#Chile 2030

El Chile que añoro

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El Chile con el que con sueño, es un país que posee un gobierno democrático y participativo. Es un Estado que respeta a cada una de sus etnias, religiones y géneros. Entre otras palabras, es un país que no discrimina ni margina a su pueblo, sino que integra y une a su gente.


Es cierto, a la gran mayoría de las personas le gustaría tener mayores comodidades y hasta lujos, pero… Si solo sacrificar un poco de todo eso bastara para cambiar la realidad de todo el mundo que les rodea ¿Por qué no hacerlo?

Es un país que posee una constitución de un origen democrático y de una práctica democrática. Es decir, un país donde su pueblo mande y rija sus propias vidas. Una constitución que además protege y ampara a cada uno de sus ciudadanos, sin importar su condición u origen.

Asimismo sueño con un Estado laico y con una educación laica. Es decir, un Estado que no promueva religión alguna y que se mantenga al margen de todo tema espiritual, el cual solo concierne a cada uno de sus ciudadanos. Para eso, se necesitan instituciones públicas plenamente laicas y una educación estatal que no enseñe “religión”, sino que en vez ayude a formar una ciudadanía soberana y participativa.

Para eso último, es necesario un país que fortalezca su propia educación. Que valore a sus profesores, quienes son los encargados de forjar los futuros diamantes de nuestra nación. Una nación con una enseñanza que por sobre todo integre y no discrimine, que sea un derecho y no un servicio del mercado, y que por sobre todo, haga de nuestros niños ciudadanos íntegros y no simples máquinas de trabajo.

También me desvelo día y noche, pensando en la triste realidad que viven gran parte de los niños de nuestro país. Ya que actualmente tenemos un Estado que no solo no ha sido capaz de proteger y cuidar a sus hijos, sino que también en un montón de ocasiones estos hasta han terminado siendo maltratados por quienes deberían defenderlos.

Para eso, también se exige un país donde no exista el miedo de los padres a que sus hijos terminen en la droga y/o en la delincuencia, por lo que se necesita un Estado que garantice los derechos sociales, la igualdad de oportunidades y asimismo también, la tan ansiada igualdad social, que es indispensable para exista una correcta cohesión entre los diferentes sectores de nuestra sociedad. Sin dejar de lado tampoco una política más inteligente frente al narcotráfico, ya que se dio por comprobado que históricamente el prohibicionismo nunca funcionó.

Además se necesita un país que respete a su tierra, flora y fauna. Para qué sirve tanto desarrollo y tanta tecnología, si al final vamos a terminar viviendo en una tierra donde gran parte de su diversidad natural se haya extinta y en la cual sus maravillosos paisajes se hayan perdidos para siempre. Chile necesita ser un país sustentable y que se preocupe de proteger a cada uno de sus seres vivos. No somos los únicos en este planeta y ni siquiera somos lo mejor. La poca presencia de fuentes de energías alternativas y limpias, como también el hecho de que se permitan deportes que atenten contra la integridad de los animales, son muestra de nuestro déficit ecológico.

Tampoco hay que dejar de lado un país donde los sueldos no sean tan exacerbados para algunos, ni tan bajos para otros. Que el trabajo como el esfuerzo de uno, sea siempre bien recompensado. Para eso es necesario un Chile donde el trabajador esté empoderado, sea individualmente como colectivamente, que es la manera en que se puede realizar mayor presión y lograr así negociaciones constructivas. Para eso se deben fortalecer los sindicatos, acabar con los subcontratos (cuna de empleos mediocres) y regular el “sueldo ético” dentro de las empresas.

Por último, sueño con un país solidario, no solo con sus propios ciudadanos (donde el deber del Estado es asegurar el cumplimiento de sus derechos), sino que también con los demás países y en especial, con quienes son sus vecinos. La existencia de rencillas con los países vecinos se entiende, pero para cada pelea se necesitan aunque sea dos combatientes, basta que uno abogue por la paz y la integración, para lograr términos que favorezcan a todos. Chile no solo ganaría una mejor y más tranquila posición geopolítica con esto, sino que también podría reducir su gasto en armas, para invertirlo en la educación y salud de sus propios ciudadanos.

Para eso también es importante cambiar nuestra política de inmigración por una más acorde a los Derechos Humanos, o sea, pasar a tener un modelo de Desarrollo Humano o a lo que también se denomina como “Cultura de Derechos Humanos”, que respete la humanidad de cada extranjero sin importar su nacionalidad.

Aún me cuesta entender la posición individualista de cierta parte de la ciudadanía chilena. Es cierto, a la gran mayoría de las personas le gustaría tener mayores comodidades y hasta lujos, pero… Si solo sacrificar un poco de todo eso bastara para cambiar la realidad de todo el mundo que les rodea ¿Por qué no hacerlo? Es uno quien gana viviendo en un país con un pueblo feliz e íntegro.

TAGS: Especial 2030 Futuro de Chile

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

27 de julio

Sobre el narcotráfico: estoy a favor de la legalización y regulación del consumo de ciertas drogas, pero no de la pasta base por ejemplo. De hecho, una de mis iniciativas sería penalizar gravemente a quienes vendan drogas a los menores de edad. Y de manera más grave aún si esta sustancia es pasta base, u otra droga que esté prohibida.
Como también, tema algo aparte pero en cierto sentido relacionado, además penalizaría más gravemente a los adultos que delincan en compañía de menores de edad.
No soy amante de subir las penas, pero considero que en este caso, estas modificaciones penales ayudarían a combatir causas y factores criminógenos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco