Escuelas Concentradas: lucha por la conservación del patrimonio
La ciudadanía – y en especial la comunidad educativa de estos establecimientos – debe ser la primera escuchada para tomar una decisión como la que se pretende adoptar. Una municipalidad no puede operar sólo con una visión empresarial y netamente económica, pues hay cuestiones que no siempre serán rentables en este sentido. Precisamente para ello están los órganos del Estado.

Las históricas “Escuelas Concentradas” de Talca vuelven a estar en los titulares de prensa, claro que solo en los locales y sin concitar la misma atención que la renuncia de Ochoa o el fin del programa Yingo. Por ahora sólo parece importar a la comunidad educativa de dichos establecimientos y posiblemente a los eventuales inversionistas que deseen instalar otro gran centro comercial que, para el Alcalde Juan Castro, parecen ser símbolo de progreso y desarrollo en equidad.

La comunidad talquina debe saber que existía un contrato entre el municipio y el Ministerio de Educación por varios miles de millones de pesos, destinado a la recuperación del histórico edificio. Sin embargo, el actual Concejo, liderado por el alcalde y sus 7 concejales oficialistas, pretenden poner término a dicho contrato, revocando el acuerdo del anterior Concejo Municipal y debiendo reembolsar el dinero gastado por los trabajos que ya se habían iniciado.

Es cierto que las pasadas elecciones otorgaron una amplia mayoría a la actual administración, pero también es cierto que en democracia las autoridades son responsables ante sus mandantes, es decir, la ciudadanía y no como aseguraron los concejales Vielma (la voz de los que no tienen voz) y Cherif, al decir que el buen resultado de los comicios pasados avala todo lo que se ha venido haciendo y que las manifestaciones en contra son solo con fines políticos. Señores por favor ¡qué discurso más trasnochado y vacío! Todo lo que tiene que ver con el manejo de la polis (ciudad) es una forma de hacer política y jamás debe “demonizarse”, pues es la más noble tarea o ¿me van a decir los señores concejales que ellos no son actores políticos y no adoptan decisiones políticas alineados en bloque como en este caso?

Ciertamente la ciudadanía – y en especial la comunidad educativa de estos establecimientos – debe  ser la primera escuchada para tomar una decisión como la que se pretende adoptar. Una municipalidad no puede operar sólo con una visión empresarial y netamente económica, pues hay cuestiones que no siempre serán rentables en este sentido. Precisamente para ello están los órganos del Estado, no para generar excedentes financieros en las cuentas de fin de año. Es posible mantener una administración comunal responsable con una visión enfocada en el mayor alcance del bien común.

Seguro ahora muchos lamentarán enterarse de que el pack de luces navideñas y fiestas veraniegas incluía la desaparición del patrimonio histórico y cultural de Talca (Mercado Central, Casa del Arte, Escuelas Concentradas).

Rodrigo Antonio Poblete Reyes

Estudiante de 5° año en Derecho, Universidad de Talca.
Pasante en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, San José de Costa Rica, enero – abril 2013.
Alumno Ayudante en Derecho Político, Derecho Constitucional y Derechos Fundamentales del Profesor Dr. Humberto Nogueira Alcalá (2010 a la fecha)
Consejero Regional de la Juventud, INJUV Maule, 2012.
Presidente Centro de Alumnos, Escuela de Derecho, U. de Talca, 2010-2011.
Presidente Regional JDC Maule Norte 2013-2014