Campaña en Ciencia
590 43
Difunde esta campaña Whatsapp

Firma para oponerte al traslado de Conicyt al Ministerio de Economía

Actualización elquintopoder, 22 de enero de 2013: Hoy se entregó en la carta en el Palacio de la Moneda, dirigida al Presidente de la República y acompañando las más de 5 mil firmas reunidas. La respuesta que se reciba desde el gobierno será compartida acá mismo. Invitamos a revisar la nota en nuestro blog y la galería en nuestro Facebook

Carta abierta: Por una política cultural, científica y tecnológica para chile fundada sobre una discusión democrática

Hace varias semanas la prensa nos ha sorprendido con la noticia de que, por encargo del Presidente de la República, el Ministro Longueira estaría preparando un proyecto de ley dirigido a desvincular la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología (Conicyt) de su actual dependencia en el Ministerio de Educación para trasladar su administración al Ministerio de Economía. Anunciada en el Diario Financiero, refrendada el mismo día en Radio Cooperativa y reiterada algunos días después en una entrevista concedida al diario El Mercurio, la iniciativa fue defendida por el actual Ministro de Economía como una manera de fomentar una relación más estrecha entre el “mundo” de la academia y aquel de la empresa privada con vistas a que “toda la inversión pública que hacemos en I+D en Chile y en ciencia y tecnología tenga un vínculo mayor con el aparato productivo”, de suerte que “todos los recursos que se destinan para la investigación en Chile tengan una planificación estatal mucho más vinculante al valor agregado que queremos incorporar a los sectores productivos”.

Las palabras del Ministro no pueden sino despertar la más aguda inquietud entre aquellos(as) que trabajamos en el seno de la academia y comprometemos nuestros esfuerzos en el desarrollo de la investigación en Chile. De hecho, la preocupación es incluso más punzante para las y los académicos y profesionales que dedicamos nuestras labores, a la ya fuertemente pauperizada investigación en Ciencias Sociales, Humanidades y Artes.

Es que, como ya ha sido señalado por otros colegas, no toda la investigación puede ser traducida, ni en lo inmediato ni en lo mediato, a productos transables en el mercado, menos aún reducida al valor agregado de algún bien de consumo. De hecho, existe un vasto territorio de la investigación mal llamada pura que difícilmente podría ser transformada en los acariciados primores que cautivan las apetencias del denominado sector productivo. Además, tanto Conicyt como Corfo (es decir, el mismo Ministerio de Economía), ya cuentan con programas específicamente orientados al fomento y desarrollo de I+D, a lo cual se suman exenciones tributarias millonarias a las empresas por inversiones en esta área.

Sabemos que el valor del saber nacido de la investigación en Ciencias Sociales, Artes y Humanidades posee una particularidad que lo hace aún más sensible a la reducción utilitarista. Convocado a dar cuenta de los asuntos que conciernen a hombres y mujeres en un tiempo y espacio determinado, las Artes, las Humanidades y las Ciencias Sociales representan la forma en que una sociedad intenta comprenderse en su pasado, su presente y su devenir. Sin esta investigación, la sociedad se vería condenada al automatismo irreflexivo, a la repetición incesante de su propia barbarie, privada de la posibilidad de mirarse, de escucharse, de sentirse, de retratarse, de reconocerse, de estimarse, de criticarse, de proyectarse… En consecuencia, no parece exagerado decir que se trata de saberes sobre los que se funda el alma misma de una cultura: cercenarlos mediante exigencias utilitaristas y objetivos mercantiles sería exponernos a transformar nuestra sociedad en una maquinaria productiva altamente rentable pero desalmada.

Sin duda, los fondos que nuestro país destina al conjunto de la investigación son notablemente exiguos. De hecho, la inversión que nuestro país destina a Ciencia y Tecnología sólo llega al 0,4% del PIB, allí donde el promedio de los países de la OCDE alcanza el 2,3%, ubicando en el penúltimo lugar del ranking. Pero esta pobre realidad llega a la más resuelta indigencia cuando se trata de los presupuestos para investigación en Ciencias Sociales, Humanidades y Artes. ¿Qué podríamos esperar de estos anuncios para esas disciplinas? Como es evidente nada auspicioso. Una verdadera “innovación” que demostraría una preocupación real por el desarrollo científico y tecnológico sería la de crear un Ministerio de la Cultura, las Ciencias y las Tecnologías colocando en el centro del crecimiento y progreso del país a la cultura y sus manifestaciones creadoras en el más amplio sentido. La producción científica, entendida como producción cultural, debe gozar de libertad de pensamiento y por lo tanto no debe estar condicionada solo a la generación de mercancías transables en el mercado, tampoco debe estar presionado por las demandas de las empresas privadas ni de los gobiernos de turno. Una real política estatal debiera ocuparse de propiciar espacios para que el libre desarrollo de las ciencias pueda expandirse en consonancia con los múltiples desafíos que la sociedad globalizada impone como futuro. Los abajo firmantes demandamos que la democracia en Chile no sea solo formal, sino que considere efectivamente la participación, opinión y propuestas de los diversos actores , en este caso las y los científicos, intelectuales e investigadores(as) que construyen día a día el conocimiento. Rechazamos las políticas producidas entre cuatro paredes ideologizadas y sesgadas, más aún si se trata de reeditar una institucionalidad propia de los tiempos oscuros de la dictadura (cuando Conicyt efectivamente pertenecía al Ministerio de Economía). Es preciso comprender que los cambios no pueden imponerse por decreto, sobre todo cuando estos tocan el corazón mismo de la cultura, es decir de las ciencias como lenguaje y acción del pensamiento humano.

En este sentido, y en respuesta a una demanda arraigada de la comunidad intelectual y científica chilena, lo propicio es generar una instancia gubernamental que acoja la más extensa y diversa participación de esa misma comunidad, para discutir los lineamientos de una política cultural, científica y tecnológica para el país y alcanzar sobre esa base los consensos necesarios que permitan una proyección de largo plazo de las capacidades creativas de la nación, sin las cuales ningún desarrollo es posible.

Si deseas adherir a esta carta, haz clic en el botón Firma y Participa. (Las primeras 606 firmas se encuentran en este PDF)

Campaña en las redes Conicyt

Comentarios

Ordenar comentarios por:
Katherine

15 de octubre

Katherine Carvajal Valderrama RUT 15.920.325-5, Antropologa-Universidad Católica de Temuco.

Pamela Saavedra Varas

15 de octubre

Pamela Saavedra Varas, Rut 12628548-5, Médico PUCatólica, cirujano infantil UChile, docente adjunto UCatólica del Norte

Rodrigo Pulgar Castro

15 de octubre

Rodrigo Pulgar, Dr. en Filosofía, U. de Concepción

15 de octubre

Podrían darle un poco de formato al texto?
Esta todo en un solo párrafo!!

15 de octubre

Hola Rodolfo, ya nos habíamos comunicamos con la persona que subió la carta, para pedirle nos mande el texto vía correo para darle formato a la carta. Apenas lo recibamos, haremos el cambio. Gracias por la sugerencia.

15 de octubre

A quienes han dejado sus datos como comentario, les recomendamos firmar la carta haciendo clic en el botón Firma y Participa. De esa manera, sus nombres quedarán adecuadamente registrados como adherentes a esta carta.

15 de octubre

Fernando Purcell, Instituto de Historia UC

Marcelo Mardones Peñaloza

15 de octubre

Marcelo Mardones Peñaloza, estudiante Doctorado en Arquitectura y Estudios Urbanos PUC, rut 9.122.839-4

Sebastian Tapia R.

15 de octubre

Sebastián Tapia R. 14.114.527 – 4, Licenciatura en Física.

María Rebeca Sánchez Castro

15 de octubre

María Rebeca Sánchez Castro, Rut.16092672-9. Licenciada en Literatura de la Universidad de Chile, estudiante de Master en Estética e Historia el Arte, Université Paris 8.

Hector Hito Sepulveda

15 de octubre

Hector Hito Sepulveda
RUT 12232350-1
Profesor Asistente
Universidad de Concepcion

Fernanda Álvarez Hernández

15 de octubre

Fernanda Álvarez Hernández.
Magister (c) en Historia.
Universidad de Chile.

ivan pinto veas

15 de octubre

Ivan Pinto Veas
10.142.783-8
Docente, investigador de cine

15 de octubre

Ivan, firma también

15 de octubre

Soy Ambientadora del hogar (duena de casa), desde el celular como se firma??

Jorge Pavez

15 de octubre

La semana pasada varios colegas de la UCN firmamos la carta, pero no aparecemos en la lista… ¿a que se debe eso?

15 de octubre

Las firmas fueron recolectadas en el mail hasta el jueves 11 de octubre. Por ello, se continua la recolección de firmas por este medio. Quizás por eso no aparecen en el listado. Les solicito que ingresen sus firmas aquí. Es posible agragar oficio, filiación y rut en el nombre al firmar

Jorge Pavez

15 de octubre

El sistema para firmar no pide ni RUT ni institución…

Hector Gómez

15 de octubre

me sumo

Felipe Larrea Melgarejo

15 de octubre

Profesor de Filosofía por la UMCE

Cristian Undurraga

16 de octubre

Hola, esta re buena la carta!, pero me gustaría saber que se hará con ella, si es que hay alguna institución detrás apoyandola, o será una carta más que se firma. No es ser mala onda, pero me gustaría conocer el contexto de la misiva, sus objetivos etc., nada del otro mundo, pero algo para saber que se hará con ella y las firmas de las personas que la apoyamos.
Saludos y felicitaciones por la iniciativa !

fran gaete

16 de octubre

FIRMO.

Laura Francisca Jordan Gonzalez

16 de octubre

RUT 16.017.947-3
Musicóloga, doctorando Université Laval (Quebec-Canadá)

Claudio Barrientos Piñeiro, Doctorando en Educación y Sociedad, Universidad de Barcelona. RUT: 12.002.813-8

16 de octubre

Deja tu comentario aqui…

Cristobal Bonelli Iglesias

16 de octubre

Cristobal Bonelli Iglesias, Psicologo, Antropologo, Universidad de Edimburgo, 9.976.422-8

Claudia Verónica Maldonado Graus

16 de octubre

Claudia Maldonado Graus, rut: 13.591.336-7; estudiante de doctorado en sociología en la Freie Universität zu Berlin.

Claudia Verónica Maldonado Graus

16 de octubre

Ya firmé, Claudia Maldonado Graus, rut: 13.591.336-7
Estudiando de doctorado de la Freie Universität de Berlín.

16 de octubre

Marcelo González Gálvez, Antropólogo Social, becario postdoctoral Fondecyt, Universidad de Chile, 15.380.621-7

Alejandro Fielbaum

16 de octubre

El epígrafe que falta a la carta:

“Pero la riqueza, señores, nos dará poder y fuerza, mas no libertad individual; hará respetable a Chile y llevará su nombre al orbe entero, pero su gobierno estará bamboleándose, y se verá reducido a apoyarse por un lado en bayonetas, por el otro en montones de oro; y no será el padre de la gran familia social, sino su señor; sus siervos esperarán sólo una ocasión para sacudir la servidumbre, cuando si fueran sus hijos las buscarían para amparar a su padre. Otro apoyo más quiere la democracia, el de la ilustración”

(J. V. Lastarria)

Marco Chávez

16 de octubre

Marco Chávez, Licenciado en Filosofía. Universidad de Chile.

Nicolás Acuña Sáez

16 de octubre

Nicolás Acuña Sáez , 18275108-1, Biologia Puc

Julián Moraga Riquelme

16 de octubre

Julián Antonio Moraga Riquelme
Sociólogo, Pontificia Universidad Católica de Chile

Constanza Baasch

16 de octubre

Constanza Baasch
Socióloga, Pontificia Universidad Católica de Chile

Javiera Ruiz Valdés

16 de octubre

Javiera Ruiz Valdés. 13.941.452-7. Historiadora, Universidad de Chile.

EDITH GOMEZ

16 de octubre

Viniendo del Sr Longueira, que pertence al partido de una derecha dura, no me extraña, ya que para todo ese sector LA EDUCACIÓN ES UN BIEN DE CONSUMO, por lo tanto trasladando la CIENCIA, O EL CONICYT al interés y designio de gente que no tiene la menor idea de CIENCIAS naturales o físicas, llamese MINISTERIO DE ECONOMIA, o de DEFENSA o de cualquier otro Ministerio que no sea el de EDUCACION, es por lo menos una insensatez de la dimención del Globo Terrestre. No quiero ni pensar en que oscuros planes podrían ejecutarse desde allí.???

Caleb Gutièrrez Rodríguez

16 de octubre

POR FAVOR, SRS GOBIERNO!! FOCUS FOCUS FOCUS ESTAN HACIENDO CUALQUIER COSA!!! ESTAN PRIORIZANDO TODO AL REVÉS!!

Laura Rueda Castro

16 de octubre

Deja tu comentario aqui…

Isabel Ramos Moore

16 de octubre

Isabel Ramos Moore

16 de octubre

Roberto Elías Navarro Maldonado, RUT 15.284.260-0, Doctorando en Ciencias c/m Física, Universidad de Chile.

María Cristina Alvarez Martín

16 de octubre

María Cristina Alvarez Martín; Rut: 5.810287-3. Profesora

José Ignacio Alarcón Molina

16 de octubre

José Ignacio Alarcón Molina
Rut: 17.566.140-9
Estudiante Sociología Universidad Católica Silva Henríquez

16 de octubre

A quienes dejaron sus datos como comentario, les recomendamos firmar la carta haciendo clic en el botón Firma y Participa. De esa manera, sus nombres quedarán adecuadamente registrados como adherentes a esta carta.