#Ciudad

Transantiago: nadie sabe para dónde va la micro

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hace algunas semanas, el titular de Transportes y Telecomunicaciones, Felipe Morandé, anunció 15 medidas para mejorar el Transantiago, aquel plan de transporte urbano aplicado en Santiago, que desde su implementación ha sido un dolor de cabeza para autoridades, usuarios y trabajadores del transporte. Tanto así que el actual ministro lo califica como "mega error de los gobiernos anteriores".

No haremos el análisis político de quién tiene la culpa o qué cosas fallaron, ya que se ha desperdiciado bastante teclado en eso, con comisiones parlamentarias, opinólogos del transporte público, etc. Mejor, preocupémonos en las ideas anunciadas por el secretario de Estado y cómo estas no calzan con las ideas de "mejor transporte" y más inclusivo:

1) Vamos a iniciar un inédito proceso de participación ciudadana, para responder a lo que necesita la gente, no desde un escritorio, sino con los usuarios. 

Esto se realiza desde el diseño del plan, en el 2006. Actualmente el conducto regular empieza por los municipios, que proponen ideas de acuerdo a lo solicitado por los vecinos. Luego, las propuestas se evalúan técnicamente (a través de SECTRA) y luego de calcular la real utilidad del servicio, se crea y sale a la calle. El problema, es que muchas veces los mismos vecinos NO hacen uso del nuevo recorrido, y siguen haciendo transbordos o vueltas absurdas. Hay servicios que luego de siete meses de funcionamiento, recién empiezan a tomar público.

2) Vamos a duplicar la capacidad fiscalizadora, para bajar la evasión.

Mientras no exista un factor disuasivo real, no sacamos mucho con llenar de fiscalizadores. Además, el actual proyecto de ley dejó fuera la propuesta de incluir a evasores en una base de datos tipo DICOM, que los excluyera de recibir beneficios fiscales si son sorprendidos metiéndose a los buses gratis. Y también se deja fuera a la mala utilización de pases escolares, una evasión encubierta, pero más masiva de lo que se cree.

3) Vamos a mejorar 150 recorridos para eliminar los trasbordos innecesarios y obligatorios que tanto afectan a las personas.

El trasbordo es LA forma para hacer más eficiente el transporte público. Sólo basta afinar un poco las frecuencias y enseñarle a la gente a utilizar los buses. No sacamos nada alargar recorridos al lote, ya que eso baja las frecuencias de los buses y dispara los costos operacionales. En treinta años el Metro no ha tenido conexión directa entre Gran Avenida y Estación Central y no he visto a nadie reclamar porque tiene que bajarse en Los Héroes para cambiarse de línea. Y ojo, que en la época de las micros amarillas existían recorridos eternos, que una fracción muy pequeña de pasajeros utilizaba completos.

4) Vamos a avanzar en tener frecuencias fijas durante las noches y los fines de semana. Para limitar los tiempos de espera y que la gente sepa cuánto tiempo puede esperar un recorrido.

Eso se intentó en 2007, el problema es que no existe sistema perfecto y siempre hay factores internos o externos que afectan las frecuencias. Y actualmente las frecuencias en la noche y fines de semana son fijas, pero no se publican abiertamente a los usuarios.

5) Vamos a construir la primera vía rápida del Transantiago, que atravesará 4 comunas para tener viajes más cómodos y directos.

Esta "vía expresa" es nada más ni menos que… avenida Grecia. Este corredor de buses fue construido por el SERVIU y la Municipalidad de Ñuñoa en 1998 y mejorado para Transantiago entre 2007 y 2008. No tiene mayor sentido realizar una obra que ya está hecha y funcionando al 100%. También hay que avisarle al Ministro que hay hartas vías expresas de Transantiago operando (Pedro Aguirre Cerda-Esquina Blanca, Las Rejas Sur-Suiza, Santa Rosa, Pajaritos Oriente, Anillo Intermedio, Vicuña Mackenna, etc). El problema radica en que este mismo ministro junto con la subsecretaria Gloria Hutt anunciaron que se estaban reevaluando la construcción de nuevos corredores en carpeta por el SERVIU (Mapocho, San Pablo, Alameda, Providencia, los tramos pendientes de Las Rejas Norte y Departamental, etc), ya que quieren evitar las peleas con los vecinos por el siempre delicado tema de las expropiaciones.

6) Vamos a completar la renovación de más de 800 buses entre 2010 y 2011 para mejorar la comodidad y seguridad de los viajes, permitiendo una mayor accesibilidad a las personas, especialmente para la tercera edad y personas con movilidad reducida.

La renovación depende ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE de las empresas. En el caso de los troncales, tienen tiempo por contrato hasta diciembre para eliminar los "enchulados". Y los alimentadores, no están obligados a hacer renovación total de flota.

7) Vamos a mejorar la información de los viajes, instalando 10 mil nuevas señales de paradas y distribuyendo 800 mil mapas para mejorar la información sobre los recorridos. Porque sabemos que la señal de parada es hoy el lugar de información más importante para las personas.

En enero se empezó una colocación de cenefas en paradas con información, la cual ya estaría obsoleta según el nuevo Manual de Normas Gráficas, diseñado por la Universidad Católica. O sea, un despilfarro de recursos que da vergüenza ajena. A esto hay que sumar que nuevos diseños de paradas elimina información vital como el punto de término del servicio y el horario de funcionamiento del servicio (hay servicios cortos, expresos o nocturnos que no toda la gente conoce en qué horarios y días funcionan).

8) Vamos a mejorar el diseño de las 120 zonas pagas que hoy existen en la ciudad. Para que los usuarios puedan subir a los buses de manera más rápida y segura.

Promesa que se viene dando desde la administración de René Cortázar, y todavía no hay un proyecto claro de cómo mejorarán el diseño. Lo ideal sería que funcionaran 24 horas y los siete días, pero factores como el vandalismo y la seguridad ponen en duda este proyecto.

9) Vamos a informar por mensajes de textos los horarios de llegada de los buses en todos los troncales y un alimentador para que la gente sepa a qué hora viene el bus que le sirve. Porque sabemos que la gente quiere saber a qué hora viene el bus que necesita; lo que le permite administrar mejor su tiempo y tomar decisiones con certeza.

Este sistema opera desde octubre de 2009, estuvo funcionando para todos los servicios hasta abril, y luego se relanzó como "Plan Piloto". El problema, es que no se guía mucho por los GPS de los buses, sino por la programación previa de los servicios, que no siempre coincide.

10) Vamos a hacer más exigente la medición de las frecuencias asignadas y la regularidad para que terminemos con los “trencitos” de buses que provocan esperas innecesarias de las personas. Para controlar que las empresas cumplan con sus recorridos y horarios y los usuarios reciban un mejor servicio.

Terminar con trencitos y desórdenes de frecuencia a través de fiscalización no es suficiente: hay muchos factores que influyen en esto, pasando por el erróneo cálculo de tiempo de recorrido en algunos servicios, la falta de una infraestructura adecuada, generando que los buses compitan por espacio con los autos, la mala instalación de paraderos sólo por dejar contenta a la gente (hay servicios troncales que tienen un paradero por cuadra, aumentando tiempos de viaje de forma innecesaria), y la falta de compromiso de los conductores por cumplir frecuencias dentro de la ruta. A esto, hay que sumarle que el sistema de gestión de flota no funciona como corresponde, y a pesar que se realizó una licitación internacional para implementar dicha tecnología (la que ganó la alemana IVU, que ha realizado este trabajo en ciudades como Londres), la actual administración está pensando descartar a IVU y dejar dicha gestión a cargo de cada empresa operadora. Sobre esto, ya hay un operador que instaló su sistema paralelo, la empresa SuBus Chile (Troncal 2), que le va informando al conductor a cuánto tiempo va de acuerdo a la programación del bus, pero no ayuda a mantener una regularidad de los tiempos de espera.

11) Iniciaremos la instalación de 670 nuevos refugios en distintos puntos de la ciudad para que la gente tenga esperas más cómodas.

El problema de esto es el vandalismo: algunos paraderos han cumplido el récord de durar 24 horas en buenas condiciones: techos rotos, mapas rayados o tapados de carteles e incluso se roban el metal de los asientos.

12) Vamos a instalar mejor información dentro de los  buses para entregar más información a las personas que están viajando y favorecer el acceso de personas con movilidad reducida y tercera edad.

El mismo Manual de Normas Gráficas mencionado en nota anterior indica que los buses no son una buena plataforma de información, debido a que una misma máquina pasa por todos los servicios de una empresa (hay troncales con 40 servicios) y no alcanza para colocar los datos de todos los recorridos.

13) Vamos a ejecutar un macro plan a largo plazo para rediseñar el Transantiago para que el sistema logre ser un proyecto financieramente viable que responde a las necesidades de la gente.

Transantiago más que un rediseño radical, necesita afinar ciertos elementos. Lamentablemente, Morandé pretende cambiar todo en pos de la competencia y reducción de costos, como buen neoliberal. El problema es que esto no busca un mejoramiento en el servicio, sino pregúntenle a quienes sufrieron por el mal servicio de las micros amarillas, donde la competencia y la reducción de costos eran la premisa principal.

14) Vamos a luchar por que este año no suba más la tarifa para que la gente no tenga que pagar demás.

El tema financiamiento ha sido el GRAN problema de Transantiago, pero nadie ha mencionado que una parte importante de la torta se la lleva la AFT, la Administradora Financiera de Transantiago, conformada por los bancos Estado, Chile, BCI, Santander, CMR Falabella y Sonda, asociación la cual ha funcionado de forma deficiente: la gestión de flota ha funcionado pésimo, las cámaras y medidas de seguridad de los buses no las han implementado. Lo extraño del asunto (y sin ánimo de meterse en chanchullo politiquero), es que SONDA es propiedad de Andrés Navarro, amigo íntimo de Sebastián Piñera y parte de su círculo de asesores personales. Otras cosas que hacen dudar del real estado económico del plan, son algunos gastos innecesarios realizados por este Gobierno, como la aplicación del nuevo Manual de Normas Gráficas (que incluye cambio total de letreros, paradas, información en paradas y buses, etc.), o el pago a artistas callejeros para que musicalicen las Zonas Pagas durante la primera quincena de septiembre.

15) Vamos a seguir trabajando con un equipo profesional de excelencia para tomar buenas decisiones técnicas, operativas y financieras.

A título personal, tengo serias dudas sobre la capacidad y la excelencia de los equipos profesionales del Ministerio de Transportes. Si se lanzan ideas como la de eliminar los buses articulados sin argumentos de peso (la excusa del rendimiento dada por Morandé no sirve, al hacer el cálculo de "kilómetros por litro" entre rígidos y articulados, y la capacidad de transporte de esos), incluir a los colectiveros en el negocio (cuando son éstos los que generan congestión innecesaria, los que utilizan pistas exclusivas y paraderos para buses bloqueando a los vehículos mayores), y sobre todo, creer que incentivando la competencia entre empresas se va a tener una mejora sustancial en la calidad del servicio, cuando fue precisamente este factor el que hizo colapsar al antiguo sistema de transportes, las "micros amarillas", odiadas por la gran mayoría de los habitantes de Santiago, y que tenían estos mismos problemas del Transantiago y otras externalidades negativas, olvidadas por los medios y las actuales autoridades (competencia extrema en las calles, alta tasa de accidentes, maltrato a pasajeros, evasión encubierta, nula mantención o renovación de flota, situaciones ilegales, delincuencia, etc). Y lo peor de esto, es que cuando se ha aplicado el factor competitivo en Transantiago, en casos puntuales, no ha servido de nada. En Vitacura, desde julio de 2009, que lo tienen más que claro por la "competencia" entre los servicios 405 y 502, la cual no existe en la práctica.

En resumen, el gran problema de Transantiago es que todos tenemos claro el diagnóstico, pero nadie, clara la solución.

Felipe Morandé y Gloria Hutt no son mi copiloto.

——————————————————–

Foto: Transantiago Blues – ceetapLicencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Soy optimista de que los cambios serán buenos para el país. Aumentará aún más la representatividad, y nos permitirá dar una nueva oportunidad de continuar los esfuerzos por la libertad y la igualdad y ...
+VER MÁS
#Política

La interminable transición

La segunda vuelta consagra a dos candidatos que hacen lo posible para capturar el "centro político" mientras que la votación muestra la radicalización de un sector de la derecha, la casi desapa ...
+VER MÁS
#Política

Domingo... día de elecciones

El ritmo del Frente Amplio esta re bueno, alegre, intenso y re sexy, claramente penetró dentro de Chile y se va a quedar por harto rato.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Definiendo el ritmo

A estas alturas todos debiéramos tener claro que las encuestas hacen mucho más que medir la realidad. Gracias a la amplificación que permiten los medios de comunicación, han pasado a ser método de infl ...
+VER MÁS
#Política

Encuestas: ¿Instrumento de información o medio de manipulación?

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?