que estos no solo se basen en la opinión de expertos. La opinión o los consensos forman la base de la pirámide de la calidad de la evidencia, en otras pala ...
+VER MÁS
#Salud

Reflexiones en torno a los cursos ofrecidos a los cirujanos dentistas

Fue tal el impacto de lo que se hizo en la comunidad que, en el 2013, se realizó un acto en el que se instaló una placa en memoria de Littré Quiroga y Víctor Jara; el homenaje contó con la presencia de ...
+VER MÁS
#Cultura

Población y memoria