#Chile 2030

Rol perdido del ingeniero

17 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

En algunas palabras criticaré la formación de los ingenieros en instituciones de educación superior, y las consecuencias que conlleva esta formación mercantilista sin un sentimiento comunitario ni preocupación por nuestros recursos naturales.


Debemos apelar a nuestros formadores para que haya un mejor adiestramiento, más integral y con visión totalmente distinta a la actual, para que podamos derribar la barrera de obstáculos que nos impide trabajar para la sociedad.

La palabra ingeniero en inglés (engineer) hace referencia al hombre que maneja el motor (engine). De esta manera, podremos decir que cualquier ingeniero tiene el deber de ser el motor o corazón de su trabajo y en especial de la sociedad. Este concepto, por desgracia, se está perdiendo. Vale recordar, en toda profesión hay profesionales, valga la redundancia, que no siguen al pie de la letra el alma matter de sus carreras; pero como dije antes, sin un motor ninguna máquina funciona, por lo que destaco al ingeniero como fundamental pieza de la sociedad.

Si analizamos la realidad local, en Chile, no diferente de la escena mundial, vivimos constantes decepciones por parte del mundo ingenieril. Cabe recordar el reciente fraude de los ingenieros del grupo PENTA; o la inundación de todo un valle, con la consiguiente eliminación de todo un ecosistema, para la construcción de una hidroeléctrica. Viene también a la memoria cuando, durante el terremoto de 2010, un edificio prácticamente nuevo colapsó en Concepción producto de la mala calidad de su construcción, causada a su vez por el intento, de parte de los ingenieros, de ahorrar en materiales. Incluso, si nos desviamos un poco hacia un ámbito social, podemos observar a José Piñera, ingeniero, precursor del tan precario y abusador sistema de pensiones privado de las AFP. Así podríamos seguir por un muy buen tiempo, pero no es el objetivo de este artículo.

En numerosas oportunidades, como estudiante de ingeniería, he sido estigmatizado como “chupasangre”. Al principio no entendía muy bien el por qué de tal descalificación, pero ahora, entendiendo la realidad de mucha gente en mi futuro gremio, ¿cómo no ser juzgado, si donde quiera que veas un ingeniero se está aprovechando de la sociedad? Además, en este flaco y largo país tenemos un sistema económico en el que permitimos una competencia exacerbada, como si fuera una enfermedad que nos carcome cada día más; no podemos olvidar que dependemos de la generación excesiva de recursos sin importar el medio, pasando a llevar desde nuestro propio planeta hasta nuestros mismos pares. ¿Será esta la razón por la que los motores de la sociedad quieren estar en la cima de la misma, pasando a llevar a todas las otras piezas? A estos “ingenieros” les falta recordar que la sociedad no sirve sin los otros actores o, volviendo a la analogía de la máquina, no hay motor que funcione sin combustible, y el motor por sí sólo no hace a la máquina.

En las universidades ya no se investiga para mejorar la sociedad, sino para que las empresas privadas sin visión de comunidad se lleven éste conocimiento a costo de una suma de dinero. ¿Es lo más importante generar dinero a toda costa? ¿El mercado nos está controlando a nosotros, en vez de nosotros a él?

Tampoco podemos olvidar que muchas instituciones de educación superior no permiten la organización de alumnos. ¿Cómo enseñamos después a estos ingenieros que existen sindicatos cuyos derechos deben ser respetados? ¿Será esta la razón de que, al momento de una huelga, se llame inmediatamente a Fuerzas Especiales y no haya intención de diálogo empresa-sindicato? Me apoyo en Aristóteles, para decir que somos animales políticos, pero gracias a esta formación vacía, nos convertimos en animales vacíos, calculadores y fríos.

Hasta cuándo soportaremos que estas instituciones no impartan cursos mínimos éticos, con un fuerte enfoque social y de conciencia del medio, que guíen al ingeniero en una senda de buena praxis y de vinculación con el entorno. No podemos seguir pensando que nuestros recursos, tanto naturales como humanos, son inagotables e ilimitados. Este mundo necesita un cambio de switch de parte de sus intelectuales ingenieriles. Debemos tener una mayor incidencia, un mayor aporte técnico, en una sociedad que pide a gritos que progresemos todos juntos.

Como próximo ingeniero, me gustaría recordar a la gente que está decepcionada de nosotros, que aún existimos algunos vinculados al medio y con vocación social, que tenemos la esperanza y la obligación de crear una mejor sociedad para poder vivir, todo a partir de la democratización y libertad de conocimiento, el cual sirve como mera herramienta para mejorar la vida humana en muchos aspectos (me abstengo de ocupar el término calidad de vida, ya que no es un producto, no se puede ir a comprar vida a alguna tienda). Convirtámonos en los motores de la sociedad participando en todo tipo de instancias; debemos politizarnos, no el sentido de escoger un bando, sino de llegar a la sociedad de una manera más directa e incisiva. Algunos podrán decir que soy un soñador pero no soy el único, dijo John Lennon. Debemos apelar a nuestros formadores para que haya un mejor adiestramiento, más integral y con visión totalmente distinta a la actual, para que podamos derribar la barrera de obstáculos que nos impide trabajar para la sociedad. Recuperar la imagen del ingeniero como un profesional motor de la sociedad, creo que es una tarea que, más que urgente, debe ser imperante.

TAGS: Calidad de la Educación Educación Superior Ingeniería

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Juan Perez

02 de agosto

Algo banal e insustancial el artículo pero interesante al fin y al cabo por estar expuesta tu postura, buena intención pero noto un dejo de abstracción sin fundamentos varios y uno que otro término errado, igual se agradece el espacio de opinión.

03 de agosto

Juan,
Te recuerdo que es un articulo de opinión, por extensión no ocupe más fundamentos u ejemplo. Entiendo que tengas una opinión distinta y te invito a escribir una contra parte lo que nutriría la discusión.

03 de agosto

Estimado Matías:

Tu inquietud es válida. Creo al respecto que puedo hacerte algunos aportes. En primer lugar, los ingenieros traga mundo son los comerciales y no quisiera hacer calificativos que los describan, porque, si no lo has pensado, ya lo descubrirás… No te decepciones nunca de los industriales porque su formación es bastante amplia y logran tener miradas que otros ingenieros jamás llegarán a tener, respetando por cierto a los mismos como especialistas en sus áreas. Tal vez no haz hecho el ramo de ingeniería industrial propiamente tal, pero, aún cuando lo hagas no descubrirás posiblemente la fase social del ingeniero industrial escuchando al profesor, pero, si la comprenderás leyendo a personas que han escrito libros acerca del tema, tal como Niebel, por ejemplo y posiblemente Maynard. Aparte de ello, la universidad como tal te hará una formación técnica, pero, el cómo hemos de ser como personas es algo que en parte aprendemos de los demás, en general, tanto como de los profesores, pero, puedes añadir conocimiento a esa materia leyendo la Biblia. Sólo te tomará un año o dos leyendo todas las noches, o en otro momento, al menos una hoja. Si hay algo que necesite tu ser interior para ser una mejor persona y un mejor profesional, sin duda alguna allí lo encontrarás si la lees toda.

Aparte de ello, lograr una mejor sociedad consiste en dotarla de mejores herramientas. Me comprenderás si digo que de mejores sistemas, luego, ya que la ingeniería industrial es la ingeniería de los procedimientos, en la misma encontrarás todos los elementos de análisis que necesites para formular teorías que los mejoren, a partir de observar la realidad y describirla, y generar alternativas a su forma de proceder que luego puedes evaluar y comparar y así escoger alguna que implementar y mejorar mediante retroalimentación.

En este aspecto, el estado del arte es tal que nuestro sistema no permite grandes mejoras que usen la sinergia de las ideas, ya que .. en resumen no vivimos una democracia. Si la tuviéramos, sin embargo, debiera ser norma la apertura de páginas web que democraticen la visibilidad de las ideas, de forma que la gente las pueda complementar y mejorar y al mismo tiempo encausar si encuentra la forma procedimental con la que puedan hacerlo. Así, tal vez las ideas de la gente y de todos los territorios, con todas sus diferencias, podrían tener una representación directa en el Parlamento si se usarán parlamentarios designados (tal como los antiguos senadores designados que impuso la dictadura en su retirada), digamos cinco al menos, que las representen.

De esta forma, la ciudadanía podría mejorar sus niveles de organizabilidad e incluso preparar ideas más complejas que un proyecto de ley o una Constitución incluso, para idear mecanismos con los que crear un Programa de operaciones de Gobierno y postulaciones ciudadanas en línea a cargos del Estado; mecanismos sociales de inversión conjunta que operen en comunas que eviten la migración a las grandes áreas metropolitanas (que siempre demandan mucho capital al Estado y son una fuente de corrupción enorme, a la par de escuelas de delincuencia y contaminación), para crear empresas que hoy no existen en las comunas y elevar el nivel de pertenencia en las personas; o creando una fuente de financiamiento como una AFP de los trabajadores y de refinanciamiento como un banco de dinero de los mismos que podrían ayudar a la gente a tener acceso a dineros más baratos y que ayuden a crear a riqueza en las personas y no sólo en los grandes consorcios económicos que crean pobreza con sus tasas de intereses usureros, a los que por cierto la Biblia se opone… O tal vez idear la forma, colaborativamente, de nacionalizar recursos soberanos que hoy la nación no explota aprovechando todo el favor de su potencialidad para mejorar los servicios que provee el Estado a la gente; o quizá consiguiendo por mérito de la organización ciudadana adecuada, covertirnos en accionistas de todas las empresas importantes del país que nos proveen servicios básicos o adicionales … Acá pueden tener cabida toda clase integración vertical u horizontal…

No quiero extender mis ejemplos para que esto no parezca un recetario, pero, sí creo que vale la pena decir que idear y plasmar la forma en que podría operar una Cámara Ciudadana Digital o un Congreso Digital en los que participe la gente y se pueda actuar en ella de forma conducente (sin repetir mil veces los diagnósticos que encontramos en la red respecto a nuestros sistemas), podría detonar decenas y tal vez cientos de formas de mejorar nuestra sociedad, ya que algunos proyectos realizables se podrían replicar de muchas maneras a través de todo el país. Luego, tal vez el área de la ingeniería dónde más hoy se requiere innovación es en el área de sistemas, para proveer precisamente la forma o mecanismo, o bien plataforma, a través de la cual se puedan organizar las ideas de la gente y las inquietudes sociales que tenemos, para hacerlas realidad.

En esta materia la ICI puede aportar mucho, si se dan cita todos los factores que se requieren para ello. Te cuento todo esto porque creo que este es el mayor desafío que se debe abordar con la ingeniería industrial, ya que muchos otros sectores de la sociedad que dominan lo que se hace o no se hace en ella, están ligados a personas que tienen otras profesiones, además de tener una clara orientación a hacer dinero “para rentar a los accionistas”, que como sabemos muchas veces no respetan debidamente al medio ambiente, o no hacen un correcto trabajo sobre sus desechos que a veces incluso simplemente pueden ser externalidades negativas que crea una situación “con el proyecto”…

_______________________________
En resumen, yo te sugeriría adquirir la mayor cantidad de habilidades en tu carrera, sin preocuparte hoy por el rol del ingeniero en particular, porque con el tiempo te sobrarán motivos para sentirte orgulloso de lo que estudias o estudiaste…. Y…, cuéntame algo. Sé que hay ingenierías industriales que tienen mención en informática, gestión y agroindustria… ¿Tu carrera tiene alguna mención en particular?… Otra cosa… ¿Tienes alguna iniciativa que te gustaría desarrollar?…

03 de agosto

Me agrada que pienses así, pero no es una decepción con mi carrera sino que con otros ingenieros.
En realidad mi universidad, la Pontífice Universidad Católica de Valparaíso, no tiene una especialidad, solo la posibilidad de salir al 7mo año con un magister en Ciencias de la Ingeniería Industrial.
Agradezco tus concejos, y valoró tu opinión.
Tengo muchos proyectos por hacer, pero estoy recién en segundo año, me queda mucho por aprender y deseo poder llevar a la practica todo lo que aprenda.
sin más particulares,
te deseo lo mejor.

megatroncho

03 de agosto

Matías :

casi…pero casi me emocioné con tus palabras. Se nota q aún eres estudiante con ideales propios , convicciones sólidas , formación estructural y bla bla bla.-

No creo q sea tan así q la gente nos mire como chupasangres o algo por el estilo..en lo personal yo me siento q con mi grano de arena aporto a que esta sociedad sea mejor ……y si , me considero un motor.
Siendo q aun eres estudiante , no perteneces a la matrix laboral (no digo q sea bueno) una vez q sales de la U si no tienes lukas para seguir un post-grado…olvidalo de una buena pega.

Te preguntas pq se piensa o se desarrolla por y para la empresa …..es muy sencillo , las empresas son las únicas q pagan un magíster , un MBA , o un PhD. Siendo q el estado debería velar por pagar los estudios , los cuales después irán en directo beneficio para la comunidad .

y asi te podria comentar mas , pero es necesario q lo veas con tus propios ojos .

Saludos futuro colega

03 de agosto

Agradezco tu comentario, si tienes razón con el tema de los post-grados. Tengo amigos y conocidos que también sienten lo mismo que tu, tal vez fui algo duro con el tema; pero más de una oportunidad he escuchado esta “descalificación”. Me gustaría que hubiera más gente con tu visión.
Saludos

Dario

03 de agosto

Matias,
1. Tanto la palabra Ingeniero como la versión inglesa vienen del latín Ingenium es decir de aplicar el ingenio. Engine viene de la misma raíz.

2. Los PENTA son ingenieros comerciales, lo de ingenieros comerciales es un invento chileno para lo que en otros lados se conoce como administración de empresas o ciencias empresariales, pero jamás le llamarían ingeniería y de ese confusión básica sale todo lo demás.

03 de agosto

Dario,
Tengo en cuenta que etimologicamente del latin esta correcto, solo era una manera de seguir la misma linea de mis pensamientos, solo un recurso para la redacción. te dejo una fuente para que reflexiones acerca de las distintas interpretaciones. http://etimologias.dechile.net/?ingeniero
Por el otro lado, te estas agarrando de una especialización en especial, valga la redundancia, en otros países son también llamados economistas simplemente. Yo estudio Ingeniería Civil Industrial y desde mi punto de vista, recalco el de las ingenieras en general, di ese como un ejemplo.
Entiendo tu visión y gracias por comentar,
Saludos

04 de agosto

Comprendo el fondo de lo que argumentas, y lo comparto. Aunque debo agregar que en general esta visión crítica que hay sobre los ingenieros, radica en mayor medida en la ingeniería comercial. De todas formas me pareció razonable tu planteamiento.
Saludos.

Eduardo Paredes

06 de agosto

Matias,

Quisiera partir este comentario destacando tu capacidad de tener opinión, expresarla y exponerla a debate publico. Concuerdo en absoluto con la definición de “Ingeniero” de Dario, no obstante, no deja de parecerme ingenioso el juego de palabras que utilizaste.

Tomando de la raíz de la palabra ingeniero (cabe mencionar que no soy Etimologista) y desarrollando un poco el concepto, siempre he creído que dentro de nuestra formación profesional, se nos entregan la mayor cantidad de herramientas posibles, las cuales permitirán desarrollarnos como profesionales. Estas herramientas son muy variadas, e inherentes a cada especialidad por la que se opta, y lo que hacen es impulsar el uso de nuestro “ingenio” para dar resolución a problemas relacionados con nuestra especialidad, el hecho de cursar asignaturas de ciencias básicas tan intensas “no solo” es para dejar alumnos en el camino, o producir calculadoras humanas (para eso están las TI), es para abrir la mente del alumno a la búsqueda de alternativas y potenciar su capacidad resolutiva.

Moralmente hablando (entiendo que es lo medular de este comentario), no creo que el Alma Mater defina que tipo de profesional serás en el futuro, tampoco creo que los docentes ofrezcan un valor agregado a lo que es el desarrollo cotidiano de un profesional, ya que en su mayoría y debido al perfil de docente que exigen las casas de estudios, son profesionales altamente especializados en un tema, con escaza o nula experiencia profesional fuera de las aulas o el gabinete. Mi visión apunta a nuestro núcleo familiar, creo que la ética y moral comienza a forjarse desde nuestro primeros recuerdos, y va siendo enriquecida a medida que crecemos por nuestras experiencias propias y nuestro entorno cercano.

Siempre va a ser posible encontrar “mercenarios” en todo ámbito de cosa, dispuesto a pasar por alto todo valor ético y moral con tal de conseguir el objetivo para el cual han sido contratados, no obstante, hay quienes fieles a sus principios, han optado por el camino de la satisfacción personal, en desmedro de su prosperidad económica, de los cuales conozco muchos casos, aún hay ingenieros que no solo hacen ingeniería de gabinete, también se ponen el buzo u overol y salen a terreno, o montan caballos por semanas para desarrollar proyectos en beneficio de pequeñas comunidades aisladas en nuestro país, así como conozco docentes que siempre, dentro de la temática de sus investigaciones, esta el desarrollo de ideas para el beneficio del bien publico.

Te insto a ser paciente, adquirir la mayor cantidad de herramientas que te sea posible en tus años de Universidad, a profundizar tu mirada en la profesión que has elegido y a rechazar visones superficiales de quienes hablan por desconocimiento.

Como conclusión, no será tu Alma Mater quien defina que tipo de profesional serás, esto se ha ido esculpiendo desde tu niñez.

Luis López

06 de agosto

Estimado, me ha interesado leer este artículo pues mi vocación como ingeniero la encontré en el ámbito social al final de todo. Sin embargo me gustaría hacer algunas aclaraciones:
-primero, y tal vez no tan relevante, la palabra ingeniería tiene antigüedad tanto como la civilización romana desde que existían los ejércitos formalmente conformados. La ingeniería de hecho tiene origen en el ejército, luego cuando se necesitó el conocimiento de la ingeniería para construir puentes para el pueblo surgió la ingeniería civil. Lo interesante del concepto en si es que recalca el que la ingeniería desde sus inicios se dedicó a la solución de problemas y que con el tiempo se extendió a distintas ramas de la ciencia.
-Lo segundo y más relevante es que la formación de Ingenieros se ha reducido (por el sistema educacional que tenemos) a pasar materia y contenidos como si eso fuera lo único importante. Si bien en esencia debemos manejar conocimiento científico avanzado, las habilidades y destrezas que son realmente importante no es algo que se enseña en clases. El pero de lo anterior es que esto no es tanto culpa del sistema, y en particular no es culpa de quienes les enseñan a los ingenieros (sin dejar a un lado académicos que si tienen culpa en esto por su forma de enseñar). El problema de fondo es de quienes estudian ingeniería, pues la motivación detrás de quienes la estudian escasamente se vincula con la rama social. No existe un interés mayor en desarrollar lo que normalmente se llama competencias genéricas, he visto tanto ingeniero titulado que no sabe que hacer con el título más que buscar una pega que genere lucas. Y el problema no es sólo de Ingeniería, el problema también está en humanidades, en medicina, etc. Por que el problema es de fondo y es el sistema social en el que vivimos en el que se genera este paradigma. No existe lamentablemente una solución directa. Aún así eso nos exime (a la sociedad en su conjunto) de hacer políticas públicas que impacten de forma eficaz al desarrollo de profesionales. Es importante que quienes si somos conscientes de las problemáticas sociales eduquemos a nuestro hijos o quienes en el futuro sean nuestros estudiantes igual que como lo hacen hoy algunos profesores que si son conscientes. En definitiva no hay nada que pedir a los rectores, a las autoridades de gobierno, etc. Para cambiar la realidad en ese sentido solo nosotros debemos trabajar y esperar a ver resultados en el futuro.

06 de agosto

El articulo es mas propio de un idealista, no de un ingeniero.

El único edificio derrumbado en Concepción es producto de una mala gestión de ingenieros y los miles de edificios que no sufrieron daños son producto de una pega bien hecha y Chile debe recibir a menudo delegaciones de ingenieros extranjeros de todas partes que vienen a aprender de los nuestros, porque en cualquier otra parte un terremoto de esa magnitud destruye cientos de edificios. No creo que sea el mejor argumento para desprestigiar a los ingenieros.

Recien se estrena una película sobre un hecho único que remeció al mundo: un ingeniero presidente y un ingeniero ministro encabezan una exitosa cruzada de ingenieria para rescatar con vida a 33 mineros sepultados a 600 metros. Y probablemente ellos ganan mucha plata, si. ¿Le molesta? ¿Debemos suponer que usted hubiese preferido enviar los voluntarios que trabajando en forma gratuita no pudieron rescatar a una decena de personas que quedaron 1 metro y medio bajo tierra por un aluvión en Chiguayante.?

Y sugiero googlee un poco mas sobre el sistema privado de pensiones chileno antes de dar por sentada su opinion, porque también es fácil demostrar que nuestro sistema AFP ha sido imitado en decenas de países y alabado por el mundo.

En fin. El articulo esta lleno de afirmaciones tan antojadizas en un intento de “revisar” el rol de los ingenieros que definitivamente solo sirve para hacer ver lo contrario.

Saludos

Diego Iturra

13 de septiembre

“Y sugiero googlee un poco mas sobre el sistema privado de pensiones chileno antes de dar por sentada su opinion, porque también es fácil demostrar que nuestro sistema AFP ha sido imitado en decenas de países y alabado por el mundo”. ¿En que mundo paralelo vives José?

Jose Luis Silva Larrain

06 de agosto

El articulo es mas propio de un idealista, no de un ingeniero.

El único edificio derrumbado en Concepción es producto de una mala gestión de ingenieros y los miles de edificios que no sufrieron daños son producto de una pega bien hecha y Chile debe recibir menudo delegaciones de ingenieros extranjeros de todas partes que vienen a aprender de los nuestros, porque en cualquier otra parte un terremoto de esa magnitud destruye cientos de edificios. No creo que sea el mejor argumento para desprestigiar a los ingenieros. Recien se estrean una película sobre un hecho único que remeció al mundo: un ingeniero presidente y un ingeniero ministro encabezan una exitosa cruzada de ingenieria para rescatar con vida a 33 mineros sepultados a 600 metros. Y probablemente ellos ganan mucha plata, si. ¿Le molesta? ¿Debemos suponer que usted hubiese preferido enviar los voluntarios que en forma gratuita no pudieron rescatar a una decena de personas que quedaron 1 metro y medio bajo tierra por un aluvión en Chiguayante.?

Y sugiero googlee un poco mas sobre el sistema privado de pensiones chileno antes de dar por sentada su opinion, porque también es fácil demostrar que nuestro sistema AFP ha sido imitado en decenas de países y alabado por el mundo.

En fin. El articulo esta tan lleno de afirmaciones antojadizas en un intento de “revisar” el rol de los ingenieros que parece que lo reivindica.

Saludos

10 de agosto

Estimado Matias:

Leí tu columna, y de verdad que tuve que leerla otra vez, y respirar profundo antes de contestar. Mis primeras reacciones fueron “Oh, Dios mío, por donde empiezo!!”. Debo aclarar que soy ingeniero Civil Electricista de la Universidad de Chile (me siento orgulloso de ello) y tengo 15 años de experiencia en mi rubro (no, no me he dedicado a otra cosa como algunos colegas, y mi postgrado es en energías renovables, área donde trabajo desde hace mas de 10 años). Tengo algunos pocos puntos de acuerdo con tu particular visión y voy a darte la mía – y a explicarte en lo posible mis diferencias contigo – sobre la base de mi experiencia como ingeniero en Chile y en el extranjero. Bienvenida tu opinión por supuesto.

1. Definitivamente no te han explicado en la PUCV lo que es ser ingeniero. No te culpo, lo primero que hacen en universidades chilenas es asumir que lo sabes, y te inyectan conocimientos desde el día 1. Pero ser ingeniero no es ser “motor de la sociedad”, o más bien, no somos mas motor que los técnicos, ingenieros en ejecución, médicos, profesores, asistentes sociales, obreros, abogados, políticos, etcétera. Ser motor de la sociedad no es exclusivo de la ingeniería, y ni siquiera creo que sea lo que nos caracteriza.

2. En USA existe efectivamente el nombre “engineer”, y se usa para hablar de un maquinista (y fue usado antiguamente para referirse al que “manejaba las locomotoras”). Por eso existe en este país el término “PE”, o “Professional Engineer”, que identifica claramente al ingeniero con el rol que conocemos todos: un profesional con conocimientos fuertes en aéreas de física y matemática, capaz de realizar modelaciones complejas que permitan que las leyes que tu estas sin duda aprendiendo recién, puedan aplicarse a proyectos concretos. Somos en resumen una conexión, un “link”, un puente, o como quieras llamarlo, entre la ciencia más pura y los proyectos reales. Sin nosotros, los puentes se caen, las represas se quiebran, las torres de alta tensión se queman, las turbinas eólicas no giran, y un largo etcétera.

3. Jamás me han dicho chupasangre en toda mi carrera de ingeniero. No sé con quién te juntas, pero empieza a explicarles claramente que es lo que estudias, y pídeles explicaciones si te catalogan así. Si no, cámbiate rápido de carrera (nadie debe estudiar algo donde se siente que es un chupasangre). Para mí la ética profesional es la base, el piso mínimo para trabajar en ingeniería. Si algún día encuentro un ingeniero robando o falsificando algún trabajo, lo despido enseguida y hago lo que sea para que todo el mundo sepa de él. Un ingeniero que no tiene ética es demasiado peligroso.

4. La ingeniería es una carrera como cualquier otra. Hay momentos llenos de alegría y también momentos sumamente frustrantes. No somos salvadores de nada, no vinimos a cambiar la sociedad o a llevarla hacia una salvación épica, trabajamos duro como cualquier otra profesión y cumplimos un rol necesario, pero ser un ingeniero mediocre, decente o extraordinario va a depender siempre de ti, y no lo define tu cartón. Las visiones mesiánicas sobre las carreras profesionales siempre llevan a grandes frustraciones. Te recomiendo mucho visitar y conocer ingenieros reales en trabajos reales, para que sepas muy bien que debes hacer cuando salgas, que postgrado querrás seguir, y cuál es nuestro verdadero rol. Cuando lo hagas, tal vez te pongas a estudiar para esas pruebas de cálculo o de física con mucho mas pasión que ahora, y tal vez seas el mejor ingeniero que haya visto este país. Pero apasiónate por lo que haces y estudia duro!. Lo demás, como dicen en muchas carreras “es música”.

13 de agosto

Don Matias
Con mucha impotencia leí su artículo.
Me transporté a toda nuestras riquezas mineras que creo califican como bien común de los pueblos y las naciones.
Me pregunto:
¿Puede un ser humano o institución disponer con cualquier figura legal la venta, licitación o cualquier figura comercial que le permita desprenderse de estas riquezas de acuerdo a demandas del mercado global?
¿La Constitución Política de Chile prohíbe este tipo de comercialización. En especial el Litio como recurso
estratégico, porque está ligado a la energía y la producción de tritio, uno de los componentes de la fusión nuclear, entre otras cosas?
¿Si de prohibirlo expresamente la Constitución, se entendería que, no obstante artilugios como el caso del petróleo e Magallanes, nuestro país podría estar fuera de la Ley?
¿Si así fuere existe la posibilidad de deshacer el entuerto?
Finalmente, “Advertir públicamente y a todos los actores Chileno y Extranjeros, que estas medidas serán revertidas en el futuro gobierno para todos los Chilenos”.
¿Se podría Agregar una pena ejemplarizadora como Alta traición a la patria a todo aquel que se encuentre involucrado en este tipo de soberbia irregularidad??

14 de agosto

El autor parte de una premisa errónea, que por lo demás está ampliamente difundida en Chile: que los Ingenieros Comerciales son Ingenieros. Nada más alejado de la realidad.
Así como tantos otros ingenieros de pacotilla que se producen en este país, los ingenieros comerciales no tienen formación en Ciencias de la Ingeniería, no ocupan el Método Ingenieril ni una serie de otros métodos que forman parte esencial de la disciplina.
Esto lo digo como tema aparte de lo que ya ha sido ampliamente comentado sobre la falta de ética para aplicar los métodos aprendidos.
Mientras el MINEDUC no le hinque el diente a todas las pseudo-ingenierías –que son una estafa para los que las estudian, para sus familias y también para el país, pues parte importante de esos estudios se financian con platas de todos los chilenos– seguirán apareciendo estos casos y habrá tantos otros que no se sabrán, por acción u omisión de los involucrados.
Que yo sepa, el honorable Colegio de Ingenieros no ha hecho planteamientos de esta naturaleza y corríjanme si me equivoco.
Atte

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?