Campaña en Política
55 7
Difunde esta campaña Whatsapp

Expulsion del embajador ruso y toda su comitiva de Chile

A raíz de los sucesos acontecidos en Rusia, de represión y discriminación frente a activistas en pro de los derechos humanos de la población LGTBI, el movimiento por la diversidad sexual, MUMS, y en específico el área de psicología, declara estar en desacuerdo con los atropellos cometidos, teniendo en cuenta la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que indica en sus artículos 7,19 y 20, que todos los seres humanos tienen derecho a la libre expresión de su pensamiento u opinión en espacios privados o públicos y que se puede manifestar de forma pacífica, además de no poder discriminar a ningún individuo bajo ninguna circunstancia.

Los espacios públicos de manifestación pacífica son necesarios en una sociedad, pues en aquellas acciones se descarga el descontento frente a la injustica, o también se visibiliza la indiferencia de aquellas y aquellos que no enfrentan ciertas situaciones puntuales de abuso.

Por lo tanto, apoyamos a toda la población LGTBI y sus activistas, ya que siempre se necesita abrir el tema para la aceptación oportuna y fundamental de aquellos grupos a los cuales se han considerado una minoría dentro del espectro heteronormativizado, actualmente no es aceptable que países autodenominados “democráticos” cometan, amparados bajo las leyes del congreso, estas discriminaciones evidentes y directas contra esta población u otra amparadas creencias o construcciones ideológicas culturales, puesto que las ideas sobre las que se funda la discriminación incitan a la violencia física y tienen como efecto así mismo, torturas de toda índole, hasta asesinatos de personas solo por tener una orientación sexual distinta a los que se consideran mayoría.

Lo anterior refleja claramente un mecanismo que refuerza la discriminación contra lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, al igual que hacia quienes los apoyan, puesto que limitan la libertad de expresión y la libertad de asociación y reunión. A su vez, hacemos un llamado a todas las organizaciones que trabajan para y por lo derechos humanos, que acallen su silencio y emerja la voz de rechazo necesaria para unir fuerzas contra estos crímenes cometidos e impunes ante el Estado ruso, su congreso y sus leyes.

Por ello, solicitamos la expulsión del embajador ruso en Chile y todo el personal diplomático bajo sus órdenes. Si estás de acuerdo, te invitamos a firmar y difundir esta acción.

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
roy carey

14 de agosto

no tiene nada que ver algo que paso en rusia, con el embajador ruso en chile!

Deborah Pizarro

15 de agosto

Nazis go home

Franco

16 de agosto

No es ‘algo que pasó en Rusia’, sino ‘algo que pasa en Rusia’. Ojo con el detalle.

La expulsión el embajador Ruso (Y el consecuente regreso del embajador Chileno) significa el corte de las relaciones diplomáticas con el país, debido a que se le considera una nación peligrosa capaz de avalar crímenes de lesa humanidad contra sus propios ciudadanos. Es el equivalente a hacerle el vacío al abusador de la clase o algo así.

Les recuerdo que Rusia mismo está tomando medidas políticas contra países que apoyan activamente a la población LGBTI (Prohibir adopciones, por ejemplo). Ojalá muchos países corten sus relaciones diplomáticas con ellos y presten ayuda internacional a las víctimas.

tomás pablo subiabre johnson

17 de agosto

Conciente a la represión y violación de Derecho Humanos que se sufre en Rusia apoyo la expulsión del embajador ruso en Chile, porque desde la solidaridad debemos luchar para que en Rusia no ocurra lo que está sucediendo con la comunidad Lgbt.

Ricarda

20 de agosto

Que movilización sin sentido y wevona.
Gente culia estúpida e ignorante.
Hay causas en Chile que vale la pena por la cual movilizarse pero esta es una estupidez que no genera impacto.

Ana

21 de agosto

Si Chile expulsara a un cargo ruso, no solo se romperían las relaciones con Rusia sino que además se crearía una tensión real que como siempre, acabaría afectando más a la población (ciudadanos rusos en Chile, por ejemplo) que a los propios poderes que crean esas leyes pro-discriminación. Además Chile sería visto también como un gran aliado de Estados Unidos, que lo es, pero aunque este no sea el objetivo, en mi opinión, esta medida ayudaría más a reforzar relaciones con este, que a envíar una misiva en contra de lo que sucede en Rusia.
A esto se suma que Chile no tiene autoridad moral para emitir juicio, si cada semana un homosexual es agredido, sale en las noticias y el gobierno poco hace, salvo emitir una ley mediocre que usa el castigo de siempre, que en nada intimida a un agresor, en vez de educar, crear consciencia y apoyar al total de la población sea cual sea su orientación sexual.
De ser útil una medida así, habría que pedir también la expulsión de cada agresor homofóbico, de cada familia que se desvincula de algún miembro por ser este “distinto”, de cada medio de comunicn que hace burla de los “raritos”, de cada religioso que intenta sanar a estos “enfermos”, de cada ciudadano que siente rechazo por los “desviados”, de cada color politico que no apoya los derechos del total de la ciudadanía, también el gobierno, que no solo utiliza el tema para su campaña política, sino que además crea “acuerdos” para acallar voces y seguir manteniendo el tema de la homosexualidad en un bajo perfil muy conveniente para el patriarcado heterosexual.
Es mi humilde opinión.

Ignacio Arenas

21 de agosto

No estoy de acuerdo. Soy gay y considero graves las violaciones a los DDHH en Rusia pero romper relaciones solo se ocupa en casos extremos. Llamar al embajador a informar más una nota diplomática de protesta me parecería más adecuado.