Entrada en Ciudad
10
Difunde: Whatsapp

Escuelas Concentradas: lucha por la conservación del patrimonio

Escuelas-concentradas-Talca

La ciudadanía – y en especial la comunidad educativa de estos establecimientos – debe ser la primera escuchada para tomar una decisión como la que se pretende adoptar. Una municipalidad no puede operar sólo con una visión empresarial y netamente económica, pues hay cuestiones que no siempre serán rentables en este sentido. Precisamente para ello están los órganos del Estado.

Las históricas “Escuelas Concentradas” de Talca vuelven a estar en los titulares de prensa, claro que solo en los locales y sin concitar la misma atención que la renuncia de Ochoa o el fin del programa Yingo. Por ahora sólo parece importar a la comunidad educativa de dichos establecimientos y posiblemente a los eventuales inversionistas que deseen instalar otro gran centro comercial que, para el Alcalde Juan Castro, parecen ser símbolo de progreso y desarrollo en equidad.

La comunidad talquina debe saber que existía un contrato entre el municipio y el Ministerio de Educación por varios miles de millones de pesos, destinado a la recuperación del histórico edificio. Sin embargo, el actual Concejo, liderado por el alcalde y sus 7 concejales oficialistas, pretenden poner término a dicho contrato, revocando el acuerdo del anterior Concejo Municipal y debiendo reembolsar el dinero gastado por los trabajos que ya se habían iniciado.

Es cierto que las pasadas elecciones otorgaron una amplia mayoría a la actual administración, pero también es cierto que en democracia las autoridades son responsables ante sus mandantes, es decir, la ciudadanía y no como aseguraron los concejales Vielma (la voz de los que no tienen voz) y Cherif, al decir que el buen resultado de los comicios pasados avala todo lo que se ha venido haciendo y que las manifestaciones en contra son solo con fines políticos. Señores por favor ¡qué discurso más trasnochado y vacío! Todo lo que tiene que ver con el manejo de la polis (ciudad) es una forma de hacer política y jamás debe “demonizarse”, pues es la más noble tarea o ¿me van a decir los señores concejales que ellos no son actores políticos y no adoptan decisiones políticas alineados en bloque como en este caso?

Ciertamente la ciudadanía – y en especial la comunidad educativa de estos establecimientos – debe  ser la primera escuchada para tomar una decisión como la que se pretende adoptar. Una municipalidad no puede operar sólo con una visión empresarial y netamente económica, pues hay cuestiones que no siempre serán rentables en este sentido. Precisamente para ello están los órganos del Estado, no para generar excedentes financieros en las cuentas de fin de año. Es posible mantener una administración comunal responsable con una visión enfocada en el mayor alcance del bien común.

Seguro ahora muchos lamentarán enterarse de que el pack de luces navideñas y fiestas veraniegas incluía la desaparición del patrimonio histórico y cultural de Talca (Mercado Central, Casa del Arte, Escuelas Concentradas).

Comentarios

Ordenar comentarios por:
Marcia jara moreno

05 de febrero

Es una burla a toda la gente esto ya estaba decidido hace 2 años se lucho x lograr la reconstruccion ,ahora nuevamente en la lucha el alcalde no hizo nada en estos 2 años x las escuelas porq espero su reeleccion y tener mayoria en el consejo sus argumentos y los de los demas concejales no tienen ninguna validez yo estudie en ese colegio toda mi enseñansa basica y ahora quiero q mis hijos tambien lo hagan , ellos no son nadie para decidir donde deben estudiar nuestros hijos o acaso nosotros le decimos donde deben estudiar los de ellos x lo visto y como siempre se a sabido no se puede confiar en los politicos ellos solo piensan en su bien comun y como seguir llenandose los bolsillos de dinero a costa de los sacrificios de los q realmente no tienen voz.

Paulo A Silva Jibaja

08 de febrero

Y lo podrán hacer, las Escuelas Carlos Salinas Lagos y José Manuel Balmaceda y Fernández no se cerrarán, solo se busca trasladar a un lugar más amplio y donde se puede generar una mejor y mayor infraestructura, mezclado con un entorno óptimo para las labores educativas.

08 de febrero

Completamente de acuerdo. El señor Castro, por quien menos mal no voté, hace rato que se excusa en el vacío argumento de que el progreso conlleva la destrucción de espacios históricos. No entiendo cómo el gobierno local es capaz de aceptar semejante barbaridad e ignorar que muchas veces la ciudadanía necesita nexos con su comuna, el cual implica la recuperación de espacios emocionales como las escuelas Concentradas. Cómo podemos permitir que se destruya una parte tan única de Talca por intentar ser una mala copia de las llamadas urbes “desarrolladas”. Avanzar hacia temas de ciudadanía implica no sólo lo económico, sino también la cultura y cómo nos sentimos parte de las características únicas de nuestra comuna. Los nexos emocionales con las ciudades colaboran en que cada persona se sienta parte de una historia en común que nos acerca entre nosotros.

Paulo A Silva Jibaja

08 de febrero

Tiempo que no leía una columna tan mala y pobre en argumentos, solo apela a la emocionalidad, con la mezcla justa de información falsa y la poca información existente.
Pero bueno, la tónica de la DC es mentir y mentir, esperando que algo quede. ¿Porque no das cuenta del poco espacio de ambos establecimientos? ya que usan poco más de 1/4 de cuadra cada uno (en promedio usan 1/2 cuadra). ¿Porque no dan cuenta del entorno poco favorable para desarrollar las labores educativas?
Y por último, ¿por qué siguen insistiendo en la desaparición del Mercado Central? Cuando el Alcalde y el mismo empresario Saieh han salido a desmentir públicamente la desaparición, demolición y todo los inventos que han surgido en torno a este tema: la posición es una clara “EL MERCADO SE REPARA Y RESTAURA”.

Paulo A Silva Jibaja

09 de febrero

Algún problema Marcos, por lo menos yo doy mi nombre completo y opino con información veraz y no hablo desde la suposición como lo hace este columnista.
Además, atacas a la persona y no a sus ideas, me queda claro que no tienes argumentos para rebatir.

Marcos

09 de febrero

algo más que añadir Mr. Secretario twittero de Juan Castro?

11 de febrero

Estimado Paulo. En primer lugar te permito recordar que existe una fundamental diferencia entre libertad de información y libertad de opinión: mientras la dice relación con el derecho a obtener y difundir datos objetivos y ciertos, la segunda implica la emisión de juicios de valor desde la perspectiva de quien los emite. Esta es una columna de opinión y no un boletín informativo oficial.
En segundo término, si Ud. quiere que hablemos de datos duros, bueno partamos diciendo que el Municipio talquino había trabajado por tiempo un proyecto de reparación del actual edificio, llegando a suscribir un contrato millonario con el MINEDUC, hoy ese contrato es resciliado por una causal que no estaba contemplado en el mismo y como Ud. debe saber, en la Administración Pública sólo puede hacerse aquello para lo que se está facultado expresamente.
Por otra parte, la actual decisión del nuevo Concejo no se basó en ningún proyecto concreto ni en ningún estudio previo, pues si Ud. revisa los argumentos entregados por los concejales en la sesión, ninguno se basa en un estudio sino solo apreciaciones previas y de “sentido común”.
Ahora, si quiere debatir con datos técnicos, bien por Ud., está en su derecho, pero la autoridad no puede tomar decisiones de este tipo sobre supuestos o pareceres personales.
Lo concreto: para reparar había un proyecto en curso, para trasladar no hay nada más que ideas vagas.

11 de febrero

fe de erratas
en el texto dice: ” …mientras la dice relación con el derecho a obtener…”
debe decir: “mientras la primera dice relación con el derecho a obtener…”

Paulo A Silva Jibaja

23 de febrero

Rodrigo:
Primero no subestimes el sentido común, ya que como dice el dicho “es el menos común de los sentidos”.
Segundo, en la primera instancia se esbozó un proyecto en lo que antiguamente era el campamento Lo Garcés, un terreno bastante amplio, donde se podría construir la infraestructura necesaria para acogerse a la JEC.
Además, el estudio que se realizó, fue para ver si la infraestructura podía ser reparada, no se revisó si esta era la adecuada para la comunidad educativa. Ambas escuelas hoy no tienen JEC y en la actual ubicación, es imposible realizarlo, ya que sí podríamos construir una escuela de 4 o 5 pisos, pero no habrían los espacios suficientes para el esparcimientos y las actividades recreativas, ya que en los últimos años, el patio se hacía chico para la población estudiantil.
Además, ¿crees que es adecuado que dos escuelas públicas estén enclavadas entre el corazón financiero y comercial de la ciudad?, y ¿es adecuado un entorno saturado en contaminación acústica? Y, ¿por qué condenar a los alumnos a un espacio y a infraestructura reducida?
Las familias, no tienen a sus hijos ahí por la ubicación de las escuelas, si fuera por eso, estarían en las escuelas cercanas a sus residencias, están allí por la “calidad” (cuestionable la forma de acreditar calidad) de estos.
Y por último, era mejor cortar el proyecto de recuperación ahora, que se podía, ya que después sería condenar a los educandos a una infraestructura mediocre, ni comparada con las otras escuelas existentes en Talca. Ahora viene el tiempo de preparar el proyecto, acorde a las necesidades de la comunidad educativa y del siglo XXI.
La decisión del Concejo no está basada solo en supuestos, sino en sentido común frente a interrogantes claves.
Y por último, es una pena que algunos usen este tema clave para posicionarse políticamente, el año pasado de cara a las Municipales, este año mirando las Parlamentarias. No les interesa la educación de los niños, solo les interesa hacer noticia y meter bulla.

¡Soy Juan Castro, patrón de fundo y esta es mi comuna!

08 de octubre

[…] a la que me refiero en otro comentario publicado en este sitio bajo el título “Escuelas Concentradas: lucha por la conservación del patrimonio” de fecha 4 de febrero de 2013. Felizmente y gracias a las gestiones judiciales iniciadas por la […]